Cuestión Malvinas | El gobierno pide “el fin del colonialismo” tras advertencia del primer ministro del Reino Unido

1.586

Desde Cancillería sostienen que el Reino Unido debe “escuchar más” a la comunidad internacional

Frente a la presentación realizada este martes por el primer ministro británico Boris Johnson en la Cámara de los Comunes, en la que expuso una Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior, la República Argentina sostiene una vez más que el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo y que en particular en el caso de las Islas Malvinas ha planteado, a través de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, que el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral.

El texto del ministerio de conduce Felipe Solá dice que “Las consideraciones postuladas por el primer ministro Johnson reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo y para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial británica.

Puede leerse que “bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el “derecho a la libre determinación”, Reino Unido sostiene la ilegítima presencia en el Atlántico Sur, con el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico. La Argentina denuncia en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas, circunstancia que los países del Atlántico Sur de América Latina y África que conforman la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS) han planteado como una amenaza para toda la región”.

El comunicado sostiene asimismo que “la Argentina ha denunciado reiteradamente que esta base viola la resolución 31/49 de las Naciones Unidas que prohíbe las acciones unilaterales en la zona en disputa, como lo es esta base militar”.

Y se agrega que “esta situación ocurre además en un contexto de profunda preocupación por parte de quienes creen que el Brexit ha debilitado la posición británica en el mundo y en particular afectados por la exclusión de los territorios de ultramar como Malvinas, Sándwich del Sur y Georgias del Sur y de los espacios marítimos circundantes del tratado de libre comercio con la UE”

Finalmente, el texto sostiene que “La República Argentina reitera que, tal como está enunciado en su Constitución y como lo ha venido planteando permanentemente desde el retorno a la democracia, sólo reconoce el diálogo, la diplomacia y la paz como los únicos caminos para recuperar el ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Como ha señalado nuestro presidente Alberto Fernández en el último discurso del 1° de marzo en el Congreso de la Nación, creemos que es el tiempo del diálogo bilateral para la recuperación del ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas en los términos de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, ya que en pleno siglo XXI no debe existir más lugar para el colonialismo.

Página 12


Comunicado de la cancillería Argentina | Cuestión Malvinas: El Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional

Frente a la presentación realizada hoy por el primer ministro británico Boris Johnson en la Cámara de los Comunes, en la que expuso una Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior, la República Argentina sostiene una vez más que el Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve el fin del colonialismo en el mundo y que en particular en el caso de las Islas Malvinas ha planteado, a través de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, que el camino para la solución del diferendo por la soberanía es el diálogo bilateral.

Las consideraciones postuladas por el primer ministro Johnson reiteran la tradicional mirada colonialista del Reino Unido sobre las Islas Malvinas y el conjunto de posesiones británicas alrededor del mundo y para la Argentina no expresan novedad respecto de la política colonial británica. Bajo el argumento no reconocido por las Naciones Unidas de defender el “derecho a la libre determinación”, Reino Unido sostiene la ilegítima presencia en el Atlántico Sur, con el objetivo de apropiarse de las riquezas que allí existen y controlar tanto el acceso a la Antártida como del pasaje bioceánico entre el Atlántico y el Pacífico. La Argentina denuncia en forma permanente que uno de los objetivos principales del Reino Unido es sostener una base militar en Malvinas, circunstancia que los países del Atlántico Sur de América Latina y África que conforman la Zona de Paz del Atlántico Sur (ZPCAS) han planteado como una amenaza para toda la región. La Argentina ha denunciado reiteradamente que esta base viola la resolución 31/49 de las Naciones Unidas que prohíbe las acciones unilaterales en la zona en disputa, como lo es esta base militar.

Esta situación ocurre además en un contexto de profunda preocupación por parte de quienes creen que el Brexit ha debilitado la posición británica en el mundo y en particular afectados por la exclusión de los territorios de ultramar como Malvinas, Sándwich del Sur y Georgias del Sur y de los espacios marítimos circundantes del tratado de libre comercio con la UE.

La República Argentina reitera que, tal como está enunciado en su Constitución y como lo ha venido planteando permanentemente desde el retorno a la democracia, sólo reconoce el diálogo, la diplomacia y la paz como los únicos caminos para recuperar el ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Como ha señalado nuestro presidente Alberto Fernández en el último discurso del 1° de marzo en el Congreso de la Nación, creemos que es el tiempo del diálogo bilateral para la recuperación del ejercicio de la soberanía en las Islas Malvinas en los términos de la Resolución 2065 de Naciones Unidas, ya que en pleno siglo XXI no debe existir más lugar para el colonialismo.

Cancillería Argentina


Malvinas: Boris Johnson aseguró que el Reino Unido mantendrá la presencia militar en las islas

El gobierno británico confirmó que mantendrá la presencia militar en las Islas Malvinas para protegerla de amenazas externas, en particular, de las agresiones argentinas. Esta información quedó constatada en la primera revisión estratégica de seguridad, defensa y política exterior desde que comenzó a regir el Brexit este año.

El documento de 100 páginas que expondrá este martes el primer ministro británico Boris Johnson expresa que las Fuerzas Armadas “disuadirán y desafiarán las incursiones en las aguas territoriales británicas de Gibraltar” y “mantendrán una presencia permanente en las Islas Malvinas, la Isla de Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico”, según publicó la prensa del Reino Unido.

“El Reino Unido está lejos de abandonar sus compromisos transatlánticos. Se están reforzando y se mantienen en alta consideración”, le dijo una fuente del gobierno dijo a The Telegraph:

Esta medida impacta también en el peñón de Gibraltar, luego de los rumores de Vox, partido de extrema derecha español, que pretende recuperar el territorio.

Johnson brindará una Revisión Integrada del gobierno británico en temas de defensa y política exterior frente a los Comunes, en donde de manifestará el compromiso para aumentar el gasto en más de 33 mil millones de dólares en el transcurso de los próximos cuatro años para políticas de defensa.

Este informe de seguridad nacional situará, según la prensa británica, a Rusia como mayor amenaza exterior para su defensa. Los medios locales indicaron que se trata de la mayor revisión del sector desde la Guerra Fría.

El documento que presentará el Reino Unido ofrece información sobre las diversas formas en que protegerán sus 14 territorios de ultramar “disuadiendo y defendiéndose de las amenazas estatales y no estatales”.

La Cuestión Malvinas

La Resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que reconoce una disputa entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Conocida como “Cuestión de las Islas Malvinas”, forma parte a su vez del proceso de descolonización, reconocido por la ONU, según la resolución 1514 (XV).

Fue el 16 de diciembre de 1965 la ONU adoptó la resolución 2065, que consistió en el primer documento referido exclusivamente a la Cuestión Malvinas, a través de la cual reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia.

Sin embargo, las negociaciones se encuentran frenadas y la ONU instó a ambos gobiernos a que las reanuden para encontrar “a la mayor brevedad posible una solución pacífica, justa y duradera de la controversia sobre la soberanía relacionada con la Islas Malvinas”, expresó el organismo.

La Argentina mantiene su reclamo “legítimo de soberanía”, al cumplirse este año 188 años de la ocupación ilegal por parte del Reino Unido y luego del conflicto armado de 1982.

Descargar (PDF, 11.6MB)

Perfil


VOLVER

Más notas sobre el tema