Argentina | Fernández anunció una “querella criminal” contra Macri por el endeudamiento con el FMI

1.587

Alberto Fernández, en la apertura de sesiones del Congreso 2021: vacunas, deuda, inflación, desarrollo y justicia, ejes del discurso

“Debíamos enfrentar el incendio sabiendo que otros habían terminado con el agua”. “Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos”. “Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos, pero la pirotecnia verbal sólo aturde”. “El poder judicial está en crisis. En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje (N. de la R Carlos Stornelli) que anda como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto, su poder no es residual. Está vigente”.

En dos horas de discurso, su segundo como Presidente en la asamblea legislativa, Alberto Fernández repasó lo que considera fueron los logros de su gestión y dijo todo lo que piensa de la oposición. Digno discípulo de Néstor Kirchner, su as en la manga fue el anuncio de investigar la deuda que tomó Mauricio Macri: “He instruido a que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra historia recuerda”.

Recibido por la vicepresidenta Cristina Kirchner y después de los saludos protocolares, el presidente Alberto Fernández empezó su discurso ante la asamblea legislativa. “Es la oportunidad que tengo para hablarle al pueblo argentino y decirle lo que pienso. Llego a este Congreso con mis convicciones intactas, a proponerles que nos tomemos un momento de reflexión colectiva”.

“Hace un año vine a hablarles y sólo 10 días después, la OMS decretó la pandemia de coronavirus. En los días subsiguientes, imágenes aterradoras recorrían el planeta. Se inició una crisis global en la que el mundo tuvo que enfrentar una situación inesperada y caótica. Estábamos en una sociedad endeudada, con un sistema de salud quebrado que dejaba vencer vacunas. Debíamos enfrentar el incendio sabiendo que otros habían terminado con el agua”, dijo el Presidente.

“Invito a todos a sentirnos reconocidos como sociedad. Con el trabajo de todos hemos tenidos un logro inmenso en 2020, evitamos que se saturara el sistema de salud. Cada persona que lo necesitó tuvo la atención necesaria. Tal vez tomar conciencia de lo débiles que éramos nos dio fuerzas. Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos”, siguió.

“Ni un solo día bajamos los brazos, por eso no colapsó el sistema de salud”, sostuvo el primer mandatario.

En materia educativa, dijo el Presidente, “el compromiso de los equipos fue inmenso. Sé que puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió. Salvo que miremos las imágenes de otros países. Pido un sostenido aplauso para que se sienta nuestro reconocimiento a lo largo y ancho del país”.

Luego, ponderó lo realizado en materia económica para paliar los efectos de la pandemia: la creación del IFE, la suspensión del corte de los servicios públicos, la doble indemnización para despedir trabajadores y el ATP. La Tarjeta Alimentar y el aumento de los ingresos de los jubilados, entre otras medidas.

El Presidente admitió la pobreza durante la pandemia, pero se comprometió a revetir la cifra y dijo que gracias a las medidas que tomó, los números no fueron peores. Pero aclaró que “el problema no está resuelto” y que no habla “en un tono triunfalista”.

Respecto de las vacunas, dijo: “Argentina y México producimos juntos una vacuna, participamos en Covax y estamos recibiendo más lentamente que lo estipulado la Sputnik V. Hemos iniciado el mayor operativo de vacunación de la historia argentina”.

Los errores cometidos

“Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos. Ningún Gobierno está exento de cometerlos. No llegué a la presidencia para hacerme el sordo respecto a las críticas bienintencionadas, pero la pirotecnia verbal sólo nos aturde. Nos acusaron de haber instalado una infectadura”, dijo el Presidente. Y agregó que primero lo acusaron de envenenador y luego de que el veneno era “insuficiente”.

La deuda que dejó Macri

“El gobierno que me precedió tomó el préstamo más grande de la historia. Hemos logrado la renegociación con un gran respaldo. El ahorro fue de 34.00 millones de dólares en el período 2020-2030. Es imperioso que todos afirmemos nuestro compromiso de que no se generen préstamos asfixiantes. Agradezco a los líderes y lideresas del mundo que me han acompañado en esta empresa”.

Cuando un macrista lo interrumpió desde su banca, Fernández le respondió: “Tuvo cuatro años para hablar, por qué no me deja hablar a mí ahora”.

