Alberto Fernández junto a López Obrador: “Tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente”

1.090

Destacan eje entre México y Argentina para llevar vacunas a AL

En su encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular del Ejecutivo de la Argentina, Alberto Fernández, aseguró que ambos países forman un eje que una a América Latina.

El presidente Fernández arribó a las 06:53 horas de la mañana a Palacio Nacional y en la puerta del Patio De Honor fue recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador con un abrazo. Los dos presidentes escucharon los himnos nacionales de sus respectivas naciones.

Ya en la conferencia de prensa matutina en el Salón Tesorería, el presidente argentino abordó la relación entre ambos países.

“Argentina y México tienen un futuro, y América Latina tiene un futuro y ese futuro pasa por la unidad de los esfuerzos.

“Que Argentina y México encaren un futuro común y que esto ayude a la América Latina es un deber que tenemos. Desde el país más norteño de la América Latina hasta el más austral tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente. Ese es el deber que tenemos con Andrés Manuel”, aseguró el presidente de la Argentina.

Fernández ya había visitado a López Obrador cuando era presidente electo.

En su segunda visita a Palacio Nacional afirmó que México “no es cualquier país”, y que López Obrador es el presidente que México merece.

“Definitivamente por primera vez, México tiene un presidente como merecen los mexicanos, con valores éticos y morales como merecen los mexicanos”, insistió Fernández.

En la rueda de prensa, el presidente López Obrador hizo hincapié sobre cómo el gobierno de Fernández apoyo a México para tener acceso a la vacuna Sputnik V contra el Covid elaborada por una farmacéutica rusa.

Refrendó que los dos gobiernos trabajan juntos para brindar las vacunas a sus países y la amistad entre ambos pueblos.

Hoy es un día especial, en esta conferencia mañanera tenemos de invitado a Alberto Fernández, Presidente de Argentina, amigo nuestro, representante de un pueblo hermano, fraterno”, dijo el presidente de México.

Tras desayunar en uno de los salones de Palacio Nacional, los dos titulares de sus respectivos gobiernos participaron en el acto en memoria del asesinato de Francisco I. Madero, que se realizó en el Patio de Honor.

Tras el acto protocolario, recorrieron la Intendencia de Palacio Nacional, donde estuvo bajo arresto Madero antes de ser trasladado a Lecumberri, donde fue asesinado.

Excelsior


El presidente Alberto Fernández mantuvo una intensa agenda de trabajo con su par de México, Andrés Manuel López Obrador

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta mañana una intensa agenda conjunta con su par de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Nacional de ese país, en la que abordaron temas bilaterales, regionales y multilaterales.

El mandatario fue recibido por López Obrador en la Puerta de Honor, y juntos se dirigieron al despacho presidencial donde mantuvieron un breve encuentro.

Posteriormente, el presidente Fernández se sumó a las habituales conferencias de prensa que ofrece el presidente de México por la mañana en el Salón Tesorería. Lo hizo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá; el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y el embajador argentino en ese país, Carlos Tomada.

“Que México y Argentina estén unidos es un deber que tenemos. Que Argentina y México encaren un futuro común y que esto ayude a la América Latina es una obligación que tenemos. Desde el país más norteño de América Latina, hasta el país más austral de la América Latina tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente”, dijo el Jefe de Estado argentino en esa oportunidad.

Por su parte, López Obrador dijo que “Alberto Fernández, el presidente de Argentina, es amigo nuestro y representante de un pueblo hermano fraterno como es el pueblo de Argentina”.

Luego ambos presidente mantuvieron un desayuno de trabajo junto a los ministro de Relaciones Exteriores de ambos países, Felipe Solá y Marcelo Ebrard, para más tarde participar del acto en conmemoración del aniversario de la muerte del ex presidente mexicano Francisco I. Madero.

Alberto Fernández se encuentra en México para participar de una de las ceremonias de conmemoración de los 200 años de la independencia de ese país, a los que fue especialmente invitado por López Obrador.

