La ministra de Salud anuncia el comienzo de la vacunación para el personal docente

219

Con la llegada de las dosis de China, comenzará la vacunación a docentes

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció el comienzo de la campaña de vacunación contra el coronavirus para el personal docente, que será inmunizado con las dosis del laboratorio chino Sinopharm y dividido en cinco grupos prioritarios.

Vizzotti hizo el anuncio durante la reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa), poco después del despegue de un vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer al país 904.000 dosis de la vacuna de Sinopharm.

Vizzotti y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmaron ante los titulares de las carteras de Salud de todo el país el inicio de la inoculación del personal docente a partir del arribo, el jueves, de la vacuna SARS COV-2, desarrollada en China.

“Se ha decido destinar las vacunas de Sinopharm al personal docente y no docente de las escuelas, que abarca una población total de 1.458.000 en todo el país”, destacó, por su parte, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, quien afirmó que, de este modo, quedaron ratificados los “consensos construidos en el seno del Consejo Federal de Educación”.

Según consignó Trotta, los cinco grupos priorizados para recibir la vacuna son los de personal de dirección y de docentes de nivel inicial y primer ciclo primario de educación especial, además del personal de apoyo a la enseñanza.

Los tres grupos restantes son los docentes de nivel primario, del segundo ciclo de 4° a 6°/7° grados; nivel secundario y, por último, docentes y no docentes de institutos de educación superior y universidades.

El vuelo AR1050 de Aerolíneas Argentinas con destino a Beijing para traer al país las dosis partió ayer a las 13 y se estima que regresará a Buenos Aires el jueves a las 21.50.

Por otra parte, en los próximos días, mediante un vuelo de línea, llegarán otras 96.000 dosis que completarán el lote de un millón adquirido por el Gobierno nacional.

El anuncio del inicio de la inoculación de los docentes, esperado por los sindicatos del magisterio, se da en un marco auspicioso debido al reinicio de las clases presenciales en los colegios de todo el país, luego de casi un año de haberse suspendido la modalidad presencial por la llegada del coronavirus.

La llegada de la vacuna china

Vizzotti firmó el domingo pasado la resolución 688/2021 que autoriza con carácter de emergencia la vacuna SARS COV-2, desarrollada por Sinopharm en colaboración con el Laboratorio Beijing Institute of Biological Products de la República Popular China.

La decisión de autorizar la llegada de las vacunas de Sinopharm siguió a la recomendación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) respecto a la utilización de la vacuna SARS COV-2 hasta los 60 años.

La vacuna de Sinopharm se suma así a la Sputnik V, proveniente de Rusia, para formar parte de la campaña de vacunación nacional para prevenir los casos de la Covid-19.

La vacuna china requiere de dos dosis que deben aplicarse con al menos 21 días de diferencia, al igual que lo indicado para la vacuna rusa.

Pero, a diferencia de la Sputnik V, la vacuna china puede transportarse y almacenarse con un nivel de frío de entre 2 y 8° C, lo que facilita su logística.

La vacuna de Sinopharm, además, permanece estable durante 24 meses.

Hasta el momento, ya llegaron al país un total de 1.220.000 dosis de la Sputnik V, en cuatro vuelos de Aerolíneas Argentinas procedentes de Moscú, tras la autorización de la utilización de esa vacuna por la Anmat y las gestiones del Gobierno argentino para su adquisición.

En este caso, la partida comprende un millón de dosis de Sinopharm, que permitirán inmunizar a 500.000 personas, debido a que como la mayoría de las vacunas contra la Covid-19 requiere dos aplicaciones.

Mientras el Gobierno se prepara para recibir esta nueva partida de vacunas, procedentes de China, en Moscú avanzan las gestiones de la asesora presidencial Cecilia Nicolini, que viajó el sábado por la noche a Rusia para analizar con las autoridades del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) los contratiempos que surgieron en las últimas semanas y que afectaron el suministro de dosis hacia Argentina.

Télam


“Se hizo lo que se tenía que hacer, basta de escarnio”

“El hecho es lo suficientemente grave como para que un ministro de esa talla (por el exministro de Salud Ginés González García) haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Les pido a los jueces y fiscales que hagan lo que deben. Ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas para que sigan haciéndolas”, advirtió el presidente Alberto Fernández, en referencia a la celeridad con que reaccionó la justicia ante este hecho y la parsimonia que muestran cuando se trata de denuncias relacionadas con el gobierno de Mauricio Macri. La frase resonó en el salón donde Fernández participó de la conferencia de prensa junto con su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador. El mandatario tomó la ofensiva frente al conflicto desatado por la vacunación irregular a 70 personas –según las listas oficiales publicadas por el propio gobierno–, en el hospital Posadas y en el Ministerio de Salud. “Lo que se tenía que hacer ya se hizo”, remarcó Fernández.

