Colombia: Duque ordena el despliegue de militares en el cuarto día de protestas y retira la reforma tributaria 

2.234

Presidente mantiene militarización de las ciudades en medio del paro nacional

A pesar de las críticas debido a la presencia de una fuerza militar en un contexto urbano, el presidente confirmó que el Ejército seguirá en las calles de las ciudades donde la situación de orden público lo amerite.

En un contexto de marchas y protestas, debido a la difícil situación de orden público, el Ejecutivo sacó el Ejército a las calles como parte de las medidas de contención. El argumento es que la Policía, una fuerza de naturaleza civil, no es suficiente para salvaguardar la seguridad, por lo que se convocó a una fuerza militar en ciudades como Cali.

A pesar de las críticas a esta determinación, bajo el argumento de que se estaría estigmatizando las protestas, el presidente Iván Duque anunció que la militarización de las ciudades continuará hasta que la situación lo amerite. “La asistencia militar se mantendrá hasta que cese los hechos de grave alteración de orden público, nuestras fuerzas militares están apoyando el trabajo de la Policía Nacional”, fue el punto central de la alocución de la noche de este primero de mayo.

El primer mandatario recordó que esta figura es conforme al ordenamiento constitucional. “Como comandante supremo de las Fuerzas Armadas la figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde existen alto riesgo para la seguridad de los ciudadanos y donde se necesite emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población”, agregó el primer mandatario.

Duque, que tenía a sus espaldas al comandante de las Fuerzas Militares, Eduardo Zapateiro, aseveró que no se van a permitir las vías de hecho en el país o que tenga cabida “el mensaje de odio”. “Como sociedad y como estado tenemos de sacar nuestro país juntos, todos unidos”, comentó el primer mandatario, que hizo mención de buena parte de los estamentos de la sociedad.

En su discurso, el mandatario hizo “una advertencia clara a los que por la vía de la violencia, el vandalismo y el terrorismo, pretenden amedrentar a la sociedad y creen que bajo ese mecanismo doblegarán a las instituciones”. Luego señaló que tomaría las medidas necesarias para garantizar el abastecimiento, la movilidad y la seguridad en el territorio nacional.

En otro apartado de su intervención, el presidente Duque aseguró que la intervención de las fuerzas militares se hará bajo las normas internacionales de derechos humanos y bajo la tutela de entes supranacionales. Por otro lado, aunque aceptó su deber constitucional de garantizar el derecho a la protesta, señaló que su misión principal es “garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Por último, hizo mención de que el país está afrontando una pandemia, y señaló que “no es momento de divisiones, es el momento de estar unidos”. Durante su intervención, el primer mandatario no hizo mención alguna de la reforma tributaria o su futuro, principal motivo de las movilizaciones. A pesar de que este viernes aceptó radicar un nuevo texto, la exigencia desde la oposición ha sido retirar a totalidad la propuesta para reformarlo en mesas de negociación.

El Espectador


Declaración del Presidente de la República, Iván Duque Márquez

Bogotá, 1º de mayo de 2021.

Colombianos,

Esta noche quiero hablarles en el Día Internacional del Trabajo para hacer varias reflexiones:

Hoy hemos visto manifestaciones en distintos lugares del país, que muestran el reflejo de una democracia que se moviliza pacíficamente y se expresa libremente.

Sin embargo, quiero, también, hacer una advertencia clara a quienes, por la vía de la violencia, el vandalismo y el terrorismo, pretenden amedrentar a la sociedad y creen que por ese mecanismo doblegarán las instituciones.

No vamos a permitir que las vías de hecho, la destrucción de bienes públicos y privados o el mensaje de odio tengan cabida en nuestro país.

Como sociedad y como Estado tenemos la responsabilidad de sacar nuestro país, juntos, adelante; todos unidos, alcaldes, gobernadores, órganos de control, jueces, fiscales, empresarios, comerciantes y ciudadanos.

Conforme a la política marco de convivencia y seguridad ciudadana, como Comandante Supremo de la Fuerzas Armadas, la figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde existe un alto riesgo para la integridad de los ciudadanos y donde se requiere emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población.

La asistencia militar está consagrada en la Constitución y la ley, y se mantendrá, en coordinación con alcaldes y gobernadores, hasta que cesen los hechos de grave alteración del orden público.

Nuestras Fuerzas Militares, entrenadas para actuar en contextos urbanos, están apoyando el trabajo de la Policía Nacional. Su despliegue y actuación se seguirá haciendo en el marco del respeto absoluto a las normas internacionales de derechos humanos y será objeto de control por parte de los organismos constitucionales.

