La Fiscalía inició el trámite para extraditar desde EEUU al exministro de facto Murillo

718

Inician proceso de extradición de Murillo; hay 23 implicados

El Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, informó que el Ministerio Público inició el proceso de extradición en contra del exministro Arturo Murillo, por el caso “Gases Lacrimógenos”; además anunció acciones para la recuperación de activos y dinero a favor del Estado Boliviano, informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

“El Ministerio Público ha iniciado el proceso de extradición previsto en nuestra normativa procesal penal para que la solicitud sea atendida y resuelta por la autoridad jurisdiccional competente”, informó en conferencia de prensa.

Por su parte, el canciller del Estado, Rogelio Mayta, afirmó que la procedencia del pedido de extradición del exministro será definida por las autoridades estadounidenses.

Asimismo, destacó que en la actualidad existe una buena relación con el Gobierno de EEUU e informó que en los últimos días se estableció comunicación, a propósito del proceso iniciado y las detenciones en el caso de corrupción y lavado de dinero.

Asimismo, Lanchipa dijo que se dispuso la realización de todas las acciones procesales destinadas a la recuperación y repatriación de todos los activos, dinero y valores que se generaron como resultado de dichos actos ilícitos, en favor del Estado.

“El accionar del Departamento de Justicia de Estados Unidos denota la legalidad y legitimidad de las actuaciones investigativas desarrolladas por parte del Ministerio Público de Bolivia contra el exministro”, aseguró.

Según un reporte de la cadena CNN, la audiencia judicial de Murillo, en Estados Unidos, será el próximo 7 de junio.

Según el registro de penitenciarías de EEUU, Murillo se encuentra en el Centro de Detención Federal de Florida, que se encuentra en Miami.

El exministro está acusado en Estados Unidos de formar parte en un esquema de soborno y lavado de dinero, junto a su exjefe de gabinete Rodrigo Méndez y otras tres personas.

Según el Departamento de Justicia, se pagó al menos 602 mil dólares de soborno a favor de Murillo, Méndez y otro funcionario del Gobierno boliviano, a cambio de direccionar la contratación de agentes químicos a una empresa intermediaria radicada en EEUU.

El contrato para los agentes químicos era por 5,6 millones de dólares, pero la empresa habría comprado los mismos a 3,3 millones al fabricante brasileño, dejando un saldo de unos 2,3 millones.

23 IMPLICADOS

Un total de 23 personas están investigadas por las irregularidades en la adquisición de gases lacrimógenos y legitimación de ganancias ilícitas, y el principal implicado es el exministro Arturo Murillo, informó el jefe de la fuerza anticrimen de La Paz, Douglas Uzquiano, reportó Erbol.

El jefe policial señaló que en la investigación por la compra de los agentes químicos están involucradas 19 personas y que por legitimación de ganancias ilícitas están cuatro más.

“Sumadas, entre los dos casos que tienen como común denominador al señor Murillo, tenemos a 23 personas que estarían involucradas”, recalcó Uzquiano.

El caso de irregularidades en la adquisición de gases apunta a la contratación que hizo el Gobierno transitorio de la empresa Bravo Tactital Solutions por 5,6 millones para la compra de los gases, mientras que el proceso por legitimación de ganancias emerge por los movimientos de dinero que realizó Murillo mediante otras personas en Bolivia.

En el primer caso, Murillo y el exministro López ya están imputados, mientras que en el segundo se aprehendió al excuñado de Murillo y a dos capitanes de la Policía, uno de los cuales era el ayudante del exministro de Gobierno.

El último aprehendido es el capitán Ivar G., quien la tarde de este jueves fue conducido a celdas policiales.

Opinión


Áñez sobre la corrupción en su gobierno y Murillo: ‘Me fallaron y también al país’

En su encierro en la cárcel de Miraflores, en La Paz, la expresidenta transitoria Jeanine Áñez protestó por las vinculaciones con la corrupción de su brazo derecho, el exministro Arturo Murillo, detenido en Estados Unidos. “Me fallaron y también al país”, escribió.

