Haití | UNICEF alerta que 73 mujeres, niñas y niños fueron víctimas de violencia de pandillas en el último semestre

Foto: UNICEF/UN049330/Bradley
694

UNICEF alerta de un incremento deliberado de la violencia de las bandas armadas contra los niños y niñas en Haití

Desde el último trimestre de 2020, 73 mujeres, niños y niñas en Haití han sido blanco de violencia de pandillas, alertó hoy UNICEF.

Entre septiembre de 2020 y febrero de 2021, el número de niños, niñas y mujeres víctimas de ataques armados presuntamente atribuidos a bandas criminales ha aumentado significativamente en Haití, pasando de 45 a 73 incidentes, incluidos asesinatos, lesiones, violaciones y secuestros, según Naciones Unidas. Esto representa un aumento del 62 por ciento en comparación con el informe anterior de septiembre de 2020.

“Los niños, las niñas y las mujeres en Haití ya no son simplemente víctimas de bandas criminales, se están convirtiendo cada vez más en sus objetivos”, advierte Jean Gough, Director Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Ya sean secuestros, violaciones o incluso asesinatos, cada vez más incidentes de violencia de pandillas han involucrado a niños, niñas y mujeres en las últimas semanas y meses. Este reciente aumento está alimentando la inseguridad en el empobrecido país”.

Según la Brigada Haitiana para la Protección de Menores (BPM, por sus siglas en inglés), al menos 31 niños y niñas han sido secuestrados entre 2020 y 2021.

Hace apenas unos días, un grupo de hombres armados irrumpió en un orfanato y violaron a dos niñas de 13 y 14 años y a una mujer de 27 en la capital haitiana de Puerto Príncipe. Este incidente dejó traumatizados a 36 niñas y niños. Junto con la autoridad haitiana de protección infantil IBESR y ONGs asociadas, UNICEF proporcionó atención médica y psicosocial inmediata a las víctimas y a los demás niños y niñas del orfanato. UNICEF condena enérgicamente este despreciable acto violento, exige que los perpetradores comparezcan ante la justicia y exhorta a las autoridades haitianas a redoblar sus esfuerzos para establecer opciones alternativas de atención familiar en lugar de orfanatos.

La inseguridad en Haití ha dificultado cada vez más la provisión de educación y otros servicios básicos a los niños y niñas. Durante el año escolar 2019-2020, alrededor del 60 por ciento de todas las escuelas haitianas estuvieron cerradas durante 60 días debido a violentos disturbios sociales. Este año, la creciente violencia e inseguridad de las pandillas impidió que muchos niños y niñas fueran a la escuela en varias áreas urbanas de Puerto Príncipe y sus alrededores.

“La violencia en las comunidades es inaceptable”, dijo Jean Gough. “Hay que detener la violencia de las pandillas. Semana tras semana, las bandas criminales en Haití están expandiendo su reino de terror y miedo en más familias y más comunidades. Mantener la seguridad de los niños y niñas debería ser una de las principales prioridades del nuevo gobierno haitiano”.

UNICEF insta a todos los actores a que se abstengan de atacar a los niños, niñas, adolescentes y las mujeres y pide al nuevo gobierno haitiano que tome medidas para frenar la violencia de las pandillas contra los niños y niñas.

En diciembre pasado, UNICEF hizo un llamamiento de emergencia de 75 millones de dólares americanos para brindar asistencia humanitaria, como educación formal y no formal, atención médica, agua potable, protección infantil y servicios de protección social a 2 millones de personas en Haití, incluidos 1,2 millones de niños y niñas. Hasta ahora, solo se ha recaudado el 0,001 por ciento.

UNICEF


VOLVER

Más notas sobre el tema