Críticas al gobierno por el “pase de movilidad” para la libre circulación de vacunados

523

Gobierno defiende pase de movilidad y responde a críticas del Colmed: “Lo vamos a discutir con ellos en la Mesa Social Covid cuando corresponda”

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, salió a defender la implementación del “pase de movilidad” anunciado por el Presidente Sebastián Piñera, que permitirá mayores libertades -como viajes interregionales- a quienes cuenten con sus dos dosis de vacuna contra el coronavirus.

Esto frente a las críticas surgidas por el Colegio Médico y algunos políticos de oposición por su implementación, como la candidata presidencial del PS, Paula Narváez o la candidata a la gobernación Metropolitana, Karina Oliva.

“¿Cuál es el sentido del pase? El sentido del pase es justamente para aquellas personas que tengan sus dos dosis más los 14 días. Entonces estamos hablando que no se le está dando una movilidad ilimitada justamente a las personas que son sorprendidas hoy en celebraciones, por ejemplo, inadecuadas. Si no que son aquellas personas de grupos etarios que están más protegidos y que tienden a ser las personas más responsables”, dijo el jefe de gabinete.

Agregó que “por su puesto que llega el momento en que tenemos que comenzar a buscar los equilibrios para que las personas que ya tienen sus vacunas…Que era el sentido. Cuando el Presidente, el gobierno, hace un esfuerzo tremendo en que seamos un país líder en Latinoamérica, en el mundo, no solo en haber traído las vacunas, sino que también en la velocidad de vacuna, eso también tiene que tener un rédito para la gente. La gente tiene que palpar también cuál es el esfuerzo y el premio a ese esfuerzo”.

Respecto a los cuestionamientos surgidos desde el Colmed, desde donde llamaron al gobierno a reconsiderar su implementación, Delgado aseguró que será un tema que tratarán con el gremio en la Mesa Social Covid.

“Lo vamos a discutir con ellos en esa instancia cuando corresponda y vamos a ver cuáles son sus críticas. Y hay una mesa técnica que podrá evaluar cuáles son las consideraciones y poder responder también para que todos estemos en la misma línea”, indicó.

La Tercera


Estado de excepción: nuevas políticas de movilidad abren debate sobre su real necesidad

El anuncio e implementación de un pase de movilidad para personas vacunadas generó un amplio debate. La iniciativa no solo dio paso a críticas por el mensaje contradictorio que llega a la ciudadanía respecto de mayor libertad versus una compleja realidad sanitaria, sino que también formó dudas en torno al real sentido de las cuarentenas, dado que quienes cuenten con el pase tendrán libre tránsito incluso en la Fase 1 del Plan Paso a Paso.

Estas medidas de restricción, a las que se suma el toque de queda nacional, se generan en el marco del estado de excepción constitucional vigente desde marzo de 2020 y extendido hasta el 30 de junio próximo. Ante este nuevo panorama de movilidad el debate que se presenta es si las cuarentenas, y por tanto este estado de catástrofe, siguen teniendo sentido.

“Va ser absolutamente imposible la fiscalización efectiva, la probabilidad de que se pueda detectar a personas con y sin su vacunación al día en la calle y con eso generar un desincentivo a la conducta de salir cuando no se debería. Es algo totalmente inviable. Por lo tanto, en la práctica la implementación de este carnet de movilidad lo que hace es terminar de eliminar completamente la efectividad que le podía quedar a las medidas de limitación de movilidad”, señaló el médico y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado.

El ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, se refirió a este punto y señaló ser partidario de no renovar el estado de excepción, ya que a su juicio se están corriendo riesgos demasiado grandes para la libertad de las personas. La ex autoridad agregó que el toque de queda sí debe mantenerse para controlar las fiestas por las noches.

Al tratarse de restricciones a garantías constitucionales, deben estar amparadas en una situación específica y, en el caso del toque de queda, éste no puede ser aplicado sin un estado de excepción. Sin embargo, tanto cuarentenas como toque de queda pueden ser implementados de manera local, y no es obligatorio que se dicten medidas nacionales como se ha generado hasta ahora, por ejemplo, con la restricción nocturna.

Según expresó el vicepresidente del Colegio Médico, Patricio Meza, como gremio ya han planteado a las autoridades la necesidad de hacer una revisión completa de la estrategia del Plan Paso a Paso, incluyendo las cuarentenas, pues en Chile no han tenido el efecto esperado que sí se genera cuando son bien realizadas.

Por ello el médico dijo que se deben fortalecer en paralelo otras estrategias como la comunicación de riesgo y la trazabilidad, lo que puede llevar a avanzar como país.

