Reacciones en la región tras el anuncio de Alberto Fernández de “querella criminal” contra Macri por endeudamiento con el FMI

1.758

Alberto Fernández demanda al gobierno de Macri por deuda con FMI

El presidente Alberto Fernández anunció este lunes que impulsa una demanda contra el gobierno de su antecesor Mauricio Macri por el préstamo de 55 mil millones de dólares otorgado por el Fondo Monetario (FMI), y el gran endeudamiento externo con acreedores privados.

Instruyó a las autoridades pertinentes para que determinen “quienes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra”.

Con esto, dijo, intenta poner fin “a las aventuras de hipotecar al país. Es necesario que endeudarse no sea gratis y que los responsables rindan cuentas de sus actos y dejen de circular impunes dando clases de economía en el país y en el mundo”.

Al abrir las sesiones ordinarias del Congreso, propuso además una serie de leyes, se refirió con realismo a toda la temática en el contexto de la pandemia del Covid-19 y recordó que un representante del FMI reconoció que ese crédito excepcional fue impulsado por la administración de Donald Trump “para favorecer al entonces presidente Macri en la búsqueda de su reelección”.

Expuso: “una deuda tomada por un gobierno irresponsable que obtuvo un crédito otorgado en su favor por motivos absolutamente políticos, merece una revisión y un tratamiento adecuado a la hora de su renegociación”.

Solicitó la aprobación de la reforma judicial y la modificación de la ley del Ministerio Público para designar el procurador general. El Poder Judicial de acuerdo a encuestas es el menos legitimado por la población.

“El Poder Judicial está en crisis, parece vivir en los márgenes del sistema republicano”, aseguró el mandatario, que evaluó que es “impostergable” el debate de una reforma judicial profunda. Se refirió a los grandes privilegios que favorecen a los magistrados “de los que no goza ningún miembro de la sociedad. Ningún magistrado ni funcionario judicial paga hoy el impuesto a las ganancias que sí tributan millones de trabajadores y funcionarios del sector público y privado. En el caso de los miembros de la Corte Suprema, acceder a la declaración jurada de sus bienes es virtualmente imposible”.

Recordó que en Argentina “hay un fiscal procesado por delitos severos como el espionaje ilegal o extorsión que sigue en funciones como si nada”, en alusión a Carlos Stornelli, a quien no nombró.

Pidió al Congreso que asuma el rol de “control” del Poder Judicial que le otorga la Constitución ante los “desvíos” en los que incurre, y mencionó el caso del juez Gustavo Hornos y sus visitas a Macri, sin referirse directamente a él-

Otro proyecto de ley clave es la emergencia en los servicios públicos y regulados para avanzar en la desdolarización de las tarifas para “adecuarlas a una economía que tiene sus ingresos en pesos”, y prometió ponerle fin “al martirio” de tener que elegir “entre comer o pagar la luz y el gas”, y lograr además que se fije un salario mínimo que beneficie a más de un millón de trabajadores.

Entre otros temas la lucha contra la violencia de género y evitar que los feminicidios “se consumen sin que muchos jueces y fiscales hagan lo necesario para impedirlos”.

De la misma manera destacó el tema de los Derechos Humanos como una política de Estado, cuyos resultados se han podido observar en el último año.

Abordó el tema de la vacunación y el uso político de éste por la oposición que llegó a la extrema violencia de colgar el pasado sábado bolsas simulando cadáveres en las rejas de la gubernamental Casa Rosada con nombres de referentes en derechos humanos funcionarios y jóvenes militante.

Se refirió al escándalo por personas vacunadas de manera privilegiada y que costó la salida del ministro de Salud, Ginés Gonzáles García. “Si se cometen errores, la voluntad del presidente es corregirlos de inmediato”, dijo al recordar que nunca se había lanzado una política de alcance sanitario y social y económico como lo la adoptada para paliar la crisis generada por la pandemia.

El Covid-19 llegó a menos de tres meses de su arribo al gobierno, cuando el el sistema sanitario estaba destruido por las medidas tomadas por el gobierno macrista que convirtió al Ministerio de Salud en una Secretaría. Describió las acciones sociales adoptada su por su gobierno que han sido reconocidas en diversos lugares del mundo.

