Vacunación VIP: allanaron el Ministerio de Salud e imputaron al exministro Ginés González García

428

Vacunación vip: allanaron el Ministerio de Salud e imputaron a Ginés González García

Por Hernán Cappiello

La jueza federal María Eugenia Capuchetti ordenó allanar anoche el Ministerio de Salud y secuestró documentación en la causa en que investiga el circuito de vacunación paralelo que funcionaba en la cartera que comandaba Ginés Gonzalez García.

El procedimiento fue a pedido del fiscal Eduardo Taiano para además decomisar las imágenes de las cámaras de seguridad del Ministerio entre el 1 y el 19 de febrero cuando se supone que concurrieron a vacunarse funcionarios, exfuncionarios, políticos, periodistas y amigos del poder.

Taiano imputó formalmente al exministro González García y a su exjefe de gabinete Lisandro Emilio Bonelli, su sobrino, en el caso en que se investiga el vacunatorio VIP que funcionaba en su cartera.

El fiscal pidió, además, allanar el Hospital Posadas, de Haedo, de donde salieron las vacunas. Debido a que las leyes prohíben realizar los procedimientos de noche, solo se allanó de urgencia el Ministerio de Salud y se pospuso el procedimiento en el Posadas.

La Justicia busca además allí las imágenes de las cámaras que pudieran captar a los que fueron a vacunarse allí por fuera del protocolo establecido.

El fiscal impulsó la investigación contra Ginés González García, sus colaboradores beneficiados irregularmente con vacunas contra el Covid-19, mientras trata de reconstruir el circuito paralelo de vacunación que funcionaba en la cartera de Salud.

Taiano sostuvo en su dictamen que según las denuncias Ginés González García habría dispuesto que personal del Hospital Nacional Posadas concurriese a la sede del Ministerio de Salud de la Nación para inmunizar a diversas personas que no cumplían con los criterios de prioridad epidemiológicos del “Plan estratégico para la vacunación contra la Covid-19 en la República Argentina”, dictado el pasado 29 de diciembre.

Además el 19 de febrero de 2021 el periodista y escritor Horacio Verbitsky había concedido una entrevista a un programa radial, en el marco de la cual manifestó “decidí vacunarme. me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García –a quien conozco de mucho antes que fuera ministro- y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas. Y cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna”.

Los denunciantes precisaron que las dosis suministradas de forma irregular integrarían un lote de vacunas Sputnik V que habría sido apartado del circuito oficial de distribución y, por lo tanto, no repartido conforme al plan delineado por el Gobierno nacional.

Por eso el fiscal pidió allanar el Ministerio de Salud y el Hospital Posadas para reunir evidencias. En el ministerio se buscó el libro de visitas del Ministerio y el registro de las cámaras de filmación entre el 1 y 19 de febrero de 2021, las constancias de los viajes efectuados por los vehículos oficiales desde y/o hacia el Hospital Nacional Posadas, así como también la nómina de personas que recibieron la vacuna. Asimismo, el fiscal pidió verificar la existencia del lugar utilizado para inmunizar, obtener fotografías y realizar un croquis.

Además pidió allanar el Hospital Nacional Posadas para obtener las imágenes de las cámaras de filmación entre los días 1 y 19 de febrero de 2021, el registro de las partidas de vacunas Sputnik V recibidas allí, la nómina de personas inoculadas y el listado de personal de la institución asignado al plan de vacunación contra el virus Covid19. La idea es citarlos a declarar.

Según indicaron fuentes judiciales a LA NACION, unas 13 denuncias se concentraron ayer en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, incluida la del fiscal Guillermo Marijuan, y al menos cinco de ellas estaban ya acumuladas en el juzgado de María Eugenia Capuchetti. Se denuncian delitos como favorecer la propagación de enfermedades, violación de deberes de funcionario público o malversación de caudales, entre otros.

El fiscal Eduardo Taiano es quien está dando el primer paso para instar la investigación penal. Presentó el requerimiento de instrucción que habilita a la jueza Capuchetti a tomar las primeras medidas de prueba. Taiano trata de reconstruir cómo era el mecanismo informal por el que se accedía a estas dosis.

Ya tiene una aproximación: los invitados accedían por un ascensor y eran inoculados si figuraban en una lista VIP. Se investiga a los colaboradores del ministro que organizaban el circuito, se trata de determinar si se usaban autos oficiales para los traslados del personal y de las vacunas desde el Hospital Posadas.

