Matanza sin fin en Colombia | Ya van ocho masacres y 17 líderes sociales asesinados en el primer mes del año

1.876

Denuncian masacre de tres personas y desplazamiento de otras 400 tras incursión paramilitar en Tibú, Norte de Santander

Este viernes 29 de enero, en la vereda Totumito-Carboneras, hombres armados que se identificaron como integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) ingresaron a una finca en el sector de Las Tranquilas y asesinaron a tres campesinos. Siete personas que se encontraban en el lugar lograron escapar. Carlos Camargo Assis, defensor del Pueblo, ordenó a la sección regional de la institución a activar la ruta de protección de derechos de las personas afectadas.

La incursión de las AGC siguió su curso en las veredas El Socorro y El Seis, donde se generó un desplazamiento masivo hacia Tibú, la cabecera municipal, por la presencia de las estructuras armadas. Son cerca de 400 personas de 80 familias, según informó la Defensoría del Pueblo, las que buscan salir de las veredas. La Defensoría indicó que estas personas no tienen garantías para un retorno en condiciones seguras.

“Estos gravísimos hechos ocurren en un contexto de incursión paramilitar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, ocurrida en el área rural de Cúcuta el pasado 14 de diciembre, sin que haya una respuesta oportuna y adecuada por parte de las autoridades civiles, policiales y militares”, señaló la organización de derechos humanos Progresar.

La Defensoría había alertado en marzo, agosto y noviembre de ese mismo año sobre la presencia de distintas organizaciones armadas ilegales en Cúcuta y en municipios como Tibú, Puerto Santander, Villas del Rosario.

Desde el 10 de enero de 2021 hasta la fecha, se han presentado ocho masacres en las que 28 personas han perdido la vida, según cifras de Indepaz. Durante enero del año anterior se registraron cinco, en las que fueron asesinadas 19 personas.

El Espectador


Asesinan a líder social en Yarumal, Antioquia

Miguel Uribe, de 39 años, era miembro de la junta de acción comunal del corregimiento Ochalí, de Yarumal (Antioquia). Según la información preliminar, Miguel recibió disparos en el abdomen y fue decapitado. Se desconocen los responsables del asesinato.

“El cuerpo presentó heridas con arma de fuego que inicialmente le causaron la pérdida de su vida. Posteriormente los criminales lo decapitaron. Arrojaron su cabeza en el centro poblado de Ochalí”, aseguró Jorge Cabra, comandante de la Policía de Antioquia.

Miguel habría salido este viernes en la mañana de su casa hacía una finca en la que trabajaba. Con este nuevo hecho violento, son 17 líderes sociales asesinados en lo que va del 2021, según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

El Espectador


VOLVER

Más notas sobre el tema