México | Veka García, activista feminista: “Destacamos que AMLO haya dicho que la Iglesia no debe meterse en el tema del aborto”

1.877

Entrevista a Veka García, activista de la organización Feministas 4T

 

Por Luciana Mazzini Puga, de la redacción de NODAL

América Latina está viviendo una época atravesada por la llamada “marea verde”. A la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina le sucedieron una serie de declaraciones y acontecimientos en otros países. Chile inició dos semanas después el debate por la despenalización del aborto y en México el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso que las mujeres lleven adelante una consulta popular sobre el tema y dijo que “se trata de que no sea un asunto del gobierno, los poderes o de la Iglesia, sino que sea un asunto de las mujeres y de los ciudadanos”.

NODAL conversó con Veka García, activista de la organización Feministas 4T, sobre el impacto en México de la legalización del aborto en Argentina, cómo recibieron los movimientos feministas la propuesta de AMLO y cuáles son las razones del aumento de la violencia machista.

¿Qué impacto tuvo en México la legalización del aborto en Argentina?

La despenalización del aborto en Argentina impactó en todo el mundo, las mujeres mostraron que puede lograrse un movimiento de tal magnitud de manera pacífica, con persistencia, con mucho ímpetu en las calles y con una vinculación entre el movimiento, el gobierno, las instituciones privadas y las públicas.

En la región latinoamericana abrió el debate y posibilitó esperanza para todas las compañeras que nos venimos organizando desde hace varios años. En México particularmente hizo poner sobre la mesa este tema tan importante y generó que compañeras tanto del Ejecutivo como del Poder Legislativo se pronunciaran al respecto.

¿Cómo recibieron los movimientos feministas la propuesta de AMLO de realizar una consulta popular a las mujeres sobre la legalización del aborto en todo el país?

Si bien el movimiento feminista mexicano no es homogéneo y hubo pros y contras, abrió el debate. Nosotras destacamos mucho que haya dicho que la Iglesia no debe meterse en estos asuntos y que estaba en contra de que hubiera algún otro interés sobre este tema tan sensible.

La consulta popular es un ejercicio que rescato porque, más allá de fomentar la democracia participativa y fortalecer el poder popular, genera que el asunto del aborto se difunda y debata en las calles a la vez que fomenta un ejercicio de información y de educación sexual. Sin embargo, creo que los derechos no se consultan y este es un tema que se debió votar en el Congreso. Aquí sólo tenemos el aborto despenalizado en Ciudad de México y en Oaxaca, donde las mujeres de todo el país y de otros países vienen a realizarse un aborto.

De todas maneras, rescato que el debate se puso sobre la mesa y este año se volverá a discutir tanto en la Cámara Alta como en los congresos locales.

¿Cuáles crees que son las principales razones del aumento de los feminicidios y la violencia machista en México?

No hay una sola razón respecto del aumento de los feminicidios y de la violencia machista en México. Hay distintos factores y dimensiones, y el primero es el cultural. México es una sociedad muy religiosa y los poderes fácticos y los medios de comunicación han influenciado mucho sobre la educación de la población, generando programas de televisión y de radio con alto contenido machista, misógino, en donde se ha normalizado este tipo de actos. Por otra parte, está la diferencia económica abismal en los salarios de las mujeres respecto de los hombres y eso ha generado que gran parte de los cuidados recaiga sobre las mujeres, quienes hacen un doble o triple trabajo cotidianamente.

También hay que destacar la parte política-histórica. En 2006 llega al gobierno el conservador Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional, y desata la “guerra de narcotráfico”. Se ocupó a la mujer como botín de guerra y aumentó muchísimo la trata de blancas, la explotación sexual y el feminicidio. Aumentó no sólo la violencia contra el cuerpo de las mujeres sino también contra poblaciones más vulnerables, como niños, indígenas, campesinos, a los cuales se les obligó a trabajar para estos cuerpos armados y de narcotraficantes. Desde ese año se ha acentuado la violencia sobre las mujeres y, en estados del norte, muy cerca de la frontera con Estados Unidos, se ha intensificado el maltrato sobre el cuerpo de mujeres mexicanas y centroamericanas.

Hay que recordar que México es un país de tránsito para la población que quiere migrar hacia Estados Unidos y desde ese momento hay un aumento muy visible de la tasa de feminicidios. Se habla que hay diariamente 12.2 mujeres asesinadas en el país, de las cuales se concentra mucho más en los estados donde hay un gobierno conservador como Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas y Nueva León.


Nota relacionada

Tras la legalización en Argentina, otros seis países de la región debaten sobre el aborto


VOLVER

Más notas sobre el tema