Cumbre Iberoamericana | Presidentes de la región reclaman democratizar el reparto de vacunas

1.100

Los líderes de Latinoamérica alzan la voz ante la falta de vacunas y España promete ayudar

América Latina ha recibido solo el 8,6% de las vacunas contra el coronavirus. La alarmante estadística llega de boca del canciller mexicano, Marcelo Ebrard. A él se le suman las voces de más líderes latinoamericanos quienes llaman a no retrasar el suministro y hacerlo más equitativo. España promete ayudar con unas 7,5 millones de vacunas en 2021.

“En un momento donde hay 928 millones de vacunas aplicadas en el mundo, en América Latina se ha aplicado solamente el 8,6% de esas vacunas, además principalmente en cuatro países [Brasil, Chile, México y Argentina]”, afirmó el jefe de la diplomacia mexicana, Marcelo Ebrard, en el marco de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

EL encuentro se desarrolla en Andorra, aunque la mayoría participa en él de manera diferida. Está centrado en el apoyo para la recuperación económica de los 22 países del grupo, conformado por las naciones de América Latina y de la península ibérica, y sobre el acceso equitativo a las vacunas contra el COVID-19.

Ebrard comparó a México, que ha logrado adquirir hasta la fecha 20 millones de dosis de diversas vacunas, con el país vecino del norte, Estados Unidos, que ha aplicado 200 millones. En contraste, en Iberoamérica, incluido el Caribe, dijo, “hay países como Haití donde no se aplicado una sola vacuna”.

Es sus palabras, esto se debe principalmente a que el mecanismo de distribución multilateral de la vacuna Covax “está muy lejos de las metas que nos animaron a la mayor parte de los países que participamos en el mecanismo, que difícilmente supera el 10% del total de vacunas que se han distribuido en el mundo”. Esos datos sorprendentes dan cuenta “del límite extraordinario y trágico que tiene este tipo de iniciativas”, puntualizó.

Alberto Fernández: “Hay que adoptar soluciones multilaterales”

La XXVII Cumbre Iberoamericana realizada en Andorra —aunque la mayoría de los mandatarios participaron vía telemática— sirvió de plataforma para que las naciones latinoamericanas hicieran oír más fuerte su llamado a subsanar la falta de vacunas contra el COVID-19.

Quizás el más enérgico fue el presidente argentino Alberto Fernández quien propuso una concesión de licencias que garantice una oferta global de vacunas. Para el mandatario, “el saldo actual de la pandemia de COVID-19 nos demuestra que la innovación inclusiva no es moneda corriente”. “Los resultados alcanzados por la comunidad científica internacional en el desarrollo de vacunas no se ha distribuido de manera equitativa”.

“Se impone hacer un llamado a los países para adoptar soluciones en el sistema multilateral (…) La OMS a la hora de reconocer y homologar las diferentes vacunas y medicamentos y también a la OMC a fin de trabajar un sistema que reconociendo las patentes promueva activamente un sistema efectivo de concesión de licencias que garantice la oferta global de vacunas”, afirmó Fernández en su alocución.

A partir del segundo semestre del 2021, Argentina podría convertirse en el proveedor de vacunas Sputnik V en América Latina, si se concretan los cálculos que indican que comenzará a fabricar la vacuna rusa a partir de junio.

Luis Lacalle Pou: “Hay un fracaso de las instituciones burocráticas internacionales”

Pese a sus diferencias ideológicas con Fernández, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, compartió la visión de sus pares al opinar que las instituciones internacionales fracasaron en el suministro de vacunas y medicamentos contra el COVID-19.

“Lo que queda claro es que hay un fracaso de las instituciones burocráticas internacionales en el suministro de medicamentos y vacunas. Esto no supone enrostrar ni echar la culpa. Esto supone estar preparados”, subrayó el mandatario.

