Qué se sabe de la variante andina del coronavirus, originada en Perú o en Chile

1.319

Científicos peruanos están estudiando la nueva mutación del Covid-19, denominada como “variante andina”, que al parecer se originó en Perú o en Chile y es probable que ya se esté “exportando” a otros países, afirmó el doctor en microbiología molecular Pablo Tsukayama.

“Según nuestro análisis, entre las muestras presentadas entre enero y marzo, esta nueva variante, que desde la semana pasada se le ha asignado un nombre C.37, correspondería casi al 40 por ciento de muestras que hemos procesado en Lima”, señaló Tsukayama en declaraciones publicadas ayer lunes en la página web de la emisora RPP Noticias.

El científico enfatizó que la información aún “es preliminar” y se ha encontrado como parte del proyecto de vigilancia genómica que se aplica en su país y permite procesar todos los meses “una muestra de aproximadamente cien genomas de Lima y del Perú”.

“Lo que estamos viendo es que en diciembre, más o menos, empieza a aparecer una nueva variante que no habíamos visto antes en ninguna parte, que no es ni la británica, ni la de Brasil, ni la de Sudáfrica, sino que deriva de algo que ya viene circulando por aquí”, remarcó.

ORIGEN EN PERÚ O EN CHILE

Tsukayama sostuvo que la variante C.37 “está creciendo en Lima, entonces también en todo el Perú” y que también existe evidencia “de que se encuentra en Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos y varios otros países de la región”.

“Todos estos datos son preliminares, pero tenemos una variante que se ha originado o en Perú o en Chile, pero que ya estaría exportándose a otras partes del mundo”, dijo.

El experto reiteró que “la evidencia es muy preliminar”, por lo que actualmente no se puede confirmar que esta variante tenga “mayor transmisibilidad, ni mayor virulencia, ni mayor mortalidad”.

“Lo único que sabemos es que empieza a aparecer el mismo momento en que empieza a levantar la segunda ola en el Perú. Esto es una correlación”, acotó.

UN NUEVO LINAJE

Tsukayama adelantó a finales de la semana pasada en Twitter que el anuncio de este “nuevo linaje (variante) de SARS-CoV-2 que parece expandirse rápidamente en Perú y Chile” se había publicado en la página http://virological.org, “donde virólogos de todo el mundo discuten sus resultados preliminares”.

Agregó que se requieren “más datos para verificar estas observaciones”, pero el C.37 desciende de un linaje llamado B.1.1.1 que circula por todo el mundo desde inicios de la pandemia y que en Perú ha sido identificado en 10,2 por ciento de los 1.030 genomas procesados en 2020.

“Con los datos disponibles, no podemos asegurar si C.37 se originó en Perú o en Chile. Ambos tienen epidemias similares en 2021 y comparten muchos vuelos diarios. Otra posibilidad es que se haya introducido a Chile y Perú desde otro país de la región que aún no la detecta”, acotó.

DAZA: “LA OMS LO CONSIDERA COMO DE INTERÉS, PERO NO DE PREOCUPACIÓN. EN CHILE SE ESTÁ HACIENDO UNA VIGILANCIA GENÓMICA ESTRICTA”

Ayer lunes, durante el balance en La Moneda, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, se refirió sobre la llamada C.37 y enfatizó que esta no correspondería a una “variante”, sino más bien a un “linaje” de la variante B.1.1.1, la cual ya es predominante en Latinoamérica hace un tiempo.

“La OMS lo considera como una variante de interés, pero no es de preocupación”, añadió.

La subsecretaria señaló que “en Chile obviamente se ha llevado un seguimiento estricto” de esto.

“El Instituto de Salud Pública en conjunto con el Departamento de Epidemiología del Minsal está haciendo una vigilancia genómica estricta de las nuevas variantes que tenemos en nuestro país”, apuntó.

Consultada sobre si la vacunación es útil con este linaje, Daza dijo que hasta ahora “no hay estudios específicos con este nuevo linaje de esta variante”, sin embargo, “lo que hemos visto es que la vacuna ha sido efectivo con la circulación de cepas que tenemos en nuestro país”.

Cooperativa

Más notas sobre el tema