Mi obligación como Presidente de la República es garantizar el derecho a la protesta como manifestación pública y pacífica, pero, sobre todo, garantizar la seguridad de los ciudadanos.

No dejaremos de tomar todas las medidas para garantizar el abastecimiento, la movilidad, el derecho al trabajo y la seguridad en todo el territorio nacional.

No olvidemos que estamos en medio de una pandemia que sigue cobrando la vida de miles de colombianos y debemos seguir cuidándonos. No es momento de divisiones. Todo lo contrario. Es el momento de estar unidos y, con resiliencia, reactivar nuestro país y proteger la salud de los colombianos.

Muchísimas gracias.

Presidencia Colombia


Colombia completó cuatro días en paro

Ríos de manifestantes en todo el país han sido los protagonistas de la agenda nacional, en las ciudades principales se continúan rechazando los hechos vandálicos y apoyando el paro. Ayer se entregó un reporte oficial de cómo va la jornada en Cali, donde incluso hubo denuncias sobre un presunto abuso sexual.

Ayer nuevamente cayó un monumento en Colombia. Esta vez sucedió en Pasto, donde fue derribada la estatua en memoria de Antonio Nariño, para algunos, precursor de derechos humanos.

El ataque contra la obra se dio en medio de la marcha con ocasión al Día del Trabajo, y después de tres días consecutivos de protestas en todo el territorio nacional.

Parte de los pastusos celebraron el hecho, que fue fuertemente criticado por otro sector de la ciudadanía. Durante el paro los marchantes se congregaron en el centro, en videos se aprecia cómo saltan en medio de una tenue lluvia luego de que Nariño choca contra el suelo. Desde ahí la polémica no para.

Este fue uno de los hechos que dejó ayer la protesta contra la reforma tributaria y descontento hacia el Gobierno Nacional que siente buena parte de los colombianos. Otras ciudades también sobresalieron, como Cali, Bogotá y Medellín; precisamente también las que tienen la más crítica situación por la pandemia de COVID-19.

Cali

En Cali el balance oficial de seguridad sobre las marchas de los últimos días es de 10 homicidios, dos de ellos ocasionados por arma blanca y ocho por arma de fuego; en un caso se utilizaron ambos elementos.

Entre las víctimas se encuentra un menor de 16 años de edad y un adulto mayor de 61 años. El 80% de casos se han presentado en el oriente de la ciudad. Los hechos están siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación.

Frente al presunto abuso sexual contra una mujer por parte de un integrante del Esmad, denuncia que fue hecha el pasado viernes por medio de redes sociales, el reporte oficial aclaró que el sujeto denunciado no se encuentra registrado en el sistema de información para el talento humano de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali.

Cali es la ciudad donde más se han presentado situaciones de vandalismo, como también denuncias sobre presunto abuso de autoridad.

Bogotá

La Alcaldesa de Bogotá, Claudia López destacó ayer que la movilización pacífica “fue mayoritaria y vibrante”. Precisó que algunos actos vandálicos aislados obligaron la intervención por parte de la fuerza pública, sin embargo la Policía tuvo la situación bajo control. “No se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”, sostuvo.

“Tras una jornada tranquila, grupos violentos vandalizaron comercios en el norte y el centro, lo que obligó la intervención de la Policía. Lamentable que esto empañe una jornada de juventud y justas reivindicaciones. La violencia y el vandalismo nada solucionan solo empeoran todo”, agregó.

Durante los cuatro días de movilizaciones, en Bogotá no hay ningún fallecido ni herido por arma de fuego. Aunque sí hay 72 personas con lesiones menores y 10 de mayor gravedad, causadas en medio de disturbios de vandalismo. Son 89 los policías heridos, dos de ellos con pronóstico grave.

Medellín

En Medellín y de acuerdo con la Alcaldía, se vivió una jornada de marchas pacíficas en horas de la mañana en las que participaron más de 17.000 personas, pero una vez finalizó el recorrido iniciaron los desmanes por parte de algunos ciudadanos que atacaron infraestructura público y privada.

La Administración Municipal cree que presuntamente hubo infiltrados y vándalos que, en el marco de las aglomeraciones, vieron el escenario propicio para llevar a cabo diferentes delitos: hurtos, asonadas, daños en los bienes públicos y la agresión a las autoridades policiales. Al final del día 70 personas habían sido capturadas y puestas ante la justicia.

La Nación


VOLVER

Más notas sobre el tema