Vacunagate en Perú | Crean comisión parlamentaria para investigar la vacunación irregular de 500 funcionarios

649
Contexto NODAL
Perú atraviesa otra crisis política a menos de dos meses de las elecciones luego que el periodista Carlos Paredes denunciara que Martín Vizcarra se vacunó contra el COVID-19 en secreto. Si bien el expresidente confirmó que fue inoculado en octubre del 2020, se conoció una lista de casi 500 funcionarios e “invitados” que fueron vacunados con dosis de Sinopharm. La lista incluye desde funcionarios y exfuncionarios hasta la esposa y el hermano de Vizcarra. El escándalo desató la renuncia de la ministra de Salud Pilar Mazzetti y la canciller Elizabeth Astete. El actual presidente Francisco Sagasti dijo sentirse “indignado y “furioso”. Por su parte, el ministro de Salud sostuvo que “todo el que esté vacunado se va”. Mientras tanto, una comisión investigadora indagará las inoculaciones irregulares a altos funcionarios.

Vacunagate: Congreso citará a los funcionarios que figuran en la lista elaborada por la UPCH

Hoy la comisión multipartidaria del Congreso encargada de investigar las presuntas irregularidades en la vacunación de altos funcionarios, entre ellos, el expresidente Martín Vizcarra, las exministras Pilar Mazzetti y Elisabeth Astete, con las dosis adicionales de Sinopharm se instalará oficialmente para elegir a su mesa directiva y aprobar su plan de trabajo.

En diálogo con Gestión, el congresista de Descentralización Democrática, Mariano Yupanqui, informó que la idea del grupo de trabajo, que tiene solo 15 días para realizar la investigación, es sesionar todos los días, incluso sábados y domingos.

“Ayer tuvimos una reunión informal, de una hora aproximadamente, para ver como enfocamos las sesiones (…) hemos definido la modalidad, la organización, y cómo vamos a trabajar. Se ha hecho una lluvia de ideas, pero ya mañana (hoy) vamos a definir nuestras prioridades”, indicó el también integrante de dicha comisión.

Citados

Al ser consultado por quiénes serían los primeros citados al grupo de trabajo, Yupanqui refirió que muy probablemente sean los funcionarios y personal administrativo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y la UNMSM que estuvieron a cargo de los ensayos de las vacunas.

“Queremos enfocarnos principalmente en el nivel de toma decisiones. ¿Quién se ha encargado de distribuir las dosis adicionales de la vacuna y quién fue la persona que se contactó con el laboratorio para solicitar esos lotes? Son temas que vamos a analizar”, apuntó.

En lo que respeta a las 487 personas que figuran en la lista elaborada por la UPCH, el legislador precisó que no se citará a todos, sino que solo serán convocados los funcionarios del Minsa, Cancillería, entre otros.

“Consideramos que los funcionarios son los más relevantes, por la toma de decisiones y posibles conflictos de interés. Podrían haberse beneficiado con esta negociación. En lo que respecta a personas que beneficiaron a sus  familiares, existen algunas dudas, pero no va a alcanzar el tiempo, así que hay que enfocarnos en algunos pilares, que son los altos funcionarios”, remarcó tras precisar que solo tendrán 15 días para realizar la indagación.

En la víspera, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, informó que, tras revisar el listado enviado por la UPCH, se identificó que el 25% de ellos eran funcionarios públicos.

Finalmente, Yupanqui no descartó la posibilidad de que también se cite al embajador de China en el Perú y diplomáticos de dicha embajada a fin de que expliquen el destino de las 1,200 dosis adicionales de la vacuna de Sinopharm que supuestamente tienen bajo su poder.

“Necesitamos conocer todo. Creo que, por transparencia, debemos convocar a los diplomáticos de esta embajada, pero primero tenemos que verificar si, efectivamente, tienen este lote de dosis adicionales y si fue parte de la negociación. Tenemos que investigar bajo qué modalidad llegaron las vacunas. No podemos descartar nada”, dijo.

