Perú | Castillo y Fujimori realizaron el primer debate camino al balotaje

783

Fue un debate intenso, pero quedaron varias dudas por despejar

Encuentro en Chota. Se dijeron de todo y lanzaron al aire varias propuestas, aunque no las aterrizaron. Lejos de los formatos más acartonados, el intercambio de los candidatos rescató el viejo espíritu de la plaza pública. Sin embargo, hubo aglomeraciones en los alrededores que pudieron evitarse.

Fue un debate diferente a los que hemos estado acostumbrados. En plaza pública, con parcialidades bulliciosas y moderadores que se lucieron, no por su afán de protagonismo sino debido a su eficiente y sobria labor. Y también hubo muchos intercambios entre los contendores que le pusieron sazón y picardía a la jornada. Al final, las preguntas que los ciudadanos tenían no llegaron a ser despejadas. Acaso se sumaron nuevas dudas.

Con media hora de retraso –a la 1 y 38 de la tarde– empezó el primer debate presidencial de la segunda vuelta entre Pedro Castillo (Perú Libre) y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) en la plaza de Armas de Chota, abarrotada de simpatizantes de ambos candidatos y de los ronderos.

Cinco fueron los temas abordados: reactivación económica, seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción, salud frente a la pandemia y educación. Cada quien tuvo cinco minutos para exponer, con opción a réplica. Los periodistas locales Carlos Idrogo y Henry Clark Flores se encargaron del cumplimiento de los tiempos.

El primero en salir a la ofensiva fue Castillo. Saludó a Fujimori por el Día del Trabajador, aunque dijo ignorar “desde cuándo y dónde trabaja”. Los cajamarquinos aplaudieron.

Fujimori respondió: “Después de poner tantas excusas tuve que venir hasta aquí (Chota)” para debatir. Esa frase “venir hasta aquí” la repitió al menos un par de veces más, haciendo notar que para ella el lugar más natural para un debate debería ser Lima o quizás una capital regional. Su “hasta aquí” la alejaba del público al que pretendía convencer con sus palabras.

Recital de ofrecimientos

El ambiente en la plaza y las calles aledañas era festivo, con huaynos en altoparlantes y cerco policial, pero muy poco control en cuanto a las medidas para evitar el contagio del COVID-19. Hubo aglomeraciones y no se respetó el distanciamiento social.

Precisamente, el primer tema abordado fue salud. Castillo sostuvo que desde el 29 de julio garantizará vacunas de calidad para todos los peruanos. Tras saludar al embajador de la Federación Rusa, dijo que en la primera quincena de agosto tendrá 20 millones de dosis. “Instauraremos un médico de familia, el enfermo no irá a buscar al doctor. El médico, el Estado debe acercarse al ciudadano. En nuestro gobierno no se lucrará con la salud ni con la vida de los peruanos. Debemos generar un desarrollo constitucional con un mínimo de derechos”, indicó. Ofreció la construcción de un hospital materno-infantil en cada región, lejos de “esterilizar a las personas”. Un nuevo golpe a su rival.

En tanto, Fujimori insistió en dejar de utilizar las pruebas rápidas y propuso aplicar una “política de rastreo” para ubicar a los contagiados. Otro planteamiento fue el “bono oxígeno”, que estará dirigido a las personas que han perdido a familiares por el virus.

Aseguró –en un exceso de entusiasmo– que tiene “contactos” con todos los laboratorios del mundo a fin de garantizar las vacunas para todos.

A esas alturas del debate, la ciudad de Chota estaba paralizada. Desde las calles cercanas a la plaza de Armas se podía escuchar la intervención de los candidatos; los locales comerciales veían en vivo la transmisión.

En educación, la candidata fujimorista aseguró que los estudiantes recibirán una canasta tecnológica, compuesta por una tablet, una computadora o un celular. Dirigiéndose a los maestros, sostuvo que los pondrá en primera línea para ser vacunados. También prometió la construcción de tres mil colegios.

Castillo reiteró que el 10% del PBI irá al sector educación (tampoco explicó cómo hará eso posible) y dijo que desde el magisterio se elaborará un currículo para que los niños se eduquen con valores y “no roben”. Añadió que declarará en emergencia la educación y recuperará el dinero hurtado por la corrupción para implementar internet en las escuelas de todas las regiones y buscará que los centros penitenciarios cuenten con educación tecnológica profesional para favorecer la rehabilitación de los internos.

