Policía de Guatemala reprime caravana migrante y el gobierno de Honduras pide investigar

700

Policía de Guatemala hace retroceder a caravana migrante con gas lacrimógeno

Miles de migrantes que ingresaron a pie al este de Guatemala, en su viaje desde Honduras hacia Estados Unidos, fueron frenados este domingo por la Policía, que les lanzó gas lacrimógeno, y por militares que aporrearon a quienes insistían en avanzar por la fuerza.

Las fuerzas de seguridad cercaron a los migrantes en una carretera del poblado de Vado Hondo, en el departamento de Chiquimula, frontera con Honduras. Según cifras de la Policía, hasta este lugar han llegado al menos 6,000 de las 9,000 personas que se estima que ingresaron a Guatemala.

Las detonaciones ensordecedoras de los disparos de gas y el humo hicieron que miles retrocedieran en la carretera, mientras otros buscaban refugio en unas montañas. En su huida algunos dejaron caer sus pertenencias, en tanto, quienes insistieron en quebrar el cerco fueron aporreados.

Una funcionaria de Salud de la región, que no se identificó, detalló que hay varios lesionados por los golpes recibidos. A diferencia del viernes, cuando la Policía iba desarmada y no contuvo el ingreso de la caravana por el paso fronterizo de El Florido, en esta ocasión un grupo portaba armas de fuego.

No van a pasar

“Aquí está el grueso de la caravana” y “no los dejaremos pasar”, dijo a la AFP un oficial de la Policía.

Desde la noche del sábado los migrantes están varados en este punto estratégico pues es difícil continuar el rumbo por otro lado, debido a la accidentada geografía del lugar. Los hondureños aseguran que buscan escapar de la pobreza, la violencia, el desempleo, falta de educación y salud, lo que se agravó con la pandemia del covid-19 y el azote de dos huracanes en noviembre.

La caravana también está alentada por la esperanza de una posible flexibilización de las políticas migratorias en Estados Unidos, cuando el presidente electo, Joe Biden, asuma el próximo 20 de enero.

Pero Washington ya descartó la posibilidad. “No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud. Es un viaje mortal”, precisó el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark A. Morgan.

El propio Trump extendió el viernes la “emergencia nacional” en la frontera con México, impuesta por primera vez en febrero de 2019 para desbloquear fondos y construir su tan anunciado muro.

“No tienen corazón”

Dixón Vázquez, de 29 años, hondureño originario de Lima, Cortez, suplicó a las autoridades guatemaltecas que los dejaran seguir en la ruta.

“No tienen corazón, estamos arriesgando la vida, no hay trabajo en Honduras, sobre todo después de los dos ciclones y la pandemia”, comenta.

“Vamos a aguantar hasta que nos dejen continuar, solo que nos den paso porque no nos vamos a quedar en Guatemala, nuestra meta es llegar a Estados Unidos”, afirma Vázquez, que dice que dejó a su esposa en Honduras.

El joven se va de Honduras pero aún la lleva puesta en la piel. Viste la camiseta del Olimpia, un popular equipo de su país, cuenta que el agro se quedó sin trabajo porque los campos de banano se perdieron con los huracanes.

En tanto, los jóvenes esposos Víctor Clemente, de 19 años, y Gisela Orellana, de 16, dicen a la AFP que decidieron dejar San Pedro Sula, en el norte de Honduras, porque la mitad de esa región económica quedó afectada por las tormentas y la pandemia.

Tras apenas seis meses de casados, Víctor dicen que quieren llegar “al norte” (Estados Unidos), porque “no tienen nada qué hacer” en su tierra natal.

Algunos regresan

“No van a poder pasar”, advirtió el sábado el director general de Migración guatemalteca, Guillermo Díaz, que lamentó que se expongan a niños y ancianos en la marcha y exhortó a los migrantes al retorno voluntario.

Según el último reporte de Migración, cerca de un millar de personas ya habían sido devueltas a la frontera, entre ellas 163 niños.

El gobierno de Guatemala recriminó a Honduras la “transgresión” de su soberanía nacional, y le pidió “contener la salida masiva de sus habitantes”.

En octubre, Guatemala devolvió una caravana con 4,000 personas bajo el argumento del riesgo de contagios de covid-19 y recordando que el país promueve una migración legal.

En esta ocasión, la mayoría partió la madrugada del viernes desde la estación de buses de San Pedro Sula, habitual lugar de salida de las caravanas de migrantes. Casi todos van a pie y algunos piden un “aventón”.

Si logra recorrer 450 km por Guatemala, el grueso de la caravana intentará luego entrar por el paso fronterizo de Tecún Umán (suroeste) a México, que ya blindó su frontera.

Más de una docena de caravanas, algunas con miles de migrantes, han salido de Honduras desde octubre de 2018 rumbo a Estados Unidos, pero la mayoría ha fracasado

La Prensa


Honduras exhorta a Guatemala a investigar y esclarecer acciones contra migrantes

Luego de que varios compatriotas que iban en la caravana migrante fueron agredidos por la Policía de Guatemala, el gobierno de Honduras pidió al país hermano investigar estos casos de abuso.

“El Estado de Honduras exhorta al Estado de Guatemala a investigar y esclarecer las acciones realizadas por los cuerpos de seguridad guatemaltecos”, solicitó la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de un comunicado.

Al mismo tiempo, reiteró que “solo unidos como región se deben continuar los trabajos para frenar la migración irregular, propiciada por las condiciones sociales que atraviesan nuestros países”.

