Todas las vidas valen | Primer museo de Memoria al aire libre en Colombia

1.649

26 artistas desarrollan obras en memoria de líderes y lideresas firmantes del proceso de paz y víctimas de la violencia institucional

Por Redacción Nodal Cultura

Todas las Vidas Valen es un evento organizado por la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación en conjunto con la Fundación Tripido: Diego Felipe Becerra Lizarazo, en el que 26 artistas urbanos a través de su trabajo crearán el primer Museo de Memoria al Aire Libre en Colombia.

Serán 26 los artistas que en Bogotá, capital de Colombia, entre el 3 y 4 de febrero intervendrán el puente vehicular de la Av. Boyacá con Calle 80 en memoria de los líderes, lideresas, firmantes del Acuerdo de Paz y víctimas de la Policía Nacional. El 4 de febrero a la 1:00 p.m. se realizará la inauguración oficial de este Museo de Memoria en el espacio público.

El espacio será intervenido con obras por Hard, ISCO, Real Arte Social, Mr Jeres, Alejaskandy, Sueña, DJ Lu, Done, Blank, Neve, Tass, Creza, Toxicómano, Lola, Trust, Yorkoner, Joems 777, Jordie, Ajna, Cuack, Rodar, Mada, Mr Garek, Arkano, Los 90s y Lak.

Esta muestra de arte público se suma al proyecto transmedia TRIPIDO, surgido a partir del documental dirigido por Mónica Moya. Este año se cumplen 10 años en que el joven de 16 años Diego Felipe Lizarazo Becerra fue asesinado por un miembro de la Policía Nacional mientras trabajaba en una obra plástica en el espacio público. El joven, que era conocido como un artista del grafiti, murió luego de recibir un disparo por la espalda disparado por el miembro de la Policía Metropolitana de Bogotá Wilmer Antonio Alarcón, quien fue condenado a 37 años y seis meses de prisión, aunque permanece prófugo de la justicia. De acuerdo con las investigaciones, en el homicidio de Becerra se alteró la escena del crimen para hacer parecer al grafitero como un delincuente.

Diego Felipe Lizarazo Becerra, joven artista asesinado por la policía en el año 2011

“Esta iniciativa tiene como finalidad resignificar la memoria de todas aquellas personas que han sido asesinadas en el país por diferentes razones, desde el Estado, la Fuerza Pública hasta por los grupos armados al margen de la ley. De igual forma, es una iniciativa única en Colombia, que nos ayuda a no olvidar a aquellos a los que les fue arrebatada la vida de forma violenta en un país como el nuestro”, asegura Gustavo Trejos, director de la Fundación Tripido.

Desde el día del asesinato de Diego Felipe, Gustavo Trejos y Liliana Lizarazo, sus padres, han librado una batalla en pos de la justicia que, a día de hoy, se ha convertido en el proceso judicial más grande librado en Colombia contra una institución del tamaño y la fuerza de la Policía Nacional.

 

 

Más notas sobre el tema