Lacalle Pou consideró que a pesar de que fue previsible que cada país intentara cuidar a sus ciudadanos, el COVID-19 tiene que dejar como enseñanza la importancia de un “mundo integrado”. Asimismo, afirmó que se deben tomar decisiones a corto, mediano y largo plazo para que estos organismos tengan mecanismos “suficientemente lógicos y adecuados”.

Además, el mandatario rechazó el proteccionismo y exhortó que las naciones se abran. Afirmó que hay que evitar que “la protección de los pueblos se transforme en proteccionismo”.

Desde que se detectó la enfermedad en el país, el 13 de marzo de 2020, se han infectado con el nuevo coronavirus 169.327 personas y han fallecido por esta causa 2.022 contagiados, en una población de poco más de 3,4 millones. Un informe del Ministerio de Salud revela que el 55% de los casos confirmados de COVID-19 en Uruguay no se ha identificado nexo epidemiológico, es decir que la persona contagiada no sabe cómo se infectó.

Iván Duque llama a no retrasar el suministro

“Los retrasos, las demoras, los incumplimientos (…) pone en riesgo a la humanidad entera”, dijo el presidente de Colombia, Iván Duque, en el encuentro. El mandatario colombiano advirtió de los riesgos ante una pandemia que aún no termina y de la que, aseguró, no hay tampoco todavía “un horizonte claro frente a su final”.

“Nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo, y por ende tenemos que avanzar hacia una inmunización global, equitativa y justa”, destacó.

Para el momento, Colombia alcanzó los cuatro millones de personas vacunadas contra el COVID-19 y el Gobierno prevé llegar a los cinco millones el próximo 4 de mayo, anunció el presidente.

Colombia atraviesa en la actualidad el tercer pico de la pandemia, derivada de las celebraciones de Semana Santa a comienzos de abril, y según las autoridades se prevé que sea más fuerte que la segunda, registrada en enero a raíz de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo, y más aún que la primera, en agosto de 2020.

El Gobierno prevé vacunar a 35 millones de personas al cierre de 2021, lo que representa al 70% de la población, y con esto espera lograr la inmunidad de rebaño.

Luis Arce plantea liberar las patentes de vacunas

El presidente de Bolivia, Luis Arce, planteó a su vez una reforma de las normas mundiales de propiedad intelectual, para facilitar la provisión suficiente de vacunas contra el COVID-19, libres de patentes.

“Desde Bolivia hacemos un llamado, es más, exhortamos a la Organización del Comercio [OMC] y a la Organización de Propiedad Intelectural [OMPI] una pronta modificación de los estándares internacionales que protegen a la hegemónica industria farmacéutica a costa del perjuicio de miles de millones de seres humanos”, dijo.

El gobernante boliviano planteó, como solución urgente, que las farmacéuticas liberen sus patentes sobre diagnósticos, medicamentos y vacunas, o eventualmente autoricen su uso sin costo para la provisión de esos productos a todos los países. Adicionalmente, dijo, los países desarrollados que tienen acumuladas más vacunas que las que necesita su población, deberían distribuirlas entre los más pobres.

“Quiero reiterar, como país y como nación latinoamericana, nuestra preocupación por la constatación de que la pandemia de COVID-19 ha puesto en evidencia la desigualdad en la distribución de vacunas y su acceso para las naciones del sur”, dijo Arce.

Señaló que los países ricos, que representan menos de la quinta parte de la población mundial, han comprado más de la mitad de las vacunas disponibles, lo que ha llevado, entre otras causas, a que más de 100 países no han vacunado hasta ahora ni a una sola persona y en muchos casos no lo lograrán este año.

Francisco Sagasti promueve una distribución de riesgos

El presidente de Perú, Francisco Sagasti, también destacó la importancia del acceso equitativo a las vacunas contra el COVID-19. Por otro lado, el mandatario mostró su aprecio a los demás países por la respuesta positiva que tuvo la propuesta de su Gobierno de establecer mecanismos multilaterales que compartan los riesgos derivados de la adquisición o aplicación de las vacunas contra COVID-19 en operaciones financieras o de seguros.