De igual manera, reiteró el llamado a los hondureños a no exponerse a los peligros que implica la ruta migratoria hacia Estados Unidos.

Actos de violencia en la frontera

La Policía de Guatemala lanzó este domingo gas lacrimógeno sobre una caravana de miles de migrantes que va rumbo a Estados Unidos, con el fin de que desistan de su propósito, constataron reporteros de la AFP.

Contingentes policiales y militares cercaron a los migrantes en una carretera del poblado de Vado Hondo, en el departamento de Chiquimula, en la frontera con Honduras. Después de que la caravana, que tiene unos 6,000 miembros según la policía, insistiera en avanzar, los agentes usaron el gas lacrimógeno, haciéndola retroceder unos 200 metros.

El Heraldo


Guatemala ha devuelto a casi 1,000 hondureños de la caravana

Las autoridades migratorias de Guatemala informaron que 992 hondureños han sido devueltos a su país en los últimos tres días tras ingresar ilegalmente a su territorio con la intención de llegar hasta Estados Unidos.

El Instituto Guatemalteco de Migración dijo a periodistas que entre las 992 personas retornadas a Honduras hay 163 menores de edad, y que los migrantes fueron devueltos por miembros de su personal, en algunos casos, y por las fuerzas de seguridad en otros.

Los hondureños deportados forman parte de una caravana migrante conformada por más de 9.000 de sus compatriotas, según cálculos oficiales. La caravana salió de San Pedro Sula, ciiudad del norte de Honduras, en distintas fases entre los pasados miércoles, jueves y viernes.

El retorno obligatorio de los 992 hondureños se llevó a cabo por parte de las autoridades entre el jueves y este sábado, precisó el Instituto Guatemalteco de Migración.

La caravana, dividida en tres grupos de aproximadamente 3.000 personas cada uno, se coló ilegalmente entre la noche del viernes y el sábado por el puesto fronterizo El Florido, en el departamento de Chiquimula, a 200 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Los hondureños buscan llegar a Estados Unidos para tener mejores condiciones de vida, alejados de la pobreza y la violencia que azotan el istmo centroamericano, especialmente después de la pandemia y los huracanes Eta y Iota, que tocaron tierra en noviembre pasado.

Tras sobrepasar la frontera, la caravana avanza actualmente sobre por diversos sectores de Chiquimula en ruta hacia México, en primer lugar, y posteriormente hacia Estados Unidos.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad guatemaltecas continúan con sus intentos de detener a la multitud.

“No pueden pasar y no van a pasar”, le aseguró el director del Instituto Guatemalteco de Migración, Guillermo Díaz, a una parte de la caravana en el mismo departamento de Chiquimula.

Las palabras del funcionario se registraron específicamente en una carretera a la altura del municipio de Quetzaltepeque, cercano a la frontera con Honduras, donde las fuerzas de seguridad mantienen una barrera para intentar impedir el avance de los migrantes.

De acuerdo al director del Instituto Guatemalteco de Migración, se han colocado más de 20 puestos de control policiales en la carretera que conduciría a los migrantes desde su actual posición en el oeste de Guatemala hasta la frontera con México, en el este del país.

“Es imposible que puedan continuar su ruta. Ya pudieron probar y no fue posible pasar. Las personas que ya pasaron ya fueron detenidas. Los invitamos a que regresen a su lugar de origen”, añadió Díaz.

La secretaria de comunicación social de la presidencia de Guatemala, Patricia Letona, indicó a periodistas que las autoridades “no dejamos entrar” a los hondureños, pero los migrantes “violentaron las fronteras y disposiciones legales vigentes”.

La Prensa


México | SRE exhorta a Honduras a contener las caravanas migrantes

México hizo un “exhorto respetuoso” a las autoridades de Honduras para que atiendan “oportunamente” el flujo irregular de personas migrantes “de tal manera que prevengan nuevos desplazamientos”.

“(El gobierno de México) hace un exhorto respetuoso a las autoridades de Honduras para que atiendan, oportunamente, este flujo irregular de personas migrantes, de tal manera de que prevengan nuevos desplazamientos”, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana en un comunicado.

El pasado 15 de enero una caravana de migrantes procedentes de Honduras inició su desplazamiento hacia México, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

La caravana, compuesta por más de 9.000 hondureños, cruzó este sábado el oeste de Guatemala tras superar varios dispositivos policiales que pretendían impedir su paso.

La SRE hizo también un llamamiento a los países de la región con el fin de que apliquen con responsabilidad los protocolos migratorios y sanitarios para evitar riesgos derivados de la pandemia por covid-19 a las personas que integran la avanzada.

Del mismo modo, la cancillería mexicana reconoció la “destacada” labor del gobierno de Guatemala, del cual dijo que “ha actuado de manera firme y responsable en la atención integral de los contingentes migrantes que vulneraron su soberanía”.

Destacó que las autoridades guatemaltecas han hecho valer el cumplimiento de la ley migratoria y sus protocolos sanitarios para garantizar ingresos ordenados y regulares, salvaguardando la integridad y la vida de las personas migrantes y de su población.

Afirmó que el Estado mexicano “no es indiferente” a las causas estructurales que provocan estos movimientos masivos y reconoce las necesidades legítimas de las diversas poblaciones que integran los flujos migratorios.

“Sin embargo -matizó-, está convencido que solo a través de esquemas migratorios seguros, ordenados y regulares se podrá garantizar la atención efectiva y transversal de estas poblaciones, que se enfrentan a altos riesgos durante su ruta migratoria”.

Forbes


VOLVER

Más notas sobre el tema