Una querella criminal para los endeudadores

“Sabemos que ese crédito fue otorgado para favorecer la campaña presidencial de Mauricio Macri. Eso fue una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos como nunca antes habíamos registrado. Nuestro país ya conoce lo que es estar endeudado. Lo que fue el blindaje y lo que fue el megacanje. En todos los casos, las mismas víctimas: argentinas y argentinos expulsados a la miseria”, remarcó Fernández.

En ese marco, el Presidente anunció: “He instruido que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración de caudales públicos que nuestra historia recuerda. La inquietud parece ser también del Fondo”.

“Quiero decir que el acuerdo al que lleguemos con el Fondo tendrá en cuenta esto. Nuestro apuro es sacar a los argentinos de la pobreza”, explicó. En esa línea, señaló que “al asumir dije que había que empezar por los últimos para llegar a todos. No cambié mi modo de pensar. El diálogo con el Fondo ha sido muy constructivo. No hay más lugar para ajustes recesivos y el acuerdo será llevado al Congreso. Esto permitirá que nunca más el Poder Ejecutivo pueda endeudar al pueblo a sus espaldas”.

La inflación

El Presidente dijo que en 2020 la inflación se redujo 18 puntos, pero que es un fenómeno policausal sobre el que hay que seguir trabajando. Y mencionó los controles que hizo su Gobierno para que las empresas que producen alimentos cumplan con la ley y no especulen con los precios. “Ninguna sociedad crece empobreciendo a los que cobran un salario”, remarcó. En ese contexto, citó la creación del Consejo Económico y Social. Habló de una solución integral al problema: “Creemos en el diálogo, pero no quiere decir que el Estado resigne sus potestades legales, menos cuando se trata de la alimentación del pueblo”.

Fernández dijo que la recuperación del empleo es una prioridad y habló de los programas que el Gobierno está impulsando al respecto. Anticipó también que va a avanzar en la urbanización de los barrios populares y que llevará una década concluir el proyecto.

Jardines de infantes

El Presidente dijo que va a crear 800 jardines de infantes porque le importa mucho la primera infancia y habló de que la recuperación económica, a pesar de la pandemia, se está produciendo más rápido de lo que se creía.
Impuesto a las ganancias

Fernández le pidió al Congreso que apure el tratamiento de proyecto que eleva el piso de ganancias a 150 mil pesos brutos. Y dijo que sabe que hay muchos trabajadores monotributistas perjudicados. “Es necesario que este Congreso se aboque a las moratorias de esos sectores”, afirmó.

Las tarifas

“Mi objetivo es lograr tarifas diferenciales de acuerdo con el ingreso de quiénes las pagan. La pesadilla de tener que decidir si comer o pagar la luz llegó a su fin. El rediseño va a tardar meses. Voy a mandar un proyecto de ley para desdolarizar las tarifas para que los costos sean en pesos”.

La reforma judicial

“El poder judicial está en crisis. Ningún funcionario judicial paga impuesto a las ganancias. Y en el caso de los miembros de la Corte Suprema, es casi imposible acceder a sus declaraciones juradas. Me causa malestar, lo admito. “En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje que anda como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”.

“Viendo todo esto, quiero pedirle al Congreso que asuma el rol de control cruzado sobre el Poder Judicial. Alguien tiene que ocuparse de lo que ha ocurrido. Hace años que vengo advirtiendo estos desvíos. Vivimos tiempo de judicialización de la política y de politización de la justicia. Elevé hace un año un proyecto de ley para que se reforme el fuero federal. Espero que obtenga la sanción total. También sería importante que se trate el proyecto para designar al Procurador. Espero que se trate”.

Recurso extraordinario y Juicio por Jurados

El Presidente dijo que quiere modificarlo y dijo que va a enviar un proyecto de ley que reformule el Consejo de la Magistratura para “despolitizar” ese ámbito. El Presidente dijo también que va a impulsar, como establece la Constitución, el Juicio Por Jurados.

Finalmente, Fernández hizo una propuesta: “Hagamos un acuerdo para que la Argentina no recaiga en un Estado ausente. Una economía inclusiva es necesaria. El Consejo Económico y Social será el ámbito para trabajar en 25 metas clave. Convocamos a todos los actores del país. Los argentinos y argentinas necesitamos construir un país para los descartados, los invisibles. Cuando uno de nuestros países se independizó fue necesario que hubiese hombres con coraje. Ese coraje hizo posible los cambios históricos. Cuanto más podamos aprender de la pandemia se generarán mejores condiciones para enfrentar los desafíos del futuro”.

