Cumbre Iberoamericana | Argentina y Bolivia piden liberar patentes y el Papa Francisco exige considerar a las vacunas “un bien común”

1.179

Líderes iberoamericanos buscan soluciones conjuntas para conseguir vacunas

Los mandatarios latinoamericanos y de la península ibérica buscaban hoy respuestas comunes a la pandemia de coronavirus que se abate con fuerza sobre la región, en una Cumbre Iberoamericana semipresencial en Andorra precedida de críticas de varios presidentes ante la desigual vacunación en el mundo.

Con la gran mayoría de los líderes latinoamericanos participando de forma remota, la cita persigue también fórmulas para la recuperación postcovid, para evitar que la crisis económica por la pandemia derive en una nueva “década perdida”, como la de los ochenta en la región.

Por ejemplo, Bolivia pidió reformar el sistema global para liberar las patentes de las vacunas contra el coronavirus para descentralizar la producción y permitir una inmunización en todo el planeta, no solamente los países que lograron comprar antes grandes lotes de dosis.

La postura argentina

El presidente de la Argentina, Alberto Fernández, por su parte, llamó a que los países de renta media sean los primeros en recibir recursos financieros para combatir al cambio climático, informó la agencia de noticias Sputnik.

“Los países de renta media deben ser considerados prioritarios para asignar recursos financieros contra el cambio climático”, aseguró, un día antes de la cumbre ambiental convocada por el presidente estadounidense Joe Biden.

Además, Fernández planteó que “la distribución universal de las vacunas tiene un rol clave en la recuperación pospandemia” y advirtió que, hasta el momento, “no se han distribuido de manera equitativa”.

“Iberoamérica solo podrá salir de la crisis con apoyo internacional”

Los mensajes de los mandatarios estuvieron precedidos por un informe presentado por la titular de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan.

“Iberoamérica solo podrá salir de la crisis con apoyo internacional, a través de acceso a vacunas, a través de instrumentos de financiamiento de deudas, a través de más inversión, de más cooperación, de más solidaridad (…) en definitiva, con más multilateralismo”, advirtió la dirigente.

Los participantes presenciales y remotos

La reunión, aunque es semipresidencial, se realizó en Soldeu, una pequeña localidad rodeada de estaciones de esquí en el Principado de Andorra, y los únicos presidentes de la región que no iban a intervenir eran los de Brasil, México y Paraguay.

De forma presencial solo asisten los presidentes de Guatemala y República Dominicana, en calidad de anfitriones de la anterior y la próxima cumbre, así como los jefes de gobierno de Andorra, Portugal y España, también representado por el rey, Felipe VI.

Vacunas en el centro de la agenda

Uno de los temas clave de esta reunión, que marcó tres décadas de estos foros políticos iberoamericanos desde su fundación en 1991, es el acceso a las vacunas contra el coronavirus, cuya administración sigue siendo muy baja en América Latina, con menos del 10% de la población vacunada.

Precisamente la inequidad en su distribución desató críticas de algunos mandatarios ayer en los eventos previos a la cumbre en Andorra La Vieja, capital de este microestado europeo ubicado entre España y Francia.

“Un pequeño grupo de países tienen todas las vacunas y la gran cantidad de países no tenemos acceso a la vacuna”, lanzó el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, durante la clausura de una conferencia empresarial previa.

Ante esta situación, América Latina ha recurrido a otras vacunas, como la rusa Sputnik V, aprobada en más de 10 países de la región y que comenzará a producirse en Argentina.

El apoyo de España

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, anunció que su país “donará, en cuanto sea posible, vacunas a América Latina”, pero sin especificar el número de dosis.

De la cumbre debe salir un llamado firme al “acceso universal a la vacunación como un bien público global”, y a “fortalecer” Covax, el fondo de la ONU para suministrar vacunas contra el coronavirus gratis o con descuentos a países de bajos y medianos ingresos, dijo la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, a la agencia de noticias AFP.

La postpandemia

Un deseo ferviente en América Latina, la segunda región más enlutada del mundo con casi 868.000 fallecidos y 27,3 millones de contagios, y que vive de nuevo una situación sanitaria grave, con récords diarios de muertes y contagios en varios países.

