Asesinan a otra lideresa y hallan cadáveres de jóvenes indígenas desaparecidos desde febrero

2.166

Asesinan a María Juajibioy lideresa indígena y a su nieta en Putumayo

Hombres se interpusieron en el camino de la motocicleta que transportaba a la lideresa indígena María Bernarda Juajibioy y le arrebataron la vida con armas de fuego. La nieta de la lideresa también perdió la vida.

La lideresa indígena María Bernarda Jujibioy fue asesinada junto a su nieta de un año y cinco meses de edad por sicarios. El hecho se registró cuando caía la tarde del miércoles 17 de marzo en el departamento del Putumayo.

María Bernarda, quien era alcaldesa del Cabildo Kamentzá Biyá se movilizaba desde la vereda La Esmeralda en Orito, hacia la inspección de El Placer, en el municipio de Valle del Guamuez, a 20 minutos de La Hormiga.

Junto a Jujibioy viajaban su hija Paola Patricia Pujimuy, Sofía Solarte y su nieta, Jazzlín Camila Luna Figueroa, que también falleció en el lugar de los hechos.

El senador Feliciano Valencia también expresó su inconformismo frente al suceso en redes sociales.

«El asesinato de mamá Bernarda Juajibioy y su nieta de tan solo un año, produce tanto dolor como impotencia. ¿Cuántas denuncias y alertas tempranas no escuchadas ni atendidas en el Putumayo? Colombia bañada en sangre ante un gobierno indiferente. #QuePareLaMatanza« Feliciano Valencia a través de su cuenta de Twitter.

En la misma zona en la que se perpetró el ataque, hace unas semanas el grupo paramilitar Comandos de Frontera (CDF), se tomó una gallera en la inspección de Siberia, en Orito.

¿Qué está pasando en el Putumayo?

La Red de Derechos Humanos del Putumayo denunció hace unos días en un comunicado, una campaña paramilitar que busca desprestigiar la labor de lideresas, líderes sociales y personas defensoras de DDHH del departamento.

En el comunicado se habla de la falta de garantías para el cumplimiento de los derechos de las comunidades campesinas, afro e indígenas del Putumayo.

Esta situación se ve afectada, entre otras cosas, por las constantes disputas de control territorial entre el grupo paramilitar Comandos de Frontera y el Frente Carolina Ramírez de las disidencias de las FARC.

Por otra parte, los cabildos indígenas y resguardos Nasa del Putumayo han denunciado que continúan las erradicaciones forzadas en su territorio, lo que según ellos «desconoce su autonomía territorial, ancestralidad y el derecho de consulta para ingreso al territorio.»

Ante los asesinatos de María Bernarda Jujibioy y su nieta, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), le ha exigido al gobierno Duque tomar medidas inmediatamente para frenar este exterminio sistemático contra los pueblos indígenas.

«Exigimos investigación y judicialización de los responsables, en los territorios indígenas hacen presencia grupos armados que ponen en RIESGO la pervivencia de las comunidades. Nos están exterminando ante el silencio cómplice del Gobierno de Iván Duque» ONIC en su cuenta de Twitter.

Contagio Radio


Hallan cadáveres de jóvenes indígenas con señales de tortura

Por Lina Robles

Este lamentable caso fue confirmado esta semana. Hallan cadáveres de jóvenes indígenas con señales de tortura.

Una misión humanitaria del pueblo indígena Awá, de Colombia, informó sobre el hallazgo de los cuerpos sin vida de dos jóvenes de su comunidad, desaparecidos desde el pasado 16 de febrero, en el departamento de Nariño en jurisdicción del municipio de Tumaco.

La Unidad Indígena del Pueblo Awá (Unipa) en un comunicado reveló que los jóvenes fueron identificados como Miguel García Paí, de 23 años, y Álvaro Pascal García, de 18, de los resguardos indígenas El Gran Sábalo y Hojal – La Turbia, ambos en el departamento de Nariño, en el extremo suroeste de Colombia.

Los jóvenes desaparecieron porque les habían ofrecido un trabajo “en búsqueda de nuevas oportunidades laborales para el sostenimiento de sus familias”, afirmó la comunidad en el comunicado.

La desaparición de los jóvenes habría ocurrido en inmediaciones del corregimiento de Llorente y la vereda de Inda Sabaleta perteneciente al municipio de Tumaco, en Nariño.

Ante ello, conformaron una misión humanitaria Awá, que el 16 de marzo salió en búsqueda de los jóvenes desaparecidos en el corregimiento de Llorente y la vereda de Inda Sabaleta.

El pasado 16 de marzo se metieron por trochas y encontraron el primer cadáver, el de Pascal, y una hora más tarde hallaron el de García. Ambos fueron hallados con signos de haber sido torturados.

De acuerdo con la organización, estas dos muertes se suman a otros 35 asesinatos durante la pandemia. Ocho indígenas más se encuentran desaparecidos.

En la actualidad, cuatro indígenas Awá del resguardo Hojal – la Turbia se encuentran con paradero desconocido, tras perder su rastro el 30 de diciembre de 2020.

“Este hecho tiene consternado a nuestro pueblo Awá al ver la vulnerabilidad de nuestras familias Awá en especial nuestros niños, niñas y jóvenes, quienes no cuentan con ofertas de educación técnica o superior, ni tampoco con oportunidades laborales que les permita desarrollar un proyecto de vida en sus territorios”, concluyó Unipa.

La organización culpa a los grupos armados que circulan en la zona de estas muertes y piden que “respeten la vida” del pueblo Awá.

Publimetro


VOLVER

Más notas sobre el tema