Piñera promulgó una ley que facilita la expulsión de migrantes

928

El Presidente Sebastián Piñera, acompañado del ministro del Interior, Rodrigo Delgado, y el subsecretario de esta cartera, Juan Francisco Galli, encabezó este domingo la ceremonia de promulgación de la nueva Ley de Migraciones.

Desde Iquique, el mandatario señaló que la nueva ley “va a reemplazar a la actual ley que data del año 1975 y que con sus 46 años de vida no responde a los desafíos y necesidades del Chile actual”.

“El principal objetivo de esta nueva Ley de Migraciones es poner orden en nuestra casa, a través de una política de migraciones ordenada, segura y regular, que permita la migración legal y combata la inmigración ilegal”, explicó el Jefe de Estado.

Cabe recordar que la nueva normativa permite que “los extranjeros que quieran llegar a Chile lo hagan diciendo la verdad respecto de sus intenciones y evitando engaños y abusos. Aquellos que quieren venir a radicarse en Chile, deben pedir sus visas en nuestros consulados antes de viajar a Chile”, detalló el Presidente Piñera.

«Estamos poniendo orden en nuestra casa»

“Si estas peticiones son autorizadas, podrán llegar a Chile con cédula de identidad y su Rut vigente desde el primer día y, por consecuencia, tener protección frente a abusos”, enfatizó.

La ley contempla un catálogo flexible de visas, diferentes según los requerimientos de los solicitantes y también de los requisitos del país. Este incluye visas de turistas, trabajo, estudiantes, reunificación familiar, razones humanitarias, oportunidades, entre otras.

“El segundo objetivo de la ley es crear una nueva institucionalidad a través del Servicio Nacional de Migraciones, y sus direcciones regionales, que contará con procedimientos y tecnología moderna que van a permitir al Estado una atención que permita promover los derechos y las oportunidades de los migrantes, pero también exigir sus deberes y obligaciones”, detalló.

Adicionalmente, la nueva ley facilita las expulsiones administrativas de los migrantes que ingresen a Chile de forma ilegal, por pasos clandestinos, sin cumplir la leyes, ni tampoco validar sus antecedentes penales.

“En síntesis, con esta nueva ley estamos poniendo orden en nuestra casa, que fue un compromiso que asumimos como gobierno, para proteger mejor los legítimos intereses de nuestros compatriotas y también los de los migrantes que ingresan de forma legal”, aseguró el mandatario.

El Desconcierto


 

Más notas sobre el tema