La cumbre busca también respuestas para la recuperación postpandemia, tras la debacle económica en 2020, cuando América Latina vio su PIB desplomarse un 7% y sus indicadores en pobreza y pobreza extrema perder décadas de avances.

Para allanar el camino a la financiación, la cumbre busca respaldar también el aumento de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI, que significarán 70.000 millones de dólares adicionales para América Latina, y además plantear que los países desarrollados puedan ceder sus DEG a otras naciones que las necesiten más.

Télam


El Papa pidió “vacunas para todos” y que se renegocie la deuda de “los más necesitados”

El Papa Francisco reafirmó en una carta dirigida a los participantes de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno que la inmunización extensiva contra el Covid-19 debería ser considerada un “bien común universal”.

Jorge Bergoglio reclamó más solidaridad entre los países para garantizar una distribución equitativa de las vacunas contra la Covid-19, “no basada en criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, especialmente los más vulnerables”. Al mismo tiempo, pidió la renegociación de la deuda de “los países más necesitados”.

El escrito fue enviado a Rebeca Grynspan Mayufis, titular de la Secretaría General Iberoamericana, e incluye un saludo a todos los participantes de la Cumbre que se desarrolla en Andorra. El encuentro debía celebrarse en 2020 pero fue pospuesto debido a la pandemia.

“La pandemia no ha hecho distinciones y ha golpeado a personas de toda cultura, credo, estrato social y económico”, remarcó el Papa, al tiempo que indicó que “todos conocemos y hemos sentido la pérdida de alguna persona cercana que ha fallecido por el coronavirus, o que ha sufrido los efectos del contagio”.

En otro pasaje, Francisco elogió “la ardua labor de los médicos, enfermeros, personal sanitario, capellanes y voluntarios que, en esos difíciles momentos, además de tratar a los enfermos, con riesgo de sus vidas, han sido para ellos el familiar y el amigo que les faltaba”.

También afirmó que son “particularmente bienvenidas las iniciativas que buscan crear nuevas formas de solidaridad a nivel internacional, con mecanismos dirigidos a garantizar una distribución equitativa de las vacunas, no basada en criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, especialmente de los más vulnerables y necesitados”.

Asimismo, el Papa señaló: “De esta pandemia tenemos que salir mejores”.

Francisco y la deuda

En cuanto al peso de la deuda, Bergoglio pidió la “renegociación de la carga de la deuda” para “los países más necesitados” y reclamó una “férrea voluntad política” para “cambiar las cosas” a nivel mundial.

“Particular consideración se debe otorgar a la necesidad de reformar la arquitectura internacional de la deuda, como parte integrante de nuestra respuesta común a la pandemia”, señaló el Papa en la carta.

“La renegociación de la carga de deuda de los países más necesitados es un gesto que ayudará a los pueblos a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, a la salud, a la educación y al empleo”, consideró en un pasaje. Destacó que “tal gesto debe ir acompañado por la puesta en práctica de sólidas políticas económicas y por una buena administración que llegue a los más pobres”.

Francisco, que hace una semana se encontró en Roma con el ministro de Economía argentino Martín Guzmán, subrayó “la urgencia de tomar medidas que permitan el acceso a una financiación externa, a través de una nueva emisión de Derechos Especiales de Giro, llamando a una mayor solidaridad entre los Países”.

Esa iniciativa, para el Papa, debe contemplar “que los fondos sean destinados para impulsar y alentar el desarrollo económico y productivo, con el fin de que todos puedan salir de la actual situación con las mejores posibilidades de recuperación”.

“Nada de esto será posible sin una férrea voluntad política que tenga la valentía de decidir cambiar las cosas, principalmente las prioridades, para que no sean los pobres los que paguen el costo más alto de estos dramas que están golpeando a nuestra familia humana”, reclamó el líder de la Iglesia Católica.

Descargar (PDF, 95KB)

Página 12


Cumbre Iberoamericana: Fernández pidió un “sistema de licencias” que garantice la oferta global de vacunas

El presidente Alberto Fernández pidió durante la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado promover “activamente un sistema efectivo de concesión de licencias” que reconozca “las patentes” de los fármacos contra el coronavirus pero que “garantice la oferta global de vacunas”.

“Los auspiciosos resultados alcanzados por la comunidad científica internacional en el desarrollo de vacunas y tratamientos del virus no se han distribuido de manera equitativa. La distribución universal de las vacunas tiene un rol clave en la recuperación post pandemia”, señaló el Presidente.

