Brasil | Tras nuevo récord de muertes, Lula dice que Bolsonaro es responsable del “mayor genocidio de nuestra historia”

2.126

Lula da Silva: Jair Bolsonaro es responsable del “mayor genocidio de nuestra historia”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Lula, calificó la situación que vive su país por la pandemia de “el mayor genocidio de nuestra historia” y responsabilizó de ello al actual mandatario, Jair Bolsonaro. “El martes murieron en Brasil 3.158 personas a consecuencia de la covid. Es el mayor genocidio de nuestra historia”, afirmó Lula, en una entrevista al semanario alemán Der Spiegel, la primera que concede a un medio internacional desde que el Tribunal Supremo anuló la condena por corrupción que pesaba sobre él.

Bolsonaro no se tomó en serio la gravedad de la pandemia y mintió a sus ciudadanos, prosigue el expresidente, que le responsabilza así de la situación actual.
“Si tuviera algo de grandeza se habría disculpado ante las familias de los más de 300.000 muertos por la covid. Él es el responsable de lo ocurrido”, insiste, para sentenciar que Brasil no debería seguir siendo gobernado por “ese hombre”.

Lula tiene abierta la posibilidad de desafiar a Bolsonaro en las presidenciales previstas para el próximo año, a raíz de la decisión del Supremo anulando su condena, recuerda ese medio. El propio líder opositor no revela en la entrevista si piensa hacerlo: “No es momento de discutir sobre candidaturas en medio de la pandemia”, dice, tras recordar los 3.158 muertos del martes, para sentencia que los esfuerzos deben concentrarse en “salvar a Brasil” de la covid-19.

Der Spiegel
 alude asimismo a la decisión del Supremo de Brasil, el pasado martes, según la cual el exjuez Sergio Moro no actuó con “imparcialidad” en uno de los juicios contra Lula. El expresidente reclama que se imparta ahora justicia contra éste y contra los fiscales que intervinieron en su proceso -“no pueden salir impunes. Deben perder su empleo”, afirma-.

“Hubo un pacto entre la justicia y algunos medios para apartar a la presidenta Dilma Rousseff de su cargo e impedir además mi candidatura para las elecciones de 2018”, asegura Lula, quien pasó 18 meses en prisión hasta salir finalmente de la cárcel en noviembre de 2019. Ese periodo en prisión le impidió presentarse a las elecciones de 2018, que ganó Bolsonaro. Con la decisión ahora del Supremo ha recuperado sus derechos políticos.

LA “GRIPECITA” Y OTRAS MENTIRAS DE BOLSONARO

Brasil superó esta semana la máxima de 3.000 muertes diarias por la pandemia, lo que ha acrecentado las presiones sobre Bolsonaro, quien de llamar “gripecita” a la covid 19 ha pasado ahora a buscar un “pacto institucional” con el Parlamento y la Corte Suprema.

Lula recuerda en Dar Spiegel cómo Bolsonaro ignoró primero la pandemia, invirtió luego “una fortuna” en un medicamento llamado Hydroxycloroquina en contra de la opinión científica y trató de “homosexuales” a quienes usaban mascarilla. El líder opositor defiende que son los propios brasileños quienes deben derribar en las urnas a Bolsonaro, rechaza opciones que no pasen por la vía democrática, pero recuerda que al actual presidente de sostienen, afirma, “milicias ultraderechistas”.

“Un presidente no puede saberlo todo, pero él (Bolsonaro) debería tener la humildad de consultar a las personas que saben más que él”, opinó Lula en la entrevista. Según el exmandatario, Bolsonaro debería “reunirse con científicos, médicos, gobernadores y ministros de Salud para poner en marcha un plan para derrotar a la Covid”. Bolsonaro, aunque use mascarilla, “no se toma en serio al coronavirus”, insistió Lula. “No cree en las vacunas, gastó una fortuna en un medicamento llamado hidroxicloroquina aunque está demostrado que no servía”, ahondó, sin escatimar críticas contra Bolsonaro.

“Durante un año nos contó mentiras. Durante un año provocó a todos los que no estaban de acuerdo con él”, agregó. “Es responsabilidad nuestra, de los brasileños, parar a este hombre y restaurar la democracia en el país”, dijo el expresidente sobre Bolsonaro. “Jamás en nuestra historia tuvimos un presidente tan irresponsable”, añadió.