Cancillería


Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, durante la conferencia de prensa conjunta con su par de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), desde el Palacio Nacional de México

PRESIDENTE.- Muy bien. Buenos días a todas y a todos, primero quiero darles las gracias por la generosidad de mí querido amigo el Presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador, alguien a quien respeto sinceramente por sus valores políticos y por el enorme esfuerzo que hace por recuperar un México que – al tiempo que a él le tocó asumir la Presidencia – estaba en situaciones difíciles.

Con Andrés Manuel hablamos por primera vez cuando yo era un Presidente electo y decidí viajar, como primer destino, a este México hermoso, con la idea de – definitivamente – unir lazos, profundizar el vínculo y de una vez por todas que Argentina y México, que tienen tantas cosas en común, enfrenten un futuro mucho más unidos de lo que ha sido hasta aquí.

Para los argentinos México no es cualquier país, es el país que albergó a las víctimas de la dictadura, entre otras cosas, así como albergó a muchos otros perseguidos en el mundo, les dio cobijo, les dio seguridad.

Cuando todavía no había asumido la Presidencia, con la complacencia de la OEA, en Bolivia ocurrió un golpe de Estado, y allí muchos bolivianos vieron peligrar sus vidas. Entre ellos nuestro querido amigo el ex presidente Evo Morales. Y yo no era Presidente de la Argentina y me costó mucho poder ayudarlo porque, además tenía un Gobierno en el país, que no tenía vocación de hacerlo. Y, entonces, llame a Marcelo Ebrard y le expliqué, y Marcelo inmediatamente le planteó el problema al Presidente e inmediatamente dispusieron de un avión que rescatara a Evo Morales de las garras de sus asesinos. Y si Evo hoy está vivo es – en gran medida – por lo que aquel día decidió el Presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador.

Digo esto porque la historia de los exiliados y de los refugiados, en México, para mí tiene mucho que ver y me han marcado a fuego en mí amor por México. Desde mi maestro en el Derecho Penal, mi querido Esteban Righi, que vivió aquí todos los años de la dictadura y aquí trabajo en la Procuraduría, y aquí le abrieron las puertas de la UNAM, y aquí se desarrolló como el extraordinario catedrático que fue, hasta Evo Morales, todos ejemplos de lo que México es capaz de hacer por la humanidad y por la vida de los perseguidos. Así que para mí es muy reconfortante estar aquí, en este México, y en este México, déjeme decirlo así, de Andrés Manuel López Obrador, que – a la vista del mundo – es otro México.

Yo no soy un diplomático, soy un político. Hace un tiempo atrás a un presidente, aún responsable europeo, de una potencia europea, que me preguntó cómo veía la situación del continente, me preguntó puntualmente por México y le dije: “definitivamente, por fin México tiene un Presidente como merecen los mexicanos”. Por primera vez México en muchos años tiene un Presidente con valores morales y éticos como merecen los mexicanos. Yo con esos valores y con esa prédica de Andrés Manuel me siento absolutamente identificado. Y siento que es el deber de Andrés Manuel y mío profundizar los lazos de Argentina mucho más allá de que México aparezca cada vez que los argentinos deben exiliarse.

Yo quiero que mi país no haya más exiliados, argentinos que deban irse por persecuciones políticas, pero la verdad es que siempre estaremos agradecidos a México por cómo abrió las puertas a esos argentinos. Pero Argentina y México tienen un futuro y tienen un futuro en Latinoamérica. Y Latinoamérica tiene un futuro y ese futuro pasa por la unidad de los esfuerzos. Con lo cual, yo le agradezco toda la generosidad, las palabras de Andrés Manuel, pero que México y Argentina estén unidos es un deber que tenemos; que Argentina y México encaren un futuro común y que esto ayude a la América Latina es una obligación que tenemos. Desde el país más norteño de América latina hasta el país austral de la América latina tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente; ese es el deber que tenemos con Andrés Manuel.

