Paraguay activa alerta máxima en cárceles tras violento motín que dejó siete muertos

404

Activan alerta máxima en cárceles de todo el país tras motín en Tacumbú

Luego del sangriento episodio ocurrido el martes en la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, que fue protagonizado por internos, se decidió emitir una alerta máxima en las cárceles de todo el país.

El viceministro Rubén Maciel Guerreño sostuvo en el canal NPY este viernes que el motivo se debe a que reclusos de la mencionada cárcel mantienen contacto con otros centros penitenciarios.

“Por esta razón todo directivo y jefe de seguridad ya están tomando medidas al respecto, para evitar una situación que pueda causar disturbios o que pueda afectar a la vida o integridad física de la persona privada de libertad”, explicó.

Recalcó que lo principal para el Ministerio de Justicia es salvaguardar la integridad física y la vida de los reclusos, ya que son personas que están bajo custodia del Estado.

Asimismo, explicó que por el momento ya se planificaron varias acciones en relación con el pabellón donde se registró el motín en Tacumbú. Dijo que lo importante es evitar que se materialice un plan de fuga.

“El traslado de esta persona, Orlando Efrén Benítez, se dio sobre la investigación de un posible plan de fuga, que él estaría planificando incluso financiando un plan masivo de Tacumbú. Todo confirma que aparentemente es real”, reforzó el viceministro.

Varios lugares quedaron destruidos en la cárcel de Tacumbú, con las rejas arrancadas y otros destrozos que se dieron durante el amotinamiento, en el que se produjo la quema de colchones y hubo enfrentamiento con armas blancas de fabricación casera, en el sector al que los internos llaman Camboya o La Jungla.

Acerca de las causas del brutal enfrentamiento, todavía no se tiene una versión oficial.

Sin embargo, a partir de videos que fueron difundidos se puede atribuir el hecho al Clan Rotela, grupo criminal de origen paraguayo que sería responsable de las siete muertes, tres de las víctimas decapitadas.

Las personas fallecidas fueron identificadas como Francisco Vargas Leiva, procesado por hurto agravado; Carlos Raúl Casco Rojas, procesado por hurto agravado; Fernando Ortiz Echeverría, procesado por hurto agravado; y Julio César Shareamm Barrios, procesado por robo agravado.

Asimismo, Alcides Ramón González González, procesado por robo agravado; Julio César González Cáceres, condenado a 27 años por homicidio doloso, y Roberto Ríos, condenado a 9 años por robo agravado.

Se presume que el motivo de los desmanes fue el traslado de Orlando Efrén Benítez de Tacumbú a la Agrupación Especializada. El hombre habría estado trabajando en un plan de fuga que finalmente fue filtrado y llegó a oídos de las autoridades.

Última Hora


CEP lamenta motín en Tacumbú y repudia gran cantidad de reos sin condena

Desde la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) manifestaron este viernes sus condolencias a los familiares que perdieron a sus seres queridos durante el violento motín que se apoderó de la Penitenciaría de Tacumbú el pasado martes. Cuestionan duramente la falta de gestión para la disminución de reclusos sin condena.

A través de un comunicado, las autoridades católicas mencionaron que tras la muerte de siete reclusos y varios otros heridos, se demostró la pésima condición en la que se encuentran las cárceles de todo el país.

“Los hechos evidencian que de nada sirve una superestructura para recluir a las personas que tienen cuenta pendiente con la Justicia si sigue imperando la alta corrupción en las cárceles y si no se realiza una profunda reforma penitenciaria”, expusieron.

“Falta de gestión”

Por otra parte, lamentaron la falta de una gestión eficaz para intentar disminuir la población penal que no tiene condena y de esa manera, evitar el hacinamiento que va en detrimento de los derechos básicos de toda persona humana.

“Nos preocupa también la extrema violencia con la que actúan grupos criminales que condicionan con chantajes a las autoridades nacionales y tienen control sobre la población carcelaria. Son cada vez más numerosos y violentos”, añadieron.

En otra parte del manifiesto, los religiosos indican que detrás de las personas privadas de libertad, sean o no condenadas, existen familias que los esperan y quieren verdaderamente que sean reinsertadas a la sociedad.

Papa Francisco y su pedido para los reos

Recordaron también al papa Francisco, quien siempre visitó cárceles y a reclusos, como en una oportunidad en la penitenciaría de Filadelfia, Estados Unidos, declaró: “Es penoso constatar sistemas penitenciarios que no buscan curar las llagas, sanar las heridas, generar nuevas oportunidades”.