EL APOYO DE MERKEL

Al mismo admite Lula que ha buscado apoyos internacionales, principalmente para la lucha contra pandemia. Así, ha escrito al presidente chino, Xi Junping, y recurrido al ruso, Vladimir Putin, para lograr suministros de las respectivas vacunas, que Bolsonaro ha tratado de difamar a través de las redes sociales con “mentiras e insultos”. Lula apuesta asimismo por una liberalización de las licencias y patentes, para lograr con ello el acceso global a las vacunas, algo que debe verse como una “decisión humanitaria”, no como una posición socialista.

Lula aprovechó la entrevista a ese medio, el semanario político de referencia en Alemania, para pedir a la canciller Angela Merkel -“que tiene un gran respeto internacional- lleve esa cuestión al ámbito internacional, en el formato de una cumbre del G7 o el G20 y asuma como propia esa iniciativa. “Ningún país puede asumir el reto por si solo. Incluso a Alemania y Francia les faltan suministros, es increíble”, argumenta.

Lula lamentó que hasta ninguna líder de relevancia mundial haya asumido ese cometido. El expresidente Donald Trump “provocó daños enormes”, al declarar a China como su enemigo, y ahora su sucesor, Joe Biden, “llama asesino a Putin”, lo que tampoco ayuda a la resolver diferencias.

Página/12


Brasil bate novo recorde com 3.650 mortes registradas em 24 horas

O boletim desta sexta-feira (26) do Conselho Nacional dos Secretários de Saúde (Conass) informa o registro de 3.650 novas vítimas da covid-19 no Brasil em um período de 24 horas, o equivalente a quase três mortes por minuto.

É o recorde de mortes registradas no período equivalente a um dia de todo o histórico do surto. Contudo, o recorde foi batido sem contar com os dados do Ceará, que não repassou as informações a tempo para o fechamento do balanço com os dados completos do país.

Foi a segunda vez desde o início da pandemia, em março de 2020, que o Brasil registra mais de 3 mil óbitos causados pela doença em 24 horas. A primeira foi em 17 de março, com 3.149 notificações.

Com os números de hoje, o Brasil chega a 307.112 mil mortos, de acordo com dados oficiais, sem contar com ampla subnotificação, reconhecida pelas autoridades sanitárias até do próprio governo.

Em relação ao número de novos infectados, o Conass informa o recebimento de 84.254 registros pelos estados, totalizando 12.404.414 casos. Na última quinta-feira (25), o Brasil bateu o recorde de registros em novos casos em um só dia, com 100.736 ocorrências.

Os dados da covid-19 desta sexta (26) confirmam que pandemia no país segue em total descontrole. É o pior momento do surto de covid no Brasil e epidemiologistas afirmam que a tendência é de agravamento.

Atualmente, mais de 25% das mortes por covid-19 no mundo ocorrem em solo brasileiro. Desde o dia 9 de março, o Brasil é o epicentro do vírus no mundo, com o maior média diária de vítimas da infecção respiratória.

Sem medicamentos

Enquanto isso, a situação da saúde pública é de colapso por todas as regiões do país. Apenas Amazonas e Roraima não estão com filas de leitos de UTIs. Mesmo com capacidade ampliada, a rede hospitalar do Brasil não comporta a demanda elevada, já que a crise sanitária provocada pelo novo coronavírus está em patamar inédito na história.

Além de leitos e pessoal, faltam medicamentos. De acordo com a Confederação Nacional de Prefeitos, em levantamento divulgado também nesta sexta (26), 1.316 municípios estão no limite de medicamentos necessários para intubação.

Isso significa que 23% das cidades do Brasil, além de não possuírem mais UTIs suficientes para atender os pacientes com covid, também podem ser obrigados a suspender os tratamentos pela falta de medicamentos.

Medicamentos para dois dias

Enquanto cidades e hospitais correm para conseguir até mesmo anestésicos, o governo do presidente Jair Bolsonaro (sem partido) dificulta o acesso e não garante o fornecimento dos medicamentos para intubação. O relato é do secretário da Saúde de São Paulo, Dr. Jean Gorinchteyn.

“Cidades não tiveram as mesmas possibilidades de aquisição desses medicamentos, porque o Ministério da Saúde os requisitou dos estados e das empresas produtoras e isso ficou indisponível para a distribuição. O que foi enviado pelo Ministério da Saúde hoje dá para dois dias”, alertou.