Gestión


Vacunagate: cinco claves para entender el caso sobre la vacunación secreta de cientos de personas

El escándalo de las vacunaciones irregulares en Perú que arrastró a un expresidente, una exministra de la salud y a distintos “invitados” de lujo en medio de una pandemia por COVID-19.

1. La vacunación del expresidente Martín Vizcarra

El periodista Carlos Paredes denunció que Martín Vizcarra se vacunó contra la COVID-19 en secreto. Hasta ese momento, el expresidente continuaba con su campaña para ocupar un escaño en el Congreso de la República por el partido Somos Perú (SP).

A raíz de la acusación, que encendió todas las alarmas, el candidato congresal confirmó que fue inoculado en octubre del 2020 con dos dosis de la vacuna china Sinopharm. Posteriormente, ante la aparición de nuevos indicios y presiones por parte de la ciudadanía, Vizcarra confesó que su hermano mayor, César Vizcarra, y su esposa, la exprimera dama Maribel Díaz, también fueron inoculados.

Asimismo, aunque aseguró solo recibir un placebo, el Dr. Germán Málaga, investigador principal de la Universidad Peruana Cayetana Heredia (UPCH) y encargado de los ensayos clínicos de la vacuna en el Perú, informó ante una sesión del Pleno que el expresidente era consciente que recibía las dosis anti COVID-19. Es decir, que estaría vacunado de manera efectiva.

2. Altos funcionarios vacunados

Mientras la ciudadanía peruana se mostraba confiada por la llegada de 300 mil dosis de vacunas, el Ejecutivo iniciaba acciones para vacunar a la «primera fila de batalla», es decir, personal de salud, Fuerzas Armadas, etc.

Sin embargo, tras evidenciarse el uso de vacunas de manera irregular en el circulo más poderoso del país, se comenzó a especular qué otros funcionarios accedieron a este «beneficio». En ese momento, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, tomó protagonismo por marcar distancia sobre el conocimiento de este indebido proceso. Tras acudir al Parlamento, y ser interrogada sobre una posible inmunización suya, mintió y aseguró que no fue inoculada. Luego de esta sesión presentó su renuncia al cargo.

A las pocas horas, se supo que Mazzetti se vacunó a mediados de enero del 2021 y recibió la segunda dosis el 6 de febrero.

Otras autoridades inoculadas fueron la excanciller Elizabeth Astete, los exviceministros de Salud Luis Suárez Ognio y Victor Bocángel; la exministra Patricia García, el médico Eduardo Gotuzzo y Ciro Maguiña, vicedecano del Colegio Médico. Ninguno de ellos estaba relacionado a los ensayos clínicos de la vacuna. Todos mantuvieron en secreto sus inmunizaciones.

3. “Vacunas experimentales”

Mucho se especuló sobre las vacunas que llegaron a territorio peruano antes que se cerraran las negociaciones con la farmacéutica china. Tras recibir la denominación popular “vacunas de cortesía”, o “vacunas vip”, la premier Violeta Bermúdez indicó que estas dosis eran “experimentales”.

Lo cierto es que este lote de vacunas chinas fue autorizado solo con fines exclusivos de investigación según lo aprobado por el Instituto Nacional de Salud, informó la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid).

«Digemid aclara que la importanciòn de los productos ha sido autorizada con fines exlusivos e investigación y que no se ha emitido ninguna autorización adicional», precisó la entidad a través de un comunicado.

Por otro lado, el INS confirmó que brindó su aprobación a la UCH para que realice el “Ensayo clínico fase III aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, paralelo, para evaluar la seguridad y la eficacia protectora de la vacuna inactivada contra el Sars-Cov-2 en la población sana de 18 años o más, en Perú)”.

El ensayo incluía un protocolo establecido según el «Plan de ampliación de medidas tendientes a evitar el contagio por Covid-19 y la saturación del sistema de salud». La universidad, sin embargo, nunca informó al INS la activación de esta medida. En cualquier caso, este protocolo solo permitía la inoculación del personal de estudio.

