Perú | Pedro Castillo y Keiko Fujimori firmaron Proclama Ciudadana de cara al balotaje

Foto: Carla Patiño / Agencia Andina
862

Pedro Castillo y Keiko Fujimori firmaron Proclama Ciudadana

Pedro Castillo y Keiko Fujimori, firmaron la Proclama Ciudadana con miras a la segunda vuelta electoral. Ambos candidatos se comprometieron en cumplir con el orden democrático, derechos humanos y retirarse del poder tras cinco años en un eventual gobierno.

Además, mientras tocaron la bandera nacional, se comprometieron en respetar la libertad de prensa, los tratados internacionales, la institucionalidad de la Policía y de las Fuerzas Armadas, la independencia de los poderes del Estado, entre otros.

Durante la actividad, Castillo hizo un minuto de silencio por los fallecidos contra la COVID-19, mientras Fujimori se quebró mientras recordó reencontrarse con sus hijas tras estar en la cárcel.

El evento realizado en el Colegio Médico del Perú, ubicado en el distrito limeño de Miraflores, tuvo como presentador al cardenal Pedro Barreto.

La República


Estos son los compromisos que asumen los candidatos al suscribir Proclama Ciudadana

La iniciativa Proclama Ciudadana, Juramento por la Democracia, es un documento de 12 puntos que busca comprometer a los candidatos presidenciales que disputan la segunda vuelta electoral, al fortalecimiento de la democracia y al respeto de los derechos humanos.

También tiene por objetivo que ambos postulantes cumplan una serie de medidas para promover la lucha contra la corrupción, asegurar la libertad de expresión, cumplir con la vacunación universal contra la Covid-19, entre otros.

Esta iniciativa fue elaborada por la Asociación Civil Transparencia, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú y la Conferencia Episcopal.

Los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Castillo hicieron hoy un solemne juramento a la Proclama Ciudadana, en la sede del Colegio Médico del Perú.

Estos son los puntos más relevantes de Proclama Ciudadana:

El Perú nació bajo el espíritu de la libertad. Al llegar el Bicentenario, toca a su pueblo defenderla porque ella solo es posible en democracia. En el Perú, sabemos lo que es perderla y sabemos también lo que es recuperarla.

Las peruanas y peruanos elegiremos este 6 de junio al próximo Presidente de la República entre dos candidatos. Por sus trayectorias, programas y discursos, es más urgente que nunca mantenerse vigilante ante posibles amenazas a la democracia. Por ello, la ciudadanía exige a cada uno de los dos candidatos:

QUE JURE poner en marcha en forma inmediata los máximos esfuerzos del Estado y otros existentes en el país para vencer la pandemia mediante estrategias eficaces con base científica para la prevención del contagio, la aplicación de tratamientos y la vacunación universal desarrollando el mayor empeño para enfrentar la trágica situación de pobreza y hambre causada por la pandemia.

QUE JURE respetar y defender el derecho fundamental a la vida y garantizar los derechos humanos de todos los habitantes de la República, lo que implica respetar los derechos de sus minorías y los marginados para garantizar una sociedad inclusiva, tolerante y plural.

QUE JURE dejar el poder después del 28 de julio de 2026 y no buscar ni intentar ningún mecanismo de reelección.

QUE JURE que cualquier cambio y/o reforma, incluida la de la Constitución, solo se hará a través de los mecanismos constitucionales vigentes y en respeto al Estado de Derecho.

QUE JURE respetar y proteger la independencia y los fueros de los otros poderes del Estado, así como respetar y proteger la autonomía de organismos como la Junta Nacional de Justicia, el Tribunal Constitucional, la Fiscalía de la Nación, la Defensoría del Pueblo, el Banco Central de Reserva del Perú, entre otros.

QUE JURE promover una educación de calidad, con equidad e inclusión para nuestros estudiantes, aumentando la igualdad de oportunidades para niños, niñas, adolescentes y jóvenes, fortaleciendo además el trabajo de la SUNEDU.

QUE JURE respetar, estimular y defender decididamente la libertad de expresión y de prensa.

QUE JURE asegurar la libre asociación en sindicatos, gremios, colegios profesionales y organizaciones no gubernamentales, vecinales y de base, entre otras formas de asociación ciudadana.

QUE JURE promover y proteger la lucha contra la corrupción, y no interferir la labor de investigación que realizan los organismos especializados tales como fiscalías, policía, procuradurías y contraloría. Y que será prioritaria la lucha eficaz contra la inseguridad ciudadana, el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado.

QUE JURE respetar los tratados internacionales e instrumentos jurídicos que el Perú ha firmado, además de respetar las decisiones del Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

QUE JURE promover el bien común con una mejor distribución de ingresos, una mayor eficiencia del gasto e inversión pública y un mayor crecimiento del país estimulando la inversión privada que crea nuevos puestos de trabajo y genera riqueza sin dañar el medio ambiente, capital de nuestro futuro.

