Alberto Fernández se reunió con el Papa y cierra en Italia su gira europea en busca de apoyo ante el FMI

953

El Papa recibió a Fernández: para el Gobierno fue “excelente”

Por Federico Águila, desde el Vaticano

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy por casi media hora con el Papa Francisco en el Vaticano. La cita privada, en el Estudio del Aula Paulo VI, duró casi media hora y fue calificada por el Gobierno como “excelente”. Hablaron de la gestión de la pandemia y la crisis económica.

Luego de la audiencia, Francisco recibió al resto de la comitiva oficial, que integran la primera dama, Fabiola Yañez; los ministros Martín Guzmán y Felipe Solá; y los secretarios Julio Vitobello, Guillermo Olivieri y Juan Pablo Biondi. Además, el mandatario le trajo miel y productos orgánicos y Francisco le entrego un mosaico.

Luego de la visita con el Papa, Fernández fue recibido por el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y con monseñor Gallagher, secretario vaticano para la relación con los Estados. El Gobierno también calificó ese encuentro como “excelente”.

“Durante las cordiales discusiones con los Superiores de la Secretaría de Estado, se agradecieron las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de seguir desarrollando la colaboración en sectores de interés mutuo. También se habló la situación del país, con especial referencia a la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza, destacando, en este contexto, el importante aporte que la Iglesia Católica ha ofrecido y sigue asegurando”, confirmaron desde la Oficina de prensa de la Santa Sede mediante un comunicado.

Seguidamente, recorrieron la Pontificia Academia de las Ciencias y a las 12:10 hora local, el mandatario partió rumbo al hotel para continuar con su agenda.

Con este encuentro, el jefe del Estado intentó utilizar la carta papal para abrochar la gira europea que arrancó el domingo en Portugal, siguió por España y Francia, y culmina en Italia. El objetivo que se trazaron Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, se viene cumpliendo hasta el momento, según confiaron a PERFIL integrantes de la comitiva oficial.

“Francisco tiene un compromiso muy grande con la Argentina”, dijo a Perfil Fernández en la previa.

El mandatario argentino consideró que su influencia puede resultar decisiva para convencer a las autoridades del FMI y del Club de París de refinanciar los vencimientos de deuda.

La liberalización de las patentes de las vacunas está en la posible agenda bilateral. El Gobierno celebró que Bergoglio también haya suscripto a la postura sobre el acceso universal a las vacunas. Justamente, previo al inicio de la gira, el Papa pidió la semana pasada por la distribución equitativa a los países más necesitados.

“Yo trato de cuidar al Papa”, repite Fernández sobre su relación con Bergoglio. Ese “cuidado”, según el mandatario, incluye no inmiscuir su nombre en la política argentina. El mandatario cuenta que esta vez tampoco le pedirá que visite el país.

También en el Vaticano, Fernández podría encontrarse el viernes con Kristalina Georgieva, en el marco de un seminario internacional sobre finanzas. La comitiva oficial extendió por un día la gira (la vuelta será el sábado), por lo que se especula que esa estrategia sólo obedece a la posible reunión con la titular del organismo de crédito.

Los regalos que intercambiaron Fernández y el Papa

Los regalos del Presidente a Bergoglio fueron: productos orgánicos de miel y de la cocina del papa francisco de jóvenes recuperados de adicciones de los hogares de Cristiano de la villa 3 . Una medalla x el aniversario de Malvinas , una estola de la basílica de San José de flores y estatuilla de San José (réplica de la que está en la basílica) con una estampita de Lujan una colección de la divina comedia traducida y un libro biográfico de Discepolo.

Por su lado, Francisco le obsequió un mosaico representando al hombre y la mujer, que responden a la invitación del Señor en la Génesis y cultivan la tierra. Al lado del mosaico dice: “El fruto de la tierra y del trabajo del hombre se transforma para nosotros en el alimento de la vida eterna”.

Perfil


Deuda, pandemia y pobreza: la agenda de Alberto Fernández y el papa Francisco

Por Jorge García

El Vaticano emitió un comunicado tras el encuentro entre el presidente Alberto Fernández y el papa Francisco, en el que destacó los temas que trataron ambos jefes de Estado en el encuentro que mantuvieron a solas. Deuda, pandemia y pobreza, fueron los asuntos resaltados.

A continuación el comunicado de la Santa Sede:

Esta mañana, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia, en la Sala Pablo VI de Estudio, al Presidente de la República Argentina, Excmo. Sr. Alberto Fernández, quien posteriormente se reunió con Su Eminencia el Reverendísimo Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario de Relaciones con los Estados.

