Sputnik V.I.D.A. se llamará en Argentina, el primer país de América Latina en producir la vacuna rusa

1.972

Sputnik V.I.D.A.: así se llamará la vacuna rusa que se fabricará en Argentina

Sputnik V.I.D.A. Así será el nombre que tendrán las dosis que fabricará en Argentina el Laboratorio Richmond, en su planta de Pilar, tras el acuerdo firmado con el Instituto Científico Gamaleya, en lo que es la primera experiencia fuera de Rusia de la elaboración de la Sputnik V. La producción local de las vacunas rusas se concretará en la fábrica que la empresa que preside Marcelo Figueiras ampliará en el norte del Conurbano, tras el exitoso lanzamiento del fideicomiso financiero por 70 millones de dólares, destinado a financiar el proyecto.

V.I.D.A es el nombre del proyecto y que se usará también para la versión argentina de la vacuna rusa. Se trata del acrónimo Vacuna de Inmunización para el Desarrollo Argentino.

El miércoles pasado, Laboratorios Richmond anunció la presentación del Fideicomiso Financiero “Proyecto V.I.D.A., cuyo objetivo es financiar la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas. Con un valor nominal de hasta 70 millones de dólares y con la participación del Banco de Valores como fiduciario, este fideicomiso además permitirá producir localmente otro tipo de terapias biotecnológicas.

Según había explicado a Infobae el propio Marcelo Figueiras, presidente del laboratorio, “el proyecto de producir localmente las vacunas para paliar este tipo de pandemias y sus eventuales mutaciones es, sin dudas, el camino más eficiente, eficaz y sustentable, ya que nos fortalece en autonomía de reacción frente al virus”.

La compañía, a fines de febrero pasado, había firmado un acuerdo preliminar con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) para construir una planta y ser la pata local en la fabricación de los componentes. Este martes, desde Moscú se confirmó que Argentina sería el primer país autorizado para la producción de las dosis de la Sputnik V. De acuerdo con lo que pudo saber Infobae, la versión local tendrá como nombre Sputnik V.I.D.A.

Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente Sputnik V en su territorio. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia (emergency use authorization), y la vacunación comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020. La vacuna producida en Argentina podrá luego se exportada a otros países de América Central y América Latina.

Con la transferencia de tecnología facilitada por el Fondo Ruso de Inversión Directa, Laboratorios Richmond se convierte así en la primera empresa farmacéutica nacional productora de la vacuna Sputnik V en Latinoamérica.

Estos primeros lotes de vacunas serán enviados al Instituto Gamaleya para las pruebas de calificación de calidad. se estima que, de ser positivo el proceso, la producción en escala comenzaría en junio de 2021.

Vacuna con dos componentes

Sputnik V no posee ningún elemento del coronavirus en su composición, se presenta en forma liofilizada, es decir, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.

La vacuna utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud.

Los “vectores” son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula. El gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus. El elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

Como adelantó Infobae, el empresario Figueiras ya había estado en la capital rusa a principios de año para firmar el acuerdo que le posibilitó empezar a fabricar las primeras dosis de la vacuna en la Argentina. En el embarque que partió hace unos días rumbo a Moscú, hay tres lotes que incluyen los componentes 1 y 2 de la fórmula. Fueron el resultado de un trabajo en conjunto realizado en los últimos dos meses por científicos argentinos y rusos.

Tras la firma del acuerdo en febrero, se había anunciado que la producción de las dosis comenzaría recién dentro de un año. Pero los tiempos se precipitaron y los argentinos podrían empezar a inocularse con una fórmula elaborada en su país mucho antes de lo previsto.

El lunes el Instituto científico ruso Gamaleya publicó un estudio sobre la vacuna Sputnik V que demostró una eficacia del 97,6%. El dato surgió del análisis de 3,8 millones de personas vacunadas en Rusia. Hasta ahora esta cifra lo convierte en el inoculante contra el COVID-19 más eficaz del mundo.

Figueiras detalló: “Este desarrollo nos va a permitir construir una de las plantas más modernas de la región, algo que va a sumar al perfil científico y tecnológico para exportar y estar preparados para los próximos problemas que puedan aparecer. Es parte de la recuperación sanitaria del país y constituye una herramienta clave para futuros eventuales azotes epidemiológicos, más allá de aportar a una industria de gran valor agregado que tiene mucho para darle al mundo. Profundizamos el esfuerzo y el compromiso que tenemos con el país”.

“Además, nos va a permitir no tener que depender sólo de países centrales ante situaciones como la actual. Y vamos a poder ganar la competitividad necesaria para asistir a otros mercados. El mercado de capitales local tiene que jugar un rol central en el desarrollo argentino”, concluyó el empresario.

Infobae


Producción de Sputnik V en Argentina: un acuerdo de transferencia tecnológica allanado por los lazos políticos

Por Pablo Taranto

El anuncio de la producción de Sputnik V en la Argentina abre una nueva etapa en la lucha contra la pandemia. Los primeros lotes de prueba elaborados en los Laboratorios Richmond, a partir de la transferencia de tecnología facilitada por el Fondo Ruso de Inversión Directa, partirán hacia el Instituto Gamaleya para someterse a pruebas de calidad, y si el proceso de validación es positivo, las perspectivas auspiciosas para el país son múltiples.