Empezamos con una experiencia grata, la de producir una vacuna que los latinoamericanos necesitan para terminar con esta pandemia espantosa, y lo estamos haciendo. Ya el laboratorio argentino ha mandado – como bien dijo en Canciller – 12 millones del principio activo para desarrollar la vacuna y – como bien también dijo el Presidente – a partir de abril, ese maravilloso laboratorio, que conocí ayer, con tecnología de última generación, vamos a poder hacer realidad ese objetivo que nos propusimos.

Y, en ese sentido, yo quiero acompañar la gestión de México en favor de la universalización de la vacuna y quiero acompañar las quejas de México por las formas en que las vacunas se han acaparado, en una decena de países, en desmedro de muchos otros.

Escuchaba recién la exposición del Canciller y lo escuchaba decir y mostrar cuáles eran todos los contratos, que se habían firmado recién y que se están incumpliendo, por distintos motivos, pero incumpliendo. No es más ni menos lo que le esta pasando a Argentina. Nosotros estamos igual que México tratando de sortear esa falta de vacunas recurriendo a todas las ofertas que en el mundo, se dan ofertas que además tienen que tener la seriedad adecuada, tienen que tener la aprobación de la autoridad sanitaria y haber desarrollado las tres fases necesarias para garantizar la calidad de una vacuna. Y así como lo hace México, también nosotros desarrollamos contratos con AstraZeneca; desarrollamos contrato con Covax; desarrollamos contratos con Sinopharm y desarrollamos contratos con el Instituto Gamaleya y con el Fondo Soberano de Rusia.

Y tenemos que hacer el máximo esfuerzo para que a la mayor velocidad posible toda nuestra Latinoamérica este vacunada, fundamentalmente, los que están en riesgo por su salud o por sus enfermedades prevalentes. Eso nos convoca y eso debemos seguir trabajando juntos.

Así que en este día – que me comentaba el Presidente – que los días martes lo dedican al tema de la salud, le quiero dar gracias al Presidente por dejarme participar de sus “mañaneras”, que ya son un hito en América latina y también agradecerle al Presidente la enorme generosidad de déjame participar del Bicentenario de la Proclamación de Iguala que fue el momento exacto en que empezó el proceso de independentista, en este querido México, un México que es un ejemplo para muchos de nosotros por historia y por presente.

Muchas gracias, señor Presidente.

Casa Rosada


Fernández y López Obrador anunciaron que en abril se distribuirá la vacuna Astra Zeneca en América Latina

Por Daniel Scarimbolo, enviado especial

El presidente Alberto Fernández y su par de México, Andrés López Obrador, destacaron los esfuerzos conjuntos para producir la vacuna británica contra el coronavirus para América Latina de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca y anunciaron que, a partir de abril, las dosis estarán disponibles para la región.

En una conferencia de prensa conjunta que ofrecieron en el Salón Tesorería del Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, en Ciudad de México, Fernández dijo que ambos países empezaron “con una experiencia grata como producir la vacuna que los latinoamericanos necesitan para terminar con esta pandemia espantosa”.

“Con el maravilloso laboratorio que conocí el lunes, vamos a poder hacer realidad ese objetivo que nos propusimos”, expresó Fernández, tras manifestarse “en favor de la universalización de la vacuna” y denunciar que “se han acaparado dosis en una decena de países en desmedro de muchos otros”.

En ese sentido amplió: “Vengo trabajando con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para plantear en el G-20 la necesidad de declarar la vacuna Covid-19 un bien global, para que pueda ser producida en sus respectivos países”.

Ese “es un tema en carpeta para hablar con el presidente de México, que también es parte del G20, con la idea del papa Francisco de poner justicia y equidad a la distribución de vacunas”, agregó.

En esa línea, López Obrador ya envió un escrito a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para declarar a la vacuna bien global, “porque 10 países tienen el 80 por ciento de las dosis”, informó el mandatario mexicano.

Fernández señaló que “como dijo el canciller (mexicano, Marcelo Ebrard) la Argentina ya envió el principio activo para 12 millones de dosis para desarrollar la vacuna”.