En el momento de analizar las responsabilidades se buscará determinar si estas acciones encuadran en un delito penal y cuál es ese delito. El director del Hospital Posadas, Alberto Maceira, en un intento de poner a salvo la campaña de vacunación y separarla del escándalo, dijo que “se está aplicando una vacuna cada minuto y medio” y pidió no ensuciar “el esfuerzo colectivo entre el personal de salud y la población”.

En cuanto a los vacunados mediante este mecanismo, la citación judicial quedará en suspenso hasta que esté claro en qué condiciones van a declarar, si como imputados por tener participación en algún delito o como meros testigos.

Con el requerimiento de instrucción, la jueza Capuchetti estará en condiciones de avanzar con la investigación.

Además de la denuncia de Marijuan fueron sorteadas en la Cámara Federal una iniciada por el abogado Yamil Santoro contra González García, otra de Fernando Miguez, de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático de Argentina, que tiene como denunciado a González García y también al diputado nacional Eduardo Valdés y al periodista Horacio Verbitsky; la de Marijuán y otra del diputado del Pro Jorge Enríquez.

Se suman a ellas actuaciones que realiza la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), a cargo del fiscal Sergio Rodríguez, que está reuniendo información para reconstruir la maniobra y determinar si hay otros elementos para ampliar la imputación penal.

La Nación


Vacunatorio VIP: la lista oficial completa de los que se aplicaron la Sputnik

El Hospital Nacional Posadas está en el centro del escándalo. De allí salieron las dosis para el vacunatorio vip en el ministerio de Salud pero también en esta institución de Hurlingham se vacunaron distintos dirigentes cuestionados por no cumplir los requisitos para hacerlo. A algunos les correspondía la aplicación, según argumentaron desde la Casa Rosada, por ser “personal estratégico” pero otros no deberían haber recibido la Sputnik V ya que no son parte de la lista de prioritarios que armó el propio Gobierno. Mientras se siguen conociendo más nombres y empiezan a aparecer otras instituciones involucradas, esta lista oficial cuenta con 70 nombres.

La decisión de dar a conocer la lista completa la tomaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Después de la reunión que ambos mantuvieron en la Casa Rosada, la funcionaria solicitó a las autoridades del Posadas que se hagan públicos los nombres de los dirigentes que se vacunaron allí como así también las dosis que fueron entregadas a este hospital y fueron aplicadas en otros lugares como en el ministerio de Salud.

Hasta ahora, la lista que se había conocido era la de dirigentes que llegaron a las oficinas de la cartera nacional para vacunarse como el periodista Horacio Verbitsky, el diputado Eduardo Valdés, el senador Jorge Taiana, el empresario marplantense Florencio Aldrey Iglesias y sus familiares Lourdes, Matilde y Dolores; y Felix Guille.

En el Posadas se inmunizó el Presidente Alberto Fernández el 21 de enero. En aquel entonces no lo hizo solo él, sino también se inoculó a la “burbuja sanitaria presidencial” por recomendación de la Unidad Médica. Se trata del equipo que acompañó al jefe de Estado durante los meses de pandemia y lo integran el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi; el fotógrafo oficial, Esteban Collazo; Nicolás Ritacco, de la privada; y Marcelo Martín, subsecretario de comunicación. Tal como anticipó PERFIL, estas son las personas que están en permanente contacto con Fernández.

“Recomiendo la vacunación contra COVID-19 para el señor presidente de la Nación Argentina, Doctor D. Alberto Ángel Fernández, como así también, a sus colaboradores más estrechos, a fin de preservar la salud de nuestro Primer Mandatario”, dice la carta firmada por el jefe de la Unidad Médica Presidencial Federico Saavedra. Con esta recomendación, Presidencia decidió vacunar a los cinco funcionarios que están con el Presidente y son parte de su “burbuja sanitaria”.

Por otro lado, también figuran el ministro de Salud, Ginés González García, su jefe de Gabinete, Lisandro Bonelli y empleados del ministerio como Marcelo Guille (Señalado en la Casa Rosada junto a Bonelli de armar el operativo VIP) y Horacio Insua (uno de los voceros). El publicista cercano al kirchnerismo Jorge “Topo” Devoto es otro de los que figura en la nómina.

Están además Martín Guzmán (que se vacunó con dosis del Posadas pero lo hizo en su despacho), el representante del Gobierno ante el FMI, Sergio Chodos y Jorge Neme. El Procurador del Tesoro de La Nación, Carlos Zannini también se vacunó en este hospital. No cumple con la edad requerida (66 años) y no es bonaerense (que ya están habilitados para sacar turno y a los que se los comenzó a vacunar). No solo se vacunó el funcionario kirchnerista, también lo hizo su mujer, Patricia Alsúa.

