El Salvador | Bachelet advierte “una alarmante tendencia hacia la concentración de poderes”

681

Bachelet: La destitución del fiscal general y varios magistrados en El Salvador debilita profundamente el Estado de derecho

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos advirtió este martes que la destitución sin el debido proceso de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y del fiscal general del país por parte de la Asamblea Legislativa Salvadoreña socava gravemente la democracia y el Estado de derecho.

“La separación de poderes es la piedra angular de cualquier democracia. Debilitar el control que uno ejerce sobre el otro provoca la erosión de los pilares del estado de derecho y, por ende, del sistema democrático de un país”, afirmó Michelle Bachelet.

La Asamblea Legislativa Salvadoreña destituyó el pasado sábado a todos los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia -que consta de cinco magistrados permanentes y sus suplentes- argumentando que éstos actuaron de modo inconstitucional al fallar en contra de las decisiones tomadas por el ministerio de Sanidad en relación con la pandemia de la COVID-19.

A continuación, los legisladores cesaron al fiscal general de la nación centroamericana alegando conexiones de éste con un partido de la oposición. Tras ambos despidos, en las horas siguientes se procedió a su substitución.

Bachelet recordó que, según las normas y estándares internacionales de derechos humanos, “los jueces solo pueden ser substituidos en caso de faltas graves de conducta o de incompetencia, de acuerdo con un procedimiento justo que asegure la objetividad y la imparcialidad establecida en la constitución o la ley”, refiriéndose al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que El Salvador ha ratificado.

Se profundiza la tendencia hacia una concentración de poderes

La Alta Comisionada afirmó que el método usado para cesar a todos los jueces de la Corte Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general “no cumplió con los estándares requeridos sobre el debido proceso, lo que es una infracción de la ley internacional de derechos humanos y un ataque directo a la independencia judicial, clave para el funcionamiento democrático”.

Añadió que “los jueces y fiscales deben ser protegidos de interferencias inapropiadas y de intimidación” y recordó que tanto el poder legislativo como el ejecutivo deben acatar las resoluciones judiciales “sean éstas de su agrado o no”

“Lamentablemente, lo que vemos en El Salvador es la profundización de una alarmante tendencia hacia la concentración de poderes. Quiero recordar a todas las autoridades estatales la necesidad de cumplir con sus obligaciones de derecho internacional para restaurar el Estado de Derecho y la separación de poderes”, concluyó Bachelet.

El Secretario General llama a respetar la constitución y la separación de poderes

Este lunes, el Secretario General de la ONU “tomó nota” de las preocupaciones expresadas sobre los procedimientos utilizados en la destitución de los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y su impacto en los mecanismos de control en El Salvador.

Durante su encuentro diario con la prensa, el portavoz de António Guterres llamó “a respetar las disposiciones constitucionales, el estado de derecho y la división de poderes, con miras a preservar el progreso democrático alcanzado por el pueblo salvadoreño desde la firma del acuerdo de paz”.

ONU


Bukele le dice a diplomáticos: “Que alguien me explique por qué las condenas (por las destituciones)”

Por Enrique Miranda / Xiomara Alfa

“Me parece bien extraño que hubo condenas sobre lo que pasó el sábado no porque fuéramos ingenuos sino porque no había nada qué condenar. Que alguien me explique por qué las condenas”, preguntó el presidente Nayib Bukele al Cuerpo Diplomático acreditado en el país, a excepción de Estados Unidos, para darle su versión sobre la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional y el Fiscal General que hizo la nueva Asamblea Legislativa afín al oficialismo.

La transmisión presentada el martes como un mensaje “en vivo” fue en realidad de una reunión realizada un día antes con embajadores y jefes de misiones diplomáticas para dar a conocer “la versión de Casa Presidencial” respecto a lo ocurrido en la plenaria del 1 de mayo. Estados Unidos no atendió la convocatoria.

El Presidente Bukele también mostró sorpresa por la ausencia del encargado de Negocios de Estados Unidos, Brendan O’Brien, cuyo país ha condenado las destituciones de los magistrados por socavar al máximo tribunal y no respetar la separación de poderes.

“Está el 100% de las representaciones diplomáticas en el país, excepto el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos. No sé por qué no vino no le he preguntado”, dijo Bukele quien agregó que si no escuchaba su versión tendría una visión “parcializada”.

Estados Unidos “no escuchó la otra parte cuando es evidente que podíamos tomar esa decisión”, dijo Bukele, y agregó: “No hablamos de no cumplir, estamos hablando de cumplir al pie de la letra, parecería que les pasa lo del Encargado de Negocios de EE. UU. que no escucha nuestra versión”.