Asimismo, Sagasti exhortó a reforzar la cooperación entre los países asistentes a la cumbre para potenciar campos como la investigación científica, la tecnología y la innovación.

Sin haber concluido, abril ya es el mes que más muertes por COVID-19 ha registrado en Perú durante la segunda ola de la enfermedad que empezó en enero del 2021. El domingo 19 de abril, Perú registró su cifra récord de muertes por el nuevo coronavirus en 24 horas con un total de 433 fallecidos, el lunes descendió a 307, mientras que el martes reportó nuevamente un alza severa con 417 decesos.

Lenín Moreno llama a replantear mecanismos de créditos

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pidió a los organismos financieros replantear sus mecanismos de acceso a créditos para enfrentar la crisis originada por la pandemia del COVID-19 y la serie de problemas que los distintos países arrastraban antes de esta.

“Los organismos financieros necesitan replantear sus mecanismos para que podamos acceder a esos recursos en mejores condiciones. La sobrevivencia de nuestros países depende de esa inyección de créditos”, afirmó.

El presidente ecuatoriano añadió que en el trabajo conjunto se ha avanzado mucho, pero que el camino aún es largo ante la crisis global, por lo que llamó a continuar con este trabajo, impulsando el multilateralismo.

“Las soluciones deben ser compartidas (…) Hoy más que nunca nuestros pueblos necesitan que tomemos decisiones acertadas (…) La única salida es generar una respuesta conjunta y la movilización de recursos técnicos y económicos”, destacó Moreno.

El 21 de abril, el presidente de Ecuador firmó un decreto ejecutivo que declara el estado de excepción en 16 de las 24 provincias del país entre el 23 de abril y el 20 de mayo, para controlar la propagación del COVID-19.

“Ante la compleja situación epidemiológica, hoy (21 de abril) firmé Decreto 1291 para declarar Estado de Excepción en 16 provincias. Las medidas entran en vigencia el 23 de abril a las 20:00 (01:00 GMT) hasta 20 de mayo a las 23:59 (04:59 GMT)”, dijo Moreno en su cuenta de la red social Twitter.

En las 16 provincias, entre el 23 de abril y el 20 de mayo, se declara el toque de queda de lunes a jueves, entre las 20:00 local (01:00GMT) y las 05:00; local (10:00 GMT). El decreto sostiene que el Estado de Excepción obedece al contagio acelerado y afectación a grupos de atención prioritaria que producen las nuevas variantes del COVID-19, y a la conmoción social debido a la saturación del sistema de salud y desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos para la atención emergente de la enfermedad, a consecuencia del agravamiento de la pandemia en las 16 provincias.

Pedro Sánchez anuncia que España enviará a Latinoamérica 7,5 millones de vacunas

Quien recogió el guante fue el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, al anunciar que España pondrá a disposición de los países latinoamericanos alrededor de 7,5 millones de vacunas a lo largo de 2021, a través del programa Covax.

“España va a poner a disposición de América Latina y del Caribe entre un 5 y un 10% del total de vacunas contra la COVID-19 que nuestro país va a recibir a lo largo del año 2021. Estimamos que esto va a suponer al menos 7,5 millones de dosis al finalizar el presente año”, dijo Sánchez en su intervención.

El jefe del Ejecutivo español añadió que el reparto se hará “a través del mecanismo multilateral Covax, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud que va a distribuir regionalmente los viales, según las necesidades de cada país, estimadas por esta organización.

El presidente del Gobierno español se comprometió asimismo a impulsar el debate sobre las patentes de las vacunas en el seno de la Unión Europea para facilitar su acceso universal, en línea con los jefes de Estado y de Gobierno que intervinieron con anterioridad.