También se vacunaron el embajador Daniel Scioli; el canciller Felipe Solá; el ex intendente de Febrero, Hugo Curto y su mujer, Filomena Burgo. La Familia Duhalde dio presente completo: se inocularon Eduardo, Chiche y sus dos hijas Maria Eva y Juliana.

La lista la completan: Oscar Peppo, Judit Díaz Bazzan, Mauricio Monsalvo, Martín Sabignoso, Claudio Dámico, José Corchuelo, Héctor Barrionuevo, Patricia Gallardo, Mariano Fontela, Andrés Leibovich, Eugenio Zanarini, Analía Rearte, Juan Pablo Saulle, Analía Aquino, Alejandro Costa, Juan Castelli, María de los Ángeles Domínguez, Graciela Miranda, Dalessandro Páez, Irene López, Néstor Mandraccio, Gabriel Michi, Lorenzo Pepe, Carlos Mao, Carlos Gilardi, Yael Morichetti, Carlos Avella, Juan Souto, Camilo Martelletti, Miguel González, Seza Manukian y Salomón Schachter.

Perfil


Carla Vizzotti: “Tomamos las medidas para esclarecer todo”

El gobierno nacional difundió la lista de sesenta personas vacunadas en el Hospital Posadas y diez en el Ministerio de Salud. Tras una reunión entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la flamante ministra Carla Vizzotti se decidió la publicación de los nombres. La vacunación irregular se trató de “una situación muy puntual, excepcional, equivocada y se han tomado las medidas necesarias para clarificar lo sucedido”, señaló Vizzotti en diálogo con C5N y destacó que “la responsabilidad del Estado nacional es dar respuestas a la Justicia y estamos absolutamente disponibles”.

La casi totalidad de las vacunas –no menos de 700.000– las aplicó cada uno de los distritos, pero el foco se puso en las de jurisdicción nacional. En la Rosada remarcan que la gran mayoría son funcionarios que encajan con la normativa establecida: “gestión y conducción del Estado”. Figuran otros, que no se adecúan a esa definición como el empresario Florencio Aldrey y su familia, el periodista Horacio Verbitsky, la familia de Eduardo Duhalde o algunos funcionarios jóvenes de Salud y Economía.

Cafiero y la ministra también planificaron los pasos siguientes del plan de vacunación, lo que incluye distribuir un millón de dosis que llegarán el jueves del laboratorio chino Sinopharm y más vacunas gestionadas en Moscú por la asesora presidencial Cecilia Nicolini. Hoy se presentará un protocolo para transparentar la vacunación, con definiciones de quién es personal estratégico y quién no. A esto se agregará un carnet de vacunación y un acceso a la información a partir de la trazabilidad de cada aplicación.

Listas

En la reunión entre Cafiero y Vizzotti se evaluó la posibilidad de hacer pública la nómina de la totalidad de vacunados en el país, pero la idea se descartó porque violaba las normas referidas a la confidencialidad de los datos personales. Se optó entonces por pedirle al Posadas que dé a conocer el listado de los que se vacunaron en sus instalaciones por pedido del Ministerio de Salud. En total, en los casi dos meses transcurridos desde la llegada de las primeras dosis –24 de diciembre– se vacunaron 70 personas por fuera del circuito normal, que es la vacunación de cada distrito, es decir de las provincias y CABA.

La mayoría del listado son personas que están contempladas en la normativa explicitada en la resolución 2883 del Ministerio de Salud cuyo título es nítido: “Plan Estratégico de Vacunación contra la Covid-19 en la República Argentina”. En el anexo se señala quienes tienen prioridad y hay un apartado específico sobre la administración del Estado: “toda persona que desarrolle funciones de gestión y/o conducción y funciones estratégicas necesarias para adecuado funcionamiento del Estado, así como las personas pertenecientes con riesgo de infección o transmisión”.

El texto deja margen para debatir quién entra en esa definición, pero una parte de la nómina parece lógica: el Presidente, su vocero, el canciller, secretarios de presidencia, el fotógrafo del viaje a México, el ministro de Economía, el embajador en Brasil, Daniel Scioli, su par en Paraguay, Domingo Peppo, el negociador de la deuda, Sergio Chodos. Hay 22 funcionarios del Ministerio de Salud y cinco del Ministerio de Economía. Habrá que hacer una revisión más fina de esos funcionarios: por ejemplo, figura una comunity manager de Economía de unos 30 años y al menos otras tres personas de menos de 40.

