Comienzan a vacunar a mayores de 70 años y regresan las clases presenciales

869

La provincia de Buenos Aires comienza a vacunar a mayores de 70 años y docentes

El gobierno bonaerense comenzará este miércoles a vacunar contra la Covid-19 a las personas mayores de 70 años que hayan manifestado su interés en recibir la inmunización, informaron fuentes del Poder Ejecutivo.

Los voceros precisaron que el proceso de vacunación para ese grupo etario comenzará este miércoles en algunos municipios y el jueves en toda la provincia con parte de las 400 mil dosis de la vacuna Sputnik V que llegaron al país la semana pasada desde Rusia.

Además, detallaron que ya se comunicó los turnos y lugares asignados a las personas mayores de 70 años de edad que se inscribieron en https://vacunatepba.gba.gob.ar… para recibir las vacunas.

A la vez, desde el Gobierno se especificó que, hasta el momento, los inscriptos mayores de 70 suman 462.239: un total de 335.396 de entre 70 y 79 años; 111.960 mayores de 80; 14.750 mayores de 90; y unos 160 mayores de 100.

Desde el Ministerio de Salud se informó, en paralelo, que esta semana comenzará también la vacunación de los docentes, de cara a la vuelta a las clases presenciales.

Una semana atrás, docentes de grupos de riesgo comenzaron a ser llamados por turnos para recibir la vacuna. Se trata de unos 21 mil maestros, maestras y auxiliares que se inscribieron y que por edad, enfermedades preexistentes o embarazo corren más riesgo en caso de contagiarse la enfermedad.

Tiempo Argentino


Regreso a clase en CABA con más dudas que certezas

Por Werner Pertot

En el inicio de clases más cargado de incertidumbre y angustia que se recuerde, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, celebró: “Estamos felices de recibir a los alumnos y las alumnas con las escuelas abiertas”. La versión del Ministerio de Educación porteño sigue siendo que, a partir de este miércoles, se va a dar clase para “todos los chicos, todos los días”. Contrario a eso, los sindicatos docentes advirtieron que en numerosas escuelas la cursada alternará clases presenciales con virtuales, según las posibilidades de cada colegio. Nadie arriesga una estadística, pero se suman casos de cursos divididos donde cursan en días separados o en semanas separadas. El gremio Ademys confirmó el paro de 72 horas en el inicio de clases. Hay grupos de madres y padres reuniendo firmas para que el regreso no sea obligatorio.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se mostró alegre la semana pasada en una conferencia de prensa porque las clases iban a volver para “todos los chicos, todos los días”. La realidad, que pudo comprobar este diario en una serie de escuelas, es que -por la falta de espacios adecuados y la inexistencia de obras en 2020 para adecuarlos- lo que ocurrirá es que se alternarán clases presenciales con virtuales. Esto es así porque, si bien el Ministerio de Educación porteño “bajó” un protocolo, quedó en manos de las autoridades buscar la forma de aplicarlo o “presentar una propuesta alternativa”. Muchas de esas propuestas fueron rechazadas (entre ellas, las que recomendaban darse más tiempo para organizar el inicio de clases), pero en diversos casos redundaron en esquemas de semipresencialidad en aquellos lugares donde los metros cuadrados no alcanzan para albergar a la totalidad de un grado y, por lo tanto, debieron dividirlos en grupos y optar porque cursen en momentos separados.

¿En cuántas escuelas se cumple con lo anunciado por Larreta? Desde el Ministerio de Educación porteño aseguraron que “en educación publica estamos garantizando la jornada simple para todos, todos los días”. Dado que hay casos de lo contrario, no es posible afirmar que eso sea cierto. Pero, como sigue con ese relato, el Estado porteño no ofrece ninguna estadística. Los gremios docentes estaban haciendo su propio relevamiento, que no había concluido: hay un sinfín de situaciones particulares de cada escuela que se fueron dando a lo largo de la semana pasada, y continuaron incluso durante el fin de semana largo.

La ministra de Educación porteña sostuvo, en medio de esto, que “comienza el año escolar y estamos orgullosos de contar con cuatro escuelas nuevas en el marco del plan 54 Escuelas para la Ciudad. La pandemia no detuvo el trabajo y logramos abrir dos primarias en Mataderos y Lugano y dos jardines de infantes en Lugano y Parque Patricios”. En cambio, no hizo ningún comentario sobre las otras cuatro escuelas cuyas licitaciones para la construcción dio de baja.

“Durante todos estos meses nos ocupamos de capacitar a más de 20 mil docentes y ofrecimos herramientas y guías orientativas para la nueva presencialidad”, afirmó la ministra, pese a las constantes quejas de docentes de que no fueron escuchados, y que tampoco fueron atendidos sus reclamos sobre las condiciones edilicias de las escuelas.

“También estuvimos junto a las familias: escuchamos a más de 20.000 madres y padres para comprender sus necesidades y creamos un nuevo sitio web con la información sobre los protocolos. En total, atendimos más de 370.000 llamados para resolver dudas y consultas”, aseguró Acuña. No obstante, existen grupos de madres y padres que reclaman que el regreso sea no obligatorio hasta que se garantice una presencialidad cuidada.

De hecho, un grupo nucleado en “Familias por el retorno seguro a las escuelas” reunió más de tres mil firmas para indicar en una carta al presidente Alberto Fernández y a Larreta que “tal como está planteado el retorno a la presencialidad a las escuelas, de manera obligatoria, inconsulta y arbitraria, y de manera inminente, pone en peligro la salud física y psíquica de las infancias, juventudes, familias, docentes y de la comunidad en general”.

Por otra parte, el Comité de Crisis de la Villa 31 llamó a un abrazo al Ministerio de Educación porteño el miércoles a las 12 “por un regreso a las aulas cuidado”. “Le vamos a exigir a Soledad Acuña que deje de hacer marketing con protocolos insuficientes”, advirtieron.

“Hoy, más que nunca, garantizamos un regreso cuidado a las aulas para toda la comunidad educativa. Ya repartimos 74.472 mascarillas, 33.145 litros de alcohol en gel, 53.359 litros de alcohol líquido, 1662 termómetros, 6000 dispensers de papel y 6000 de jabón líquido”, aseguró la ministra de Educación, pese a las denuncias de faltantes en las escuelas.

Por ejemplo: el jardín maternal 7, del Distrito Escolar 6, ya anunció a las familias que no iniciará las clases porque “aún no llegaron los elementos de bioseguridad para poder hacerlo”. Por la situación en el nivel inicial, donde más presiones recibieron para comenzar, habrá también una concentración este miércoles en Castro Barros 965.

Desde UTE-CTERA, la secretaria de Prensa, Paula Galigniana, indicó a este diario: “Estamos muy preocupados por lo que pueda ocurrir mañana en las escuelas. El protocolo que nosotros rechazamos no contempla la realidad de los edificios escolares. Los anuncios marketineros de Larreta y Acuña se van a encontrar la realidad que dejó la falta de inversión”. Se calcula que el presupuesto para infraestructura escolar cayó un 70 por ciento respecto de 2019.

En tanto, Ademys confirmó su paro de 72 horas a lo largo de esta semana y una asamblea virtual el viernes para resolver las próximas medidas. “Sin condiciones sanitarias ni de infraestructura no iniciamos las clases”, es la consigna. “No a la imposición de la presencialidad sin condiciones epidemiológicas adecuadas, lo que pone en riesgo a la comunidad educativa”, afirmaron.

Página 12


VOLVER

Más notas sobre el tema