Sostuvo no llegó a la Presidencia para “ser sordo a las críticas bien intencionadas”. Convocó a un gran acuerdo federal por la igualdad educativa y responsabilizó al gobierno de Macri por la desinversión sistemática en la educación y la moderinzación digital entre tantas otras

“Es el diálogo y los grandes acuerdos nacionales los que permiten hacer de la educación una política de Estado y no solo una acción de gobierno”, aseveró.

Ratificó una vez más la soberanía argentina sobre las Islas Malvinas y todos los avances realizados en los últimos meses, al resaltar que “ya no son tiempos de colonialismo”.

La Jornada


Alberto Fernández demandará al gobierno de Mauricio Macri por préstamos con el FMI

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció que demandará el gobierno de su antecesor Mauricio Macri, por administración fraudulenta y malversación de caudales, según indicó este lunes el mandatario.

En la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, Fernández, del partido Frente de Todos, anunció que su administración iniciará una querella criminal por el irregular pedido del préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI), “para determinar quiénes han sido los autores de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales”.

“El gobierno que me precedió recibió el préstamo más grande de la historia. Los US$44.000 millones se esfumaron antes que asumiéramos. En 2018, la Argentina fue sumergida en una profunda crisis. No tenemos que permitir nunca más un endeudamiento asfixiante”, dijo el presidente en su discurso.

El líder argentino también señaló que este caso se trata de una “malversación fraudulenta y de un endeudamiento tóxico y asfixiante”, por lo que sugirió al pasado gobierno reconocer los errores. “Somos nosotros los que queremos liberar la deuda que otros tomaron”.

Por otra parte, Fernández indicó que no tienen apuro en negociar con el Fondo Monetario Internacional. “El diálogo está siendo muy constructivo. No hay más lugar para ajustes recesivos. El acuerdo se enviará al Congreso”.

En medio de su intervención, el presidente destacó que la recuperación económica “está siendo más veloz de lo que nos imaginamos. Creció la construcción, también el comercio. Esto impacta en el empleo formal. La industria recuperó todos los empleos que había perdido por la pandemia”, dijo.

Para Fernández, la generación de trabajo es una prioridad, así como hacer que los salarios crezcan y los precios se estabilicen, ya que solo durante 2020 la inflación de este país fue cercana al 36 %, una de las más altas de la región, sin contar a Venezuela.

Otro de los puntos que destacó el mandatario fue la atención a la educación en el país. “Venimos de cuatro años de desinversión. Perdimos todos. La educación tiene que ser una política de Estado. Restituimos la paritaria nacional docente, se había abandonado la modernización”

Más adelante, frente al Congreso insistió en que “vamos a lograr acuerdos que representen a las grandes mayorías. La salida de la Argentina es muy clara, hay que construir un gran acuerdo, con pluralidad. No repitamos desendeudamiento, aperturas que rompen con el tejido social. Vengo a proponer un acuerdo donde haya trabajo y lugar para todos y todas. Una economía inclusiva, estable. Por eso convocamos al Consejo Económico y Social. Es un paso histórico”.

Economía y vacunas

Alberto Fernández también reconoció que ha crecido la pobreza, un tema fundamental en su agenda y una de sus mayores propuestas de gobierno. Y es que el jefe de Estado indicó que la pobreza aumentó a un 40,9 %, por lo que afirmó que “es una situación grave, que vamos a revertir”.

El país sudamericano tuvo una caída del PIB del 10 % debido al impacto de la pandemia, aunque esta no es una situación nueva para Argentina, ya que durante un par de décadas ha estado inmersa en constantes crisis económica que no le han permitido avanzar en este sentido; sin embargo, para encontrar una crisis tan profunda hace falta ir a 2002, cuando se presentó la crisis denominada “el corralito”, en la que se restringió la libre disposición de dinero en efectivo, debido a la crisis económica del país.

A pesar del impacto, Fernández destacó que gracias al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), cerca de 2,7 millones de personas “no cayeron en la pobreza” y relacionó esto con el avance de la vacunación en el país, aunque reconoció que ha habido dificultades en la producción de las dosis.

