Ecuador hacia el balotaje | Lasso se retracta del acuerdo con Yaku Pérez para el recuento de votos

5.176

Guillermo Lasso admite que es ilegal pacto para reconteo de votos. Alerta que es para descartar presunto fraude, no para fraguar uno

Que no tiene sustento legal el acuerdo al que llegó con el candidato presidencial Yaku Pérez, de Pachakutik, y el Consejo Nacional Electoral, para el reconteo de votos, reconoce Guillermo Lasso, postulante de la alianza CREO-PSC.

En carta dirigida a la presidenta del organismo electoral, Diana Atamaint, Lasso dice que es el primer interesado en que queden claras la transparencia del proceso electoral y su votación en la primera vuelta, pero también deja claro que el tal acuerdo es supralegal (que está por encima de la ley).

Lasso también rechaza que se quiera descalificar a Andrés Arauz, de UNES, candidato ganador de la primer vuelta electoral, utilizando acusaciones en su contra, en referencia al supuesto financiamiento del ELN.

“Aprovecho la ocasión para expresar, respecto de la pública acusación contra el candidato Andrés Arauz (sin entrar a analizar la cuestión de fondo e incluso su correspondiente y oportuna pena, si fuese cierta y luego del debido proceso), que rechazo que se la pretenda utilizar para descalificarlo, pues, de acuerdo con los resultados del propio CNE, ocupa el primer lugar, así como yo el segundo.

El CNE no puede, con una actuación al margen de la ley, crear un precedente funesto para las próximas elecciones, afectando los resultados electorales y destruyendo la democracia electoral, que es su deber preservar”, avisa.

Sobre el acuerdo, señala que propuso, sin ninguna obligación legal, por ética, que se abran todas las urnas de la provincia del Guayas, donde el candidato Yaku Pérez supone, sin razón, que ha existido un fraude en su contra.

“Aquello es posible hacerlo mediante un acuerdo con ese candidato y, además, con el consentimiento de los otros candidatos a la Presidencia, que han participado en la primera vuelta electoral, bajo la supervisión de la comunidad, la prensa, los observadores internacionales y el propio CNE”, plantea.

Propone que todos los candidatos presidenciales formalicen el acuerdo, por consenso, como debe de ser, y no mediante la imposición de condiciones formuladas exclusivamente por uno de ellos, en referencia a Pérez.

Advierte que el CNE, como institución sometida al derecho público, solamente puede resolver lo que está previsto en la ley y nada más. “Por lo que, para los demás casos, la apertura de urnas (una o miles) requerirá inevitablemente la presentación por parte del reclamante, de las actas correspondientes, con la identificación de la inconsistencia que motiva el reclamo (Art. 136 Código de la Democracia).

Si el CNE procede de otra manera, no solo sería injusto, sino ilegal y hasta delictivo, porque se presumiría la comisión de uno o varios delitos y además acarreará la nulidad del proceso electoral”, alerta la carta de Lasso.

“El acuerdo es para evidenciar la transparencia de la votación del pueblo, descartando un presunto fraude, y no para fraguar uno”, remarca.

Declara estar dispuesto a participar en el acuerdo ya citado, proponiendo que este se haga (consensuado con los demás candidatos a la presidencia de la República, pues el tema tiene que ver con la primera vuelta electoral en que participaron), sujeto a los siguientes lineamientos:

  1. El CNE debe proclamar los resultados de la primera vuelta electoral, sin perjuicio de las correspondientes impugnaciones que se presentaren conforme a la Ley, así como de la vigencia y ejecución del acuerdo entre candidatos al que se llegue.
  2. Me ratifico en que se abra el 100% de las actas de la provincia del Guayas, y, si hubiere consenso con los demás candidatos, hasta el 50% de las siguientes provincias: Los Ríos, Manabí, El Oro, Esmeraldas, Pichincha y Bolívar, que inicialmente fueron las mencionadas públicamente por el candidato Yaku Pérez. Me parece inoficioso y una pérdida de tiempo, abrir el 50% de las urnas de las otras 9 provincias, que ha escogido unilateralmente el candidato Pérez, ya que en ellas, el me ganó ampliamente y yo acepto ese resultado. Lo que no aceptaría jamás es una posible intención de aumentar en esas provincias ilegalmente el resultado en su favor y en mi perjuicio. Lo dicho, sin perjuicio del derecho del candidato Pérez a impugnar, en cualquier provincia, por separado, las actas que considere, con arreglo a lo previsto en la Ley.
  3. Que en ningún momento se interrumpa la cadena de custodia de la urnas y que a través de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se brinde, a los observadores, prensa y personas participantes en el proceso de revisión de los votos pertinentes, la protección suficiente y permanente para que puedan cumplir con su deber sin amenazas, presiones o actos de fuerza de ningún tipo.
  4. Que el proceso de revisión se desarrolle con absoluta transparencia y publicidad, con la intervención de los observadores internacionales, en cantidad suficiente y permanente, de la prensa nacional e internacional, y la participación del CNE, con apego a la ley y al acuerdo.
  5. Que el CNE demuestre que posee la cantidad suficiente de personas, así como los recursos económicos necesarios para afrontar eficiente y rápidamente este objetivo.

Lasso, en su misiva, adelanta que impugnará y apelará, según corresponda en derecho, cualquier acto o resolución del CNE que viole la ley expresa o que pretenda imponer procedimientos que no consten en un acuerdo consensuado formalmente entre los candidatos a la Presidencia de la República, que participaron en la primera vuelta electoral.

Pichincha Comunicaciones


 


Yaku Pérez cuestiona a Guillermo Lasso: “¿Por qué se echa para atrás en el recuento de votos?”

A través de su cuenta de Twitter, el aspirante presidencial de Pachakutik, Yaku Pérez, cuestionó hace pocos minutos a su par de la alianza CREO-PSC, Guillermo Lasso, quien envió esta tarde una carta al Consejo Nacional Electoral (CNE) en la que plantea una serie de lineamientos para efectuar el recuento de votos acordado en una reunión el pasado viernes.

Lasso indicó que, conforme consta en el Código de la Democracia, antes de revisar las votaciones es necesario proclamar los resultados. Además, cree que no es necesario abrir las urnas de 17 provincias porque sería “inoficioso”.

Pérez respondió: “¿Por qué se echa para atrás en el recuento de votos? ¿Qué hizo usted y el CNE que no quieren que sepa el Ecuador? Para usted la política es un juego, para mí es la oportunidad de cambiar la vida de millones de ecuatorianos. Abrir las urnas es defender la democracia”.

Agregó: “Mientras usted desvía la atención, yo estoy junto al pueblo sacando a la luz el fraude que nos tiene sin un proceso electoral transparente. ¿El que mucho sabe, mucho teme?”.

Pérez también envió una carta destinada a la presidenta del CNE en la que señala que: “en función a lo señalado en los artículos 1, 219, 226, 227 de la Constitución de la República del Ecuador; y, artículos 6, 9, 127, 139 de la Ley Orgánica Electoral, es fundamental que se disponga la apertura de urnas, se verifique y coteje el paquete electoral y el conteo de votos del cien por ciento de la dignidades de Presidente y Vicepresidente de la república en la provincia del Guayas; y, en el cincuenta por ciento en las siguientes provincias: Pichincha, Manabi, Los Ríos, Azuay, Santo Domingo, El Oro, Santa Elena, Tungurahua, Loja, Chimborazo, Bolívar, Cañar, Esmeraldas, Imbabura, Cotopaxi, Morona Santiago, a efectos de garantizar la seguridad jurídica, derechos de participación, derechos políticos y el principio de transparencia, publicidad y certeza corrigiendo la vulneración de nuestros derechos y evitar se nos deje en indefensión a nuestra organización política y particularmente la candidatura del compareciente Yaku Pérez Guartambel”.

Lasso indicó que no se ha echado para atrás en el acuerdo, sino que este debe enmarcarse en lo que señala la legislación vigente.

El Universo


Recuento de votos comenzará entre lunes y martes y tardará 15 días

El recuento de votos en diecisiete de las veinticuatro provincias de Ecuador, para verificar cuál candidato presidencial irá a una segunda ronda o balotaje con el progresista Andrés Arauz, afín al expresidente Rafael Correa, comenzará probablemente el lunes o martes y tardará unos quince días.