En aquel tiempo, setiembre del 2015, año en que visitó también nuestro país, el Papa manifestó su deseo a los recluidos y expresó que “quiere que volvamos a los caminos, a la vida, sintiendo que tenemos una misión; que este tiempo de reclusión no ha sido nunca un sinónimo de expulsión”.

Por último, desde la Conferencia Episcopal exhortaron a los tres poderes del Estado a redoblar esfuerzo y dirigir la gestión a una mirada más humana a favor de las personas privadas de libertad que “verdaderamente merecen una segunda oportunidad”, según concluye el escrito.

La Nación


Siete muertos confirmados tras el violento motín en Tacumbú

La ministra de Justi­cia, Cecilia Pérez, con­firmó que existe un séptimo fallecido en el penal de Tacumbú tras el violento motín ocurrido este martes pasado. La víctima fue iden­tificada como Francisco Var­gas Leiva, de 49 años, cuyo cuerpo sin vida fue hallado mientras se realizaba una revisión del lugar. En total son siete las víctimas hasta el momento, todos internos.

El cuerpo fue trasladado hasta la Morgue Judicial ubicada en el barrio Sajonia de Asunción, entre tanto se confirmaba que tres de los siete fallecidos fue­ron decapitados. “Se con­firma el hallazgo del séptimo cuerpo y el último. Su nombre es Francisco Vargas Leiva. Se verificó todo, ya no hay nadie más a quien verificar y esa es la identidad de la persona”, manifestó Pérez.

La ministra dijo que no se trató de un enfrentamiento de grupos, sino que fue un tema interno entre los reos. Extraoficialmente se maneja que la matanza fue porque los ahora fallecidos filtraron un plan de fuga del grupo lide­rado por Orlando Efrén Bení­tez, el recluso trasladado a la Agrupación Especializada.

Por otra parte, se reveló que cuatro de los siete presos fallecidos no tenían condena por los delitos de los que eran acusados, como robo y hurto agravado. Especia­listas califican que se trata de una muestra aleatoria que expone el fracaso del sistema judicial en el Para­guay. Además, ninguno for­maba parte de ninguna fac­ción criminal como el clan Rotela o el Primer Comando Capital (PCC).

De los siete fallecidos con­firmados hasta el momento, Julio César González Cáceres (35) y Julio César Shareamm Barrios (31) eran las únicas dos personas con condenas. Mientras que Roberto Ríos (49), y Fernando Ortiz Eche­verría (26) tenían causas en pleno proceso judicial, sin contar aún con culpa ni pena. Todos se encontraban presos por robo y hurto agravado.

“El tema de la reforma peni­tenciaria tenemos que tra­bajar. Hasta hoy la venimos remando. El problema del sistema penitenciario no es solo del Ministerio de Justi­cia. Tenemos 70% de la pobla­ción que no tiene condena”, reconoció Pérez.

El especialista en Crimino­logía, Juan Martens, mani­festó que “el problema no es solo Tacumbú, sino todo el sis­tema y que los centros peni­tenciarios dejen de ser depó­sitos humanos y se conviertan en centros de tratamiento. Hay facciones que ocupan territorialmente, en el caso de Tacumbú es el clan Rotela y aprovechan estos momen­tos para tomar venganza y se producen las muertes lamen­tables”, afirmó el especialista.

DECAPITACIONES POSMORTEN

Los doctores Pablo Lemir y Silvio Chirife, ambos forenses del Ministerio Público, realizaron ayer un informe preliminar sobre la causa del fallecimiento de los seis internos durante el motín e incendio en la tarde y noche del martes 16 en la Penitencia­ría Nacional de Tacumbú.

Ambos comunicaron a los familiares y periodistas que se encontraban aguardando los resultados que los seis reclusos fallecieron a consecuencia de un shock hipovo­lémico severo, producido por heridas cortantes y profundas con arma blanca. Estas heridas se presentaban en diferentes partes del cuerpo, tanto en el tórax, en el abdomen o en el cuello, indicó el informe forense.

