Argentina | Marchas e indignación por otro femicidio a manos de un policía

634

Femicidio en Rojas: reclaman justicia por Ursula Bahillo

Este martes una nueva víctima de femicidio le puso rostro al reclamo de Ni Una Menos: Ursula Bahillo, de 18 años, fue asesinada el lunes por la noche a 13 kilómetros de la localidad de Rojas, en la provincia de Buenos Aires, donde vivía con sus padres. La joven había denunciado al femicida por violencia de género ante la Comisaría de la Mujer. El agresor, Matías Ezequiel Martínez, un oficial de la policía bonaerense, había sido su pareja y tenía una orden de restricción de acercamiento. Hasta este martes por la tarde se encontraba internado, por la lesión que él mismo se provocó después de atacar a Bahillo. El fiscal que investiga la causa aseguró que se trata de un “femicidio con alevosía y premeditación”, por lo que corresponde una pena de prisión perpetua.

Durante la mañana del martes, amigos y familiares de la mujer convocaron a una protesta frente a la comisaría de la localidad de Rojas, donde las fuerzas de seguridad reprimieron y demoraron a nueve personas por resistencia a la autoridad. “La Policía protegió al femicida desde el primer momento. Tenía denuncias previas y nadie en todo este tiempo lo detuvo para terminar con esa impunidad y proteger a Ursula”, señaló a este diario Carina Sosa, referente regional de la organización Mumalá. Por la tarde, amigos y allegados de la víctima convocaron a una segunda manifestación en la plaza principal de la localidad bonaerense donde fueron acompañados por organizaciones feministas y de Derechos Humanos. Los carteles reclamaban “basta de impunidad policial” y “Justicia por Ursula”. “Las mujeres piden ayuda desesperadas y no pasa nada”, reclamó Sosa, desde la localidad de Rojas, y advirtió que “como ella hoy hay cientos de mujeres que no están siendo protegidas”.

El fiscal Sergio Terrón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°5 de Junín, sostuvo que existió “una gran carga de ensañamiento” y que el agresor intentó “montar una escena”, al inflingirse una herida en su propio cuerpo después de atacar a la mujer. Terrón relató que todavía no pudo tomarle declaraciones al imputado porque se encuentra internado, pero sí pudo hacerlo con el tío de Martínez, Antonio Luna, a quien el agresor contactó después de atacar a Bahillo. El fiscal señaló que fue Luna quien llamó al 911 para denunciar lo ocurrido, y advirtió que “cuando el agresor vio a la policía intentó fugarse”.

Además de advertirle a sus amigas sobre lo que le ocurría, Bahillo había denunciado por violencia de género a Martínez en la Comisaría de la Mujer. Al enterarse de lo ocurrido, las amigas de la víctima compartieron en la redes sociales mensajes que ella les había enviado, donde relataba que había sido víctima de la violencia de Martínez durante 7 meses. “Me tiene amenazada de muerte”, se lee en uno de los mensajes. Según relató Patricia, la madre de Bahillo, el 1 de febrero el hombre ya había incumplido la restricción perimetral acercándose a la casa de la víctima. En una entrevista con la señal de noticias C5N, otra mujer relató cómo Martínez ejercía violencia contra ella. “Una sola vez me agredió físicamente y fue lo peor que pasé en mi vida”, relató la joven, que se reunió con Ursula la semana pasada y advirtió que, mientras estaban reunidas, “le llegaron como cien mensajes de él, preguntándole qué hacía conmigo, diciéndole que la iba a matar”.

Según las cifras del Observatorio Mumalá, el 12% de los femicidios que se registaron en enero fueron cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad, en actividad o retirados. Sólo en el primer mes del 2021 se registraron 26 femicidios en Argentina. “Es lamentable el accionar institucional”, reclamó la referente de la organización y remarcó que “en la provincia de Buenos Aires no se cumple con la política del desarme, una acción básica contra los policías con denuncias por violencia de género”. Según aseguraron fuentes de la cartera de Seguridad bonaerense, a raíz de las denuncias, Martínez “fue trasladado, se le quitó el arma, y se le dio licencia psiquiátrica” durante todo enero. Sin embargo, pudo acceder a un arma blanca y evitar la restricción de acercamiento hacia Bahillo.

Funcionarias del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires se reunieron este martes por la tarde con la familia de la víctima, mientras que el ministro de Seguridad, Sergio Berni, también viajó a Rojas. Mientras tanto en la puerta del Hospital San José, en la localidad de Pergamino donde se encuentra internado el femicida, un grupo de mujeres convocaron a una pequeña concentración. “Ojalá se haga justicia por ella y por todas”, escribió en sus redes sociales una amiga de Ursula. De ambas marchas participaron otras mujeres que también fueron víctimas de violencia de género.

Informe: Lorena Bermejo.

