ONU reporta 248 excombatientes asesinados desde la firma de la paz y pide mayor seguridad

604

La ONU pide mayor seguridad para los excombatientes de las Farc

Durante la presentación del informe trimestral de la Misión de Verificación ante la ONU, la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, aseguró que durante 2020 se redujo el número de homicidios contra excombatientes de la antigua guerrilla de las Farc. También puede leer: Corte Suprema de Justicia tiene nuevo presidente y vicepresidente

Según las cifras de Blum ante la ONU, dicha reducción en los homicidios fue del 12% en comparación con la cantidad de asesinatos registrados contra esta población durante 2019. Dijo que el Gobierno seguirá trabajando con decisión para prevenir y combatir estos crímenes y las amenazas contra las comunidades vulnerables.

“Nuestro mayor reto sigue siendo la seguridad de las comunidades, los líderes sociales, derechos humanos y los excombatientes. Grupos armados ilegales que persisten en el territorio y otros que han surgido exacerbados por el narcotráfico, así como economías ilegales son una amenaza para la seguridad de los colombianos”, agregó Blum.

De igual forma, la canciller destacó que los hallazgos de la Fiscalía evidencian que esos grupos armados organizados, en especial, las disidencias, son los principales victimarios en los ataques a excombatientes de las antiguas Farc EP. Su responsabilidad es cerca del 77%, según la titular de la cartera.

Blum señaló que hasta el momento se han implementado 272 esquemas de seguridad de manera individual y colectiva y la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía avanza en los casos de ataques contra excombatientes.

“De los 291 procesos de su competencia, se han ejecutado 34 condenas, 21 están en etapa de juicio, 40 en investigación y 48 tienen órdenes de captura. Esto representa progresos en más del 50% de los casos”, añadió.

La Misión de Verificación de la ONU reportó que desde la firma del acuerdo de paz con las Farc se han cometido 248 asesinatos de excombatientes de las FARC.

La ONU reclama a Colombia más seguridad para excombatientes de las FARC

La ONU reclamó este jueves a Colombia más avances en la seguridad de los exmiembros de las FARC desmovilizados en el marco del acuerdo de paz, después de que 2020 se cerrase con el asesinato de al menos 73 antiguos combatientes.

La organización, a través de su enviado para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, volvió a subrayar su preocupación por estos niveles de violencia durante una reunión del Consejo de Seguridad.

Esas mejoras en seguridad figuran en lo más alto de la lista de prioridades de cara a 2021 detallada por Ruiz Massieu en su comparecencia ante las potencias del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas.

Según el diplomático, la violencia contra los excombatientes y líderes sociales y comunitarios es ahora mismo “la mayor amenaza a la construcción de la paz”, por lo que deben lograrse “mejoras efectivas”.

Así, Ruiz Massieu consideró que se debe desarrollar una estrategia focalizada de seguridad en nuevas áreas de reincorporación y en las comunidades próximas y que se lleve a la Justicia a los responsables de los asesinatos.

En este ámbito, la canciller de Colombia, Claudia Blum, coincidió en que “el mayor reto” sigue siendo el de la seguridad de comunidades, líderes sociales, defensores de los derechos humanos y excombatientes.

Al mismo tiempo, Blum destacó que se han logrado algunos progresos, con una disminución de los homicidios con respecto al año anterior y avances en la investigación y enjuiciamiento de los crímenes.

También destacó las acciones de la fuerza pública contra las estructuras criminales, con los operativos contra el Clan del Golfo como ejemplo.

Al margen de la seguridad, la ONU destacó también otras prioridades para 2021 como avanzar en la sostenibilidad del proceso de integración, dando oportunidades a los desmovilizados, y en la consolidación de la presencia del Estado en las zonas afectadas por el conflicto.

Ruiz Massieu también destacó la importancia de lograr progresos en el diálogo entre todas las partes sobre la implementación de todos los aspectos del acuerdo de paz y en el proceso de reconciliación.

Durante el debate varios países miembros del Consejo de Seguridad dieron la bienvenida a la reciente solicitud cursada por el presidente colombiano, Iván Duque, para que la misión de verificación de la paz de la ONU se ocupe también de seguir la aplicación de sanciones por parte de la justicia transicional.

Los miembros del Consejo tenían previsto discutir la petición durante una reunión posterior a puerta cerrada.

En su intervención, Blum señaló que la solicitud tiene como objetivo “asegurar el efecto reparador, de verdad y justicia que deben cumplir los sancionados que han cometido crímenes”.

“Es necesario que el pueblo colombiano pueda confiar en el sistema de justicia para avanzar en la reparación a las víctimas y la convivencia nacional”, recalcó la canciller.

El Universal


Descargar (PDF, 1.43MB)


Exnegociadores de paz piden a Joe Biden fortalecer apoyo al acuerdo con Farc

Por Daniel Jerez

La llegada de Joe Biden a la Presidencia de los Estados Unidos, puede ser una oportunidad para que ese país afiance su respaldo al acuerdo de paz logrado en Colombia con la guerrilla de las Farc.

Así lo consideran los integrantes del movimiento Defendamos la Paz, quienes le enviaron una carta a Biden y a su vicepresidenta Kamala Harris, solicitando a la nueva administración fortalecer el apoyo a la implementación del acuerdo suscrito con ese grupo, hoy convertido en partido político.

En el documento que fue firmado por exnegociadores de paz del Gobierno Santos y de la exguerrilla, así como también por los negociadores de los fallidos diálogos con el ELN, consideran que las políticas de los presidentes Iván Duque y Donald Trump, no han permitido una correcta aplicación de lo acordado en La Habana.

“Al asumir ustedes el Gobierno de Estados Unidos, queremos manifestarles nuestra esperanza de que esta nueva administración fortalecerá el apoyo a la implementación integral del acuerdo de paz, a la protección de la vida de los excombatientes y de quienes defienden los Derechos Humanos y trabajan por la paz especialmente en la Colombia rural, al respecto de las instituciones que velan por los derechos de las víctimas del conflicto armado y de los pueblos étnicos, a un cambio en la política de drogas acorde a las obligaciones que genera el punto cuarto del acuerdo”, indicaron.

En la misiva, los firmantes recuerdan que el Gobierno de Barack Obama, del cual hizo parte Biden como vicepresidente, contribuyó al éxito del proceso de paz cuyo acuerdo se firmó en el año 2016.

“Lamentablemente, el proceso de paz y la ejecución del acuerdo han encontrado numerosos obstáculos en los tiempos de las administraciones del presidente Iván Duque en Colombia y del expresidente Donald Trump en Estados Unidos. Gran parte de lo pactado no se ha implementado, mientras que la puesta en obra de otros aspectos se está llevando a cabo con lentitud, pocos recursos, o incluso en medio de objeciones presidenciales, como es el caso del sistema para garantizar los derechos de las víctimas y la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP”, manifestaron.

El movimiento Defendamos la Paz también se mostró dispuesto a sostener una buena relación con el nuevo gobierno de los Estados Unidos, orientada no solo al desarrollo del proceso de paz, sino también de la democracia y los Derechos Humanos.

RCN


VOLVER

  

Más notas sobre el tema