Com isso, o governo federal, que não centraliza as decisões de combate à covid no Brasil desde o início do surto, agora impede também a organização pelos estados, a exemplo de São Paulo.

“O que fizemos ao longo dessa semana, principalmente entendendo uma demanda maior do estado: antecipamos compras. Fizemos compra emergencial e atingimos um certo nível de conforto em relação ao que se vê nas redes municipais, mas não temos mais”, completou o secretário.

O relato foi confirmado pelo vice-governador, Rodrigo Garcia. “Uma Santa Casa no interior tinha conseguido fazer uma compra de medicamentos do kit para intubação, mas logo em seguida veio a requisição federal e eles perderam esses medicamentos. A falta de coordenação nacional tem cobrado um preço alto do Brasil”, contou, sem detalhar o município.

Brasil De Fato


San Pablo ignora a Bolsonaro y presenta una vacuna 100% brasileña

El laboratorio público brasileño Instituto Butantan, del estado de San Pablo, creó una vacuna propia contra el coronavirus para la cual ha pedido autorización al ente regulador a fin de iniciar ensayos clínicos en humanos y poder aplicarla a partir de julio, anunció el gobernador paulista, Joao Doria, en un acto sin autoridades del Gobierno federal.

La vacuna, bautizada Butanvac, se presenta en el peor momento de la pandemia en Brasil, con las dos mayores ciudades del país, San Pablo y Río de Janeiro, ingresando en su más profundo confinamiento a partir de este viernes y hasta el 5 de abril, en una acción llamada “superferiado” para evitar la circulación de personas.

“Esta es una vacuna desarrollada con todo el conocimiento de las otras. Es una vacuna 2.0 y 100% nacional, con insumos nacionales y que puede atender a países de renta baja y mediana”, dijo el director del Instituto Butantan, Dimas Covas, en conferencia de prensa al lado de Doria.

El 85% de la investigación es hecha por el Instituto Butantan con la cooperación en los ensayos de los gobiernos de Vietnam y Tailandia, que tendrán prioridad en caso de que tenga eficacia demostrada.

El Instituto Butantan precisa recibir la autorización de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) para iniciar las fases 1 y 2 de seguridad y compatibilidad en humanos antes de hacer un test a larga escala en la fase 3, para iniciar su aplicación en caso de ser efectiva.

El gobernador Doria dijo que a partir de mayo se podrán comenzar a fabricar 40 millones de dosis de la vacuna y que, en caso de ser aprobada por Anvisa, pueda sumarse al plan nacional de vacunación del Ministerio de Salud nacional.

El Gobierno de San Pablo, el estado más rico de Brasil y con 46 millones de habitantes, fue pionero en la vacunación contra el coronavirus al aliarse con el laboratorio chino Sinovac en junio pasado para adquirir y desarrollar en su fábrica la vacuna contra el coronavirus CoronaVac, la principal que se aplica hoy en Brasil.

El Instituto Butantan posee la mayor fábrica pública de vacunas del hemisferio sur y su contrato con China enfrentó al gobernador Doria con el presidente Jair Bolsonaro, quien el año pasado repudió la CoronaVac “por su origen”, aunque luego el Gobierno federal la adquirió para llevar adelante el plan actual de inmunización.

Colapso sanitario

Brasil superó esta semana los 300.000 muertos por coronavirus y atraviesa un colapso sanitario, con hospitales que no dan abasto para atender la demanda récord de pacientes internados por Covid-19.

Autoridades atribuyen la explosión de casos a una mutación del coronavirus más contagiosa detectada primero en la norteña ciudad brasileña de Manaos, capital del estado de Amazonas.

La mutación, que ya está presente en 15 países o territorios de las Américas y ha sumado presión sobre los sistemas sanitarios de Venezuela, Perú y Uruguay, entre otras naciones.

Brasil inmuniza a su población desde el 17 de enero pasado con las vacunas china CoronaVac y anglosueca AstraZeneca.

Hasta el miércoles último, habían sido inoculadas unos 17,8 millones de personas, de las cuales 13,38 millones (el 6,32 por ciento de la población) recibieron la primera dosis y 4,41 millones (2,09 por ciento) recibieron las dos.

El enfrentamiento con Bolsonaro

Enfrentado con Bolsonaro, que ha minimizado la peligrosidad del coronavirus, rechazado cuarentenas y el uso de barbijo y cuestionado las vacunas, el gobernador Doria destacó que la vacuna Butanvac “es parte de la lucha de la ciencia contra el negacionismo”.