“En otros países donde se ha logrado una buena trazabilidad se ha logrado levantar cuarentenas, que se aísle solo a las personas que están infectadas o que han tenido el riesgo de haberlo estado. Se aísla en forma localizada a una familia, un edificio, un barrio o una comuna, pero no un país entero. Y por lo tanto, la trazabilidad lleva al aislamiento precoz solo en quienes deben estarlo, mientras el resto mantiene sus medidas habituales de protección”, explicó.

En tanto, sobre el estado de excepción constitucional, el vicepresidente del Colegio Médico indicó que es muy precipitado establecer si debe renovarse o no, puesto que el alza de casos de los últimos días podría cambiar el escenario sanitario de las próximas semanas. Sin perjuicio de aquello, señaló que el toque de queda es una estrategia que debe revisarse a la brevedad.

“En la medida en que se esté controlando la pandemia obviamente vamos a poder retomar la mayor cantidad de actividades parecidas a lo normal. Nosotros creemos que el toque de queda en este momento no está jugando un rol importante en el manejo de la pandemia, por lo tanto hay que hacer un análisis si los efectos positivos son mayores o menores en lo que en esto puede estar provocando. Ya es el momento de sentarse a conversar y hacer un análisis científico serio”, dijo.

¿Y los apoyos?

Por la prolongación de esta medida, al igual que ocurrió hace tres meses, es el Congreso Nacional quien debe apoyar la extensión de estado de excepción solicitado por el Presidente de la República, por lo que la visión que tomen los y las parlamentarias de la situación es clave, en caso que el Ejecutivo decidiera ampliar la norma.

Desde la UDI, ya la semana pasada llamaron al Gobierno a terminar con el toque de queda y las cuarentenas, por los efectos que han tenido las restricciones en la ciudadanía y en el comercio.

Al respecto, el diputado UDI Javier Macaya reafirmó lo que ya había manifestado su bancada, que es terminar con las medidas restrictivas: “Nos parece que terminar las cuarentenas y el toque de queda son discusiones que vamos a tener muy presentes. Y así como el Gobierno avanzó con el pase de movilidad, esperamos que se pueda avanzar en el fin de las cuarentenas”.

Mientras, desde Renovación Nacional, el diputado Andrés Celis, integrante de la Comisión de Salud, no quiso precisar su posición, aunque destacó que la evaluación se hará con los datos sobre la mesa: “Cualquier pronunciamiento que diga relación con la prórroga del estado de excepción, yo al menos me voy a manifestar ya sea a favor o en contra, primero escuchando al Minsal, a la Mesa Social COVID-19, al Comité de Expertos y, por cierto, también al Colegio Médico. Posterior a aquello voy a manifestar lo que considere que es lo mejor para el país”.

En tanto, desde la oposición sí hay más claridad respecto de que este estado ya no es tan sostenible.

“Puede ser ya no necesario renovarlo, pero eso no quiere decir que el desplazamiento sea de forma indiscriminada y masiva como lo está empezando a ser ahora, desde mañana con el pase sanitario, eso es delicado. Y en ese plano yo creo que lo más probable es que no renovemos el estado de excepción, pero sí mantengamos medidas estrictas para que no se repita un fenómeno de rebrote como el que está a punto de ocurrir producto de las circunstancias de complacencia y apertura, precipitada a nuestro juicio, que está haciendo el Gobierno”, señaló el diputado socialista Juan Luis Castro, integrante de la Comisión de Salud de la Cámara.

En tanto, la también integrante de la instancia, la diputada comunista Karol Cariola expresó que el estado de excepción constitucional de catástrofe “no ha sido una garantía para el resguardo de la salud de chilenos y chilenas, y las consecuencias de ello están a la vista”.

“Tenemos que analizar realmente si el estado de excepción sirve de algo. Yo creo que no, solo ha servido para la restricción de la movilidad de los chilenos y chilenas, para poder tener control absoluto de las vidas de las personas, poner restricciones horarias en la noche con los toques de queda, o determinar fórmulas de cuarentenas en las comunas que finalmente en su mayoría no son respetadas, primero porque no hay fiscalización y segundo porque las personas necesitan tener sustento económico”, indicó.

El estado de excepción constitucional vence el próximo 30 de junio, por lo que en días previos el Gobierno debe presentar la solicitud para su extensión ante el Congreso Nacional, si es que se quiere renovar. Asimismo, si el pase de movilidad generará o no problemas sanitarios, será un resultado que se conocerá luego de varios días de implementada la medida en función de la movilidad que se registre y el número de nuevos casos de contagio del Covid 19.

Radio U

Más notas sobre el tema