“Para los argentinos, México no es cualquier país: es el país que albergó a las víctimas de la dictadura y les dio cobijo y seguridad.” ALBERTO FERNÁNDEZ

“Argentina y México tienen un futuro común en Latinoamérica, que pasa por la unidad de los esfuerzos, esa unión es un deber y una obligación que tenemos; desde el país más al norte de América Latina hasta el más austral tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente”, exhortó el Presidente.

En tanto, López Obrador afirmó que, “a partir de abril, cuando se termine todo el trámite para constatar la calidad de la vacuna”, se va “a disponer de millones de dosis para América Latina”, en referencia a la de Oxford-AstraZeneca que producen Argentina y México.

“Esto se logró por gestiones del Presidente de Argentina”, destacó el mandatario mexicano y agradeció también la gestión argentina para la provisión de la Sputnik V a México.

"Estamos tratado de encontrar un acuerdo en un crédito que fue vergonzoso para la Argentina", aseguró Fernández.

Destacó que Argentina “viene aplicando una vacuna elaborada en Rusia” por “un laboratorio de mucho prestigio” y añadió: “Gracias a Alberto logramos establecer una comunicación con (el presidente ruso Vladimir) Putin, hablamos con él y conseguimos la vacuna”.

“Alberto es nuestro amigo, y estamos muy agradecidos con él y el Gobierno de Argentina, con el que somos pueblos hermanos, y nos da mucho gusto que nos acompañe”, indicó López Obrador.

Fernández contestó a la cortesía y refirió que respeta “sinceramente” a su par de México “por sus valores políticos y por el enorme esfuerzo que hace por recuperar a un país que estaba en situaciones difíciles”.

“Queremos profundizar el vínculo, y de una vez por todas que nuestros países enfrenten un futuro mucho más unidos de lo que ha sido hasta aquí”, subrayó Fernández, que calificó a México como “un ejemplo” para los argentinos, “por historia y por presente”.

“Gracias a Alberto logramos establecer una comunicación con Putin, hablamos con él y conseguimos la vacuna” ANDRÉS LÓPEZ OBRADOR

Asimismo, sostuvo que se siente “totalmente identificado con los valores morales y éticos y la prédica de López Obrador”, y aseguró que México “tiene por primera vez en muchos años un presidente honesto y decente”.

Para Fernández, es el deber de esas naciones “profundizar los lazos entre ambos países, más allá de que México aparezca cada vez que los argentinos deban exiliarse”, porque no quiere que en la Argentina “hayan más exiliados”.

“Para los argentinos, México no es cualquier país: es el país que albergó a las víctimas de la dictadura y les dio cobijo y seguridad, así como ayudó a muchos otros perseguidos en el mundo; si Evo Morales hoy está vivo es en gran medida por lo que decidió López Obrador”, recordó el mandatario.

Además ratificó que el Gobierno argentino procura “encontrar un acuerdo” con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y resaltó que “debe ser uno que le convenga a la Argentina” y que “parta de la premisa” de que el país tiene que hacer frente a un “crédito alocado” y “vergonzoso” concedido por el organismo “a un país con fines políticos y sin ningún sentido económico”, durante la gestión de Cambiemos.

“Estamos tratado de encontrar un acuerdo en un crédito que fue vergonzoso para la Argentina, dado para garantizar el triunfo del expresidente Mauricio Macri en la elección de 2019”, remarcó Fernández.

López Obrador afirmó que "Alberto es nuestro amigo, y estamos muy agradecidos con él y el Gobierno de Argentina, con el que somos pueblos hermanos".

El mandatario reseñó que esos préstamos del FMI “fueron la campaña política más cara de la historia de la humanidad” que tienen “que pagar los argentinos”, y manifestó que será “muy cuidadoso en la negociación con el FMI” porque sabe “cómo ese crédito fue dado”.

“Cuando era candidato a Presidente y me visitó la delegación del Fondo, le pedí que paren de entregarle plata a la Argentina porque todo el dinero se fugaba en manos de los amigos del presidente de turno; lo he visto y le vamos a contar a los fiscales, a ver si alguna vez se dignan a investigar a los poderosos”, relató.

