El partido indígena Pachakutik presidirá la nueva Asamblea Nacional

1.368

‘Nueva mayoría’ oficialista opera en la Asamblea sin un futuro claro

Los bloques de Creo, Pachakutik, Izquierda Democrática y los independientes conforman la nueva mayoría del oficialismo. Sin embargo, no están claros los alcances de esa alianza.

Las fuerzas políticas reunieron 72 votos y esta unión sirvió para destrabar por mayoría la elección de autoridades de la Asamblea Nacional, para el período 2021-2013.

Sin embargo, todavía no queda claro si el acuerdo va más allá de la elección de autoridades. Es decir, si esta nueva mayoría operará como un nuevo oficialismo que viabilice las propuestas legislativas del presidente Guillermo Lasso y de Creo.

Guadalupe Llori, Virgilio Saquicela y Bella Jiménez, en sus discursos de posesión y en una rueda de prensa posterior, agradecieron a Lasso y a Creo por el apoyo, y ofrecieron darle gobernabilidad desde la Asamblea.

César Monge, legislador por Creo y hombre cercano a Lasso, fue más allá. En su Twitter, luego de la elección de autoridades, dijo que se ha conformado un “bloque del encuentro“, para responder a las necesidades del país junto a Guillermo Lasso.

Sin embargo, Salvador Quishpe, el legislador más votado por Pachakutik, aclaró que el acuerdo era solo para designar autoridades.

“De ahí a decir que hay una alianza para estar al servicio del Gobierno, eso no es así“, mencionó a la salida del Pleno.

Las pruebas de fuego serán los temas económicos. Lasso ha anunciado, de inicio, una reforma tributaria, que necesita los votos de Pachakutik.

¿Quiénes conforman la alianza?

En la lista de los legisladores que votaron por Llori, Saquicela y Jiménez están:

  • 12 asambleístas de Creo
  • 18 legisladores de la Izquierda Democrática
  • 26 asambleístas de Pachakutik
  • 16 legisladores independientes, de movimientos locales y de minorías

Sin embargo, en las mismas votaciones para designar autoridades se evidenció una fragilidad. No todos los legisladores votaron afirmativamente en todas las elecciones.

  • Eitel Zambrano, de la Izquierda Democrática, votó por Llori y por Saquicela, pero no por Bella Jiménez.
  • Luis Segovia, de Pachakutik, apoyó a Llori y a Jiménez, pero no a Saquicela.
  • César Rohón, legislador que desertó del Partido Social Cristiano, no votó por Llori, pero sí por Saquicela y Jiménez.

¿Votos suficientes?

Según la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL), la Asamblea tiene tres tipos de mayorías:

  • Simple: La mitad más uno de los presentes en una sesión.
  • Absoluta: La mitad más uno del total del Pleno (70 votos).
  • Calificada: Las dos terceras partes del total del Pleno (91 votos).

Cada una de estas mayorías sirve para diferentes tipos de votaciones. Si la coalición que designó a las autoridades se consolida, entre otras cosas, tendrá los votos suficientes para los siguientes temas.

  • Acuerdos y resoluciones del Pleno.
  • Decisiones sobre juicios políticos.
  • Designar un nuevo Vicepresidente de la República, en caso de ausencia del titular.
  • Expedir, codificar, reformar y derogar leyes.
  • Aprobar o no los tratados internacionales.
  • Elegir al secretario y al prosecretario de la Asamblea.
  • Elegir a los integrantes del Comité de Ética.
  • Crear comisiones especializadas ocasionales.
  • Disponer la comparecencia de ministros ante el Pleno.
  • Destituir autoridades de la Asamblea
  • Aceptar la renuncia del Presidente de la República.

Primicias


La transición incluye una Cancillería aún robusta

Por Carlos Rueda

La promocionada optimización de recursos en el servicio exterior ecuatoriano fue de un solo hervor. El Gobierno de Guillermo Lasso recibe un Ministerio de Relaciones Exteriores que en un año logró una reducción del 7 % en personal y presupuesto, pese a que la expectativa era mayor.

En mayo de 2020, el gobierno del presidente Lenín Moreno, en el momento más complejo por la expansión de la COVID-19, anunció el cierre de embajadas y consulados en países donde la actividad bilateral no justificaba tener una delegación diplomática fija, como en el caso de Irán, Malasia o Guatemala.

Un año después, durante la rendición de cuentas de la Cancillería, se pudo conocer que más allá de esos tres países no se incluyó a ningún otro. En tanto que seis oficinas consulares fueron eliminadas en ciudades como Río de Janeiro (Brasil), Tapachula (México), Montreal (Canadá) y Valencia (Venezuela).

Sin especificar la cifra, Relaciones Exteriores sostiene que el cierre de las misiones diplomáticas en el exterior constituyó la principal disminución de personal en esta cartera de Estado, que en 2019 tenía 1.499 funcionarios y entrega al futuro canciller una plantilla con 106 burócratas menos.

Uno de los pedidos de la Asociación de Funcionarios del Servicio Exterior (Afese) fue que se empiece por retornar a aquellas designaciones políticas. EXPRESO consultó a Cancillería cuántos de los diplomáticos que regresados pertenecían a esa categoría, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuestas.

A mediados de abril, el canciller José Mejía Dalmau remitió un comunicado a los funcionarios de la cuota política en el que sugiere que presenten su renuncia anticipada como un acto de gratitud al gobierno saliente y de respeto al entrante, dentro del proceso de transición.

Casa adentro, el ajuste también ha sido limitado. Se mantienen los dos viceministerios que había en 2019; las subsecretarías pasaron de 8 a 9; las coordinaciones generales siguen siendo cinco; hay una coordinación zonal menos (de 8 a 7) y las direcciones pasaron de 44 a 43.

Todos estos recortes, sumados a otros factores más relacionados a la situación de la pandemia que a la austeridad, hicieron que el Ministerio de Relaciones Exteriores registre un ahorro de 11 millones de dólares de un año a otro.

Mientras el presupuesto devengado de 2019 alcanzó los 113 millones de dólares, en 2020 la Cancillería gastó 92 millones de dólares. Parte del ahorro se debe a la “racionalización” que, aseguran, se hizo sobre las horas extras, viáticos por gastos de residencia. Hay que considerar que por el coronavirus, la mayoría de viajes programados fueron cancelados, y que los gastos en compra de pasajes y viáticos cayeron de forma considerable.

Todos estos datos y los del primer semestre de 2021 están siendo entregados al equipo de transición del presidente electo, Guillermo Lasso, quien ya ha hecho las primeras designaciones de funcionarios en el exterior con perfiles más políticos que de diplomáticos de carrera.

El dirigente socialcristiano Pascual del Cioppo ha sido anunciado como embajador de Ecuador en el Reino de España, en tanto que el periodista Emilio Palacio será el cónsul del Ecuador en Miami.

A mediados de la semana pasada, Lasso ratificó a Ivonne Baki en la Embajada de Ecuador en EE. UU., cargo que ocupa desde febrero de 2020.

El presidente electo también tendría definido a quien será su canciller: el diplomático de carrera Mauricio Montalvo Samaniego, que hasta el 10 de mayo fue embajador de Ecuador en Australia. Lasso dijo que anunciará al resto de su gabinete el 17 de mayo, a su retorno de EE. UU.

Expreso


VOLVER

Más notas sobre el tema