Detenida de forma preventiva por presuntos delitos de terrorismo, conspiración y sedición, la exmandataria escribió un texto en sus redes sociales para referirse a la situación de Murillo, aunque en el texto prefirió no citarlo.

“Es inadmisible que algunas personas se hubieran aprovechado de este proceso, incumpliendo sus deberes y cayendo en la corrupción. Con sus acciones me fallaron y también al pais y a los miles de bolivianos que lucharon por recuperar la democracia”, dijo en Facebook Áñez, quien se proclamó sucesora de Evo Morales dos días de la renuncia de éste, el 12 de noviembre de 2019.

Murillo acompañó a Áñez hasta unos días previos de que ésta dejara el poder, el 6 de noviembre del año, dos días antes de la asunción constitucional de Luir Arce.

Otra vez, Áñez reivindicó la legitimidad de su gobierno. “Asumí la responsabilidad constitucional de presidir un proceso complejo, para que nos conduzca a la pacificación y a una transición ordenada y democrática. Lo he cumplido con valentía”, dijo.

Murillo, según confirmó el miércoles el Departamento de Justicia, fue detenido e imputado en Estados Unidos acusado de sobornos e intento de lavado de dinero sobre un caso que se investiga en Bolivia: la compra con sobreprecio de material antidisturbios para la Policía Boliviana y las Fuerzas Armadas en 2019.

Áñez consideró que “la valiente victoria por la libertad no debe ser ni será empañada”. Sugirió a sus allegados “mantener el coraje” de hacer “lo que moralmente es correcto: luchar contra la dictadura y la corrupción”.

A instancias de la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lidia Patty, la exmandataria guarda detención preventiva en el mismo caso que sus otrora ministros de Justicia Álvaro Coímbra y de Energías Rodrigo Guzmán, estos últimos en la cárcel de San Pedro de La Paz.

La Razón


Ministerio de Justicia apunta a tres decretos de Áñez y su gabinete por sobreprecio y coimas

El Ministerio de Justicia señaló a tres decretos supremos firmados por la expresidenta Jeanine Áñez y sus exministros como los medios para justiciar la compra de agentes químicos.

Según la cartera de Estado, esos decretos fueron para “justificar la compra de agentes químicos represivos y disponer de presupuesto que fue usado en coimas y sobreprecio”.

En este caso se investiga la adquisición que se hizo, mediante el Ministerio de Defensa, de gases lacrimógenos por 5,6 millones de dólares a una empresa intermediaria radicada en Estados Unidos, cuyos dueños tenían vínculo de amistad con Murillo y su jefe de gabinete Rodrigo Méndez.

El Ministerio de Defensa mencionó que el Decreto 4090 del 3 de diciembre de 2019 autoriza al Ministerio de Defensa la adquisición excepcional de gases antidisturbios o antimotín.

Posteriormente, con el Decreto 4116 del 12 de diciembre de 2019, se abrogó el Decreto 4090 y se autorizó al Ministerio de Defensa la contratación directa en el extranjero de material bélico, bienes de uso militar y otros materiales relacionados, por seguridad y defensa del Estado.

Más de dos meses después, el 28 de febrero de 2020, el Decreto 4168 autorizó la reasignación presupuestaria de Bs 40.068.000, casi 5,7 millones de dólares para que el Ministerio de Defensa cumpla obligaciones contraídas por la adquisición de agentes químicos – gases antidisturbios o antimotín y otros, en el marco del anterior Decreto 4116.

Asimismo, el Decreto de febrero autoriza al Ministerio de Defensa efectuar la transferencia de los agentes químicos – gases antidisturbios o antimotín y otros adquiridos, en favor del Ministerio de Gobierno, destinados a la Policía Boliviana.

Opinión

Más notas sobre el tema