Bolivia | Así fueron los cierres de campaña de cara a las elecciones regionales del domingo

1.007

Campañas en el eje cierran con misa, limpieza y actos masivos

Por Yolanda Mamani Cayo

Una misa del candidato Iván Arias en La Paz, una concentración del MAS en Cochabamba en la que estuvo el presidente Luis Arce y una limpieza de postes y paredes capitaneada por el postulante Gary Áñez en Santa Cruz fueron algunas actividades con las que se cerraron las campañas en el eje troncal.

“A nuestro hermano alcalde ya, de Sacaba, a nuestro gobernador de Cochabamba, desde el Gobierno nacional les decimos: No están solos (…) ¡Les vamos a pedir (para) este domingo voto azul en línea!”, arengó el presidente Arce ante la militancia masista en la población de Sacaba, donde fue el cierre de campaña del candidato a la Gobernación cochabambina por el MAS, Humberto Sánchez.

En la actividad proselitista del partido azul también estuvieron presentes, agitando banderas del MAS, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, y el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

En tanto, en la ciudad de La Paz prácticamente todas las actividades de cierre de campaña del oficialismo y la oposición se suspendieron por el duelo que hay por la muerte de siete universitarios en la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

El candidato a alcalde de La Paz por Somos Pueblo, Iván Arias, asistió con todos sus postulantes a concejales a una misa de salud y bendición en la iglesia de Villa Copacabana. Posteriormente, el político emitió su último mensaje antes del silencio electoral.

“Estamos cerrando una campaña y lo estamos haciendo sin celebración y con este sencillo acto (…). La crisis económica y los hechos acontecidos en los últimos días nos obligan a ser solidarios (…). Tenemos la experiencia municipal, nosotros no hemos bajado de un micrófono ni de una cabina”, dijo Arias en su mensaje.

En tanto, Rafael Quispe, candidato a la Gobernación de La Paz por Somos Pueblo, en la noche realizó un cierre de campaña virtual a través de sus plataformas digitales.

El candidato al municipio paceño de SOL.Bo, Álvaro Blondel, también cerró su campaña de forma virtual con una actividad que fue transmitida por RTP.

El candidato del MAS a la Gobernación de La Paz, Franklin Flores, manifestó que suspendió el cierre de campaña por el luto en El Alto, ciudad donde tenía programada esa actividad ayer.

“Debido a lo suscitado en la ciudad de El Alto, al fallecimiento de nuestros compatriotas, estamos suspendiendo nuestras actividades. Estamos retornando a la ciudad de El Alto para adherirnos al duelo de las familias que han perdido a su ser querido”, dijo Flores en un video.

Los candidatos de Jallalla, Eva Copa, a la Alcaldía de El Alto y Santos Quispe, a gobernador de La Paz, también suspendieron su última actividad proselitista.

En Santa Cruz, el aspirante a la alcaldía Gary Ánez, por Comunidad Ciudadana Autonomías por Bolivia (C-A), limpió, como un acto simbólico de cierre de campaña, paredes y postes que fueron empapelados con afiches de los candidatos de los distintos frentes políticos.

Foto: El Deber

“Vamos a limpiar la Alcaldía de los corruptos, pero antes vamos a limpiar la ciudad”, aseguró Áñez.

En tanto, el candidato de Creemos a la Gobernación de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, realizó junto a los postulantes a la Asamblea Legislativa Departamental y su militancia una caravana automovilística que recorrió gran parte de la urbe cruceña.

En el recorrido, que comenzó a media tarde y se extendió hasta horas de la noche, Camacho regaló gorras y poleras.

Página Siete


Pocas candidatas y acoso político marcan los próximos comicios

Bolivia ha avanzado en los últimos años en la aprobación de leyes para proteger a las mujeres de la violencia y garantizar sus derechos y aunque algunas cifras sobre la participación política femenina son alentadoras, también persiste el acoso que les impide ejercer plenamente el cargo para el que fueron elegidas.

A los actuales comicios se presentaron cerca de 20.000 candidaturas a distintos cargos en 338 gobiernos municipales, nueve gobernaciones y una autonomía regional, de los que el 47,7 % son mujeres y el 52,3 % son hombres, según datos de la Coordinadora de la Mujer.

Sin embargo, de 2.004 candidaturas a cargos ejecutivos regionales o municipales, 1.687 son hombres y 317 mujeres, solo un 16 %, según el órgano electoral.

Solo hay siete mujeres entre 84 candidaturas a las gobernaciones y 242 aspiran a las alcaldías de un total de 1.728, detalla la Coordinadora de la Mujer, que agrupa a una treintena de organizaciones feministas.

«No hay voluntad política» para permitir que las mujeres «estén ubicadas en estos puestos de decisión como son los espacios para gobernadores y alcaldes», dijo a Efe la directora de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo.

Esa organización ha pedido al órgano electoral que la paridad se cumpla también en las postulaciones a cargos ejecutivos, pero el tribunal ha demandado una ley que señale aquello específicamente.

Algunas candidaturas

Entre las candidaturas femeninas más conocidas están las de la expresidenta transitoria Jeanine Áñez, aspirante a la gobernación de la región amazónica de Beni, y la extitular del Senado Eva Copa, postulante a la alcaldía de El Alto, la segunda ciudad más poblada del país.

