Nicolás Lynch Gamero, sociólogo y político, sobre el Vacunagate: “Ha sido un baldazo más de agua fría en el mar de escándalos que acumula el Perú

507

Entrevista a Nicolás Lynch Gamero, sociólogo y político peruano

Por Denise Godoy, de la redacción de NODAL

Un nuevo escándalo político salió a la luz en Perú al revelarse que el expresidente Martín Vizcarra había sido inmunizado contra el Covid-19 durante su mandato, cuando las vacunas aún no habían llegado oficialmente al país. Luego de que el exmandatario reconociera haber recibido dos dosis de la vacuna china Sinopharm en octubre de 2020, la lista de funcionarios y ciudadanos privilegiados que recibieron la vacuna de forma irregular comenzó a crecer llegando a un total de 487 personas. Dos ministras presentaron su renuncia y el Congreso creó una comisión para investigar los hechos.

Este escándalo se suma a la crisis política que atraviesa el país tras la destitución de Vizcarra y sumado a varios hechos de corrupción que se dieron a conocer en los últimos años. Actualmente Perú está gobernado por el presidente interino Francisco Sagasti y 16 candidatos están en campaña para disputar la presidencia el próximo 11 de abril.

En entrevista con Nodal, Nicolás Lynch Gamero, sociólogo y político peruano, analiza el caso denominado “Vacunagate” y el panorama electoral.

¿Qué repercusiones tuvo el escándalo de la vacunación irregular de funcionarios?

Ha sido un baldazo más de agua fría en el mar de escándalos que acumula el Perú, pero especialmente indignante por el feroz impacto de la pandemia, sobre todo en los más pobres y los más viejos. Además de la pésima gestión de este y el anterior gobierno en la compra de vacunas: recién ha llegado el primer millón y tenemos una población de 32 millones de personas.

¿Cuál es el escenario general de cara a las elecciones del 11 de abril?

La campaña definitivamente se ha “vacunado”. El tema de la vacunación irregular ha tomado todo el protagonismo. Es muy difícil tratar algo fuera de este escándalo. El ex arquero de Alianza Lima y exalcalde de La Victoria, George Forsyth, que lideraba las encuestas todavía está adelante pero en pleno descenso. Los candidatos que plantean cambios, Yhony Lescano y Verónica Mendoza, también están en los primeros lugares mientras que Keiko Fujimori los persigue. Otros como Julio Guzmán, del partido del presidente provisorio Francisco Sagasti, paga el precio de la gestión y ha descendido fuertemente en los sondeos. Sin embargo, todos están en una franja de “margen de error” de entre 4 o 5 puntos por lo que el resultado es muy incierto todavía. Habrá que esperar a marzo para más definiciones.

¿Cómo ve la idea de poder avanzar hacia una reforma constitucional?

Una Nueva Constitución es indispensable. La única candidata que lo plantea con claridad es Verónika Mendoza. Sin embargo, otros candidatos de centro e incluso de derecha se han mostrado abiertos a la idea. Claro, los que consideran el asunto solo quieren reformas parciales y poco significativas. El problema de Verónika Mendoza es que no ha logrado hacer de la bandera de una nueva Constitución el parteaguas de la campaña. De todas formas, si no se logra un camino hacia una nueva Constitución, la opción más plausible es la de una Asamblea Constituyente, que en esta coyuntura será en una próxima elección porque el tema ya se ha convertido en un asunto de interés público.


VOLVER

Más notas sobre el tema