Página 12


Antes de ser asesinada, Ursula Bahillo emitió desesperados mensajes que no fueron escuchados

Amigas de Úrsula Bahillo, la joven asesinada a puñaladas en la ciudad bonaerense de Rojas, publicaron en redes sociales algunos mensajes en los que la propia víctima les contaba que había sido golpeada y amenazada por su pareja, el policía Ezequiel Martínez.

“Úrsula avisó, fuimos a hacer la declaración y les chupó un huevo. Nos dieron un papel de mierda y nada más y hoy mi amiga está muerta. Ojalá se haga justicia por ella y por todas”, tuiteó una amiga desde su cuenta @MiliiAlmiron, donde agregó una captura de pantalla con mensajes que la víctima le había mandado.

“Me tiene amenazada de muerte. Por eso tengo miedo amiga”, le dijo Úrsula en esa conversación. La amiga le preguntó si Martínez le pegaba o si no llegó a eso y por eso terminaron, a lo que la víctima contestó: “Sí amiga. Siete meses me pegó. Me callé siempre. Hasta que me vi muerta. Por eso lo denuncié”.

En otro tuit publicado por @MilagrosO_5, se exhibe una captura de pantalla con mensajes de WhatsApp de Úrsula del 19 de noviembre pasado donde la chica cuenta: “Estoy temblando. No me respondas nada de lo que te digo. Me re cagó a palos mal. Y esta vez fue muy posta”.

“Pasamos por una calle donde él está trabajando de albañil con el tío y había al lado dos minas. Una me miró y dijo ´¿qué mira la cornuda?'”, relató Úrsula. La joven luego contó: “Empecé a putearlo mal y se armó alto quilombo. Me cagó a palos mal” y al final le dice al destinatario o destinataria: “Te amo, sólo que lo sepas”.

“La golpeaba y la tenía amenazada de muerte”

La madre de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada a puñaladas en un femicidio ocurrido en la ciudad bonaerense de Rojas por el que quedó detenido su exnovio, un policía bonaerense, pidió justicia por el crimen y calificó al acusado como una “lacra humana” que “golpeaba y tenía amenazada de muerte” a su hija.

“Este hijo de puta me la manoteó y la apuñaló, cuando ella pidió auxilio la Policía no actuó. ¿Por qué esperaron a que mi hija estuviera en una morgue?”, se preguntó conmocionada Patricia, la madre de la joven, en diálogo con Canal 13 esta mañana.

La mujer relató que ella y su marido se enteraron que Úrsula era víctima de violencia de género por parte de Matías Ezequiel Martínez (25) el 9 de enero pasado, cuando un matrimonio amigo que conocía la situación de su hija se acercó a ellos para alertarlos “porque iba a aparecer muerta”.

“Nos contaron todo y fuimos a la Comisaría de la Mujer de Rojas, donde nos tomaron la denuncia”, explicó, aunque aclaró que el 1 de febrero, menos de un mes más tarde, Martínez violó la perimetral que le habían impuesto en un episodio en el que llegó a fotografiar con un celular al ahora imputado en plena infracción.

En ese momento, Patricia se dirigió nuevamente a la comisaría pero, según contó, los agentes que la recibieron desestimaron su denuncia. “Tenía fotos en la puerta de mi casa y no hacían nada, pedía por favor porque no quería que fuera una menos, que no me la tocaran y la salvaguardaran”, recordó.

Además, denunció que “hay varias mujeres más golpeadas por este policía”, y aseguró que está imputado tiene una causa por “violar a una nena discapacitada que hoy tiene catorce años”.

“Estoy esperando que (el ministro de Seguridad provincial) Sergio Berni baje a la cúpula policial, quiero que la muevan entera porque no hicieron nada”, aseveró luego de mencionar no sólo la falta de accionar por parte de la Policía bonaerense, sino que tampoco se le asignó un botón antipánico a su hija luego de que radicara la denuncia por violencia.

En tanto, se refirió a la manifestación que se produjo el lunes frente a la comisaría de Rojas tras conocerse el crimen, donde amigos de la víctima y cientos de vecinos salieron a las calles para pedir justicia.

“Nadie nos quería decir que nuestra hija estaba muerta y me trataron como a una delincuente. Me pusieron esposas, estoy toda machucada por la forma en que me trataron, y fue un varón, aunque no le pude ver la cara porque me tiraron al suelo”, finalizó Patricia.

El fiscal apunta a un femicidio “con alevosía”

El propio fiscal Terrón dijo esta tarde a Télam que todo indica que se trató de un femicidio en el que hubo “alevosía y premeditación” por parte del asesino.

Los instructores judiciales ordenaron analizar los teléfonos celulares de la víctima y el acusado hallados en la escena del crimen para ver la mensajería y saber, entre otras cuestiones, cómo llegaron ambos hasta la escena del crimen.

El fiscal Terrón esperaba para esta tarde el resultado preliminar de la operación de autopsia para determinar con precisión las causales y mecánica del crimen.

Por cuestiones de seguridad, para el imputado y para preservar el hospital local, a Martínez se lo trasladó al hospital de Pergamino, donde permanecía internado y detenido, a la espera de que lo citen a a indagatoria.

