Chile | Faride Zerán, escritora y periodista: “La Convención Constitucional se instala en América Latina plantando la bandera del antineoliberalismo”

2.056

Por Luciana Mazzini Puga, de la redacción de NODAL

Chile se prepara para una megaelección. El 15 y 16 de mayo la población votará a los 155 candidatos y candidatas a la Convención Constitucional, quienes se encargarán de redactar una nueva Carta Magna, y a autoridades regionales y municipales. En noviembre también se harán las presidenciales. NODAL dialogó con Faride Zerán, escritora y periodista chilena, para analizar las expectativas en torno a los resultados y su impacto en América Latina.

¿Cuál es el panorama político de cara a las elecciones de constituyentes? ¿Cómo influye el contexto sanitario y económico?

Las elecciones representan una esperanza para gran parte del país que se manifestó por un cambio de Constitución a través de la Convención Constitucional. Sin embargo, esta posibilidad se da en un clima de incertidumbre por la crisis sanitaria y económica. Se plantea el interrogante de cuánta gente va a ir a votar, si efectivamente va a ser una votación masiva como ocurrió con la elección de octubre último o si la gente va a temer acudir a los centros de votación. En cuanto a la crisis económica, han surgido nuevamente ollas comunes que marcan una regresión en Chile. Hay una regresión en materia de, por un lado, lo que significa bolsones de pobreza y que nuevamente se asoman ámbitos donde existe desnutrición, cosa que no ocurría desde hace muchas décadas y, por el otro, en materia de autoritarismo que tiene como correlato una fuerte represión y una fuerte regresión en materia de DDHH. Este gobierno ha sido señalado por distintos organismos internacionales por los niveles de violencia ejercida contra los manifestantes desde el estallido social. También hay una regresión en materia de libertad de expresión. Se han denunciado escuchas telefónicas, censura, autocensura, presiones a los dueños de grandes medios y espionaje a periodistas efectuados por miembros de las Fuerzas Armadas.

En fin, la crisis desnudó efectivamente el modelo neoliberal, la tremenda concentración de la riqueza y la pobreza encubierta disfrazada, con empleos precarios que impiden que amplios sectores de la población puedan hacer una efectiva cuarentena. No es casual que en las comunas donde se han levantado la cuarentena sean aquellas de sectores más acomodados y que los sectores pobres no puedan hacerla porque deben salir a buscar su dinero. Entonces, la elección se da en un contexto de incertidumbre por los coletazos de la crisis social, de la hambruna, de la incertidumbre por el tema sanitario y además influye todo el tema político.

¿Qué expectativa hay en cuanto a los resultados que definirán la composición del órgano constituyente?

Hay una alta segmentación de las fuerzas opositoras y específicamente de las fuerzas de izquierda. No ha habido acuerdo para llevar candidatos a la Convención Constitucional aun cuando tiene la maravilla de ser el primer proceso de este tipo que se elegirá paritariamente y eso es algo único. Veremos cuáles son los resultados.

Esperamos que efectivamente exista un correlato entre esa mayoría que quiere una nueva Constitución y que sueña un otro Chile, que sueña desmontar las bases de este modelo neoliberal. No hay que perderse en cuanto a las demandas de los chilenos y chilenas en las calles. Efectivamente, el pueblo planteó su derecho a la educación pública, gratuita y de calidad, a la salud, a una atención digna, derechos que van al corazón del modelo neoliberal y que apuntan a desmontar un modelo en el cual el Estado tiene un rol subsidiario y no juega ningún papel, sino que, al revés, pone a lo privado por sobre lo público.

Creo que, pese a todo, este pueblo que ha dado tremendas señales de coherencia frente a este momento histórico que estamos viviendo y que abrió las compuertas de un cambio que de pronto surgió, se plantó y ahí está esperando efectivamente ver ese horizonte futuro se concrete, se concrete en una votación que sea clara, sea nítida, que tenga una mayoría tal que permita escribir la Constitución que el pueblo de Chile anhela y no que las minorías o elite quieren tapar, detener y por eso están asustadas.

¿Cómo impactará la Convención Constitucional de Chile en América Latina, sobre todo en procesos de luchas antineoliberales como en Colombia o en Perú donde Castillo también propone una nueva Constitución?

Los ojos de gran parte del mundo están puestos en lo que está ocurriendo en Chile y tiene una incidencia en el continente. Se instala en la región plantando la bandera del anti neoliberalismo y eso es muy interesante. Creo que lo que está ocurriendo en Perú o en Colombia son indicadores de un contexto donde estas olas antineoliberales se instalan con fuerza porque los pueblos no dan más. La pandemia con su secuela de horror y muerte evidenció las carencias y la brutalidad de estos modelos que están en nuestros países y que han empobrecido a amplios sectores de nuestras sociedades desde hace décadas. Lo que ocurre en Chile, en Perú, en Colombia, indican que hay señales de un cambio y esperemos que esto se corresponda con los anhelos de las grandes mayorías que claman sociedades más justas y equitativas.


VOLVER

Más notas sobre el tema