“La pandemia –siguió– nos enseñó que somos vulnerables y que cuidarnos es cuidar al otro. Podemos elegir ser meros observadores o actuar con valentía y sentar las nuevas bases de un mundo innovador. De esta pandemia tiene que salir una Argentina mejor. Es ahora o nunca”.
Discurso Completo


Discurso Completo

Descargar (PDF, 449KB)


Duras críticas de la oposición a Alberto Fernández tras la Asamblea Legislativa: “Fue un discurso de un panelista de chimentos”

Este lunes al mediodía comenzó la campaña electoral: el discurso de Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa no sólo despertó respuestas a los gritos por parte de algunos legisladores de Juntos por el Cambio, sino que toda la dirigencia opositora criticó en duros términos las palabras presidenciales, en donde hubo muchos párrafos dirigidos a cuestionar al gobierno de Mauricio Macri.

Para el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, “Alberto Fernández perdió la posibilidad de llamar a la unidad nacional en este momento tan difícil, dio un discurso negacionista de sus errores, cargado de chicanas políticas y sin ninguna autocritica”. “Fue el discurso de un panelista de chimentos, no de un hombre de Estado”, sentenció el diputado mendocino.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, consideró que “fueron casi dos horas de acusaciones por un lado, y de imágenes que dibujan la realidad de un país que no es el nuestro, por el otro” y reclamó: “Relea su discurso, Presidente. Debería hacer un mea culpa alguna vez”.

Cristian Ritondo, jefe del bloque de diputados del PRO, consideró que “lanzó la campaña electoral del Frente de Todos” porque “habló como presidente del partido oficial y no como el Presidente de los argentinos” y destacó que “le faltó autocrítica: tal vez esté convencido de que la sociedad está contenta con la inflación galopante y los vacunatorios VIP”.

“Un Presidente que hace campaña en el Congreso, en medio de una pandemia, es porque vive en una realidad paralela”, agregó el legislador.

El jefe del Interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, sostuvo que “su mensaje final fue un ataque brutal a la Justicia, a la que hace un año, cuando asumió, dijo que iba a reclamar como justicia independiente, sin jueces amigos, y vino a reivindicar tribunales intermedios que tienen carácter absolutamente inconstitucional”.

“El Presidente vino a hacerse aplaudir anunciando una denuncia penal contra Mauricio Macri por el endeudamiento. ¿Habrá recordado él que 250 mil millones que precedían al endeudamiento en 2015 los tomó la persona que estaba al lado de él (por Cristina Kirchner) y los gobiernos anteriores? Es decir que cuando habla de investigar la deuda no son los últimos 70 mil sino los 320 mil millones”, dijo.

El legislador de la UCR de Córdoba afirmó: “Tenemos un sabor amargo y creo que la sociedad ha sumado incertidumbre, mayor desconfianza y el Presidente ha recibido el título en el Instituto Patria”.

Maximiliano Ferraro, presidente de la Coalición Cívica y titular del bloque de diputados de la agrupación, destacó que “menos mal que (el Presidente) venía a unir a los argentinos: fue un discurso cargado de violencia, polarización, victimización, chicanas y cero autocrítica”.

“Si va iniciar una querella -le recordó a Alberto Fernández-, no se olvide del período 2003/2015, que fue escandaloso y de defraudación sistemática del Estado”.

El vicepresidente del PRO, Federico Angelini, dijo que “el Presidente contó una linda fábula de final feliz, con un pomposo discurso, pero al que le faltó una dosis de realismo y una autocrítica más fuerte, después de una eterna cuarentena muy mal administrada”.

Según el diputado santafesino, Alberto Fernández “habló de que la educación es prioritaria, pero tardaron un año en retomar las clases presenciales; habló de federalismo, pero a la provincia de Santa Fe la tienen postergada hace un año en seguridad; habló de un país justo al lado de una ex presidenta que cobra haberes millonarios y ni siquiera paga Ganancias; habló de restaurar la confianza cuando el Gobierno vacunó primero a sus amigos antes que la población de riesgo”.

“El Presidente sacó a relucir otra vez el fetiche del kirchnerismo, que es la crítica al Poder Judicial y su afán por tenerlo bajo control -indicó-. La mala noticia para el Gobierno es que afortunadamente estamos en un sistema republicano, por lo que tanto oficialismo como oposición tenemos que garantizar la separación de poderes, no tratar de incidir sobre la Justicia para que cobre a favor o contra”.