“Los derechos de propiedad intelectual deben ayudar y no ser un freno en la lucha contra el COVID-19”, dijo Sánchez ante sus colegas iberoamericanos al tiempo que se comprometió también a poner sobre la mesa este debate en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Sánchez destacó los aspectos reflejados en la declaración final de la cumbre: la recuperación económica “que tiene que ser sostenible”; el papel de la innovación, la ciencia y la tecnología; la mitigación y adaptación al cambio climático y, finalmente, la lucha contra las desigualdades y “el impacto diferenciado de esta crisis, otra más, sobre el 51% de nuestras poblaciones que son las mujeres”, enumeró Sánchez.

Reunión de la Cumbre Iberoamericana

Sputnik News


Declaración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

Descargar (PDF, 249KB)


El Papa pidió “vacunas para todos” y que se renegocie la deuda de “los más necesitados”

El Papa Francisco reafirmó en una carta dirigida a los participantes de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno que la inmunización extensiva contra el Covid-19 debería ser considerada un “bien común universal”.

Jorge Bergoglio reclamó más solidaridad entre los países para garantizar una distribución equitativa de las vacunas contra la Covid-19, “no basada en criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, especialmente los más vulnerables”. Al mismo tiempo, pidió la renegociación de la deuda de “los países más necesitados”.

El escrito fue enviado a Rebeca Grynspan Mayufis, titular de la Secretaría General Iberoamericana, e incluye un saludo a todos los participantes de la Cumbre que se desarrolla en Andorra. El encuentro debía celebrarse en 2020 pero fue pospuesto debido a la pandemia.

“La pandemia no ha hecho distinciones y ha golpeado a personas de toda cultura, credo, estrato social y económico”, remarcó el Papa, al tiempo que indicó que “todos conocemos y hemos sentido la pérdida de alguna persona cercana que ha fallecido por el coronavirus, o que ha sufrido los efectos del contagio”.

En otro pasaje, Francisco elogió “la ardua labor de los médicos, enfermeros, personal sanitario, capellanes y voluntarios que, en esos difíciles momentos, además de tratar a los enfermos, con riesgo de sus vidas, han sido para ellos el familiar y el amigo que les faltaba”.

También afirmó que son “particularmente bienvenidas las iniciativas que buscan crear nuevas formas de solidaridad a nivel internacional, con mecanismos dirigidos a garantizar una distribución equitativa de las vacunas, no basada en criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, especialmente de los más vulnerables y necesitados”.

Asimismo, el Papa señaló: “De esta pandemia tenemos que salir mejores”.

Francisco y la deuda

En cuanto al peso de la deuda, Bergoglio pidió la “renegociación de la carga de la deuda” para “los países más necesitados” y reclamó una “férrea voluntad política” para “cambiar las cosas” a nivel mundial.

“Particular consideración se debe otorgar a la necesidad de reformar la arquitectura internacional de la deuda, como parte integrante de nuestra respuesta común a la pandemia”, señaló el Papa en la carta.

“La renegociación de la carga de deuda de los países más necesitados es un gesto que ayudará a los pueblos a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, a la salud, a la educación y al empleo”, consideró en un pasaje. Destacó que “tal gesto debe ir acompañado por la puesta en práctica de sólidas políticas económicas y por una buena administración que llegue a los más pobres”.

Francisco, que hace una semana se encontró en Roma con el ministro de Economía argentino Martín Guzmán, subrayó “la urgencia de tomar medidas que permitan el acceso a una financiación externa, a través de una nueva emisión de Derechos Especiales de Giro, llamando a una mayor solidaridad entre los Países”.

Esa iniciativa, para el Papa, debe contemplar “que los fondos sean destinados para impulsar y alentar el desarrollo económico y productivo, con el fin de que todos puedan salir de la actual situación con las mejores posibilidades de recuperación”.

“Nada de esto será posible sin una férrea voluntad política que tenga la valentía de decidir cambiar las cosas, principalmente las prioridades, para que no sean los pobres los que paguen el costo más alto de estos dramas que están golpeando a nuestra familia humana”, reclamó el líder de la Iglesia Católica.

