Estados Unidos advierte a la Argentina sobre sus relaciones con Rusia y China – Por Rubén Armendáriz, especial para NODAL

5.484

Por Rubén Armendáriz *

El principal asesor de la Casa Blanca para el Hemisferio Occidental en materia de seguridad, Juan González, alertó en Buenos Aires sobre la estrategia que mantienen Rusia y China respecto dela venta y distribución de vacunas al mundo y advirtió que sólo Estados Unidos cuenta con un plan global de recuperación pospandemia. Tras atacar permanentemente las relaciones del gobierno argentino con Rusia y China, González, de origen colombiano, aseguró que ese eventual programa estadounidense tendrá entre sus prioridades a América Latina y se concretará luego de que la administración Biden pueda controlar el virus en su territorio.“Nosotros no vamos a culpar al gobierno argentino por conseguir vacunas para vacunar a su población (…) Lo que se llama como mercantilismo de vacunas por parte de Rusia y China es para ellos una iniciativa para avanzar en influencia, pero es muy poco y no están organizando una respuesta global a la pandemia que nosotros haremos de acuerdo a normas internacionales”, concluyó.

El canciller Felipe Solá recibió a González, y a la Subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung, luego del almuerzo de trabajo que, de manera virtual, mantuvieran con el presidente Alberto Fernández .“Se trató de una conversación prolongada y muy interesante, donde se habló de la posibilidad de que Estados Unidos nos libere vacunas que estén stockeadas allí, y que Argentina necesita con urgencia”, dijo Solá tras la reunión.  Con respecto a los temas referentes a la deuda externa, González dijo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) debe poner sobre la balanza “una de las peores pandemias que ha sufrido este mundo y la peor crisis económica de los últimos 100 años”. “El Fondo Monetario de 2002 no puede ser el de hoy”.Pero enseguida condicionó el apoyo estadounidense en las negociaciones con el FMI a “las normas que queremos defender ante China”. Esas, dijo, “van a poder ajustar y responder a la crisis actual. Y esa es la conversación que queremos tener”, señaló. Y siguió apretando clavijas: subrayó la importancia de que la Argentina tome sus propias decisiones y elija los socios que considere, teniendo en cuenta que es un país “soberano”.

Y también señaló que la visita no se proponía vetar partners sino que tenía como propósito “trabajar como aliados en materia de Derechos Humanos, cambio climático, en las Naciones Unidas… en una agenda amplia”. Y, si Argentina dejaba su polpiticxa soberana y se avenía a las presiones de Washington, entonces, quizá, lo ayudaría en las negociaciones con los acreedores externos.Y, en seguida volvió a atacar a China y habló del “genocidio” contra las minorías uigures en la región de Xinjiang y a la intención que Xi Jinping y el Partido Comunista Chino (PCC) de expandir su dominio por medio de actores tecnológicos como Huawei y su tendido de su red 5G.“La preocupación nuestra es que Huawei es más que una compañía (…) tiene afiliación con el gobierno chino. La expansión de Huawei en la región es algo que tiene implicaciones en términos de inteligencia china pero también de presión que puede usar China. Entonces nosotros sentimos que tenemos que comunicar esas preocupaciones”.

González dijo que Argentina “tendrá sus razones de por qué salieron del Grupo de Lima. Si ellos tienen la posibilidad de hablar con el régimen de Maduro da la oportunidad a ellos de comunicar mensajes directos sobre qué se debe esperar. Eso para nosotros es una oportunidad porque en este momento no estamos hablando con Maduro. Hay mensajes que a veces son mejores que lleguen de un líder regional como Argentina a que vengan de nosotros”, dijo el consejero de Biden.Y respecto al acercamiento con países como Bolivia y su presidente Luis Arce afirmó que, a veces, hay mensajes que son mejor que provengan de líderes regionales, como Argentina, a que vengan de nosotros, por lo que vemos de manera muy positiva las relaciones que Argentina tiene con Bolivia y con Cuba, para poder tener conversaciones muy francas para resolver los temas que tenemos que resolver como región.

Consultado sobre si existía una “doble vara” respecto al trato dado a Colombia a diferencia de las políticas contra Venezuela, González dijo que “El tema de derechos humanos no es relativo en ninguna parte. Tuvimos una reunión privada con (el presidente Iván) Duque y hablamos de este tema. Los dos estuvimos de acuerdo de que la muerte de un defensor de derechos humanos es demasiado y él reiteró su compromiso para hacer todo lo posible para defender a los activistas sociales y de derechos humanos (…) al fin y al cabo nosotros como Estados Unidos estamos apoyando a Colombia para combatir un nivel de inseguridad doméstica pero se tiene que hacer bajo un contexto de derechos humanos. Y esto aplica también a Venezuela”, dijo sin sonrojarse el funcionario estadounidense de origen colombiano.

“Argentina es un país soberano y ellos deciden qué está en su interés nacional. Nosotros no vinimos aquí a decirles qué queremos que hagan. En segundo lugar, la conversación con Argentina sobre China es parte de un contexto global que tenemos que entender en donde nosotros tenemos preocupaciones con elementos de las iniciativas chinas que, a veces, no son consistentes con las normas y valores que nosotros compartimos como aliados globales y regionales en nuestro compromiso a favor de la democracia”, señaló. El Director Principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental indicó que las conversaciones con el sector privado –empresas trasnacionales estadounidenses en especial- “se hacen para entender dónde hay oportunidades para la colaboración en el área económica con la Argentina. Somos los inversores más grandes en el sector privado y vemos grandes oportunidades”.

Para Estados Unidos, cualquier país que invierta en la seguridad y la prosperidad de la región está avanzando sobre los intereses con Estados Unidos. No es que no queremos a China, sino que queremos que ellos respeten ciertas normas y valores que todos compartimos”, añadió.González pone en claro que la administración Biden quiere atar a los países de la región a las políticas y estrategias de Washington. “Queremos hablar con los países de la región, empezando por Argentina, sobre cómo podemos establecer reglas de juego como región”.

* Periodista y politólogo, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)


VOLVER

Más notas sobre el tema