Falsos

Desde el domingo y durante toda la jornada de ayer se hicieron circular nombres y más nombres de personas vacunadas “por acomodo” y que resultó información falsa. Entre otros, los trolls de Cambiemos pusieron a Marcelo Tinelli, Verónica Lozano, Pablo Echarri, Mariano Iudica, Angel De Brito, Gustavo Silvestre o Diego Brancatelli. La mayoría de ellos tuvieron que dedicar un rato a desmentir que se hubieran vacunado. También algunos medios salieron a denunciar que les habían aplicado dosis a los suegros de Sergio Massa, Marcela Durrieu y Fernando Galmarini. Ella es médica, él tiene 80 años y ambos exhibieron la inscripción que realizaron el 1 de enero de 2021.

Otro mencionado fue el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. El funcionario le explicó a este diario que pidió vacunarse por ser personal estratégico del Estado y que también se vacunó su esposa, con Epoc avanzado. Zannini considera que entra perfectamente en la normativa dictada por el Ministerio de Salud.

En el debate entrará la vacunación de Eduardo Duhalde y su esposa Chiche. No aparece justificación alguna en la vacunación de las hijas del ex presidente. Todo indica que consiguieron la aplicación por la vieja amistad entre Duhalde y Ginés González García.

Vacunatorio

El “vacunatorio vip” del Ministerio de Salud terminó en un listado de diez personas, entre ellas varios cuestionados como Verbitsky, la familia de Aldrey, el empresario Zeza Manukian, de 84 años, otro empresario, Felix Guille, de 71, y el conocido médico Salomón Schächter, de 94 años. El equipo móvil del Posadas se trasladó al ministerio un único día, el 18 de febrero, y le aplicaron dosis también a Eduardo Valdés y Jorge Taiana, quienes iban a integrar la comitiva presidencial a México, el país con mayor tasa de mortalidad del continente. Estas vacunaciones son las que precipitaron la renuncia de Ginés.

Finalmente, la ministra Vizzotti explicó por qué la cartera reservó 3000 vacunas. Las dosis se aplicaron al personal del Hospital Posadas –en total tiene 5000 trabajadores–, que es el único hospital que depende del Estado nacional. También existe una reserva por si aparece un brote en algún lugar del país o si se rompe la cadena de frío y hay que proveer un reemplazo a algún distrito.

Vacunas

Un punto central del encuentro entre Cafiero y Vizzotti fue la continuidad del plan de vacunación. Ya se sabe que este domingo, la Anmat finalmente autorizó la vacuna china de Sinopharm, la más costosa del mercado. Dadas las urgencias, Alberto Fernández firmó un acuerdo con el gobierno chino por un millón de dosis que llegarían el viernes.

Al mismo tiempo, Vizzotti informó de los resultados del viaje de la asesora presidencial Cecilia Nicolini quien estuvo en Moscú en la semana que pasó. La versión es que vendrán más Sputnik V, pero nadie quiso confirmar las cantidades ni cuándo se hará el próximo viaje. El gobierno ruso admitió esta semana que no puede cumplir con la provision a todos los países y, según se menciona, está atrasada la transferencia de tecnología a un laboratorio de la India.

De esta manera, a corto plazo se suma el millón que viene de China, más 580.000 de Astra/Zeneca que vendrán de la India, más lo que llegue de Sputnik V. Esas cantidades deberían permitir una vacunación fluida, aunque todavía un poco lejos de lo que se necesita.

Tal vez la solución más contundente esté relacionada con la visita que Alberto Fernández hizo ayer en México. El mandatario estuvo en el laboratorio Liomont, donde se está trabajando la preparación final de la vacuna de Oxford/AstraZeneca cuyo elemento activo se produce en el laboratorio mAbxience de Munro. El compromiso es que a finales de marzo el conglomerado empiece a distribuir millones de vacunas en toda América Latina y deberían llegar 22 millones de dosis a la Argentina.

Cafiero y Vizzotti pusieron en marcha la elaboración de un protocolo minucioso de los criterios de vacunación y esas normas se van a someter hoy, primero, al Consejo Nacional de Inmunización, un ámbito científico en el que se va a definir qué personal es realmente estratégico, y luego se pondrá a consideración de todos los ministros de Salud del país. “La idea es que todos los distritos adhieran a esa propuesta de protocolo y trazabilidad de las vacunas”, anticipó anoche Vizzotti. La definición de personal estratégico es imprescindible a todos los niveles, incluyendo también los gobiernos provinciales y los municipales. Y junto con esas definiciones, el Ministerio de Salud propondrá un acceso a la informacion sobre la vacunación, es decir que si alguien quiere establecer a quiénes se vacuna, pueda verificarlo. El complemento de esas medidas es la entrega de un carnet que acreditará la vacunación de cada persona.

Página 12

Más notas sobre el tema