Perú afronta el pico más alto de la pandemia con una muerte cada cinco minutos

1.199

Perú atraviesa su peor momento de la pandemia con un deceso cada 5 minutos

Con el temible ritmo de un fallecido cada cinco minutos, los peruanos afrontan el peor momento de la pandemia con un aparente relajo de las medidas de prevención, pese a que la variante brasileña del COVID-19 está acelerando los contagios en esta prolongada segunda ola.

A pesar de que Perú ha probado casi todas las medidas aplicadas para mitigar la pandemia -cuarentena estricta, cierre de fronteras, toques de queda, uso obligatorio de mascarillas y caretas faciales, entre otras-, nada parece detener el avance del virus, que ha provocado oficialmente la muerte de más de 58,000 personas en un año.

En lo que va de abril, el Ministerio de Salud ha reportado la muerte de casi 6,000 personas, lo que supera a los fallecidos de febrero pasado, que fueron 5,500 personas por COVID-19.

“En la primera ola (en el 2020), los picos más altos que reportaba el Ministerio de Salud eran cercanos a 220 muertes por día”, afirmó el analista de datos Rodrigo Parra.

“Ya en esta última semana, el promedio diario ha subido a 350 muertes, prácticamente en un día cada cinco minutos se está confirmando una muerte”, agregó.

Más de 700 muertes en exceso

En forma paralela a la medición del ministerio, el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef) recoge a los fallecidos por todo motivo en un registro nacional y presenta los excesos de muertes habidos durante la crisis sanitaria, teniendo en consideración las tendencias de los años anteriores.

“Si lo medimos por exceso de defunciones, actualmente por Sinadef están falleciendo al menos 1,140 personas por día, frente a las 300 que se registraban antes de la pandemia. Es un exceso de más de 700 personas por día”, precisó Parra.

Así, en abril ha habido entre 400 y 350 muertes diarias con diagnóstico confirmado por COVID, y otras tantas muertes por encima de la media histórica.

“Nuevamente, Perú, después de la primera ola, y ahora en esta segunda, se posiciona lamentablemente en los primeros puestos mundiales por exceso de defunciones”, expresó Parra, quien comparte en redes sociales un análisis diario de datos de la pandemia.

El propio mandatario interino de Perú, Francisco Sagasti, expresó este jueves: “Estamos ya en el pico de la segunda ola y realmente es terrible lo que está sucediendo en nuestro país y en otros países de la región”.

Contagios bordean los 10,000 diarios

Al analizar los contagios desde finales de marzo último, el porcentaje de casos positivos respecto al total de pruebas era de 12%, pero esta semana la positividad está cercana a 20%, con picos en algunos días de 40%, anotó Parra.

La segunda ola en Perú empezó en enero y aceleró su crecimiento en febrero último, cuando las autoridades advirtieron el ingreso de la variante brasileña, que está presente en 10 de las 25 regiones del país.

El presidente del Comité de Salud Pública del Colegio Médico del Perú, Augusto Tarazona, explicó que en las últimas dos semanas se han presentado entre 9,000 y 10,000 casos por COVID al día.

“Esa cantidad de casos ya nuestro sistema sanitario no puede soportarlo. De esos casos, por lo menos 1,000 van a buscar atención sanitaria, pero ya no estamos en capacidad de atender, todo eso confluye para incrementar la mortalidad en nuestro país”, declaró.

Variantes y elecciones

Tarazona afirmó que ha habido cuatro factores que han contribuido al recrudecimiento de la crisis, entre los cuales está el “relajamiento que ha existido por campaña electoral” en febrero y marzo, con manifestaciones, viajes de candidatos y votación presencial para la elección de Ejecutivo y Congreso, que se realizó el pasado 11 de abril.

Asimismo, los viajes realizados durante la Semana Santa, a pesar de la inmovilización dictada por el Gobierno de Sagasti.

Un tercer factor es la presencia de la variante brasilera, que “se está haciendo mucho más intensa en varias regiones del país y nos va a significar un crecimiento de la pandemia de manera más rápida”, manifestó el infectólogo.

Además, Tarazona señaló que “no ha existido ningún tipo de control de las medidas sanitarias establecidas hace un tiempo atrás”, mediante una fiscalización efectiva del cumplimiento del uso de mascarillas o el distanciamiento social.

Cansados de restricciones

El galeno aceptó que existe entre la población “un cansancio pandémico” que tiene más de un año. “Pero no tenemos otra opción. No existe otra opción porque la pandemia sigue y cada vez más fuerte”, subrayó.

Son más frecuentes los operativos de la Policía Nacional en las llamadas fiestas COVID o celebraciones costumbristas en provincias, donde los agentes han tenido problemas para intervenir a los que incumplen las prohibiciones de este tipo de actividades.