Durante las cordiales discusiones con los Superiores de la Secretaría de Estado, se agradeció las buenas relaciones bilaterales existentes y la intención de seguir desarrollando la colaboración en sectores de interés mutuo. También nos centramos en la situación del país, con especial referencia a algunos problemas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza, destacando, en este contexto, el importante aporte que ha hecho la Iglesia Católica y continúa asegurando.

Finalmente, se plantearon algunas cuestiones regionales e internacionales.

Apoyo por la deuda con el FMI

En su gira por Europa, Alberto Fernández fue a recoger apoyos de Portugal, España, Francia e Italia hacia la postura argentina de renegociar la deuda de u$s44.000 que la gestión de Mauricio Macri tomó con el FMI. Aunque no fue explícito el respaldo del papa Francisco no es menor que en el comunicado se destaque que hablaron de la “la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza” en el país.

Ámbito Financiero


Alberto Fernández sobre el conflicto palestino-israelí: “Argentina respeta la postura de la ONU”

Antes de reunirse con empresarios en París, Alberto Fernández sostuvo que el Gobierno aguardó “el comunicado de la ONU” para pararse frente al agravamiento del conflicto en Medio Oriente.

“Nosotros leímos el comunicado de la ONU y sobre su posición internacional escribimos la nuestra”, señaló Alberto Fernández, acompañado por el canciller, Felipe Solá.
Y agregó: “Nuestra solidaridad a las familias que sufren el conflicto en Medio Oriente”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto explicó que recibió “la primera información del conflicto” de parte del secretario de Culto, Guillermo Oliveri. “Sobre eso empezamos a trabajar y después llamé a nuestra embajadora en Naciones Unidas (María del Carmen Squeff) que me envió un texto con la posición oficial de las Naciones Unidas”, ahondó el jefe del Palacio San Martín.

De esta manera el Gobierno explicó cómo sentó su posición, que quedó expresada en un comunicado de Cancillería, el cual fue cuestionado por la embajadora israelí en Buenos Aires, Galit Ronen. “Están atacando a nuestro país, hay muchos heridos, la situación es grave. Nosotros hicimos todo lo que pudimos para no llegar a esto. Este comunicado lo vemos con preocupación y no expresa la buena relación que existe entre nuestros países”, afirmó la diplomática.

En enero de 2020, durante una visita a Jerusalem, Alberto Fernández había llamado a la “convivencia pacífica” entre Israel y Palestina. “Dejo esta hermosa tierra con un sueño: verla vivir en paz con sus vecinos y especialmente con el pueblo palestino. Nuestro país siempre ha reconocido, por convicción y por respeto a las decisiones de Naciones Unidas, la existencia de los dos Estados y siempre propició la convivencia pacífica entre ambos”, había publicado en sus redes sociales.

En ese marco, el jefe de Estado había reconocido saber “lo complejo del tema” del conflicto entre Israel y Palestina, “que lleva años sin solución”, y resaltó: “Nunca vamos a renunciar a soñar con la paz”.

“Si aquellos sobrevivientes del Holocausto pudieron construir este país, ¿por qué no podrían encontrar sus sucesores soluciones a problemas claramente menos complicados? La necesidad de vivir en paz debe impulsarlos”, había manifestado el Presidente.

Página 12


La gira de Alberto Fernández: las claves de la estrategia con el FMI, las vacunas y las elecciones

Por Melisa Molina

Desde Roma

La gira que el presidente Alberto Fernández y su comitiva están llevando adelante por  Europa tiene un objetivo claro: pedirles a los líderes que visita el apoyo para las negociaciones con el FMI y lograr postergar los pagos al Club de París que vencen en mayo. En ese sentido, fuentes cercanas al Presidente consideran que les fue “muy bien hasta ahora”, tras visitar a los mandatarios de Portugal, España y Francia. La estrategia, según comentan, está basada en que el gobierno del presidente Joe Biden quiere recomponer la imagen de los Estados Unidos en Europa –dañada durante el mandato de Donald Trump– y en ese sentido, si nuestro país logra que miembros importantes de la Unión Europea le pidan al FMI las modificaciones que Argentina necesita, Estados Unidos –que concentra el mayor peso en el Fondo– puede llegar a acceder porque no tendría un costo muy significativo para ellos y avanzarían en su objetivo para con la UE. “Necesitamos que Europa nos respalde para que el Fondo apruebe la suspensión de la sobretasa”, insisten en el Gobierno.

