República Dominicana | El desafío de cuidar y proteger – Por Francisca Giménez

285

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La situación del personal de salud en la Republica Dominicana ha sido muy crítica en los últimos años, pues las carencias de políticas públicas efectivas en materia de salud no solo se manifiesta en la baja calidad de los servicios sino también en las condiciones del trabajo y calidad de vida del personal.

En la Republica Dominicana la inversión en salud es de 2% del PIB. Por esta razón se puede entender los bajos salarios, la falta de equipos de protección y el no reconocimiento a los derechos laborales del personal, principalmente de las áreas administrativas en los centros de salud. Además, aún persiste la subcontratación del personal (plena informalidad) en los centros de salud pública en todo el país.

Desde el año 2020 no solo sufrimos los estragos de la pandemia, también por el cambio de gobierno sufrimos los despidos masivos de trabajadores/as de más de un 60% de las nóminas públicas, en franca violación a la ley 41-08 de función pública y a los derechos laborales de los/as trabajadores/as, retrocediendo a los años ´80 con las mismas prácticas al cambio de autoridades, cambio del personal de la administración pública.

Este año, en medio de la crisis sanitaria, de empleo y económica que vive el país con repercusión en la salud y la vida de los trabajadores, se han acentuado las desigualdades, el aumento de la violencia y ante esta situación, las mujeres y los jóvenes son lo más afectados.

En síntesis, la pandemia ha significado una amenaza para la salud física y mental de los/as trabajadores/as, provocando un importante impacto en las organizaciones y en los ritmos de desarrollo del mundo del trabajo.

La democracia hoy está bajo ataque y con ella los derechos históricamente conquistados. La existencia del sistema democrático es condición indispensable para la libertad sindical y la garantía de los derechos laborales.

Desafíos del Movimiento Sindical

-Fortalecer las organizaciones sindicales, incluyendo a toda la diversidad de la clase trabajadora.

-Defender la salud y la vida por encima del lucro

-La libertad de organización y la negociación colectiva (Ratificación de los Convenios 151,154).colocando al sindicato como un actor de la democracia

-El Dialogo Social para impulsar políticas públicas con mayor eficacia<

-La Reforma Integral a la Ley de Seguridad Social 87/01 para hacerla más inclusiva, Que nos garantice Salud y seguridad en el trabajo, pensiones dignas y cobertura a todos/as los trabajadores/as.

-La Ratificación del Convenio 190 Contra la Violencia en el Mundo del Trabajo

-El Derecho a la Protección Social : un eje clave de la acción sindical

* Vicepresidenta de la Confederación Sindical de las Américas

Más notas sobre el tema