De cara al balotaje, Arauz y Lasso desembarcan en TikTok para amplificar sus campañas

612

Candidatos presidenciales amplían campaña en las redes sociales

Las fichas del tablero electoral no se mueven solo en las calles o en medios tradicionales, sino también en plataformas sociales en franco ascenso.

Cuando restan dos semanas para el inicio de la campaña para el balotaje, tanto Andrés Arauz (Unes) como Guillermo Lasso (Creo-PSC) ensayan nuevas estrategias para convencer a distintos segmentos del electorado.

El último terreno en disputa es la red de origen chino TikTok, que en el país tiene aproximadamente 2,6 millones de usuarios, según el informe Ecuador Usuarios Digitales, levantado por Mentinno Formación Gerencial.

Arauz difunde sus propuestas en su página web y a través de redes consolidadas como Facebook, Twitter, Instagram y Youtube. Desde el 14 de diciembre pasado, se sumó a la red social TikTok.

En su web, el presidenciable diseñó una campaña llamada Zona de jóvenes, cuyo logotipo incluye un avatar con los colores distintivos de la lista 1. Aborda temas como empleo joven, acceso a Internet, ecología, entre otros apartados.

A pesar de que en la campaña de primera vuelta Guillermo Lasso dijo que “no lo verían en TikTok”, para el balotaje cambió de posición, y también renovó su equipo de campaña.

El aspirante de Creo-PSC incorporó a Juan Mateo Zúñiga, consultor político que fue el jefe de campaña de Xavier Hervas, presidenciable de la Izquierda Democrática.

También Gabriel González (Crudo Ecuador) pasó del equipo de Hervas al de Lasso.

El candidato del partido naranja privilegió la estrategia en redes digitales y se alzó con la cuarta votación más alta el pasado 7 de febrero.

Lasso debutó en TikTok el 25 del mes pasado con un video en el que anunciaba su paso al balotaje, al ritmo de Bad, de Michael Jackson. Después subió un video de su compañero de fórmula, Alfredo Borrero, detallando su propuesta de plan de vacunación.

Lasso reconoce que, de cara al balotaje, hizo ajustes para complementar “ciertas áreas que debe fortalecer”, con la guía de jóvenes profesionales en la materia. “Es una red social importante, no solo para jóvenes, sino para muchos ecuatorianos. Eso es TikTok, por lo tanto, es una manera de comunicar que se ajusta a los tiempos modernos”.

En su último video de TikTok, Lasso cuestionó la propuesta de Arauz de obtener liquidez para pagar a los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) a través de las reservas del Banco Central del Ecuador.

Arauz le respondió en un video de la misma red social. Además, ensayó transmisiones en vivo, en las que responde preguntas de jóvenes. Durante la transmisión del pasado viernes, Arauz utilizó lenguaje cercano a ese segmento, con un estilo informal.

Para Andrés Seminario, experto en marketing, las dos candidaturas finalistas se mantuvieron alejadas de los electores jóvenes durante la primera vuelta, por lo que en esta nueva etapa buscarán aprovechar las diversas plataformas para posicionarse en ese nicho.

Sin embargo, consideró que se deben aplicar estrategias para no caer en lo invasivo. “En la campaña habrá restricciones para la jornada proselitista, por tanto, los equipos de campaña deben tratar de humanizar al candidato a través de las redes sociales, es la única forma por la que el elector sienta cerca al postulante”.

Arianna Tanca, analista política, explicó que los postulantes buscan estar en sintonía con el 30% del electorado que tiene entre 16 y 30 años.

“La primera vuelta nos dejó varias lecciones ¿Qué están buscando los jóvenes? Está superclaro porque lo vimos en la campaña de Hervas y Yaku (Pérez), se sienten más identificados con un discurso propositivo, que hable de causas, de propuestas integrales”.

Tanca considera que las redes sociales “no ponen presidentes”, pero sí se han convertido en un canal que debe aprovecharse por su alcance.

“Es una vía que debe explotarse, está ahí. Mucha gente criticaba a Hervas por el tema del TikTok, pero él logró introducir contenido político a los jóvenes, que de otra manera no lo habrían hecho”.

La analista no cree que la presencia de un político en redes sea invasivo. “La política no es de los políticos, es de los ciudadanos y los jóvenes son ciudadanos”.

El experto electoral Daniel González recordó que los gastos que se generen por el uso de redes sociales deberá imputarse al gasto electoral. “El CNE hace un monitoreo; 90 días después de la elección la organización debe presentar su reporte y de ahí se hace un cruce de información”.