Fuentes oficiales del gobierno agregaron, en diálogo con este diario, que “el Presidente echó a un ministro, y no a cualquiera, sino a uno que era su amigo y que además valoramos como buen ministro de Salud. Carla Vizzotti está armando un nuevo equipo y tomando medidas para brindar más información sobre el plan de vacunación. Estamos haciendo todo lo que nos compete”, indicaron.

Todavía no amanecía a las seis de la mañana en la Ciudad de México y la plaza Constitución, popularmente conocida como el Zócalo y ubicada frente al Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, estaba completamente vacía. Cerca de las siete el presidente Fernández fue recibido en la puerta del Palacio por López Obrador y se dieron un abrazo afectuoso. Sonaron las trompetas, los himnos nacionales de cada país y Alberto cantó el argentino más allá de tener puesto el barbijo. Luego, los mandatarios caminaron por un patio interno, en el que colgaban banderas de Argentina y México, y se sacaron fotos con el Mural de la Escalera Monumental, uno de los icónicos murales del artista mexicano Andrés Rivera que cubre una de las paredes detrás de la escalera principal del Palacio.

Una vez en el Salón Tesorería, López Obrador brindó una de sus clásicas conferencias de prensa diarias que llama “mañaneras”. “Es un día muy especial porque está aquí un amigo nuestro, representante de un pueblo hermano y fraterno”, dijo López Obrador a modo de bienvenida. Al lado de Fernández estaban sentados el canciller, Felipe Solá, el canciller de México, Marcelo Ebrard, el embajador argentino, Carlos Tomada, el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, y funcionarios del gobierno mexicano.

Cuando terminaron los discursos llegó el momento de las preguntas. Por caso, Fernández aclaró que, cuando él se aplicó la vacuna, lo hizo “para convocar a la confianza ciudadana ante la campaña despiadada que hizo la oposición para hacerle sentir a la población que la Sputnik V era veneno”. En ese sentido, recordó que en ese momento hasta lo denunciaron por “envenenar” a la población. “Ahora resulta que los que denunciaron piden que por favor se les dé el veneno a ellos y que consiga más”, ironizó. Paradójicamente, recién ayer y después haber incluso pedido medidas de pruebas como requerir informes a la Anmat, el fiscal Guillermo Marijuan, le solicitó al juez Sebastián Casanello desestimar la denuncia que había realizado Elisa Carrió contra el Presidente por envenenamiento, defraudación al Estado e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

“El tema de las vacunas es muy sensible y debemos tratarlo con mucha seriedad porque el riesgo es que lo terminemos politizando”, agregó. En esa línea, vinculado a las denuncias penales contra el exministro González García, el presidente argentino aseguró que “detesto los privilegios y lamento que lo hayan hecho. Pero les pido a los fiscales que relean el código penal” y agregó: “No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga ‘será castigado el que vacune a otro que se adelantó en la fila’”.

A modo de contraste apuntó a los fiscales que no investigaron lo necesario durante el gobierno de Mauricio Macri y que ahora denuncian a su Gobierno: “Si quieren trabajar tienen un montón de delitos para investigar. Pueden investigar el negocio de los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió que no fue otra cosa que un negocio para los amigos del poder”, afirmó. Y siguió: “pueden investigar el negocio de los Parques Eólicos, la responsabilidad de un ministro que mandó a un submarino para que mueran 44 personas. Y sin embargo no investigan”.

Fuentes oficiales cercanas al Presidente subrayaron que “nos sorprende que en 24 horas salieron los fiscales a decir cosas, pero en los cuatro años del gobierno de Macri no investigaron nada”. Puntualizaron que no están de acuerdo con “el escarnio público” que distintos medios realizaron a las personas que aparecen en el listado que el Gobierno publicó este lunes. “Vemos que se trata a esas personas como delincuentes. Es preciso revisar la lista porque muchos se vacunaron por su función y, en ese caso, la situación es distinta”, precisaron.

En tanto, funcionarios del Ministerio de Economía también remarcaron que los integrantes de la cartera que fueron vacunados lo hicieron por necesidad laboral. Tanto el ministro Martín Guzmán, como los que trabajan y viajan con él y explicaron que, en caso de contraer la enfermedad, complicarían las tareas que van a realizar, como renegociar la deuda. “Es un asunto de Estado”, opinaron.

A casi 7700 kilómetros de la capital mexicana, el gobernador Axel Kicillof aseguró, en línea con lo que dijo Fernández, que “cuando yo me vacuné, era un loco suicida que se inyectaba veneno. Para estos mismos, ahora soy un vacunado VIP” (ver aparte).

A su turno, López Obrador dijo que no iba a opinar sobre el tema, pero que confiaba en la honestidad de Fernández.

