Bloqueo económico redujo un 99% los ingresos de Venezuela y relatora de la ONU pide levantar sanciones

1.562

Relatora de DD.HH. de la ONU reconoce que acciones coercitivas y unilaterales contra Venezuela han tenido efectos devastadores en la alimentación, salud y educación

La relatora de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Alena Douhan, reconoció que las acciones coercitivas y unilaterales en contra el país por parte de Estados Unidos y la Unión Europea contra Venezuela han tenido efectos devastadores en la alimentación, salud y educación del país.

“La calidad de vida de los venezolanos ha disminuido por causa de las sanciones coercitivas unilaterales”, dijo durante una rueda de prensa para presentar la evaluación preliminar ante la visita realizada al territorio venezolano con el fin de evaluar los efectos del bloqueo impuesto por Estados Unidos contra el país.

La Relatora exhortó a bancos de Inglaterra y Portugal, que mantienen retenido ilegalmente fondos de Venezuela, a que devuelvan los activos para ser usados en la atención de la crisis económica.

Recordó que el ingreso del Gobierno ha disminuido en 99% y actualmente el país vive con el 1% del ingreso que tenía antes de las acciones coercitivas y unilaterales.

“El 76% del ingreso venezolano se utilizaba para proyectos sociales y solo hay 1% de ingreso, entonces en realidad es una suma de dinero miserable”, puntualizó.

En cuanto a la imposibilidad de Venezuela de adquirir la vacuna contra la COVID-19, recordó que los activos del Banco Centra de Venezuela en el extranjero están bloqueados, por lo que al país se le imposibilita adquirir la vacuna, equipos e insumos médicos.

“Preocupa que las sanciones contra el petróleo, minería, el bloqueo económico a Venezuela, el congelamiento de los activos del BCV, han exacerbado las calamidades económicas y humanitarias existentes al impedir la generación de ingresos y el uso de recursos para desarrollar y mantener infraestructuras y programas sociales”, dijo.

Agregó que estas acciones en contra el país han ocasionado que el salario medio del sector público se ubique entre 2 a 3 dólares, lo que alcanza para adquirir solo el 1% de la canasta básica alimentaria.

“La gente depende de la ayuda gubernamental en la forma del CLAP y transferencia de dinero a través del Carnet de la Patria y numerosos subsidios para los empleados”, dijo.

La Relatora instó al Gobierno de EE.UU. “a terminar la emergencia nacional relativa a Venezuela reconsiderar y levantar las sanciones impuestas al sector público venezolano, secundarios y terceros y abstenerse de imponer sanciones”.

VTV


Informe de la Relatora Especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos

Descargar (PDF, 91KB)

VTV


Relatora de la ONU aseveró que medidas coercitivas de EE.UU. frenó el desarrollo de Venezuela

«Medidas coercitivas han cortado el desarrollo del país, porque han afectado su economía», expresó Douhan en una rueda de prensa, transmitida por Venezolana de Televisión.

Durante su visita al país — desde el pasado 1 de febrero —, la relatora especial de la ONU señaló que sostuvo reuniones con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, así como miembros del Gabinete Ejecutivo; así como con representantes de la oposición venezolana, sindicatos y miembros de la Iglesia Católica.

En este sentido, indicó que las medidas coercitivas consiguió que los ingresos del Gobierno venezolano se hayan reducido en un 99%.

«El endurecimiento de las sanciones ha socavado el potencial impacto de las reformas (económicas) así como la capacidad del Estado para implementar proyectos sociales», puntualizó al tiempo que enfatizó que, producto de las sanciones, no se ha podido brindar una mejor calidad de vida al venezolano, que percibe entre $2 y $3 al mes.

«Me preocupa que las sanciones, el bloqueo económico a Venezuela y el congelamiento de los recursos han exacerbado las calamidades económicas existentes (…) La gente depende de la ayuda gubernamental en la forma del Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), transferencias a través del carnet de la patria y numerosos subsidios como ayuda humanitaria», recalcó.

Ante la situación, la relatora especial de la ONU manifestó su preocupación por el impacto de las sanciones — que considera que no se puede escatimar en monto — debido a que violan las obligaciones «que se desprenden de los instrumentos universales y regionales como son las garantías procesales y presunción de inocencia».

«Veo con preocupación las amenazas a terceros países, la introducción de cláusulas de confidencialidad en la ley constitucional antibloqueo de Venezuela en cuanto a la identidad de los socios. Veo con preocupación que la ausencia de recursos y la reticencia de socios, bancos y compañía de transportes extranjeras a comerciar con sus socios venezolanos ha llevado a la imposibilidad de adquirir recursos», sentenció.

Douhan arribó a Venezuela el pasado 1 de febrero, para examinar si la adopción, el mantenimiento o la aplicación de sanciones obstaculiza la plena realización de los derechos humanos de las personas.

El pasado viernes, antes de llegar al país, expresó que – durante su visita de trabajo, que finalizará este viernes –, se centrará en «cualquier impacto negativo que las sanciones puedan tener en el disfrute de todos los derechos humanos en Venezuela».

Ciudad CSS


VOLVER

Más notas sobre el tema