Otra de las cuestiones que desde el Gobierno ponderan es lo sucedido en Portugal, con el apoyo del presidente António Costa para que el FMI elimine las tasas de sobrecargo. Portugal, cuando en 2011 cerró su acuerdo con el Fondo, lo hizo pagando este tipo de tasas. Cada vez que Argentina reclama no pagarlas o reducirlas, las autoridades del FMI ponen el ejemplo de Portugal como un país que las tuvo que pagar y señalan que, si Argentina no hiciera lo mismo, sería un acto de injusticia. Si Portugal apoya la postura argentina, ese argumento se debilita. “Es muy importante el apoyo de ese país en este tema en particular”, expresan en el entorno del Presidente, explicando lo que el mandatario repite. Durante la gira por Europa, Fernández se comunicó con la vicepresidenta Cristina Kirchner y ella se mostró muy conforme y contenta con lo ocurrido en el país Ibérico que lidera Costa.

“En los próximos países tenemos la idea de seguir con el mismo derrotero que en Portugal, España y Francia. Sería interesante que exista una declaración de todos los líderes en la que públicamente digan que nos apoyan”, opinan desde el Gobierno.

Las vacunas

Otro tema central de la gira y que ocupa mucho al Presidente es el de las vacunas. Frente a la escasez global, tema de conversación con todos los mandatarios que visitó hasta el momento, lo importante es que el plan de vacunación no pare.

Por eso, a la distancia el Presidente y su comitiva siguieron al detalle las negociaciones que el Ministerio de Salud llevó a cabo con AstraZeneca, y festejaron al enterarse que se haría efectivo el envío de 4 millones de dosis de esa vacuna. “Es una cantidad de vacunas interesante para poder avanzar. Estimamos que llegarán todas entre el 25 de mayo y el 30 de junio cuando tendríamos el primer lote mexicano”, dicen.

Para lograr este objetivo el Presidente tuvo largas conversaciones con su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a quién visitó en febrero, y con el canciller de dicho país, Marcelo Ebrard. Además, comentan que el presidente AMLO tuvo un buen gesto ya que quiso repartir el total de vacunas que iban a estar disponibles en partes iguales y no hacer una distinción que favorezca a México, como había propuesto la empresa AstraZeneca.

Para Fernández, gestionar una pandemia es una experiencia cargada de angustia e incertidumbre, ya que no hay posibilidad alguna de tener referencias, cosa que “genera mucha desesperación porque en el medio se va contagiando y muriendo gente”. Según comentan personas cercanas al mandatario, su preocupación central es que no muera más gente y que por eso toma las medidas que considera correctas y que le aconsejan los epidemiólogos sin especular o pensar en fines electorales. “La oposición critica la decisión de cerrar actividades mediante DNU, pero esa semana los infectólogos dijeron que si no se disminuía la circulación íbamos a tener 40 mil contagios por día e iba a colapsar el sistema sanitario”, comentan que argumenta el Presidente.

Las elecciones

En ese sentido, el Presidente considera que uno de los ejes centrales de cara a las elecciones de medio término que se aproximan es, por un lado, controlar la inflación que repercute en la canasta básica de los argentinos y, por el otro, “llevar tranquilidad a la población en este momento difícil, vacunando y negociando con el FMI porque las personas saben muy bien que el FMI es un condicionante para todos”. En el Gobierno consideran que, ante el aumento de la demanda de alimentos por la pandemia, hubo un aprovechamiento por parte de ciertas empresas para aumentar los precios. “No puede ser que los argentinos tengan que pagar la carne como un francés”, indican y consideran que con un cupo a la carne, que podría ser de un tres por ciento, no se solucionaría el problema.

Sobre la unidad del Frente de Todos, en el Ejecutivo estiman que es “imposible” que haya una ruptura, ya que Fernández como presidente del PJ es garante de esa unidad. “Formamos parte de un frente dentro del que hay distintas posturas y matices, pero en la diversidad todos tenemos un mismo objetivo”, expesan y le quitan peso al episodio ocurrido hace unas semanas entre el subsecretario de Energía, Federico Basualdo, y el ministro de Economía, Martín Guzmán. “También somos conscientes que frente a nosotros tenemos un sector que todo el tiempo nos quiere dividir y busca esa división”, reflexionan.

A partir de esas convicciones, se muestran optimistas con los posibles resultados electorales. En el Gobierno creen que tienen por delante una victoria y a la vez reconocen dificultades en distritos puntuales, como Córdoba, Mendoza y CABA. “Sin embargo –argumentan– estamos muy bien en el Norte, cuya población entre todas las provincias serían otra provincia de Buenos Aires, y en provincia de Buenos Aires también.”

Página 12


VOLVER

Más notas sobre el tema