Incluso, Tarazona subrayó que hay una característica adicional en la propagación del virus y es el contagio intrafamiliar, que hace más rápido el contagio en todo un grupo familiar y que ha hecho que se triplique la mortalidad domiciliaria debido a la imposibilidad de que una familia entera enferma encuentre ayuda a tiempo.

Gestión


Colegio Médico del Perú: “Estamos en el peor momento de la pandemia”

Augusto Tarazona, presidente del Comité de Salud del Colegio Médico del Perú, señaló este sábado 24 de abril que nuestro país atraviesa su peor momento por el aumento de casos positivos y muertes por la COVID-19. En esa línea, mencionó que si el Gobierno y los ciudadanos no ponen de su parte, esto podría desencadenar un futuro incierto a nivel sanitario.

“Sí, definitivamente tener varias semanas con más de 1.000 muertes diarias, según cifras de Sinadef, es bastante. Incluso, tener entre 10.000 a 11.000 casos acumulados diariamente es fuerte y más que el año pasado. Las curvas epidemiológicas nos están demostrando que los casos y fallecidos se siguen incrementando. En ese sentido, estamos en el peor momento de la pandemia, pero no sabemos aún que nos depara el futuro”, dijo en Latina.

Por otro lado, el galeno aseguró que existen factores que influyen en que la curva siga alta en esta segunda ola. “Las campañas electorales están haciendo que se movilicen cientos de personas. En el día, vemos que existen muchas personas que no cumplen con las medidas sanitarias, así también vemos que no existe una supervisión de las autoridades. Esto condiciona que siga la pandemia”, expresó.

Así también, sostuvo que las actuales variantes en nuestro país condicionan el incremento. Asimismo, reiteró que no solo es la brasileña, sino que existe una subvariante peruana que está siendo investigada por la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

Por último, recalcó que la curva de fallecidos va de la mano con la cantidad de casos en esta segunda ola, por lo cual deben realizarse medidas focalizadas. “El Ejecutivo y los gobiernos regionales no han hecho cumplir las restricciones sanitarias. Las cuarentenas sirven; sin embargo, hemos tenido dos tipos de confinamiento: uno extremadamente largo y uno muy flexible. Sumado a esto, no hubo una comunicación efectiva”, manifestó.

La República


Gobierno flexibiliza medidas en medio de la segunda ola

Por Erik Rivera y Karina Valencia

Cambios. Pese a que el país atraviesa el momento más crítico de la segunda ola, el Poder Ejecutivo anunció que desde este lunes se reabrirán los templos, los casinos y los gimnasios, aunque con un aforo mínimo, en las zonas consideradas de riesgo extremo por el COVID-19.

Esta modificación, aunque está comprendida en el plan de reactivación económica, ha generado preocupación en expertos en salud, dada las altas cifras de contagios y decesos por la pandemia.

Solo ayer, el Ministerio de Salud (Minsa) reportó el fallecimiento de 408 personas en todo el país a causa del nuevo coronavirus. Esta es la tercera vez, en menos de una semana, que se supera el umbral de los 400 fallecimientos: el domingo 18 se registraron 433 decesos, mientras que el martes 20, 417.

Los especialistas advirtieron que con las nuevas disposiciones del Ejecutivo se termina de atribuir a la población la responsabilidad de su propio cuidado frente al COVID-19.

TRANSICIÓN. En conferencia de prensa, la titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Violeta Bermúdez, sostuvo que a más de un año de la llegada de la epidemia al país “todos somos conscientes que no basta combatir el virus, también es importante aprender a convivir con él”.

Esto implica -agregó- encontrar “un equilibrio entre las medidas de salud pública, economía familiar y cuidado personal”.

Tras resaltar que “las cuarentenas generales estrictas y su consecuente cierre de actividades económicas” generaron desempleo e informalidad, agregó que la actual gestión impulsa medidas focalizadas y el reinicio de actividades económicas bajo protocolos sanitarios y aforos limitados.

Bermúdez añadió que habrá cambios en la categorización de situaciones de riesgo en el país y que se modificará el aforo de ciertas actividades. “Continuaremos con los toques de queda y las restricciones los fines de semana para limitar la movilidad y así reducir los contagios”, puntualizó.

Acto seguido, el ministro de Educación, Ricardo Cuenca, sostuvo que en esta nueva etapa se impulsará el uso de espacios libres para comercios, como restaurantes y afines, y que se cambiará las restricciones en sitios cerrados dentro de las zonas de alerta extrema.