La pueblada

En la noche del lunes, al conocerse el crimen, amigos de la víctima y cientos de vecinos salieron a las calles para pedir justicia, lo que terminó con una serie de incidentes, destrozos, balas de goma y heridos frente a la comisaría de Rojas. En el marco de la protesta, una camioneta policial Toyota Hilux que estaba estacionada frente a un colegio, fue incendiada, al tiempo que también hubo marchas frente a los domicilios de dos fiscales y de un juez de paz. Según un informe policial, unas nueve personas, entre ellos cuatro menores de edad, fueron demoradas por los disturbios y resistencia a la autoridad, los que serán notificados de la formación de la causa y recuperarán la libertad en las próximas horas.

En tanto, los vecinos de Rojas convocaron a nuevas movilizaciones que se dieron ayer durante toda la jornada. Fuerzas de seguridad impidieron que la mucha gente que reclamaba justicia pudiera aproximarse hasta la comisaría. Mientras, la Auditoría de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires trabaja en la investigación administrativa sobre Martínez y colabora con la justicia.

Tiempo Argentino


Femicidio de Úrsula Bahillo: convocan a una marcha en Plaza de Mayo para pedir justicia

Una agrupación de familiares de víctimas de femicidios y sobrevivientes convocaron a un acto para este miércoles a las 12 en Plaza de Mayo, durante el cual leerán los 44 nombres de las víctimas asesinadas en lo que va de 2021 y exigirán que “el Estado tome medidas concretas para parar esta máquina de violencia”. La marcha fue impulsada por el crimende Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada a puñaladas por el novio en Rojas.

“Las familias sobrevivientes de femicidios convocan a acompañar la lectura de los 44 nombres y edades de las asesinadas este 2021 para hacer oír el grito de #NiUnaMás y exigir que el Estado tome medidas concretas para parar esta máquina de violencia femicida que anida en la policía y el Poder Judicial, con amparo de políticas discursivas funcionales a la impunidad de estos crímenes”, señala el comunicado difundido esta noche.

Asimismo, la agrupación informó que una vez finalizado el acto entregarán en la Casa Rosada una carta con un pedido de audiencia al presidente Alberto Fernández.

Marcha para pedir justicia en Rojas

Vecinos de la localidad bonaerense de Rojas y otras ciudades cercanas marcharon este martes por la tarde para pedir justicia por el femicidio de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada a puñaladas, presuntamente, por su exnovio policía.

La movilización comenzó a las 17 en la plaza principal de Rojas, donde cientos de manifestantes, en su mayoría mujeres, se reunieron con pancartas y pidieron con aplausos “cárcel” para Matías Ezequiel Martínez (25), un oficial de la policía bonaerense detenido por el crimen.

“Úrsula era buena compañera, no se puede creer esto que pasó, tranquilamente podríamos haber sido cualquiera de las que estamos acá”, dijo al canal Crónica Televisión una excompañera del colegio secundario de la víctima que participó del acto.

La joven criticó que anoche “la policía no paraba de reprimir” y que durante los incidentes una chica recibió un balazo de goma en la cara que la pudo haber matado. Al respecto, Nerina, la joven que sufrió ese disparo mientras estaba protestando ayer frente a la seccional, dijo a la prensa que casi sufrió la pérdida del ojo.

“Por cinco centímetros más me sacaban el ojo”

“La saqué barata, por cinco centímetros más me sacaban el ojo. No quise lastimar a nadie, solamente pararme para pedir justicia”, añadió la chica, cuyo ataque fue grabado por un celular de otra persona.

Nerina afirmó que tras el femicidio sintió “angustia, dolor, tristeza, bronca, impotencia” y que debía “estar ahí” porque no le importaba “nada”.”Estaba parada, no buscaba pelea, no buscaba romper nada, solamente estar parada, cruzada de brazos, que ella vea que estaba ahí luchando, porque ella lo gritaba y nadie pudo ayudarla”, expresó.

En tanto, otra mujer reclamó contra el intendente Claudio Rossi para que “dé la cara” porque en la ciudad “no hay seguridad”. “Siento bronca, dolor, impotencia, Úrsula hizo once denuncias, se cansó de pedir ayuda y acá estamos”, expresó otra vecina.

“Martínez Asesino”, “Justicia por Úrsula” y “Ni una menos” fueron las frases en la mayoría de pancartas que las jóvenes llevaron a la marcha con fotos de la víctima.

“¿A dónde están los que nos iban a cuidar?”

Además, los cánticos que predominaron fueron contra la fuerza de seguridad bonaerense como “¿a dónde están, los que nos iban a cuidar?”, “a los violadores los encubre la policía” o “yuta, basura, vos sos la dictadura”.

La movilización continuó con manifestantes que se dirigieron a la casa de la madre de la joven mientras estaba reunida con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y otros hacia la comisaría local, donde había una gran cantidad de efectivos de la Guardia de Infantería y anoche hubo destrozos y balazos de goma.

La Capital

Más notas sobre el tema