El Comercio


Yaku Pérez: Si Andrés Arauz y Guillermo Lasso pasan a la segunda vuelta nos mantendremos sin bajar los brazos, con la misma irreverencia y rebeldía de siempre

El candidato presidencial por el movimiento Pachakutik (PK), Yaku Pérez, asegura que el fraude electoral en su contra se planeó desde antes de los comicios del 7 de febrero, induciendo al ‘voto útil’ por los candidatos Andrés Arauz, de UNES, y Guillermo Lasso, de CREO-PSC. El posible fraude fue para él “premeditado, intencionado, fabricado”.

El TCE es su última opción para llegar a la segunda vuelta electoral. ¿Qué pronunciamiento esperan?

Queremos que deje sin efecto esta resolución administrativa del CNE (de la revisión de 31 actas de escrutinio) y se proceda a la apertura de las 20.050 actas de escrutinio, para que se haga el conteo voto a voto cotejando el paquete electoral. El TCE tiene quince días para resolver y esto hace que los resultados no estén en firme, todo puede pasar. Solo cuando esté ejecutoriada esta resolución podríamos decir que los dos candidatos están en la segunda vuelta. Esto tiene todavía una litis pendiente.

¿Confía en el TCE? Hay dos jueces como Ángel Torres que han cuestionado al CNE y Joaquín Viteri que tuvo el respaldo del FUT para llegar al Tribunal, quienes podrían fallar a su favor.

Con todo lo que está pasando no podemos tener una confianza ciega. Tenemos que agotar las instancias jurídicas. Toca confiar en las instituciones, lástima que estén conformadas por personas de carne y hueso y unos cuantos con antivalores. El Evangelio del Nuevo Testamento en el libro de Juan capítulo 30, versículo 5 en adelante dice: Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. Este rato estamos atrapados bajo la sombra del fraude, por un CNE que se ha convertido en una bayoneta del pacto (Rafael) Correa-(Jaime) Nebot y nos mantiene en la oscuridad.

Critica al CNE, pero ahí está la presidenta Diana Atamaint, que es parte del movimiento indígena. ¿Ha hablado con ustedes?

Ella fue de PK, fue asambleísta y estuvo en una subsecretaría con Rafael Correa. Después estuvo en otra entidad en tiempos de Correa. Ella entró al CNE con los votos de los socialcristianos. Nuestra candidata era Cecilia Velasque. Enrique Pita representa a CREO, José Cabrera a los PSC y Atamaint a los PSC. Ella se ha reunido cuántas veces con Jaime Nebot y Pascual del Cioppo, y como dice el Evangelio: “A los árboles por sus frutos y a los hombres por sus actos”. De nada sirve que ella pueda recitar que se debe al movimiento indígena, pero no está conectada con nosotros. Puede ser que responda al presidente de la Conaie (Jaime Vargas); y de la Conaie todas las bases nos apoyaron, pero él tuvo su posición y es respetable, no tengo por qué obligarle a que sea… Pero Atamaint no representa a PK. Incluso en las juntas provinciales no tenemos representación. Pedimos que nos den una vocalía en Azuay y Atamaint nos ofreció, pero designó a una señorita de Morona Santiago, y así fue en otras. El CNE está mal conformado, excluyendo a PK y también siendo parte del robo, del despojo a Yaku Pérez.

¿Y con esos antecedentes cree que Atamaint pueda inclinarse al correísmo si ellos ganan las elecciones en segunda vuelta?

Lo triste es que muchos vocales del CNE van a bailar de acuerdo con el son de la música. Ahí tenía esperanza de un defensor de los derechos humanos como Luis Verdesoto, pero luego vimos cómo fue el teatro fabricado el día que tenían que decidir sobre la apertura de las urnas. Él abandonó la sesión irresponsablemente, otro se abstuvo y las dos (Atamaint y Esthela Acero) aparentando estar de acuerdo con la apertura de las urnas. Si gana (Andrés) Arauz harán una constituyente, volverá Correa y ellos serían alfiles del correísmo porque no tienen principios, ni ideología, ni reserva moral.

¿Qué postura tomarán para la segunda vuelta en caso de que se ratifiquen los resultados del CNE con Arauz y Lasso?

No apoyaríamos a Lasso por ser banquero per se sino por haber cometido travesuras en el gobierno de Jamil Mahuad y por la forma en la que actuó cuando era gobernador del Guayas. Y ver cómo después del acuerdo del 12 de febrero dice una cosa y hace otra. Entonces qué será de presidente. Del correísmo ya lo vivimos: diez años de terror. No podríamos como PK mancharnos y que nos salpiquen los desafueros de los dos partidos. En la eventualidad que pasen a la segunda vuelta nos mantendremos sin bajar los brazos, con la misma irreverencia y rebeldía de siempre.