Fernández advirtió que quiere que “el acuerdo no le cueste a los argentinos más de lo que han debido soportar” y agradeció a López Obrador “porque cuando Argentina negoció con privados, su colaboración fue determinante para encontrar el acuerdo”.

El mandatario argentino también aclaró que “parte de la prensa quiere demonizar a Cristina Fernández de Kirchner como una persona disruptiva y alocada que promueve soluciones que poco tienen que ver con lo que a la Argentina le puede convenir”, en referencia a las negociaciones con el FMI.

“Es un problema que tengo que resolver yo y mi equipo económico, y seguramente Cristina tiene opiniones y la escucho, pero es una decisión mía”, resumió Fernández.

Télam


“Argentina se volvió creíble para seguir invirtiendo”, le dijo Slim a Fernández

Por Daniel Scarimbolo, enviado especial

El presidente Alberto Fernández se reunió este martes con el magnate mexicano Carlos Slim, quien aseguró que la Argentina “se volvió un país creíble para seguir invirtiendo” y dijo que va a “seguir apostando” a las telecomunicaciones “para que todos tengan acceso a lo que es la era digital”.

Luego, Fernández encabezó un encuentro con argentinos en cargos ejecutivos en el sector empresarial mexicano, en el marco de la visita oficial por el bicentenario del país del norte de América.

La reunión con Slim se realizó en el Salón Bosques del Hotel Intercontinental, ubicado en la colonia de Polanco, en la Ciudad de México, donde está alojado el Presidente y su comitiva.

El primer encuentro fue con Slim, presidente de Telmex (Teléfonos de México), propietario de numerosas empresas y titular también de la Fundación que lleva su nombre y que financia la producción de la vacuna británica de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca y que realizan en forma conjunta Argentina y México.

“Argentina se volvió un país creíble para seguir invirtiendo” CARLOS SLIM

También tomaron parte de la reunión el ministro de Economía, Martín Guzmán; y Carlos Slim Domit, hijo del magnate y presidente de Grupo Carso, fundado por su padre y formado por 268 compañías vinculadas al comercio, la comunicación, la industria, la construcción y el consumo.

Tras el encuentro Slim dijo a la TV Pública argentina que la Fundación a su nombre “colaboró para la fabricación de vacunas” contra el coronavirus.

Según el empresario “Argentina se volvió un país creíble para seguir invirtiendo”.

En ese sentido, señaló la idea de “seguir apostando” a las telecomunicaciones, en relación a la virtualidad de los alumnos en clase debido a la pandemia, “para que todos tengan acceso a lo que es la era digital”.

Slim reapareció este martes en reuniones públicas luego de superar su contagio de Covid-19 que lo mantuvo hospitalizado días atrás.

Fernández y Slim se habían reunido el 4 de noviembre de 2019, cuando como presidente electo visitó Ciudad de México y mantuvo un encuentro también con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Slim preside además el Consejo de Administración de Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina; la Fundación Telmex, el Comité Ejecutivo del Consejo Consultivo de Restauración del Centro Histórico y la Fundación del Centro Histórico.

Otra reunión con empresarios

Posteriormente, Fernández se entrevistó en el Salón Castillo del mismo hotel con 14 directivos argentinos que se desempeñan en cargos ejecutivos en el sector empresarial mexicano.

Participaron Paula Santilli, de Pepsico; Santiago San Martín, de Globant; Ricardo Ferreiro, de Tecpetrol; Darío Okrent y Miguel Cavazza, de Alsea; Matías Núñez Castro, de Banco Santander; y Hernán Valcarce, de Danone.

También lo hicieron Leonardo N’Haux, de Qualtop; Ezequiel Rubin, de Despegar; Ariel Carrizo, de Bancomext; José María Zas, asesor empresarial y ex CEO de American Express; Federico Villa, de Seguros AXA; Laura Trejo, de la Cámara de Comercio México-Argentina y Vinicio Suro Pérez, de Pan American Energy.

El mandatario estuvo acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá, y de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el diputado nacional Carlos Selva y el asesor presidencial Ricardo Forster.

Télam


VOLVER

Más notas sobre el tema