Sostuvo que “al Presidente se lo notó algo nervioso, dubitativo y errático; seguramente, porque ni siquiera él estaba convencido de la fábula que estaba contando ante todos los argentinos, en un tono bastante cínico” y puntualizó que “se refirió a un Plan Espacial cuando el país tiene índices de pobreza en ascenso y aún estamos lejos de recuperar los 4 millones de puestos de trabajo perdidos durante la cuarentena interminable”. “¿De dónde van a salir los recursos para implementarlo? Porque la presión fiscal en Argentina no tiene lugar para ningún impuesto más”, advirtió Angelini.

El senador nacional por la UCR Luis Naidenoff sostuvo que “el único denominador común del discurso presidencial fue la embestida contra la Justicia, que ya intentaron el año pasado, pero hay una profunda indignación de la sociedad porque esperaba alguna sanción ejemplificadora para todos los que fueron parte del vacunatorio VIP en un país asediado por más de dos millones de contagios”.

“Lo más lamentable de todo es que en una economía sin rumbo, con una inflación alarmante, con un país que no para de emitir, ha estado ausente del discurso un plan económico, no hay hoja de ruta, no hay programa”, lo cual, agregó, “confirma que hay un gobierno absolutamente desorientado”.

Para el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, “estamos ante un Presidente sobreactuado, por momentos estridente, por momentos apagado, que lee como un relator judicial; está destemplado y es un Presidente sin poder que ni su Vice aplaude”.

La diputada de la UCR Jimena Latorre, de Mendoza, señaló que “el discurso fue pobre en cuanto al contenido, violento en cuanto al mensaje, irresponsable e hipócrita en cuanto al balance de gestión” y consideró que “no hay planificación en relación a a las problemáticas estructurales de la Argentina”.

Además, dijo que “se notó la división de poder en el Frente de Todos, cada sector del frente defendiendo sus banderas sin un modelo claro más que el Cristina Kirchner”.

Graciela Ocaña, diputada nacional por Confianza Pública, juzgó que “todo el discurso consistió en una serie de mentiras” y lamentó que el Presidente “no pidiera disculpas por el escándalo de las vacunas”, al que calificó “no como un error sino un delito en el que está implicado Ginés González García y los funcionarios que usaron ese mecanismo para beneficiarse”.

“El Presidente habló mucho de la injusticia y la violencia que provoca en el mundo que 10 países tengan el 90% de las vacunas, pero él tiene que entender que esto mismo produce en la Argentina ver que unos pocos se aprovecharon de su posición para quitarles las vacunas a al personal de salud y a los mayores de 70 años”, señaló la legisladora.

Ocaña aseguró: “Más allá de muchas de las mentiras que dijo, lo que más me preocupa es que todos los proyectos sobre la Justicia que anunció son el vamos por todo de Cristina y Alberto para hacer una intervención del Poder Judicial, organizándolo para garantizar la impunidad de la vicepresidenta, su familia y todos los funcionarios de su gobierno que están involucrados en casos de corrupción”.

Luis Petri, diputado de la UCR de Mendoza, afirmó que “la Justicia quedó asediada por el Presidente en su mensaje de la Asamblea Legislativa” porque “reclama la Reforma Judicial, que hace entrar a 23 jueces por la ventana, y la Ley del Ministerio Público, que lo politiza”.

“Van por el Consejo de la Magistratura instando su reforma y la creación de un tribunal federal de arbitrariedad. Buscan licuar a la Corte Suprema con este nuevo tribunal y tomar por asalto al Consejo”, advirtió el legislador, para quien hay una “brutal embestida del Presidente contra el Poder Judicial en pos de la impunidad K”. “El Congreso y, por último, la Corte serán los campos de batalla para defender la República”, aseguró.

Infobae


El BCRA pidió se investiguen los acuerdos con el FMI por perjuicio al Estado

El Banco Central elevó este lunes a la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y a la Oficina Anticorrupción toda la documentación vinculada al último acuerdo firmado por la Argentina con el Fondo Monetario Internacional, para determinar si generaron perjuicios al Estado. La elevación de esta solicitud se conoce luego de que el presidente Alberto Fernández asegurara que se denunciará penalmente a los funcionarios responsables del préstamo de 44.000 millones de dólares que acordó el macrismo y que terminó alimentando una exorbitante fuga de capitales sin controles ni restricciones de esa administración ni del FMI.

