Estallido social en Colombia | Gobierno y dirigentes del paro inician nuevo diálogo tras 18 días de protestas

867

Tras 49 muertes, arranca mesa de negociación

19 días después de haber comenzado el estallido social en Colombia, hoy a las dos de la tarde el Gobierno Nacional y un grupo de manifestantes voceros estarán cara a cara en la sede principal de Compensar Bogotá durante la primera mesa de negociación.

El encuentro se da en medio de una gran indignación por las cerca de 50 muertes en el marco del paro nacional, heridos y denuncias sobre exceso de fuerza pública. Días antes hubo un primer acercamiento aunque de manera informal.

En horas de la tarde de la jornada anterior el alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos y el ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera insistieron en la invitación a todos los voceros que hacen parte del paro, especialmente a Francisco Maltés Tello quien ha sido delegado como vocero del Comité Nacional del Paro y todas las organizaciones que allí convergen.

“Queremos reiterar la plena voluntad del Gobierno del presidente Iván Duque de iniciar el día de mañana –hoy- la mesa de negociación”, dijo Miguel Ceballos.

El Comité Nacional del Paro ya había confirmado la cita y manifestado su interés de establecer un diálogo honesto y fundar acuerdos.

Violencia

Ayer el director para América Latina de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco volvió a alertar acerca de, lo que él llama,  denuncias creíbles sobre 49 muertes ocurridas en Colombia desde que comenzaron las protestas. “Hasta ahora, hemos confirmado que 16 de estas muertes (15 manifestantes y un policía) tienen relación con las manifestaciones”, precisó.

Por su parte Francisco Maltés Tello, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) resaltó el respaldo desde 55 congresistas norteamericanos; “piden a Iván Duque parar la masacre contra el pueblo que participa pacíficamente en paro nacional”, dijo.

Y es que en medio de la protesta pacífica, la barbaridad de hechos vandálicos y actos consumados en contra de los derechos humanos, tanto del lado de manifestados como también desde la fuerza pública, han acaparado las miradas de organismos internacionales.

El propio José Miguel Vivanco se reunió de manera virtual durante esta semana con el general de la Policía, Jorge Luis Vargas, “le expresé mi preocupación por abusos policiales, así como por ataques contra policías”, dijo.

Y agregó: “conversamos sobre los protocolos y armas empleados, y la necesidad de fortalecer el sistema disciplinario”.

De otro lado, el Ministerio de Defensa tiene en sus cifras el registro de más de 1.600 personas que han resultado heridas en medio de las manifestaciones. Sobre los civiles muertos asegura que son 14.

La violencia se ha dado con mayor intensidad en Popayán, Cali, Medellín y Bogotá. En Neiva esta semana un grupo de encapuchados incineraron un bus e intentaron hacer lo mismo en un Comando de Acción Inmediata (CAI) del norte de la ciudad. Pese a ello en la capital del Huila primó la movilización pacífica.

El diálogo

Desde todos los departamentos están ultimando detalles para lo que será la primera gran cita de negociación con el presidente Iván Duque. Por su parte  en Huila se recogieron las peticiones de los diferentes puntos de manifestaciones que hay en el departamento, y hoy se conocerán los nombres de quienes harán las veces de voceros ante el Gobierno Nacional, como miembros del Comité Nacional del Paro.

Los manifestantes le pedirán al Gobierno que:

  • Retire el proyecto de ley 010 de salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.
  • Una renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.
  • La defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina). Subsidios a las MiPymes y empleo con derecho y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.
  • Matrícula cero y no a la alternancia educativa.
  • No discriminación de género, diversidad sexual y étnica.
  • No privatizase y derogue el decreto 1174.
  • Detenga las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato.

Como garantes del diálogo estarán presentes, entre otras organizaciones, la Iglesia y la ONU.

La Nación


Monumental manifestación aviva los ánimos del Paro Nacional

Colombia cumple más de 15 días de protestas, las noches han estado machadas por violencia y enfrentamientos. Sin embargo, este sábado 15 de mayo Bogotá ha sido escenario de una de las movilizaciones juveniles más grandes del país.