Así lo aseguró la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, quien aspira a que la resolución que dé paso al recuento de votos, acordado por dos aspirantes que pujan por llegar a la segunda vuelta, se concrete hoy.
Atamaint hizo el anuncio tras recibir este sábado las denuncias del candidato indígena Yaku Pérez, que mantiene una dura puja electoral con el conservador Guillermo Lasso, ambos en un empate técnico en el segundo lugar de los comicios del pasado domingo, que ganó Arauz.
La presidenta del CNE recibió las “pruebas” de Pérez, como se estableció en el acuerdo al que llegó con Lasso el viernes pasado, cuando ambos aspirantes resolvieron aceptar un recuento de la mitad de los votos en dieciséis provincias y del total en la de Guayas, cuya capital es Guayaquil, el bastión del conservadurismo.
Los documentos con la denuncias de supuestas irregularidades presentadas por Pérez a Atamaint permitirán levantar un “informe técnico jurídico” que, a su vez, facilitará al pleno del CNE emitir una resolución legal para dar paso al recuento de votos, según explicó la presidenta del organismo electoral.
Asimismo, Atamaint indicó que ha dispuesto a las áreas técnicas del CNE que empiecen a elaborar un “plan operativo especial para esta actividad que no estuvo planificada” en el calendario de organización de los comicios presidenciales y legislativos.
También el CNE debe suscribir con el Instituto Geográfico Militar (IGM) un “adéndum” al convenio para la elaboración del material electoral, que incluya las nuevas actas para el registro del proceso de recuento de votos.
Seguramente, dijo Atamaint, al ser un volumen considerable de nuevas actas de escrutinio, se recibirán lotes para ser distribuidos a cada una de las delegaciones del CNE en las provincias cuyas votaciones serán revisadas.
El acuerdo entre Yaku y Lasso involucra el recuento a la mitad de la votación en las provincias de Azuay, Bolívar, Cañar, Cotopaxi, Chimborazo, El Oro, Esmeraldas, Imbabura, Loja, Los Ríos, Manabí, Morona Santiago, Pichincha, Tungurahua, Santo Domingo de los Tsáchilas y Santa Elena; y en la totalidad de Guayas.
El primer paso del CNE será dejar claro el sustento jurídico del recuento de votos, para que “no quede tela de duda” sobre el resultado final del proceso, añadió Atamaint al enfatizar en que el objetivo del Consejo es dar muestra de “garantía y transparencia” de la votación.
Asimismo, dijo que el equipo del CNE trabaja en “operativizar” el proceso de recuento de votos, pues se trata de 22.810 juntas de recepción de votos (JRV), que supone un padrón de seis millones de electores, y cuyo coste asciende a 1,5 millones de dólares.
El trabajo -dijo- seguramente va a demandar “24 horas al día, siete días a la semana”, por lo que las organizaciones políticas deben organizar sus veedurías del proceso, que será vigilado también por observadores internacionales.
“Ya se ha avanzado en el manual o instructivo del reconteo de votos” que dispone el CNE y que será puesto a consideración de los dos aspirantes, quienes podrían sugerir mejoras, añadió.
El objetivo, dijo la presidenta del CNE, es que el proceso de recuento de votos finalice en el menor tiempo posible, antes de la fecha de arranque de la segunda vuelta de las votaciones que se dará el próximo 11 de abril.
Si todo marcha según lo planeado, el recuento se podría iniciar el lunes o martes, pues se intenta tener todo bien coordinado “para que no quede nada de duda”, añadió Atamaint que aspira a que en Guayas el proceso concluya en quince días, mientras que en las otras provincias dentro de ese plazo o incluso antes.
En otro tema, Atamaint descartó que los militares se hayan retirado de la cadena de custodia de las urnas de votación, como denunció hoy mismo el candidato indígena.
Pérez dijo que ha recibido informaciones que alertaban de un posible abandono de la custodia que realiza el Ejército de las bodegas del CNE donde se han acopiado las urnas.
Atamaint aseguró que el CNE tiene un convenio suscrito con las Fuerzas Armadas y la Policía para que se garantice la custodia de los votos hasta que las nuevas autoridades elegidas por la población tomen posesión de sus cargos en mayo próximo.
Cualquier información que haya surgido en el sentido de que la custodia de los votos ha sido vulnerada “es absolutamente falso”, remarcó la presidenta del CNE.

Más notas sobre el tema