El caso de Copa, exmilitante del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), es uno de los más llamativos, pues las encuestas preelectorales le auguran un inédito triunfo con porcentajes que rondan el 90 %.

Novillo destacó que exista la «fuerte posibilidad» de que sea elegida, lo que supondrá la segunda gestión consecutiva de una mujer en El Alto, pese a que en ese municipio hay mucho machismo y es uno de los que presenta mayores índices de violencia hacia las féminas.

La activista recordó que la actual alcaldesa alteña, la opositora Soledad Chapetón, «ha sufrido situaciones de acoso político».

En el actual proceso electoral se han visto situaciones de acoso político contra las candidatas, «particularmente en redes sociales» donde persisten prejuicios e insultos hacia ellas, lamentó Novillo.

El MAS expulsó a Copa de sus filas por su decisión de postular por la fuerza Jallalla después de que su candidatura fuera rechazada por la cúpula oficialista.

El respaldo logrado por la exsenadora le valió ser blanco de duros ataques de ese partido en los últimos días, mientras que Áñez ha denunciado persecución por procesos activados recientemente en su contra.

Un problema persistente

La analista política María Teresa Zegada dijo a Efe que, aunque las mujeres sean elegidas, «en el momento de ejercer el cargo son criticadas, cuestionadas y no son tomadas en cuenta por los varones», lo que deriva en situaciones de acoso político, sobre todo en el área rural.

Para Novillo, uno de los grandes retos es eliminar el acoso y la violencia política contra las mujeres, que se han convertido en un «obstáculo para que las mujeres se mantengan en los espacios de decisión».

Muchas mujeres que resultaron elegidas ya no quieren volver a postular por el acoso sufrido que incluye «amenazas contra sus familias, insultos» o especulaciones sobre sus vidas privadas, indicó.

Bolivia cuenta desde 2012 con una ley que castiga el acoso y la violencia política, sin que hasta el momento se haya emitido una sentencia final por estos delitos, lo cual hace que ambos persistan.

El único caso sería un fallo reciente contra el líder indígena Rafael Quispe por un proceso por acoso político que le inició la dirigente campesina oficialista Felipa Huanca, a la que el aimara denunció por supuesta implicación en los manejos irregulares de un fondo estatal para proyectos indígenas.

La sentencia puede ser apelada, pero, a juicio de Novillo, este caso «no sería el ejemplo más claro de acoso» porque el proceso tiene «elementos políticos» que lo «enrarecen».

Otros, como el asesinato en 2012 de la concejala Juana Quispe, tras una serie de presiones y amenazas políticas, continúan estancados en la Justicia.

Para Zegada, la política sigue siendo «un reflejo del escaso avance que hay en esta construcción de la paridad, del respeto y de la no discriminación en los distintos espacios de la vida de las mujeres».

Jornada


Llegan observadores de la OEA y Uniore; ONU pide consolidar proceso democrático

Los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) ya están en Bolivia para acompañar la elección de autoridades políticas departamentales, regionales y municipales del 7 de marzo desde diferentes puntos del país. Para hoy está previsto el arribo de la comitiva de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

Entre tanto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a que la elección consolide el proceso democrático.

“Expresamos nuestros deseos de éxito en este nuevo evento electoral que consolidará el proceso democrático a través del voto. Exhortamos a actores políticos, sociales y a la ciudadanía en general a reeditar la jornada ejemplar, pacífica, transparente y segura del pasado 18 de octubre de 2020”, se lee en un comunicado difundido por el organismo internacional, según ABI.

El Sistema de Naciones Unidas en Bolivia reafirmó su compromiso con el objetivo de construir una Bolivia democrática y en paz, en el marco de la Iniciativa para la consolidación de la paz que se lleva a cabo con apoyo de algunos Estados Miembros.

La ONU también resaltó las características de los comicios subnacionales debido a su complejidad en cantidad y diversidad de organizaciones políticas y candidatos, así como por los desafíos operativos para los tribunales electorales departamentales (TED) y de logística, derivados de la geografía electoral en temporada de lluvias.

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, informó ayer que la misión de la OEA, con una decena de representantes, desarrollará un “trabajo mixto”, entre presencial y virtual.

Dijo también que la presencia de una misión de observación del Mercado Común del Sur está también confirmada en el país al igual que dos misiones nacionales conformadas por miembros de las plataformas denominadas Observa Bolivia y Observatorio Boliviano de la Democracia.

Apuntes

• Al final del proceso electoral, se espera un informe de los organismos internacionales y misiones nacionales en el que señalen los aciertos o eventuales fragilidades.

• El domingo 7 de marzo, se elegirán a 4.962 nuevas autoridades, entre titulares y suplentes en el país. De este total, 583 son autoridades departamentales, 27 regionales y 4.352 municipales.

• Los bolivianos acudirán a las urnas luego de las elecciones presidenciales del 18 de octubre de 2020, jornada en la que Luis Arce ganó con el 55.11% de los votos válidos como candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Opinión


VOLVER

Más notas sobre el tema