QUE JURE respetar la institucionalidad meritocracia y no deliberante de las Fuerzas Armadas y Policiales.

Esta proclama ciudadana demanda a los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori comprometerse, bajo la solemnidad de un juramento público a garantizar el mantenimiento de los elementos esenciales de la democracia contenidos en este documento. Si alguno de los candidatos se negara a firmar o no cumpliera el juramento, la sociedad civil democrática advertirá los peligros de ello y sabrá defender nuestra democracia.

No debemos llegar al Bicentenario con el luto de haber perdido la libertad y la democracia que debimos celebrar. Sumemos nuestras fuerzas para exigir este juramento a los candidatos. Así, en el día del Bicentenario, tendremos la confianza que la libertad sobrevive, que no se ha perdido ni se perderá.

Agencia Andina


Candidatos a la presidencia firman juramento sin compromisos claros

Los candidatos a la presidencia Keiko Fujimori y Pedro Castillo firmaron este lunes el juramento democrático oficial promovido por la Conferencia Episcolap Peruana, la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas y la Asociación Civil Transparencia. Por su lado, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos tomó distancia de la proclama suscrita por ambos candidatos y anunció su “no participación en el evento convocado”.

Doce fueron los compromisos que suscribieron los candidatos a la presidencia Pedro Castillo de Perú Libre y Keiko Fujimori de Fuerza Popular. Promesas planteadas en términos generales y sin enfatizar en hechos concretos.

Estos son el respeto por los derechos humanos fundamentales a la vida, el acceso a salud y educación, la libertad de expresión, la libre asociación, la estabilidad de los organismos del Estado y la independencia de los poderes constitucionales, la alternancia en el poder, el derecho al sufragio, la seguridad ciudadana y la defensa contra la corrupción, la justa distribución de los ingresos y el crecimiento económico sostenido, el cumplimiento de los tratados internacionales y el respeto a la institucionalidad de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú. Curiosamente también se destacaba como parte de la jura la autonomía del Banco Central de Reserva (BCR).

Cabe recordar que la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos comunicó que no será partícipe de este juramento democrático señalando entre otras cosas el respeto y defensa de las víctimas del conflicto armado interno, luego que varios familiares de asesinados y desaparecidos en la dictadura fujimorista increparan que no se les había tomado en cuenta al hacer firmar a la candidata de Fuerza Popular una proclama democrática cuando persiste en negar los delitos de su padre. “Desde la Secretaría Ejecutiva se han realizado las reuniones y coordinaciones con la Conferencia Episcopal Peruana para precisar las razones del alejamiento de la CNDDHH respecto de la Proclama Ciudadana y de su no participación en el evento convocado para presentar la Proclama con la participación de los candidatos”, anunció la CNDDDHH en un comunicado interno.

Sin compromisos claros, los candidatos a la presidencia tendrían carta abierta para actuar a favor de sus intereses de llegar al poder. En el caso de Keiko Fujimori, por ejemplo, la lideresa de Fuerza Popular anunció que indultaría a su padre Alberto Fujimori, quien fue sentenciado por los delitos de usurpación de funciones, corrupción, peculado, ejecuciones extrajudiciales en La Cantuta y Barrios Altos, secuestro de periodistas y por el caso “Diarios Chicha”.

Al respecto, los deudos de las víctimas de la matanza de los estudiantes de La Cantuta se pronunciaron en contra del indulto a Alberto Fujimori. “Imponer el indulto es ilegal y definitivamente nosotros tendríamos que recurrir ante el sistema interamericano para que se salvaguarde nuestro derecho. En la Corte Interamericana, el caso La Cantuta sigue siendo un caso pendiente de cumplimiento de sentencia”, dijo a Wayka, Gisela Ortiz, hermana de una de las víctimas.

A su vez, Alberto Fujimori también arrastra procesos judiciales por otros hechos cometidos durante su gobierno y que su hija candidata ha defendido. Desde la Fiscalía se acusa a Fujimori y sus exministros de Salud de haber esterilizado forzosamente a miles de mujeres pobres y de las zonas rurales, sin su consentimiento, con engaños, amenazas y dejándoles graves secuelas.

Keiko Fujimori, por su lado, también es investigada por el Equipo Especial Lava Jato de la Fiscalía, por los presuntos delitos de organización criminal, lavado de activos y obstrucción a la justicia. Por su lado, el fiscal a cargo del caso, José Domingo Pérez, ha pedido garantías y protección para él y su persona tras ser blanco de amenazas por investigar a la lideresa fujimorista.

Wayka


VOLVER

Más notas sobre el tema