Representante en Colombia de la ONU pide sancionar a responsables de los falsos positivos

686

ONU pide esclarecer los falsos positivos

Durante un homenaje a las madres de Soacha en el Congreso de la República, la representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Juliette de Rivero, aseguró que es necesario esclarecer los denominados falsos positivos y sancionar a los máximos responsables de estos hechos.

“Colombia tiene una oportunidad sin precedentes para avanzar en la lucha contra la impunidad a través de los mecanismos que conforman el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición junto con las instituciones ordinarias para abordar las graves violaciones de derechos humanos y las infracciones del Derecho Internacional Humanitario ocurrido en el conflicto. Es en el interés de todas las instituciones del país y de la ciudadanía que se esclarezcan y sancionen los denominados falsos positivos y que se responda la pregunta planteada por ustedes: ¿Quién dio la orden? El esclarecimiento completo, judicial y extrajudicial y la sanción de los máximos responsables, fomentarán la consolidación de la paz del Estado de derecho y la Democracia”, indicó Rivero en su discurso ante el Congreso.

La funcionaria del organismo internacional aseguró que es necesario que se brinden todas las garantías “para los familiares de las víctimas, sus representantes y comparecientes”. También mencionó que es importante preservar la “autonomía” y la independencia de la Jurisdicción Especial para la Paz para el cumplimiento “de sus fines”.

“La oficina valora los avances de la Jurisdicción Especial para la Paz en la investigación del macro caso 003, en cumplimiento de su mandato constitucional y legal para la investigación, juzgamiento, de los graves crímenes ocurridos en el marco del conflicto. Lo anterior guarda correspondencia con el cumplimiento de obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, agregó la representante de la ONU.

También manifestó que “negar lo que ocurrió o intentar minimizar su amplitud es socavar la rendición de cuentas y la búsqueda de la verdad”.

La representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos también destacó la labor de la Fundación Madres de Falsos Positivos Soacha y Bogotá, “sus aportes como organización de familiares de víctimas, sumado a los de otras organizaciones de familiares y de derechos humanos en el país, han constituido un insumo fundamental para que la Jurisdicción Especial para la Paz haya avanzado de manera significativamente en el esclarecimiento de los hechos”.

Caracol


“No somos víboras, somos madres con dolor”: víctimas de falsos positivos al Ejército

Las madres víctimas de falsos positivos se tomaron el recinto de la plenaria en el Congreso de la República en un homenaje que le rindieron varios congresistas, entre ellos los senadores Antonio Sanguino, Iván Cepeda y Criselda Lobo.

Fue en ese escenario en el que una de las madres les pidió a las Fuerzas Militares que dieran la cara ante ese macabro episodio de la historia del país y reprochó el trino de Twitter del general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército, en el que insinuó que quienes criticaban a esa institución —en medio de las revelaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP de que en el país habían ocurrido 6.402 falsos positivos entre 2002 y 2008— era víboras.

“Estamos aquí presentes, estamos esperando que estén delante de nosotras, que, así como en algún momento recibieron reconocimientos de sus exitosas brigadas, nos den la cara”, dijo Jacqueline Castillo, en representación de Mafapo.

Y le aclaró al general Zapateiro: “No somos ningunas víboras (…) somos madres con dolor. Perdimos a nuestros hijos, a nuestros esposos, hermanos, pero estamos aquí esperando esa verdad. Queremos que nos den la cara, queremos ese proceso de paz, esa reconciliación”. Castillo resaltó la labor que varios grupos de víctimas de los falsos positivos han venido desarrollando en el país durante 13 años.

Sobre el asunto también se pronunciaron Sanguino y Cepeda. “Fueron 6.402 personas engañadas por una institución que tiene como función principal protegerlas. 6.402 que refleja la existencia de una directiva del Ejército que exigía medir resultados por las bajas en combate en vez de las capturas”, comentó Sanguino. Y señaló que es posible que se trate de más víctimas y que esa cifra ascienda a las 10.000. “Queremos reclamar y saber quién dio la orden”, concluyó.

Por su parte, el senador Cepeda señaló: “En mi larga experiencia de trabajo con las víctimas, conozco a pocas que no hayan sido víctimas de múltiples hechos de violencia”. Y manifestó que a las víctimas de falsos positivos les cayó “la peor de las políticas criminales de los últimos años en Colombia, la política de seguridad democrática”.

El Espectador

Más notas sobre el tema