4. Comisión investigadora

“Todo el que esté vacunado se va”, afirmó el ministro de Salud, Oscar Ugarte, sobre el escándalo ligado a las vacunas contra la COVID-19.

El actual ministro de Salud, Oscar Ugarte, anunció que una comisión investigadora indaga las inoculaciones irregulares a altos funcionarios. “Está presidida por el Dr. Fernando Carbone y la integran los colegios médicos de enfermeros, y químicos farmacéuticos, para investigar quiénes son los funcionarios que se han vacunado y determinar las medidas que se van a adoptar», precisó.

Ugarte señaló que dicha comisión tiene diez días para realizar la investigación y que la información entregada será presentada al Consejo de Ministros y al presidente de la República, Francisco Sagasti.

5. La nómina de los 487

Una lista de 487 personas vacunadas de forma irregular fue presentada por el Dr. Germán Malaga ante el Congreso. Tras conseguirse la nómina, se pudo corroborar que por lo menos un 5% de los vacunados forma parte del círculo familiar, o mantienen algún vínculo, con distintas autoridades estatales de la actual gestión y la anterior.

De esta manera, las vacunas se repartieron no solo entre funcionarios sino también, a diestra y siniestra, a otros ciudadanos privilegiados.

Por ejemplo, el chófer de la exministra Pilar Mazzetti, Juan Carlos Asencio Bermúdez, recibió las dosis de Sinopharm pese a no tener ningún tipo de vínculo con los ensayos clínicos. Fue inoculado los días 12 de setiembre y 30 de octubre del año pasado.

Otro caso es el del excongresista y actual candidato de Fuerza Popular, Alejandro Aguinaga, quien también fue vacunado junto a su esposa.

Caretas


Comisión del Minsa que investiga vacunación extraoficial de altos funcionarios presentará informe en 8 días

La investigación sobre los funcionarios públicos vacunados de manera irregular contra la COVID-19 implicará la supervisión del Instituto Nacional de Salud (INS), el centro de ensayos clínicos de la Universidad Cayetano Heredia, el anexo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, además de los nombres de la lista de distribución de personas que llegaron a ser inmunizadas.

El viceministro de Salud Pública, Percy Minaya, integrante de la comisión que se encargará de esta investigación, dio detalles de los procedimientos que se llevarán a cabo y adelantó que el informe final será entregado en 8 días.

“Es un proceso muy acotado que implica que nosotros tengamos comunicación con la Universidad Cayetano Heredia y la Universidad San Marcos, implica supervisiones, entrevistas y varias evaluaciones; sin embargo, los datos sobre esto van a ser concluidos de aquí a 8 días, va a haber un informe extenso”, señaló.

Días atrás, el ministro de Salud, Óscar Ugarte, conformó una comisión que investigará la vacunación contra la COVID-19, que extraoficialmente se produjo entre altos funcionarios de la institución. El grupo será presidido por el exministro de Salud, Fernando Carbone, y también estará conformado por colegios profesionales.

Germán Málaga deslinda responsabilidad política

Más temprano, el doctor Germán Málaga, responsable de los ensayos clínicos de Fase III de la vacuna de Sinopharm en el Perú, señaló que su equipo de investigación no decidía qué funcionarios se inmunizaban contra la COVID-19 en el Ministerio de Relaciones Exteriores o en el Ministerio de Salud (Minsa).

En entrevista con RPP Noticias, el investigador principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) precisó que solo es “responsable académico y científico” del estudio y no de temas administrativos o con negociaciones de las dosis.

“Quiero dejar claro que el equipo de investigación no tomaba parte de estas decisiones de quienes se vacunaban en Relaciones Exteriores o del Minsa, eran las personas que se habían designado, que trabajaban con nosotros, quienes enviaban sus relaciones o traían personal que trabajaban en el ministerio y nosotros de buena fe procedíamos a vacunarlas”, dijo.

RPP


VOLVER

Más notas sobre el tema