En el primero de los ejes discursivos, Fernández habló de una “arquitectura para la justicia social de las vacunas” y se refirió explícitamente a la “iniciativa Covax” que, patrocinada por la Organización Mundial para la Salud, busca ser el motor de acceso de los fármacos contra la pandemia para países en desarrollo.

En ese sentido, dijo que Covax “aunque valiosa, es insuficiente y debe ser potenciada para superar las dificultades” que experimentan “en materia de abastecimiento países en desarrollo, de renta media y baja”.

Argentina forma parte de ese fondo de vacunas que, por ahora, ha entregado al país cerca de un millón de dosis, sólo una parte de los comprometidos el año pasado.

“Se impone el perfeccionamiento de la arquitectura global de la salud, a través de la adopción de una resolución sobre la reforma del sistema de preparación y respuesta a emergencias de la Organización Mundial de la Salud. Tenemos que ser capaces de diseñar un verdadero tratado internacional sobre pandemias”, agregó.

La tradicional cumbre se realiza en Andorra la Vieja, capital de Andorra, y participan -además de Fernández- el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y representantes de 22 países invitados que se hacen presente en forma semipresencial.

Según se informó, el objetivo del encuentro es la aprobación de la Declaración y del Compromiso sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible, que abarca una serie de consensos en torno a la innovación y la recuperación ante la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Respecto de esos tópicos y, en el contexto en el que Argentina se encuentra rediscutiendo su deuda con el Fondo Monetario, el Presidente dijo que “es imperativo que iniciativas de alivio de deuda y prórroga de la Iniciativa de Suspensión de Servicios de Deuda (DSSI) se extiendan a Países de Ingreso Medio con alta vulnerabilidad”.

Fernández señaló también la necesidad de “nuevos horizontes de pago y tasas más flexibles, junto a una consideración de riesgo crediticio adaptada a las actuales circunstancias”.

“En materia de Derechos Especiales de Giro, se impone avanzar con el debate vigente en torno a una cesión de los mismos a los países en desarrollo, incorporando elementos de acción climática de los países beneficiarios, de tal manera que se establezca una relación virtuosa entre alivio financiero y cuidado ambiental”, aclaró.

En ese mismo sentido, señaló que “la contribución de América Latina y el Caribe, en materia de cambio climático y biodiversidad, debe ser reconocida por la comunidad internacional a partir de un decidido apoyo técnico y financiero”.

“Necesitamos mecanismos financieros innovadores para fomentar el desarrollo sostenible, como los planes de pago eficientes y efectivos por servicios ambientales, de acuerdo a los enfoques nacionales”, explicó.

Por ello, estimó que “un canje de deuda por clima debería ser el mecanismo capaz de vincular a los procesos de pago de deuda con la acción climática”.

En la cumbre se aprobará un Programa de Acción y una serie de Comunicados Especiales, entre ellos dos propuestos por la Argentina: uno junto a España sobre “Acceso a financiamiento externo para el combate de la pandemia del Covid-19” y el segundo con un llamado a la reanudación de las negociaciones entre el gobierno nacional y el del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte por la soberanía de las Islas Malvinas.

En ese sentido, Fernández agradeció el acompañamiento “unánime” a la posición argentina respecto de una negociación pacífica sobre los archipiélagos del Atlántico Sur.

Fernández, que inició su discurso citando a Juan Perón para señalar que Iberoamérica deberá afrontar la pandemia y sus consecuencias de manera “unida” o “dominada”, concluyó citando al papa Francisco y al pensador uruguayo Alberto Methol Ferré: “Si no nos integramos, seremos el ‘coro’ de la historia. Como ocurre en el teatro griego, donde el coro interviene sólo para comentar la gesta de los protagonistas”.

“No nos resignemos a ser comentaristas impotentes de la tragedia de una civilización que se derrumba. Seamos protagonistas unidos, solidarios y organizados, de una civilización que se reconstruye para integrar a todos y todas. Iberoamérica, iberoamericanas e iberoamericanos, es ahora o nunca”, apuntó el Presidente.