En economía, Castillo planteó revisar los contratos con las empresas transnacionales para que el 70% del dinero se quede en el país. Manifestó que se convocará a referéndum y se revisarán los contratos con las empresas transnacionales. También que se encargará de exigir a la Sunat que cobre las deudas a las empresas “tramposas” y dé facilidades a los pequeños y medianos empresarios.

Reiteró que renunciará al sueldo de presidente de la República y reducirá los de los ministros y congresistas. Algo importante: propuso pasar de Pensión 65 a Pensión 60.

Fujimori aseguró que reactivará la economía generando dos millones de puestos de trabajo y duplicará la entrega de dinero para los adultos mayores que están dentro del programa Pensión 65, de 250 a 500 soles.

Otro anuncio fue que ampliará el Programa Beca 18 con la finalidad de que llegue a las familias de los ronderos. Sostuvo que se les comprará la deuda a los pequeños empresarios a través de un fondo de 10 mil millones de soles mediante Cofide.

Quizás lo más llamativo fue su idea de un Canon para el Pueblo, para que el 40% de lo recibido por la extracción minera se reparta directamente a la población. No ofreció detalles.

El final

En seguridad ciudadana, Fujimori precisó que fortalecerá a la Policía y comisarías.

Castillo dijo que hay delincuentes en el escenario político, económico, social y cultural. Aseguró que combatirá la delincuencia con educación. Insistió en que de llegar al poder, los jueces serán elegidos por mandato popular.

En lucha contra la corrupción, Castillo anunció la “muerte civil” para quienes incurran en este delito. “Los corruptos han saqueado al país, se han coludido en las normas, leyes, y han hecho su Constitución, se han querido enquistar en el gobierno para que el pueblo mendigue derechos”.

Fujimori no perdió la oportunidad para decirle a Castillo que la muerte civil ya estaba aprobada, razón por la cual Vladimir Cerrón no podía ser candidato de Perú Libre.

Fujimori señaló que devolverá la capacidad sancionadora a la Contraloría General de la República y que otorgará protección a los funcionarios de menor rango para que puedan denunciar hechos irregulares.

En sus apelaciones finales, Fujimori expresó: “He querido venir hasta aquí para decirle al señor Castillo basta de mentiras, basta de infundir odios, miedos, venganza. Y sobre todo he venido a decirle no te corras, Pedro, no te corras”.

Castillo respondió: “No me voy a correr como se corrió su padre en el mismo régimen fujimorista. Querido pueblo, llamo a la más grande unidad. Si bien es cierto, estamos en la cuna de las rondas campesinas, saludo al pueblo peruano por asumir una responsabilidad. Hoy es momento de elegir a un hombre del pueblo y no a sus verdugos”. Luego los dos se tomaron una foto, a un metro de distancia uno del otro, con los brazos levantados.

El alcalde de Chota, Werner Cabrera Campos, responsable de la organización, expresó sentirse complacido pues no hubo preferencias y se respetó a los militantes de ambos partidos. Por su parte, Aníbal Bustamante Rafael, representante de los ronderos, sostuvo que si gana Castillo llevarán las rondas a Lima para acabar con la delincuencia.

Fujimori se retiró para continuar con sus actividades. Castillo y sus seguidores se dirigieron a un local cercano.

A pesar del escaso tiempo que se tuvo para organizar todo, el debate se sacó adelante en condiciones aceptables (fuera de las aglomeraciones). El ambiente de plaza pública hizo que los postulantes tuvieran más una actitud de mitin. Un refrescante giro de los formatos más acartonados que se han visto en versiones anteriores.

La calidad de las propuestas, esa es otra historia.

Reacciones
Keiko Fujimori – Fuerza Popular

“He querido venir hasta aquí para decirle al señor Castillo basta de mentiras, basta de infundir odios, miedos, venganza. Y sobre todo he venido a decirle no te corras, Pedro, no te corras”.

“Tenemos que actuar con firmeza y mano dura. Mano dura de madre para que los planes de gobierno se cumplan. Tengo un equipo de primer nivel a diferencia del candidato que se esconde de la prensa”.

Pedro Castillo – Perú Libre

“No me voy a correr como se corrió su padre en el mismo régimen fujimorista. Querido pueblo, llamo a la más grande unidad (…) Es momento de elegir a un hombre del pueblo y no a sus verdugos”.

“Saludo a todos. A los hombres que comemos el pan con el sudor de nuestra frente (…) Me gustaría hacerle el saludo correspondiente a la señora Fujimori, pero ignoro desde cuándo y dónde trabaja”.

La República


VOLVER

Más notas sobre el tema