Primero, se trata de una vacuna de altísima eficacia: 97,6%, de acuerdo a un estudio revelado días atrás por el Instituto Gamaleya en base a una población de 3,8 millones de rusos inmunizados con ambas dosis entre diciembre y marzo.

Por otra parte, es evidente que los lazos tendidos entre la Argentina y la Federación Rusa en torno a la vacuna han allanado todos los caminos diplomáticos para aceitar, también, los mecanismos de transferencia tecnológica. Fue, a fines de diciembre, el primer país en aprobar el uso de emergencia de la Sputnik V (si no se cuenta a Bielorrusia), y ahora será el primero en producirla.

Por fin, y a diferencia de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, cuyo principio activo se produce en un laboratorio local, Richmond recibirá, en un primer momento, el principio activo elaborado en Moscú, y será el encargado de realizar los últimos procesos (formulado, filtrado, llenado) para envasar aquí la Sputnik V, lista para ser distribuida en el país y en la región.

Falta, desde luego, dar varios pasos. Desde Richmond sostienen que la producción a escala comenzaría en junio. Y explican en su comunicado que “representa un hito y un desafío industrial, científico y sanitario de proporciones”. El Proyecto V.I.D.A. (Vacuna de Inmunización para el Desarrollo Argentino), tal como lo llaman, involucra otros desarrollos de la industria biotecnológica, como anticuerpos monoclonales, pero el foco de atención estará puesto en la fabricación local de una vacuna contra el SARS-CoV-2.

La actual planta de Pilar, aseguró Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond, puede producir un millón de dosis por mes, y escalar hasta cinco. La planta de 1500 metros cuadrados que quiere construir, y para lo cual constituyó un fideicomiso ante la Comisión Nacional de Valores en busca de 70 millones de dólares para financiarla, permitiría producir 500 millones de dosis de ésta y otras vacunas.

Si bien se trata de un acuerdo entre privados, como el que suscribieron Hugo Sigman y el Grupo Insud con AstraZeneca para la producción de la sustancia activa de la vacuna de Oxford en el laboratorio mAbxience, los vasos comunicantes de la política también aquí parecen cooperar para alinear los planetas.

Figueiras está en este momento en Moscú, ajustando detalles logísticos con las autoridades del Fondo Ruso de Inversión y la operatoria productiva con la gente del Gamaleya. La presencia simultánea del ministro de Economía Martín Guzmán en esa misma ciudad, en busca de apoyo en la negociación con el FMI, se extiende también, no casualmente, a la gestión sanitaria global, que allí encabeza la asesora presidencial Cecilia Nicolini, principal negociadora, junto a la ministra de Salud Carla Vizzotti, de la provisión de vacunas rusas al país.

Este martes, las redes sociales mostraron imágenes de archivo del presidente y la vicepresidenta en la planta de Pilar. Reciente la de Alberto Fernández, de principios de febrero, de visita cuando Richmond anunció una inversión millonaria. La de Cristina, de hace casi diez años, agosto de 2011, cuando la inauguración de la planta. Algo similar había pasado cuando se anunció que mAbxience produciría el principio activo de la vacuna de AstraZeneca en su planta de Garín: Alberto había asistido a la inauguración, en febrero de 2020.

Como Sigman, Figueiras, de 57 años, es una figura fuerte de la industria farmacéutica local. Y su vínculo con el peronismo excede a la política: desde 2013 está casado con la ex senadora nacional bonaerense María Laura Leguizamón.

Y más allá de la fuerte articulación que generó con el Fondo Ruso de Inversión, el Estado funciona como facilitador en el proyecto de Richmond. El Ministerio de Desarrollo Productivo le ha dado apoyo técnico y financiero para mejorar su capacidad productiva, incorporar equipamiento y modernizar sus instalaciones.  Le otorgó un crédito para capital de trabajo por $29.978.089 financiado con el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP). Y le dará asistencia financiera a través del Programa Soluciona, por un total de $13 millones.

Y no sólo eso. La cartera que dirige Matías Kulfas agilizó los trámites para la importación de equipos y del principio activo de la vacuna, lo que permitió la fabricación del primer lote piloto, además de contactar al laboratorio con proveedores locales que producen los insumos clave para el llenado y envasado de las dosis.

El comunicado de Richmond asegura que “honrará con responsabilidad la concreción de esta iniciativa que para muchos parecía imposible, acercándonos a un país donde la salud no sea un privilegio de pocos, sino un derecho de todos”. Por el momento, se trata de 21 mil dosis de un lote que deberá aprobarse en Rusia.

El dato más auspicioso, de color, es el nombre de fantasía que adquiriría el producto una vez que se fabrique aquí, aprovechando la V de Sputnik y el acrónimo elegido por Richmond para bautizar su fideicomiso: Sputnik Vida.