Estados Unidos ha condenado desde el domingo la destitución, desde el Secretario de Estado, Antony Blinken, quien mostró una “seria preocupación” por las destituciones y exhortó a mantener la separación de poderes.

Incluso ayer martes, un día después de esta reunión, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo que su país “debe responder en El Salvador”.

Durante la transmisión, Bukele dijo además que ve “extrañado” la condena internacional a los hechos del 1 de mayo.

El mandatario cuestionó a los diplomáticos: “¿De qué lado están? De la oposición, del FMLN, que ganó solo cuatro diputados”.

Sorpresa

Según fuentes de El Diario de Hoy, la transmisión de la reunión no fue autorizada por el cuerpo diplomático, al que se le había dicho que su presencia no sería usada para propósitos mediáticos.

“La junta directiva del Cuerpo Diplomático confirma que recibió confirmación escrita de que la reunión sería privada y que no sería grabada”, dijo una nota enviada a este periódico.

“Casa Presidencial nos mintió. Por escrito nos dijeron que no sería grabado”, dijo la Junta Directiva de los dignatarios. La reunión además fue grabada el lunes y transmitida como “en vivo” hasta el martes por la noche.

Al respecto, así se pronunció el embajador de Chile en redes sociales, tras la cadena nacional:

Bukele intentó defender las destituciones que más de 50 organizaciones a nivel continental han condenado por ilegal, además de condenas de la Organización de Estados Americanos (OEA), Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea, y países como Estados Unidos, Canadá Y Noruega.

El mandatario dijo que la Constitución faculta a la Asamblea a hacer esas destituciones, pero omitió que las destituciones deben ser apegadas a derecho y deben llevar su debido proceso, algo que no cumplió según constitucionalistas y organizaciones, además de las condenas internacionales.

“Fue chocante”, dijo embajador de la Unión Europea a Bukele

Andreu Bassols, embajador de la Unión Europea en El Salvador, externó su preocupación a Bukele ante estos hechos que considera ponen en peligro la democracia del país.

El diplomático dijo al mandatario que se debe garantizar la integridad e independencia de los magistrados y calificó como “chocante” lo vio el pasado 1 de mayo.

“Más allá de temas jurídicos que son ciertamente importantes también hay un tema de la imagen. Cómo un Parlamento en muy poco tiempo destituye. Fue chocante. Puede haber argumentos a favor y en contra. No cabe duda que fue chocante ver sin trámites previos cómo se destituía a unos magistrados sin que ellos pudieran decir nada. Esa preocupación es reflejada (en las condenas internacionales)”, dijo Bassols.

“Una de las grandes tareas que podría tener un gobierno con mayoría calificada en la Asamblea Legislativa es reforzar la democracia en el país, no debilitarla (…) esa es una gran responsabilidad que tiene usted como presidente de la República y una gran responsabilidad de los diputados de la Asamblea Legislativa”, acotó al mismo tiempo que reiteró el pronunciamiento en el que se señala la preocupación de su representación ante la separación de los magistrados y el Fiscal, Raúl Melara.

Los hechos registrados el pasado sábado durante la primera sesión plenaria ha sido calificado por la diferentes organismos de la sociedad civil a nivel internacional, diplomáticos y funcionarios de varios países como un golpe de Estado al sistema judicial y la independencia de poderes.

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió el lunes a El Salvador respeto a la separación de poderes y externó su preocupación respecto a los procedimientos usados para la destitución de los funcionarios.

La decisión de la Asamblea Legislativa, que tomó posesión el 1 de mayo para la legislatura 2021 – 2024 ha sido rechazada además por la Organización de Estados Americanos (OEA), por Estados Unidos y por la Unión Europea, entre otros actores internacionales.

Durante la primera sesión plenaria de la actual Asamblea Legislativa los diputados aprobaron con 64 votos destituir a los magistrados, electos en 2018, mediante una solicitud con dispensa de trámite, es decir, sin ser discutida en las comisiones.

Durante los casi dos años de gobierno de Nayib Bukele, esta Sala de la Corte Suprema de Justicia ha sido uno de los filtros para detener los abusos de poder del gobierno central.

El Salvador


EUA debe responder ante las destituciones de jueces en El Salvador, dice vicepresidenta Kamala Harris

Por Carmen Rodríguez

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, consideró este martes que su Gobierno debe responder a las destituciones de jueces de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del fiscal general de El Salvador.

La vicepresidenta hizo estas declaraciones durante su intervención en la 51ª conferencia anual de Americas Society/Council of the Americas, donde tienen previsto hablar a lo largo de esta jornada varios miembros del Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden.

