Ecuador | Ximena Peña, candidata presidencial: “Será necesario un gran consenso nacional para mantener el orden democrático”

1.390

Entrevista a Ximena Peña, candidata a la presidencia de Ecuador 

Por Luca Guillén, de la redacción de NODAL

El próximo domingo el pueblo ecuatoriano acudirá a las urnas en medio de la pandemia para elegir a quien sucederá en la presidencia a Lenín Moreno. De los 16 binomios presidenciales, solo el del partido oficialista Alianza País está encabezado por una mujer. El mismo que llevó a la victoria a Rafael Correa primero y luego a Moreno postula a la oriunda de Cuenca Ximena Peña. Quien ya fuera asambleísta desde 2013 y vivió más de 15 años en Estados Unidos se definió como “ni correísta, ni morenista”. En conversación con NODAL, la candidata alerta de un posible “ausentismo” electoral debido a la pandemia.

-¿Qué balance hace sobre la gestión del gobierno de Lenín Moreno?

-El balance es realmente lamentable, negativo. El presidente Moreno no ha cumplido con sus ofertas de campaña y, además, decidió gobernar con Guillermo Lasso, con Jaime Nebot, con el Movimiento Creo y el Partido Social Cristiano que son organizaciones políticas de derecha. Así es que, realmente, el sentir del pueblo y de los ciudadanos es de absoluto rechazo y es lastimosamente en base a que el presidente Moreno se dedicó a gobernar con prioridades ajenas a las que le permitieron llegar a la presidencia de la República.

-¿Qué particularidad tiene este proceso electoral?

-La pandemia ha hecho que esta campaña sea bastante particular. Esperemos que los ciudadanos puedan salir a votar con las medidas de bioseguridad. Probablemente tengamos ausentismo. Va a ser mucho más complejo que los ciudadanos salgan a las urnas. Esa es una complejidad importante.  Hemos tenido una papeleta bastante grande de 16 binomios. Eso también ha complicado el hecho de que los ciudadanos puedan conocer las propuestas, tienen bastantes opciones y hay una gran dispersión. Esto posiblemente beneficie a aquellos candidatos que han tenido mayores recursos para visibilizarse y los ciudadanos no han tenido la posibilidad de conocer a profundidad las propuestas de los 16 candidatos.

-¿Cuáles son sus principales desafíos en caso de ser electa presidenta?

-El principal desafío será mantener estabilidad política. Nuestro país tiene sectores económicos y políticos que siempre tratan de influenciar en el gobierno en las tomas de decisiones. Así es que queremos garantizar autonomía en las decisiones y probablemente esto pueda generar conflictos. Aquí será necesario generar un gran consenso nacional con las organizaciones políticas, con los sectores económicos y sociales de tal manera que nos permita mantener el orden democrático durante los siguientes cuatro años.

Un tema fundamental que tendremos que enfrentar es la pandemia y la reactivación económica con recursos adecuados que nos permitan garantizar el mayor número de vacunas para el mayor número de ciudadanos lo antes posible. Para esto requerimos recursos y fortalecer el sistema de salud, lo cual será un desafío importante porque sería un proceso de vacunación masiva que enfrentaríamos de manera histórica y sin precedentes. Esto, indudablemente, tendrá sus retos que pensamos enfrentar con la mayor eficiencia posible.

También la reactivación económica es un clamor de nuestros ciudadanos, generar empleo y oportunidades. Tendremos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para, a través de nuestras iniciativas, reactivar la economía de manera urgente.

-¿Cómo analiza la integración regional y qué rol cree que debería tomar el próximo gobierno?

-La integración regional se ha visto debilitada. La UNASUR se debilitó y se encuentra prácticamente paralizada. Creo que como región tenemos el reto de organizarnos nuevamente, pero no solamente en base a una visión ideológica geopolítica, sino también asociarnos y unirnos con el fin de buscar mecanismos que procuren buscar respuestas a los problemas que como naciones vecinas enfrentamos. El narcotráfico, la trata de personas, los temas de movilidad humana, la integración económica, son algunos de ellos. Creo que son retos necesarios y que será posible hacerlo de manera más contundente si los enfrentamos como región. Esta sería la esencia a través de la cual como país podríamos integrar cualquier organismo internacional que coadyuve a que, como Ecuador, podamos responder de mejor manera a estos desafíos que también son regionales.


VOLVER

Más notas sobre el tema