Tiempo Argentino


Ha comenzado la producción de la vacuna Sputnik V en Argentina

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, el fondo soberano de inversión de la Federación Rusa) y la empresa farmacéutica Laboratorios Richmond SACIF, anuncian la producción del primer lote de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V en Argentina.

Argentina se ha convertido en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik V. RDIF y sus socios han realizado una transferencia de tecnología para Laboratorios Richmond; el primer lote producido será entregado al Centro Gamaleya para el control de calidad del medicamento. Está previsto que la producción a gran escala de Sputnik V en Argentina comience en junio.

Argentina fue el primer país latinoamericano en registrar oficialmente Sputnik V en su territorio. El registro se llevó a cabo a través de una autorización de uso de emergencia (emergency use authorization). La vacunación con el fármaco ruso comenzó en Argentina el 29 de diciembre de 2020.

La vacuna producida en Argentina, podrá luego se exportada a otros países de América Central y América Latina.

Actualmente, Sputnik V está registrada en 60 países, con una población total de 3 mil millones de personas. La efectividad de la vacuna fue del 97,6%, según el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes del fármaco. en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

La vacuna se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos y utiliza dos vectores diferentes para dos administraciones durante la vacunación, lo que proporciona una inmunidad más duradera que las vacunas que utilizan el mismo mecanismo de administración para ambas inoculaciones.

Alberto Fernández, Presidente de la Nación Argentina, ha declarado:

“Estamos muy entusiasmados con la posibilidad producir la Sputnik V en Argentina, vacuna con la cual ya estamos protegiendo a gran parte de nuestra población con excelentes resultados. Será una gran oportunidad para avanzar en la lucha contra la pandemia no solo en Argentina, sino también en América Latina.”

Kirill Dmitriev, director ejecutivo (CEO) del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), ha declarado:

“Argentina fue la primera en América Latina en aprobar el uso de la vacuna Sputnik V y comenzó a vacunar a la población con el fármaco ruso. Hoy nos complace anunciar que Argentina también se ha convertido en el primer estado de la región en iniciar la producción de Sputnik V gracias a la asociación entre RDIF y Laboratorios Richmond. Sputnik V está aprobada en más de 10 países de América Latina y Centroamérica, y la producción en Argentina permitirá realizar las entregas a nuestros otros socios”.

Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond, ha declarado:

“Laboratorios Richmond se enorgullece del apoyo de RDIF y del hecho de que el Fondo recurra a nuestra base científica y tecnológica para producir la vacuna Sputnik V en Argentina. Nuestra empresa hará todo lo posible para garantizar que la vacuna esté disponible lo antes posible para Argentina y para toda la región de América Latina”.

La vacuna Sputnik V presenta una serie de ventajas clave:

  • La efectividad de la vacuna fue del 97,6%, según el resultado del análisis de datos sobre la incidencia del coronavirus entre los rusos vacunados con ambos componentes del fármaco en el período comprendido entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.
  • La vacuna Sputnik V se basa en una plataforma probada y bien estudiada de vectores adenovirales humanos que causan el resfriado común y al que la humanidad se ha enfrentado durante milenios.
  • La vacuna Sputnik V utiliza dos vectores diferentes para dos inyecciones durante el proceso de vacunación, lo que crea una inmunidad más sólida en comparación con las vacunas que utilizan un mismo mecanismo de administración para ambas inyecciones.
  • La seguridad, eficacia y ausencia de efectos adversos a largo plazo de las vacunas adenovirales, han sido demostradas en más de 250 estudios clínicos llevados a cabo a lo largo de dos décadas.
  • Sputnik V no provoca alergias graves.
  • La temperatura de conservación de Sputnik V en un intervalo de +2+8 grados Celsius, permite almacenarla en un refrigerador convencional sin necesidad de invertir en una infraestructura adicional de la cadena de frío.
  • Sputnik V tiene un costo de menos de 10 dólares por inyección, lo que la hace asequible para todo el mundo.

***

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) fue fundado en 2011 para invertir en el capital social de empresas principalmente en Rusia, junto con importantes inversores estratégicos y financieros del extranjero. El fondo actúa como catalizador de la inversión directa en la economía rusa. En este momento, RDIF presenta un historial exitoso de implementación conjunta de más de 80 proyectos con socios extranjeros con un volumen total de más de 2 trillones de rublos, que cubren el 95% de las regiones de la Federación Rusa. Las empresas de la cartera de RDIF emplean a más de 800.000 personas y sus ingresos anuales representan el 6% del PIB de Rusia. RDIF ha establecido alianzas estratégicas conjuntas con coinversores líderes internacionales de 18 países por un total de más de 40 mil millones de dólares. Más información en la página: www.rdif.ru

Personas de contacto para obtener información adicional:

Alexey Urazov
Fondo Ruso de Inversión Directa
Director de Comunicaciones Externas
Tel móvil: +7 915 312 76 65

E-mail: [email protected]

Sputnik Vaccine


VOLVER

Más notas sobre el tema