Serían una fuerza de oposición al nuevo gobierno.

Si el gobierno que llegue recoge nuestros postulados de la ecología, de liberar la minería de las fuentes de agua, de no más seguir con la invasión de la frontera petrolera, respeto a la naturaleza, de combate a la corrupción, seremos los primeros en apoyar. Si siguen con esos antivalores, llevaremos la bandera de la oposición, de la resistencia y la desobediencia civil.

Si no pasan a la segunda vuelta, el movimiento indígena amenaza con un paro nacional.

Las organizaciones sociales están indignadas. Han dicho que van a un paro nacional, y yo he manifestado que no es necesario, pero no soy el presidente de la Ecuarunari. Ellos están tan indignados y yo no puedo hacer más. Yo seguiré en mi batalla jurídica.

¿El ‘fraude’ fue solo para las presidenciales y se pusieron de acuerdo para hacerlo con el sistema informático y los miembros de las juntas receptoras del voto?

No todas las 40.000 juntas, pero basta tomar un porcentaje para hacer el fraude. Cada consejero tiene su cuota para poner en las juntas provinciales. Ellos escogen a sus amigos para colocar como coordinadores de mesa. Ahí escogen a las JRV que no podríamos decir que fue al dedo, porque es una convocatoria más amplia. El fraude no solo fue en las juntas, empezó con las encuestadoras y esto sirvió para que la población valiéndose del voto útil vote por Lasso y Arauz. El fraude empezó antes. No fue aleatorio, fue premeditado, intencionado, fabricado. Se puede concluir que no querían que yo pase a la segunda vuelta. Estaba cocinado que la disputa sea entre Arauz y Lasso. Da una indignación saber que nosotros pagamos a estos vocales para que mientan al país y digan que han hecho el recuento de 5.000 actas, pero no quieren abrir urnas de las 20.000 actas que presentamos. Lo que dice el CNE nadie le cree. De que el fraude se dio es inobjetable. Que hubo fraude no es una duda, es una certeza. Si quieren descartar el fraude, la única manera es que se abran las urnas.

Esto surgió por esa diferencia mínima en la votación entre usted y Lasso. ¿Es un mal perdedor?

Para nada. Si en las ánforas se demuestra que no saqué el número de votos, seré el primero en reconocer a los que pasen a la segunda vuelta. Es por las trampas, los engaños. Llegamos a un acuerdo con Guillermo Lasso, todos aplauden. Al siguiente día viola su palabra y rompe el acuerdo.

Pero más allá de lo que quiera Lasso o usted está la ley, porque los consejeros sí habían sido advertidos de que ese acuerdo no era legal.

Ellos sí dijeron que no era legal. Y yo les dije que el Código de la Democracia permite el recuento. Y dice que pueden revisar todas las actas, no pone un límite.

¿Ese 12 de febrero qué hablaron en lo privado?

Ahí les dijimos todo esto, porque ellos decían que no es legal. Y cómo es que no es legal, les dije, si el Código de la Democracia permite al CNE abrir urnas. Lasso pedía que se revise el 100% en Guayaquil, y yo el 100% en Guayas y las 24 provincias. Al final intervinieron los vocales y ellos buscaron una mediación. Y dijeron, ni en las 24 provincias ni en Guayaquil. El 100% de Guayas y el 50% de la votación en 16 provincias y eso se redujo a un documento y todos felices. Recuerdo la alegría del señor Luis Verdesoto. Eran felices, seguro que si había una botella de champán…

¿Cuál es el objetivo de estas denuncias en la Contraloría y Fiscalía para que investiguen el sistema informático del CNE? Si se hacían y había anomalías, se anulaban los comicios y el gobierno de Lenín Moreno se extendía.

Nuestro pedido era para ver si había un indicio y demostrar que está cocinándose un fraude. Y la nulidad está prevista en el Código de la Democracia. El gobierno de Lenín Moreno es la consecuencia del gobierno de Correa, pero ahora va a pasar eso. Con un gobierno de Lasso con políticas neoliberales va a haber una convulsión social. Y si gana Arauz va a ser igual, la dolarización se va a acabar. Estamos en un cajón sin salida. Ninguna de las dos es la opción real. Es una lástima que los demás no hayamos podido pasar a la segunda vuelta. Estamos en una encrucijada y tenemos que aglutinar las fuerzas sociales y políticas.

El Universo


VOLVER

Más notas sobre el tema