Fueron casi dos horas de conferencia donde los mandatarios se repartieron elogios. AMLO le agradeció a Fernández las gestiones que realizó para que México pueda obtener dosis de la vacuna rusa Sputnik V y Alberto destacó que López Obrador es “el presidente de México más honesto en mucho tiempo”.

Página 12


Ampliarán la denuncia por el vacunagate: pedirán incluir entre los acusados al director del Posadas, junto a Zannini, Duhalde y Scioli

El escándalo por el “vacunagate” promete seguir creciendo en la Justicia. Por ahora los únicos imputados son el ex ministro de Salud Ginés González García y su sobrino y mano derecha Luis Bonelli. La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano trabajan sobre las pruebas secuestradas en el Ministerio de Salud y los documentos que aportó el director del Posadas Alberto Maceira al declarar como testigo. Pero ahora el primer denunciante del caso, el abogado Yamil Santoro, del partido Republicanos Unidos, prepara una ampliación de denuncia en el que pide investigar también a Maceira a la par que el renunciado ex ministro.

Santoro, además, reclama investigar penalmente a funcionarios como Julio Vitobello, Juan Biondi, Marcelo Martín, Felipe Solá, Carlos Zannini, o a los ex gobernadores bonaerenses Daniel Scioli o Eduardo Duhalde. Es decir: todos los que figuran en la lista que difundió el lunes el Ministerio de Salud como vacunados en el Posadas y que no eran personal de salud. A Zannini, procurador del Tesoro, pedirá que lo investiguen por falsedad ideológica de documento público porque aparece como personal de salud.

“Entendemos que el Sr. Director del Hospital Posadas, Alberto Maceiro, al igual que el ya denunciado Ginés González García, debe ser investigado por los delitos de abuso de autoridad y malversación de caudales públicos, atento a su posible responsabilidad en el manejo de las vacunas que estaban a su cargo, vulnerando normas de ética pública, vulnerando los criterios de aplicación de vacunas y, fundamentalmente, vulnerando el principio de igualdad, consagrado en el art. 16 de la Constitución Nacional. Todo ello, mediante el desvío de recursos sanitarios hacia otras personas distintas a las que correspondía, de acuerdo a la estrategia oficial diseñada para luchar contra la pandemia”, escribió el denunciante en el escrito al que accedió Infobae.

Maceiro declaró este martes como testigo ante la jueza y el fiscal. Confirmó que fue al Ministerio el 18 de febrero pasado para aplicar las diez dosis de vacuna, que incluyeron al periodista Horacio Verbitsky, y apuntó a dos funcionarios del Ministerio como las personas que llamaban al Posadas “de parte del ministro” para que se incluyera a personas recomendadas, tal como reveló Infobae.

En la presentación que hará en tribunales, Yamil Santoro sostiene que González García “habría regenteado una suerte de ‘vacunatorio VIP’, valiéndose para ello de su cargo de Ministro de Salud de la Nación, ordenando la aplicación de dosis de vacunas a personas allegadas o cercanas a él, en razón de su vínculo y al margen de cualquier criterio sanitario vigente”.

“Resulta harto claro que las dosis de vacunas que pudieren haber estado bajo la administración de González García, en razón de su cargo, no eran para administrarlas a su mera voluntad a personas con las que lo une un vínculo de amistad o simpatía; en este orden de ideas, ordenar la aplicación de dicho insumo limitado y escaso en el marco de una pandemia mundial vulnera la normativa de Ética Publica que rige el obrar de los funcionarios públicos y las obligaciones sobre los insumos a su cargo y, a su vez, contraviene las mismísimas políticas sanitarias – políticas de las que resulta autoridad máxima de aplicación -. Vulnera, asimismo, esta conducta, el principio de igualdad, consagrado en el art. 16 de la Constitución Nacional y en tratados internacionales de DDHH que gozan de jerarquía constitucional”, se afirmó.

El abogado promoverá la denuncia en base a varios delitos que apuntan al fraude. “Las personas individualizadas en la lista podrían haber formado de un ardid en perjuicio de la Administración y del patrimonio del Estado Nacional, en complicidad con funcionarios nacionales, tendiente a obtener un beneficio sanitario (la vacuna) que no les correspondía –al menos en esa instancia-, en desmedro de terceros, a quienes sí estaba destinada. Y también se desprende de lo dicho hasta aquí, que el mencionado ardid podría haber consistido en simular la calidad de destinatario de la vacuna, en plena conformidad con la política sanitaria y criterios sanitarios vigentes”.

Sobre Zannini, procurador del Tesoro, que aparece vacunado como “personal de salud”, se pidió además investigarlo por “falsedad ideológica de instrumento público”. La denuncia se presentará en las próximas horas en Comodoro Py como parte de la denuncia que se abrió el lunes por el escándalo del vacunatorio vip.

Infobae

Más notas sobre el tema