El BCRA pidió “la realización de una auditoría específica” de la documentación para evaluar las “responsabilidades en los funcionarios que actuaron oportunamente en la efectivización del acuerdo suscripto por la República Argentina con el FMI” en 2018 y “determinar la existencia de perjuicio para el patrimonio público”.

Entre la documentación aportada está el informe sobre las actuaciones tramitadas en el ex Ministerio de Hacienda de la Nación y el Informe de “Mercado de Cambios, Deuda y Formación de Activos Externos 2015 – 2019”. También las actuaciones administrativas referenciadas y de los expedientes EX-2018-00154908–GDEBCRA-GG#BCRA y EX-2018-00258928- -GDEBCRA-GG#BCRA tramitados en el Central.

Los expedientes de la autoridad monetaria

Estos expedientes fueron remitidos a fines de julio de 2020 a la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación (Ley 27.249) y en diciembre 2020 a la Auditoría General de la Nación. “En el pedido de investigación se sostiene que los expedientes que dieron origen a los dos acuerdos firmados por la administración de Macri con el Fondo Monetario “resultarían incumplimientos a los procedimientos establecidos en diversas leyes para la constitución de deuda pública externa, así como la violación de obligaciones asumidas con el FMI”, señalo la autoridad monetaria que conduce Miguel Pesce en un comunicado.

En el primer acuerdo firmado con el Fondo surge la “ausencia de dictamen jurídico previo” a la firma de la Carta de Intención y los Memorándums de Política Económica y Financiera y de Entendimiento Técnico que luego se intentó subsanar con un dictamen que se limitó a analizar si el ex Ministerio de Hacienda se encontraba facultado para suscribir y cursar las misivas al Organismo Internacional, de acuerdo al rol que le asigna el artículo V, sección I del Convenio Constitutivo de ese Organismo.

Ese dictamen posterior a la firma no se pronuncia sobre las cuestiones medulares que necesariamente deberían haber sido objeto de estudio legal previo a la suscripción de la Carta de Intención con el FMI: si el Poder Ejecutivo y en especial el Ex Ministerio de Hacienda, era competente para decidir y formalizar una operación de crédito público de esas características.

“Según la legislación vigente (como las leyes 11.672 permanente de Presupuesto, 19.549 de Procedimiento Administrativo y 24.156 de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional) el PEN no tendría facultades para la firma del acuerdo”, informó el BCRA este lunes. En el segundo acuerdo con el FMI se incorporó el dictamen previo, pero sin entrar a considerar si, de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente, los órganos que decidieron su ampliación y tales modificaciones, estaban facultados para tomar dicha decisión.

La documentación aportada incluye el Informe “Mercado de cambios, deuda y formación de Activos externos 2015-2019” que elaboró el BCRA en marzo de 2020 a pedido del señor Presidente de la Nación.

Las conclusiones preliminares

El informe concluye que “entre mayo de 2018 y hasta que fueron establecidos los controles cambiarios más estrictos en octubre 2019, del total pautado con el FMI llegaron a desembolsarse cerca de 44.500 millones de dólares. Estos fondos junto a las reservas internacionales, abastecieron una fuga de capitales del sector privado, que alcanzó los 45.100 millones…”, según el BCRA.

El artículo VI del Convenio Constitutivo del FMI aprobado por la República Argentina por Ley 21.648 dice textualmente: “Salvo en el caso previsto en la Sección 2 de este Artículo, ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital, y el Fondo podrá pedir al país miembro que adopte medidas de control para evitar que los recursos generales del Fondo se destinen a tal fin. Si después de haber sido requerido a ese efecto el país miembro no aplicara las medidas de control pertinentes, el Fondo podrá declararlo inhabilitado para utilizar los recursos generales del Fondo”.

La administración de Macri no cumplió y recién tomó medidas de contención de dicha fuga en octubre de 2019, permitiendo una salida de divisas, cuantitativamente muy importante.

Con la documentación presentada, la SIGEN y la Oficina Anticorrupción deberán determinar si existieron los incumplimientos, la existencia de perjuicio para el patrimonio público y las responsabilidades en los funcionarios que actuaron oportunamente en la efectivización del acuerdo suscripto por la República Argentina con el FMI durante el año 2018.

El Destape


VOLVER

Más notas sobre el tema