Descargar (PDF, 95KB)

Página 12


Los países iberoamericanos renovaron su respaldo al reclamo argentino en la cuestión Malvinas

Los países iberoamericanos renovaron este miércoles su respaldo al reclamo argentino en la cuestión Malvinas, con un llamado a la reanudación de las negociaciones entre Buenos Aires y Londres para lograr una “pronta solución” a la disputa de soberanía sobre el archipiélago, en los términos de las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos multilaterales.

En el marco de la XXVII Cumbre Iberoamericana y a través de un comunicado especial sobre la cuestión de las Islas Malvinas, los países del foro apoyaron además el rechazo del Gobierno argentino a las acciones unilaterales de exploración y explotación de los recursos renovables y no renovables por parte del Reino Unido, y su condena al aumento de la presencia militar británica en esa área, informó el Palacio San Martín, en un comunicado.

De esta manera, la Cumbre Iberoamericana “profundizó su respaldo a la posición de nuestro país incorporando los aspectos que hacen a la defensa de los recursos que el Reino Unido explota en el Atlántico Sur”, señala el documento.

En relación a las acciones unilaterales de exploración y explotación de recursos renovables y no renovables que el Reino Unido lleva adelante en el área en disputa, las jefas y los jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica recordaron “los llamamientos de la comunidad internacional de abstenerse a adoptar decisiones que entrañen modificaciones unilaterales en la situación de las Islas Malvinas, de conformidad con la resolución 31/49 de las Naciones Unidas”.

Además, señalaron que el refuerzo de la presencia militar en el área en disputa resulta “incompatible con la política de apego a la búsqueda de una solución por la vía pacífica de la controversia territorial entre los Gobiernos de la República Argentina y el Reino Unido”.

En ese sentido, destacaron las sucesivas resoluciones de la ONU que instan al Secretario General a llevar adelante gestiones de buenos oficios a fin de que se reanuden las negociaciones bilaterales para encontrar a la mayor brevedad posible una solución pacífica a la disputa de soberanía, como así también “la permanente actitud constructiva y disposición del Gobierno argentino para alcanzar por la vía de las negociaciones una solución definitiva a esta especial y particular situación colonial, tal como es definida por las Naciones Unidas”.

Durante la Cumbre el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá agradecieron el “apoyo unánime” de los gobiernos iberoamericanos en la cuestión Malvinas y reiteraron la vocación de diálogo de la Argentina para reanudar, a la brevedad posible, las negociaciones sobre soberanía con el Reino Unido.

Fernández expresó su agradecimiento a las jefas y jefes de Estado iberoamericanos por “el respaldo continuo al llamado a la reanudación de las negociaciones entre el gobierno argentino y el Reino Unido, para encontrar una pronta solución a la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes”.

En el mismo sentido, el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, destacó “el permanente apoyo de los países iberoamericanos a la necesidad de que el Reino Unido retome el diálogo con Argentina para dar cumplimiento con el deber impuesto por el Derecho Internacional de resolver pacíficamente la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur, los espacios marítimos circundantes para poner fin a una situación colonial, anacrónica en el Siglo XXI.”

Filmus subrayó, en un comunicado, la importancia de que los países iberoamericanos hayan recordado -en relación con las acciones unilaterales de exploración y explotación de recursos renovables y no renovables que el Reino Unido ha venido llevando adelante- “el llamamiento de la comunidad internacional a abstenerse de adoptar decisiones que entrañen modificaciones unilaterales en la situación de las Islas Malvinas, de conformidad con lo establecido por las Naciones Unidas”.

Remarcó también el señalamiento por parte de este foro de que “el refuerzo de la presencia militar en el área de disputa, no sólo vulnera lo establecido por las Naciones Unidas, sino que además resulta incompatible con la política de apego a la búsqueda de una solución pacífica de la controversia territorial entre los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido”.

Télam


VOLVER

Más notas sobre el tema