Tres cuerpos presentaban decapitación, pero los análisis realizados indican que no fueron la causa de la muerte de estas tres personas. Las decapitaciones fueron todas posmorten; es decir, las cabezas fueron separadas del cuerpo de manera vio­lenta, ya una vez fallecidas estas tres personas. Los siete fallecidos son Francisco Vargas Leiva, Alcides Ramón González González, Carlos Raúl Casco Rojas, Fernando Ortiz Echeverría, Julio César González Cáceres, Julio César Shareamm Barrios y Roberto Ríos.

La Nación


Ministra recibe apoyo de EEUU para avanzar en reforma penitenciaria

Desde la cuenta de la Embajada de los Estados Unidos en Paraguay informaron que hablaron con la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, tras los recientes hechos acontecidos en la Penitenciaría de Tacumbú, donde se registraron siete fallecidos, entre ellos, algunos decapitados, además de la toma como rehenes de 19 guardia cárceles.

En ese sentido, reafirmaron su apoyo a los avances de una reforma penitenciaria y confirmaron fondos de cooperación regional por USD 200.000 para el combate al crimen trasnacional en Paraguay.

La propia Pérez aclaró que conversó con el presidente de la República, Mario Abdo Benitez, quien le aseguró que no le había ofrecido su cargo a ninguna persona, ya que habían rumores de que se buscaba convencer al candidato a la Intendencia de Asunción, Martín Arévalo, para que descabalgue a favor de Daniel Centurión.

En la tarde del martes, un total de 19 guardiacárceles fueron tomados como rehenes y quedaron liberados una vez que la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, se constituyera en el penal para escuchar los reclamos de los internos, quienes pedían que no existan represalias por los hechos acontecidos e igualdad de tratos.

Los reclusos iniciaron un primer motín el martes en horas de la mañana y posteriormente, alrededor de las 17.00 se inició el segundo amotinamiento, en el cual quemaron colchones y asesinaron a siete de sus compañeros.

Los fallecidos registraron heridas de arma blanca y algunos sufrieron ataduras en las manos y decapitación posmórtem.

Última Hora


Presos muertos en Tacumbú ya estaban en una “lista” de grupos criminales

El fiscal Federico Delfino, uno de los que forman parte del equipo de investigación de la Fiscalía para determinar qué sucedió en el motín de Tacumbú el martes pasado, contó que los siete presos asesinados estaban en una suerte de “lista” confeccionada por grupos criminales que operan dentro de la cárcel. Además, contó que existen dos líneas de investigación en el caso.

Delfino conversó con ABC este jueves y afirmó que las hipótesis sobre el motín giran en torno a dos puntos: el plan de fuga de Orlando Efrén Benítez Portillo y el de Armando Rotela, líder del clan Rotela, uno de los que impera en la cárcel; como también una pelea entre facciones criminales dentro de la penitenciaría.

En ese sentido, también mencionó que el traslado de Benítez Portillo desde Tacumbú a la Agrupación Especializada se produjo ese mismo martes. Esta también fue una de las causas por la que se produjo el motín.

Sobre los siete presos asesinados, dijo que algunos reclusos “se la tenían jurada” con ellos y aprovecharon para matarlos durante el motín. “Tenemos informaciones de que esas personas se la tenían jurada. Había información de que estas personas que resultaron fallecidos ya habían formado de una lista de estos grupos criminales que cometieron estos actos”, añadió Delfino.

En relación con las muertes, el fiscal contó que todos fueron degollados y tres decapitados. Ayer, el forense de Fiscalía, Pablo Lemir, contó que esto sucedió luego de que los presos hayan muerto. Es decir, la saña con la que fueron tratados los cadáveres se dio después de que hayan fallecido.

Delfino indicó además que estas heridas fueron causadas por armas blancas en estado incandescente. “Habrían estado quemadas o al rojo vivo los estoques y puñales y con eso se hicieron las heridas”, finalizó.

En el motín del martes pasado fallecieron Alcides Ramón González González (26), Roberto Ríos (54), Julio César Shareamm Barrios (31), Carlos Raúl Casco Rojas (25), Fernando Ortiz Echeverría (26), Julio César González Cáceres (40) y Francisco Vargas Leiva (43).

Además de Delfino, la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, ordenó la incorporación de seis fiscales más y de la directora de Derechos Humanos del Ministerio Público a la investigación. Se trata de los fiscales de Alicia Sapriza, Marcelo Pecci, Lorenzo Lezcano, Santiago González, Giovanni Grisetti y la directora de Derechos Humanos del Ministerio Público, Karilem Roldán.

abc


VOLVER

Más notas sobre el tema