Argentina | Dos meses sin Tehuel, el joven trans que fue a buscar trabajo y no volvió

689

Por Chequeado

Este martes se cumplen dos meses de que Tehuel De la Torre, el chico trans de Buenos Aires desaparecido. Lo último que se supo es que el 11 de marzo viajó desde San Vicente a Alejandro Korn para tener una entrevista laboral con Luis Alberto Ramos, un conocido que le ofreció un puesto como mozo para un evento. Después de algunos días transcurridos desde la denuncia de la desaparición, la policía allanó la casa de Ramos y encontró restos quemados de un celular y de ropa similar a la que Tehuel llevaba puesta cuando se le perdió el rastro.

Cuando los efectivos quisieron indagar sobre la última vez que vio a Tehuel, Ramos sostuvo que fue el mismo 11 de marzo, cuando lo acompañó a un cajero automático de la zona antes de que cada uno tomara su camino, ya que le había informado que no podía darle el trabajo que le había prometido.

Sin embargo, el registro de su tarjeta de débito no marca ningún movimiento, y las cámaras del banco no registraron que hayan estado ahí. Por estos dichos, Ramos, quien tiene antecedentes penales por violencia, fue imputado por falso testimonio y permanece detenido aunque se niega a declarar. Además, en su celular encontraron la última foto de Tehuel antes de desaparecer. Otro de los sospechosos de la causa es Oscar Montes, también imputado por encubrimiento en concurso real con falso testimonio.

Sobre la situación del empleo para la población trans y la desaparición de Tehuel, Chequeado presentó un informe donde relaciona la búsqueda de un empleo por parte del joven y el contexto casi inviable de acceso a un trabajo registrado -y no registrado también- para ese colectivo en el país.

El informe muestra cifras de mayo del año pasado del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), donde se refleja que casi todas las personas trans del país viven en la pobreza y la indigencia. Como consecuencia de esto, por ejemplo, el 90% de las mujeres trans subsiste ejerciendo el trabajo sexual.

Durante 2020 se cometieron 152 agresiones contra la comunidad LGBT: desde violencia verbal hasta asesinatos. De ese total 129 fueron contra la comunidad trans.

“La situación de los varones trans, como Tehuel, no es diferente ya que también son generalmente excluidos de los sistemas laborales e incluso de los establecimientos educativos. Un estudio de 2014 elaborado por la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de la Argentina (ATTTA) y la Fundación Huésped releva que la marginación de este colectivo se traduce en una alta incidencia de ideaciones suicidas”, indica Chequeado.

En septiembre último, el Gobierno nacional creó a través del Decreto N° 721/2020 un cupo laboral travesti trans en el sector público, que garantiza un mínimo del 1% de la totalidad de cargos y contratos para personas travestis, transexuales y transgénero, en empleos del sector público nacional.

Luego, el 27 de enero último, se lanzó el Registro de Anotación Voluntaria para que las personas transgénero, transexuales y travestis se inscriban y puedan aspirar al cupo de trabajo establecido.

Chequeado se contactó con el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, organismo del que depende este programa, para conocer cuántas personas se anotaron y cuántas fueron empleadas hasta ahora. Sin embargo, no se obtuvo respuesta al momento de publicación de esta nota. Este medio también realizó un pedido formal de acceso a la información.

La violencia contra la comunidad trans

El Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Travesti y Transexual (LGBTT) -que depende de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de la Nación y la Federación Argentina LGBT-, publica un informe anualmente con los datos de los crímenes de odio contra las minorías sexuales. Las personas trans son las más afectadas de estas comunidades.

El último informe registra que durante 2020 se cometieron 152 agresiones contra la comunidad LGBT: desde violencia verbal hasta asesinatos. De ese total 129 fueron contra la comunidad trans. Sin embargo, como señala el documento, la cantidad podría ser mayor porque se incluyen sólo aquellos casos que han sido relevados por los medios de comunicación o han sido denunciados ante el Estado.

Además, “no a todas las personas trans que son asesinadas se las registra como trans y se les respeta su identidad de género, y no todos los crímenes de odio de lesbianas, gay y bisexuales se visibilizan como tales”, aclara el informe.

En 2020, hubo 14 asesinatos perpetrados hacia la diversidad sexual: 10 fueron dirigidos a mujeres trans y 4 a varones gay cis. Además, hubo 5 suicidios: 4 de mujeres trans y 1 de un varón trans.

Finalmente, se produjeron 67 muertes por abandono y/o ausencia estatal: en todos los casos fueron mujeres trans.

Periodisticas

Más notas sobre el tema