Tras un bloqueo casi total de la movilidad del sistema de transporte Transmilenio, más de 5.000 manifestantes pactaron como punto de encuentro el conocido monumento de Los Héroes que conecta a la autopista norte con la Calle 80.

El plantón, ha estado marcado por música, arengas y muestras pacíficas de protesta que tienen como objetivo rechazar la violencia que se ha vivido en las últimas noches en el país.

Recordemos que durante los enfrentamientos han sido afectados jóvenes de diferentes ciudades. El hecho más reciente se vivió en Popayán donde Juan Diego Ortega terminó siendo víctima de los abusos de autoridad viéndose comprometido uno de sus ojos.

Caracol


Nota relacionada: Colombia | La CIDH solicita aval para visitar el país y Duque pide nueva reunión con el Comité del Paro


Expertos en DD.HH. de ONU y OEA exhortan al Gobierno a investigar represiones durante el paro

Este viernes, se conoció de un comunicado conjunto de 18 funcionarios de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), que trabajan en diferentes frentes para la protección de los DD.HH., rechazaran los actos de violencia y represión que se han presentado en el marco de las protestas pacíficas e instaron al Gobierno a abrir una investigación “exhaustiva e independiente” para esclarecer los hechos con relación a las muertes, violencia sexual, desapariciones forzosas, detenciones arbitrarias y tortura.

“Estamos profundamente consternados por el uso excesivo e ilegal de la fuerza por parte de la Policía y los miembros del Esmad contra manifestantes pacíficas, defensores de los derechos humanos y periodistas en varios lugares del país”, expresaron los expertos.

Y no solo por esto expresaron su preocupación, sino por la asistencia militar que ordenó el presidente Iván Duque para las ciudades con más desorden público, como Cali, Medellín y Bogotá el primer fin de semana de mayo. “El personal militar se forma y entrena, principalmente, para defender contra las amenazas de carácter militar y no debería ser utilizado para vigilar las manifestaciones”, subrayaron los expertos.

Así pues, recordaron que la fuerza letal es la última instancia a la que se acude, en escenarios extremos y estrictamente necesarios, a la vez que es necesario tener en cuenta los principios de precaución, necesidad y proporcionalidad. “Las armas menos letales, por el contrario, deben emplearse únicamente sujetas a requisitos estrictos de necesidad y proporcionalidad, cuando las medidas menos dañinas resulten ineficaces”, recordaron.

Desde otro frente, los expertos alertaron sobre los riesgos en los que se encuentra la minga indígena. “Rechazamos cualquier intento de acusar a los pueblos indígenas de participar con armas en las protestas pacíficas. Además, pedimos a las autoridades que tomen medidas para evitar que se extienda la estigmatización contra los manifestantes”.

Igualmente, insistieron en la necesidad de proteger a los periodistas y comunicadores, y a la ciudadanía en general que, recogieron los expertos, han reportado restricciones en el internet. “Las autoridades colombianas deben respetar la libertad de expresión y de prensa, y garantizar que los periodistas puedan cubrir las noticias en condiciones de seguridad”, enfatizaron.

Los expertos tienen documentados 26 casos de muerte, 1.876 casos de violencia policial, 216 casos de lesiones personas (incluyendo a policías), 168 desapariciones, 963 detenciones presuntamente arbitrarias, 12 casos de violencia sexual y testimonios de tortura. Al concluir, los firmantes exhortan al Gobierno a abrir investigaciones independientes para esclarecer dichos hechos, a la vez de que respeten el derecho a la protesta. “Seguiremos vigilando de cerca la evolución de la situación”, comunicaron.

Entre los firmantes que hacen parte de Naciones Unidas están Clément Voule, relator sobre derecho a la libertad de reunión pacífica y asociación; Mary Lawlor, relatora sobre situación de las personas defensoras de derechos humanos; Nils Melzer, relator sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Francisco Cali Tzay, relatos sobre los derechos de los pueblos indígenas; integrantes del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntaria; Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria.

De la OEA, firmaron Pedro Vaca, relator para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien además es colombiano; y Soledad García, relatora sobre los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

El Espectador


 

Más notas sobre el tema