La hora de los indecidos – La República, Perú

399

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Es inédito que a una semana de ir a las urnas, los candidatos aún mantengan porcentajes de menos de dos dígitos, subsista el quíntuple empate y un 44% de electores no cuenten aún con candidato definido o pueden cambiar de opinión a última hora.

¿Quiénes han definido ya su voto? Esta cifra es mayor que la mostrada en la encuesta de inicios de marzo, es decir, ha subido de 48% a 56%. Patricia Zárate, la jefa de estudios de opinión del IEP, precisa que, aunque hay un mayor número de electores que ya tienen tomada una decisión, “un 44% de electores no ha decidido aún, puede cambiar su voto o no sabe por quién votar”.

¿Esta mayor definición tuvo algo que ver con el último debate electoral realizado por el JNE en el que participaron los 18 candidatos en tres días? La última encuesta IEP que publica La República nos muestra que sí han influido a la hora de decidir, pero este porcentaje global de 28% está conformado por personas más jóvenes, pertenece a los sectores socioeconómicos A y B y lo conforman personas de mayor nivel educativo.

Entonces, ¿quiénes integran el núcleo duro de electores que no logran ser convencidos por nadie? Ellos son quienes piensan votar en blanco o nulo, no saben a quién respaldar, no quieren a ninguno y, por último, no piensan ir a votar. Tenemos el perfil de ese bloque: en su mayoría son mujeres, son pobres y tienen solo educación básica.

Adicionalmente, una quinta parte del padrón electoral (un 22%) según la encuesta del IEP tiene ya una opción elegida pero podría cambiar de opinión.

Los candidatos tienen hasta el jueves para realizar sus campañas electorales, que estarán seguramente en la línea de llegar a este conjunto de peruanos que aún no definen o podrían cambiar de opinión. Es una campaña difícil, con cuarentena, ninguna publicidad más allá de la estatal y poca interacción con los electores.

No hay duda de que este bloque tan amplio de indecisos es una respuesta al clima de inestabilidad que genera la pandemia y la crisis económica. Quienes no han encontrado, entre las opciones, soluciones a sus graves dificultades, no eligen a nadie. Es el momento de generar respuestas creíbles y viables que rompan el empate y definan a quienes pasarán a segunda vuelta.

La República

Más notas sobre el tema