Dirigente del Partido de la Social Democracia Brasileña, Doria fue aliado de Bolsonaro en las elecciones de 2018 pero rompió por diferencias en la pandemia.

El paulista es considerado un presidenciable de la derecha liberal no bolsonarista para los comicios de 2022.

Doria dijo que la aparición de la Butanvac no detendrá el contrato de adquisición y fabricación de la vacuna CoronaVac en una planta específica que pasará a funcionar en el Instituto Butantan a partir de octubre.

El Instituto Butantan depende del estado de San Pablo desde hace más de 100 años y es el principal proveedor de vacunas del Ministerio de Salud nacional.

En ese marco, fue ignorado para la presentación de la candidata a la vacuna fabricada y creada en Brasil el nuevo ministro de Salud, el cardiólogo Marcelo Queiroga, quien reemplazó el miércoles al general Eduardo Pazuello.

Pazuello está investigado por la Justicia por negligencia en la falta de oxígeno medicinal en Manaos.

Bolsonaro pretende iniciar la fabricación de 20 millones de vacunas mensuales de AstraZeneca en el laboratorio federal Fiocruz de Río de Janeiro a partir de abril.

El Gobierno nacional anunció que para fin de año pretende haber adquirido o contar con 510 millones de dosis de varios fabricantes, entre ellos la rusa Sputnik V y las de los laboratorios estadounidenses Pfizer y Johnson & Johnson, más las gratuitas que reciba del programa Covax auspiciado por la ONU.

Télam


Governadores querem mais ajuda financeira para enfrentar pandemia

Em reunião nesta sexta-feira (26), em Brasília, com o presidente do Congresso Nacional, Rodrigo Pacheco (DEM-MG),  governadores de 23 estados e do Distrito Federal manifestaram preocupação em recompor o Orçamento Geral da União, aprovado ontem pelo Congresso, com quase três meses de atraso e com R$ 43 bilhões a menos que o aprovado para o ano passado. 

Os governadores estão preocupados com condições de habilitação de novos leitos em hospitais para tratar casos de covid-19 e querem que o governo federal mantenha a regra de 2020 para habilitação e pagamento de leitos de Unidades de Tratamento Intensivo (UTIs) e clínicas. Além disso, querem garantir sustentabilidade no atendimento aos doentes internados na rede pública de saúde e com insumos, especialmente medicação para sedação e oxigênio para o tratamento de casos graves do novo coronavírus.

Auxílio

Na parte social e econômica, os governadores pressionam para uma aprovação de novas parcelas do auxílio emergencial de R$ 600, mesmo valor pago pelo governo federal no início da pandemia no ano passado.

A nova rodada do benefício, definida por medida provisória (MP 1039/21), começa a ser paga em meados de abril. O retorno do benefício será em quatro parcelas, com valores específicos conforme o perfil de quem recebe. O valor médio dessa rodada é de R$ 250, mas pode variar de R$ 150 a R$ 375, a depender da composição de cada família.

Sobre essa demanda, o presidente do Congresso foi enfático. “Temos que trabalhar com a realidade que temos no Brasil, que feliz ou infelizmente, é uma realidade que vai socorrer as pessoas, mas que não será obviamente aquilo que desejavam os mais necessitados. (…) Óbvio que todos nós gostaríamos de reeditar o que foi pago no ano passado, mas não será possível por causa da responsabilidade fiscal e do Orçamento”, explicou.

Ainda sobre o socorro financeiro, os governadores cobraram ajuda a estados e municípios mais atingidos pela pandemia. Os chefes dos Executivos estaduais trataram ainda de discussões sobre securitização e empréstimo para pagamento de precatórios.

Comitê

Em relação ao recém-criado comitê anticovid, com a participação de representantes dos três poderes da República, os governadores pediram que a coordenação técnica do grupo fique sob a responsabilidade do ministro da Saúde, Marcelo Queiroga, com decisões tomadas com base na ciência.

“Não haverá convergência sobre tudo, mas o importante é valorizarmos aquilo que convergimos e irmos para frente nisso. Naquilo que divergimos, temos mecanismos próprios de solução de conflitos, mas eu quero valorizar sempre a convergência. O que o Brasil precisa é de União”, concluiu Pacheco.

Agencia Brasil


 

Más notas sobre el tema