La editorial Fondo de Cultura Económica vuelve a crecer en la región y desarrolla nuevas librerías en Bolivia, Cuba, Ecuador, Paraguay y Uruguay

1.627

Por Redacción Nodal Cultura

El Fondo de Cultura Económica (FCE) informó que están próximas las aperturas de sus librerías en Paraguay y Uruguay y en 2021 también se iniciarán operaciones en Cuba. También avanzará en la instalación de un centro cultural y una librería en La Paz, Bolivia, cuya apertura se vio frustrada con el golpe de Estado y se impulsará nuevamente con el retorno a la democracia. En el caso de Ecuador, se han abierto dos nuevas librerías en Guayaquil en colaboración con la Universidad de las Artes, y se dio el cambio de la sede en Quito. Además, en Guatemala y en Perú se inauguraron dos nuevas sedes.

Las nuevas sedes que se abrirán en Paraguay y Uruguay también será consecuencia de una alianza con importantes universidades, razón por la cual tendrá “costo cero”.

El Fondo de Cultura Económica es un grupo editorial en lengua española nacido y asentado en México, con presencia en todo el orbe hispanoamericano, sin fines de lucro y sostenido parcialmente por el Estado.

Fue fundado en 1934 por Daniel Cosío Villegas con el propósito original de proveer de libros en español a los estudiantes de la Escuela Nacional de Economía; muy pronto extendió su labor editorial a otras ciencias sociales: las humanidades, la literatura (sobre todo la escrita en español), la divulgación de la ciencia y los libros para niños y jóvenes.

La relación del FCE con lxs latinoamerincanxs y la cultura de la región tiene una larga historia, no solo a través de su catálogo sino en su presencia en los países del continente. En 1945 se inauguró la subsidiaria en Argentina, a la que siguieron las de Chile, en 1954; Perú, en 1961; España, en 1963; Venezuela, en 1974; Colombia, en 1975; Estados Unidos, en 1990; Brasil, en 1991; Guatemala, en 1995, y Ecuador en 2015.

Al momento de asumir la actual gestión, con Paco Taibo II al frente de la misma, las 10 subsidiarias internacionales estaban con problemas graves problemas económicos, algunas cercanas a la quiebra, razón por la cual se inició una reestructuración con el objetivo de poner orden en las finanzas y en sus operaciones de las subsidiarias. Las decisiones permitieron rápidamente recuperar el superávit en Chile, Argentina y Estados Unidos y se espera que en el corto y mediano plazo todas alcancen su equilibrio.

Aunque la operación mercantil resulta imprescindible para no quebrar las finanzas del FCE, la actual dirección ha puesto la mayor atención en la recuperación de una línea editorial, que tenga una visión integral y que incida en la formación del pensamiento crítico hispanoamericano.

“Uno de los ejes fundamentales de la operación del FCE en Hispanoamérica es el fomento a la lectura, de manera que aun con las vicisitudes que ha impuesto la pandemia, se realizaron (en las sedes foráneas) de manera virtual 572 actividades culturales, 89 conferencias, 390 actividades de animación a la lectura y 46 presentaciones, con una asistencia de 99 mil 765 participantes”, expresaron las autoridades de la editorial a través de un comunicado.

Allí detallaron que se evalúo cerrar la oficina en Venezuela, pero luego se reactivaron las relaciones con distintos actores del mundo editorial en la República Bolivariana, especialmente con la Fundación Librerías del Sur. “El primer resultado exitoso de esta alianza fue la gran venta en la Feria Internacional del Libro, en noviembre pasado, cuyo país invitado fue México, donde también se llevaron a cabo numerosas presentaciones virtuales de novedades editoriales”.

En el caso de Brasil, el cierre está en trámite, pero las operaciones en ese país no terminarán porque a pesar del cierre del local, la presencia del FCE en el gigante suramericano se mantendrá atendida por la subsidiaria de Argentina, que en 2020 celebró con una serie de actividades el 75 aniversario de su creación.

Además, el Fondo de Cultura Económica puso en marcha la creación de un consejo editorial hispanoamericano, con el fin de reactivar en sus sedes en el extranjero la edición de libros, promover a los autores locales y fomentar la lectura. A la fecha, en las subsidiarias “se cuenta ya con 37 títulos, 25 novedades y 12 reimpresiones. Se han vendido 102 mil 900 ejemplares y se comercializaron 257 mil libros de todos los sellos. Desde la casa matriz del FCE se han hecho 25 envíos de libros, para un total de 292 mil 271 ejemplares”.

Más notas sobre el tema