Tiempo Argentino


Arce en la Cumbre Iberoamericana plantea que transnacionales liberen las patentes de vacunas

El presidente Luis Arce, durante su intervención en la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, planteó la propuesta boliviana de que las transnacionales liberen las patentes de las vacunas contra el coronavirus y, además, sugirió que los países en desarrollo distribuyan las dosis con que cuentan para las naciones que carecen.

En la oportunidad, Arce observó la desigualdad en la distribución de dosis y mencionó que países ricos han comprado más de la mitad del suministro de vacunas en el mundo, cuando sólo representan el 16% de la población mundial.

Pidió que la ciencia médica deba estar al servicio del ser humano, sin ningún tipo de discriminación, y que el acceso a la vacuna deba ser visto como un derecho humano.

En ese marco urgió, a que se hagan reformas de los estándares internacionales referidos a los derechos de propiedad intelectual que protegen “la hegemónica industria farmacéutica a costa del perjuicio de miles de millones de seres humanos”.

“Las poderosas transnacionales farmacéuticas, que tienen patentes sobre los diagnósticos, medicamentos y vacunas, deben liberarlas y hacerlas de dominio público o emitir autorizaciones voluntarias sin costo para lograr un acceso real de parte de todas las naciones sin excepción”, afirmó.

También llamó a los “países desarrollados que tienen más vacunas de las que su población necesita, a que las distribuyan con aquellos que las carecen”.

Advirtió que las naciones del Norte tampoco superarán plenamente los efectos económicos de la pandemia, si las naciones del sur son dejadas en la más absoluta vulnerabilidad.

El mandatario boliviano destacó la aprobación en la Cumbre de una declaración para el alivio a la deuda externa y crisis económica propuesto por Bolivia.

También resaltó los programas de cooperación como el Instituto Iberoamericano de Lenguas Indígenas, el programa iberoamericano para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres, entre otros.

Los Tiempos


Cumbre Iberoamericana: España donará 7,5 millones de vacunas a América Latina

Este miércoles se lleva a cabo la XXVII Cumbre Iberoamericana que se celebra en Andorra. La Cumbre se iba a realizar el pasado noviembre, pero debido a la pandemia se decidió suspender. Luego de algunas bajas, finalmente son 16 los presidentes que participarán.

La reunión busca dar una respuesta común a la crisis generada por la pandemia. Se espera, asimismo, que los países reclamen de manera conjunta un acceso universal y equitativo a las vacunas.

Ausencias

Las ausencias en la Cumbre Iberoamericana son varias. El presidente brasileño Jair Bolsonaro ya había anunciado que no participaría y este miércoles se confirmó la baja del venezolano Nicolás Maduro, el mexicano Andrés López Obrador y el paraguayo Mario Abdo Benítez. Tampoco participarán Nicaragua, El Salvador.

En el caso de Venezuela, la participación de Nicolás Maduro generó cierta polémica. Desde la oposición venezolana se exigía que no se le permitiera participar. Por esta misma razón es que aún no se ha podido concretar el encuentro entre la UE y la CELAC. Finalmente, Maduro anunció que no estaría presente y que en su lugar estaría la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

España y 7,5 millones de vacunas

El presidente español, Pedro Sánchez, se comprometió a poner a disposición de los países de América Latina 7,5 millones de dosis de vacunas contra el covid-19. Esta fue la respuesta luego del pedido generalizado de un acceso universal y equitativo de las vacunas.

«Anuncio que el Gobierno de España pondrá a disposición de América Latina y el Caribe entre un 5% y un 10% del total de vacunas contra el covid-10 que nuestro país reciba a lo largo de 2021. Estimamos que eso supondrá, al menos, 7,5 millones de dosis al finalizar el año», afirmó.

La iniciativa se realizará a través del mecanismo Covax y se pondrá en marcha a mediados de julio, cuando España llegue a los 25 millones de vacunados. Sánchez también se comprometió a instar el debate sobre la liberación de las patentes.

«No habrá recuperación económica ni sanitaria hasta que todos estemos protegidos», dijo el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado. «Los retrasos, las demoras, los incumplimientos (…) y el privilegio de unos pocos en estas materias pone en riesgo a la humanidad entera», agregó el líder de Colombia, Iván Duque.

República


Declaración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

Descargar (PDF, 249KB)

Secretaría General Iberoamericana


VOLVER

Más notas sobre el tema