“En este plan de vacunación no hay prioridades. Si se cometieron errores, se corregirán de inmediato”, manifestó en referencia a la salida del ministro de Salud, Ginés Fernández, luego de que se conociera que entregó vacunas a personas allegadas.

Semana


Alberto Fernández anuncia acusación penal contra Macri y responsables de endeudamiento con el FMI

El presidente Alberto Fernández anunció que instruyó a su equipo para presentar una denuncia penal por el endeudamiento “criminal” que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri con el FMI.

“Nos hemos enterado además que hay ocho expedientes en el FMI para investigar las responsabilidades de quienes tomaron la deuda”, advirtió Fernández. Para el jefe de Estado, lo que hubo con ese empréstito, fue una “malversación fraudulenta”.

También señaló que en el plano local los responsables de eso “dan cátedra” de economía en los medios. En ese tramo del discurso, el presidente afirmó que el acuerdo con el FMI debe pasar por el Congreso para que nunca más una administración pueda endeudar así al país.

Alberto Fernández destacó la crisis del 2018, durante la gestión de Mauricio Macri, y el préstamo que se le pidió al Fondo Monetario Internacional. “Esos millones se esfumaron antes de que asumiéramos nuestras funciones”, dijo el jefe de Estado.

“El gobierno que me precedió recibió el préstamo más grande de la historia. Los 44 mil millones (de dólares) se esfumaron antes que asumiéramos. En 2018, la Argentina fue sumergida en una profunda crisis. No tenemos que permitir nunca más un endeudamiento asfixiante”, precisó.

Fernández aseguró: “Somos nosotros los que queremos liberar (a los argentinos) de la deuda que otros tomaron. Sería bueno que reconozcan sus errores”, precisó. El presidente adelantó que el diálogo con el FMI está siendo constructivo y que no tiene “apuro”.

Bio Bio


Presidente argentino diz que vai processar criminalmente responsáveis por dívidas

O presidente da Argentina, Alberto Fernández, afirmou nesta segunda-feira, 1º, que “aqueles que geraram as dívidas do país devem deixar de circular impunes”, e que autorizou o início de processos criminais contra os responsáveis “pela maior administração fraudulenta que nossas memórias recordam”. Em discurso na abertura dos trabalhos do Congresso, Fernández se dirigiu à gestão anterior, de Maurício Macri, e seu acerto junto ao Fundo Monetário Internacional (FMI). De acordo com o Âmbito Financeiro, o FMI apontou que eventuais investigações não interferem nas negociações com a atual administração.

Outro ponto abordado pelo presidente foram das tarifas de serviços, como água e luz, que devem ser “razoáveis e justas”, e “vinculadas à renda das pessoas”. Fernández irá enviar um projeto ao Congresso para desdolarizar o preço dos serviços, os vinculando ao peso argentino, “que é como as pessoas recebem”, afirmou. “Queremos que tais custos fixos representem menos no poder aquisitivo de cada uma das famílias”, avaliou, indicando que o “pesadelo de saber se vai se alimentar ou pagar pelos serviços públicos chegou ao seu fim”.

Sobre inflação, afirmou que “os salários devem crescer e os preços se estabilizarem”. Segundo o presidente, conversas sobre controle de preços foram iniciadas com o setor empresarial, o que vai auxiliar no “processo de desinflação”. “É essencial coordenar esforços para que os salários ganhem da inflação”, concluiu. Um dos aspectos que o Fernández propôs ao Congresso foi a eliminação de impostos que incidem em salários de 1,2 milhão de trabalhadores.

Sobre a pandemia de covid-19, afirmou que o país vem avançando nos planos de vacinação, e que as “regras devem ser seguidas”. Em relação ao escândalo conhecido por vacinações VIP, que envolveu a imunização de pessoas não prioritárias próximas ao governo, afirmou ter “tomado as decisões que me correspondiam, ainda que tenham me causado dor”. O episódio levou manifestantes às ruas do país no último sábado, e fez com que o ex-ministro da Saúde Ginés González García abandonasse o cargo.

Noticias UOL


 

Más notas sobre el tema