“Justo este fin de semana supimos que el Parlamento salvadoreño actuó para socavar la corte de mayor instancia de la nación”, recordó la responsable estadounidense.

Harris consideró que un poder judicial independiente “es crucial” para una democracia sana y una economía fuerte. “Debemos responder”, zanjó.

“Tenemos que defender los derechos humanos básicos de toda la gente y cuando esos derechos son violentados debemos responder… Estamos enfocándonos en atacar las causas y las raíces de la migración y entre las raíces hemos identificado a la corrupción, impunidad, la falta de buena gobernanza”, apuntó la vicepresidenta, que es la encargada de las políticas y acciones de Estados Unidos enfocadas en los tres países del Triángulo Norte: El Salvador, Honduras y Guatemala.

La comunidad internacional ha mostrado su preocupación por la situación del Estado de derecho en El Salvador tras la destitución de los magistrados constitucionales de la CSJ y del fiscal general.

Harris confirmó que dentro de un mes viajará a México y Guatemala para sostener reuniones con “aliados” del sector privado y de organizaciones civiles del Triángulo Norte. Hasta ahora, los acercamientos directos entre la vicepresidenta con representantes del gobierno salvadoreño son nulos.

“Debemos actuar si hay corrupción. Sabemos que la corrupción causa el colapso en las instituciones del Estado, previene que la gente tenga acceso a la educación, que tenga acceso a la justicia y sabemos que en el Triángulo Norte, la corrupción nos impide crear las condiciones desde sus bases para la gente no siga huyendo de la región”, dijo la vicepresidenta.

El Salvador se ha adentrado en una crisis política desde que el sábado el oficialismo tomara las riendas del Parlamento para el periodo 2021-2024 y, como primera acción, votara la destitución de los magistrados con los que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, tuvo enfrentamientos durante el último año.

Tras conocerse la destitución, la Sala de lo Constitucional emitió un fallo declarando inconstitucional la votación en su contra, acción que diversos abogados consideran que anula la votación.

Este lunes, la ONU y la Unión Europea (UE) expresaron su inquietud por lo que acontece en El Salvador, sumándose a la preocupación manifestada por la Organización de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos.

Harris es la funcionaria de mayor rango que se ha pronunciado sobre este asunto desde el Gobierno de EE.UU., cuyos lazos con el Ejecutivo de Bukele no pasan por su mejor momento.

La Prensa Gráfica


España pide respeto por el Estado de derecho y la independencia judicial en El Salvador

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, hizo un llamado a respetar el Estado de derecho y la independencia judicial en El Salvador, donde la nueva Asamblea Nacional controlada por partidarios del presidente, Nayib Bukele, destituyó el fin de semana a los jueces de la Sala de los Constitucional y al fiscal general.

González Laya aseguró que España está siguiendo la situación en el país centroamericano y está en contacto con las autoridades, a las que trasladó un “llamamiento al respeto del Estado de derecho, a la independencia judicial y a la separación de poderes”.

En rueda de prensa con su homólogo de Serbia, Nikola Selakovic, indicó que además de seguir “atentos” a la evolución de la situación el Gobierno también está trabajando ya con sus socios de la UE y en la región.

La ministra de Exteriores insistió que “Estado de derecho, independencia judicial y separación de poderes (son) principios fundamentales para España pero también para un país amigo como es El Salvador”.

El paso dado por la nueva Asamblea Nacional salvadoreña, que controla el partido de Bukele, ha sido duramente criticado ya por Estados Unidos, la UE y la ONU.

Precisamente, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó este martes la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador, así como del fiscal general, y ha alertado de que esto “socava gravemente” la democracia y el Estado de derecho en el país.

En un comunicado, recordó que la separación de poderes es “la piedra angular de cualquier democracia” y matizó que “debilitar el control que uno ejerce sobre el otro provoca la erosión de los pilares del Estado de derecho y, por ende, del sistema democrático de un país”.

Las críticas, sin embargo, no parecen haber hecho mella en Bukele, quien el domingo sostuvo que los diputados solo siguen un mandato popular que no les puso en el poder para “negociar”.

“El pueblo no nos mandó negociar. Se van. Todos”, señaló en su cuenta de Twitter, en un mensaje en el que también dijo que llevan “30 años” para expulsar al “régimen” que ha tenido al país “en la miseria, en la corrupción, en la inseguridad y en la desesperanza”. “Negociaban con la vida del pueblo y ordenaban asesinatos desde las instituciones”, denunció.

El Mundo


VOLVER

Más notas sobre el tema