“Las modificaciones que se tienen a las actividades en espacios cerrados en las zonas de riesgo extremo son las siguientes: actividades en clubes o asociaciones deportivas en espacios cerrados tienen un aforo de 30%; los templos y lugares de culto, al 20%; al igual que los casinos, tragamonedas, gimnasios, cines y artes escénicas, que operarán al 20% de sus aforo”, detalló.

Este cambio se da días después de que los trabajadores de las salas de juegos reclamaran por la reapertura de los establecimientos

Recalcó que si bien se habilitó el reinicio de actividades al aire libre (ver infografía), se debe respetar el protocolo sanitario contra el COVID-19.

Finalmente, Bermúdez anunció que el domingo 9 de mayo, en el que se celebra el Día de la Madre, habrá inmovilización social obligatoria en todo el Perú para evitar la propagación del virus.

“Vamos a tener ganas de abrazarla ese día, pero hagámoslo con un abrazo creativo, con un abrazo virtual, con una llamada por teléfono. Queremos evitar contagios”, dijo.

CRÍTICAS. En diálogo con Correo, el infectólogo Juan Villena manifestó: “Cualquier recomendación que haga el Gobierno tiene que ser tomada con mucha cautela”.

Consideró que será difícil que el Ejecutivo vigile el cumplimiento del aforo estipulado y advirtió que el Gobierno ha dejado a criterio personal la prevención de los contagios por COVID-19.

“En realidad, cualquier medida que se tome debe ser muy bien analizada por la población. (…) Si están llenos los casinos, hay más infección; a más infectados, más muertos, porque no hay oxígeno hasta hoy y tampoco camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)”, manifestó.

Villena consideró que la decisión tomada por parte del Ejecutivo surge a raíz de la necesidad de la reactivación económica, pero dijo que la fiscalización del cumplimiento de las medidas es historia pasada.

“Lamentablemente, mi impresión, como saben desde hace mucho tiempo, es que el Gobierno ya perdió el control (de las restricciones)”, recalcó.

Similar opinión tuvo el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios. El experto sostuvo que el Ejecutivo solo ha implementado medidas que cargan de mucha responsabilidad a la población y que, prácticamente, les dice “sálvense quien pueda”.

“Es complicado establecer este tipo de medidas en un país que no tiene educación sanitaria. La pandemia no es un tema netamente médico, sino también social”, enfatizó el galeno.

Agregó que las decisiones adoptadas por el Ejecutivo son tibias y que solo ceden a las presiones económicas.

“Nosotros en esta etapa, con una cantidad de fallecidos que superan los picos más altos de la primera ola, se necesitan medidas más profesionales para vencer a la transmisión de la enfermedad”, resaltó a este diario.

De otro lado, exhortó a que se intervengan los lugares donde se concentran mayores niveles de contagio, como paraderos y bancos.

“Se ha identificado que el 20% de las personas que están en paraderos ocasionan el 80% de contagios”, añadió.

A su vez, el epidemiólogo Jorge Samamé sostuvo que los municipios deberían controlar los aforos y “mojarse” en los temas. “Es hora de trabajar en equipo. Las municipalidades deberían tener un personal que se encargue de ver los aforos”, refirió.

BALANCE. Por su parte, el experto en finanzas Jorge Carrillo, profesor de Pacífico Business School, respaldó las medidas que ayer fueron flexibilizadas por el Gobierno en el marco de la pandemia, y opinó que tendrán un impacto positivo en la economía del país.

Al ser consultado sobre si en los próximos meses deberán abrirse de forma progresiva más actividades económicas, respondió que todo dependerá del avance en el proceso de vacunación contra el nuevo coronavirus en nuestro territorio.

“El Gobierno debe flexibilizar más las medidas y enfocarse en mayores controles de cumplimiento de los protocolos. Si todos cumplieran los protocolos no sería necesario limitar tanto los aforos”, sugirió.

DETALLE. En tanto, el Colegio Médico advirtió que el reinicio de ciertas actividades económicas, como casinos y gimnasios con un aforo del 20%, así como el uso de los espacios al aire libre, necesitan una constante fiscalización para que no tengan el efecto contrario en cuanto a contagios.

Desde la institución también cuestionaron la efectividad de los toques de queda, pero se mostraron a favor de que el Gobierno reparta mascarillas KN95 cada semana a poblaciones vulnerables, en conjunto con una campaña informativa sobre su correcto uso durante la pandemia.

Reniec cierra atención hasta el 30 de abril

El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) informó que no atenderá presencialmente hasta el 30 de abril de 2021 en agencias ubicadas en zonas de riesgo extremo, entre ellos Lima, Callao, Amazonas Ica y Cajamarca.

Sin embargo, agregaron que la atención en las zonas de niveles alto y muy alto se desarrollará con un 20% de aforo.

Diario Correo


VOLVER

Más notas sobre el tema