Uruguay | Central sindical PIT-CNT irá a paro el lunes en demanda de “políticas sociales abarcativas”

961

La Mesa Representativa del PIT-CNT resolvió este jueves un paro general de 24 horas para el día 17 de junio, “contra el hambre y la desigualdad, por trabajo y salario, en defensa de la vida y en solidaridad con los 15 profesores de San José separados del cargo”. Según explicó en diálogo con la diaria el presidente de la central sindical, Fernando Pereira, la medida llega ante “la falta de políticas sociales abarcativas, más universalistas, que cubran a la totalidad de los damnificados por la pandemia, para evitar lo que todos estamos viendo, que es que la gente está pasando hambre en muchos lugares del país. El movimiento sindical no puede ignorar el hecho”.

Pereira dijo que “el movimiento sindical garantizará la atención de urgencias y emergencias, pacientes oncológicos y toda la atención sanitaria vinculada a la pandemia, al mismo tiempo que garantizará que se mantengan abiertos los vacunatorios en su totalidad”.

El sindicalista recordó que hay 60.000 uruguayos que perdieron su empleo y 100.000 uruguayos por debajo de la línea de pobreza, de los cuales 35.000 son niños. “Una circunstancia de penuria económica de 300.000 uruguayos que no tienen ingresos; desde nuestro punto de vista hay una falta de políticas de fondo; no es que no se hayan tomado, pero no cubren a todos”, opinó.

Es el segundo paro general de 24 horas que propone el PIT-CNT en este período de gobierno; el primero fue el año pasado, cuando la situación de la pandemia estaba más controlada en el país. En el contexto actual, la central entiende que no tiene muchas medidas alternativas para desarrollar. Pereira detalló que “en otras circunstancias” se podría pensar en marchas, movilizaciones o paros parciales, pero en este caso, la medida del paro general es la que “contempla el cuidado sanitario y al mismo tiempo la necesidad de expresarse del movimiento sindical”.

El paro es una “expresión contundente del movimiento sindical”, afirmó Pereira, y agregó que a su entender estas medidas “se militan, no se votan. Votar un paro es relativamente sencillo, luego hacerlo es la parte más compleja, se trabaja y se explica, se discute con los que no están de acuerdo, pero se trata de que todos tengan elemento de juicio arriba de la mesa para evaluar que es la medida adecuada para esta etapa y que claramente es un paro político, que hace referencia a la ausencia de políticas públicas en áreas que desde nuestro punto de vista tienen alta sensibilidad”.

El dirigente sindical aclaró que el movimiento está de acuerdo con muchas de las medidas que se tomaron, como los recientemente aprobados “jornales solidarios”, sin embargo, opinó que “toma 15.000 personas en un universo de 300.000 personas sin ingresos, es una medida adecuada pero ocupa apenas 5% de las personas en estas circunstancias”.

Pereira dice que “hace más de un año” que el PIT-CNT pide respuestas ante la crisis económica y social. “Cuando no llegan hay que tomar medidas adecuadas para intentar generar las condiciones para que se tomen”, señaló. Indicó que “el objetivo no se va a lograr al otro día del paro, pero se va construyendo una masa crítica para ir en dirección de las medidas que queremos concretar. Los paros no son mágicos, generan condiciones en la sociedad para intentar transformar una realidad que está siendo extremadamente dura”.

La postura del PIT-CNT ante una nueva ronda de negociación colectiva

La convocatoria al paro, que tiene como eje principal “el hambre” y “el desempleo”, también busca resaltar la “desigualdad” en la sociedad, detalló Pereira. En este último punto en particular, el dirigente sindical profundizó: “los depósitos bancarios en el exterior aumentaron en 4.000 millones de dólares, este dato es casi la caída del producto en el Uruguay. Uno ve cómo mejoró la exportación al exterior y esos sectores no están siendo tocados para atribuir al fondo covid o a un conjunto de políticas públicas que traten de abatir las penurias de los uruguayos”.

“Es fácil ver en los datos estadísticos que no a todo el mundo le está yendo mal, hay sectores de la actividad que se han visto beneficiados”, resumió Pereira, y agregó que con esto en mira el PIT-CNT analiza su postura frente a la ronda de los Consejos de Salarios de este año.

Más allá de que la postura está en discusión, Pereira adelantó que la base ya está dada por “una serie de declaraciones del Poder Ejecutivo a partir del Ministerio de Trabajo que plantea que el acta firmada el año pasado debe cumplirse y eso supone que a partir de enero de 2022 lo que se perdió en el 2021 se tenga que recuperar”.

De todas formas comentó que “una ronda de negociación colectiva es más que el ajuste salarial. Partimos de la base de que la negociación colectiva debería ser más rica de lo que es, veremos las posiciones que el PIT-CNT pueda marcar, pero en su momento se enriqueció con cláusulas de género, de productividad y otros temas, habrá que ver esta ronda cómo se enriquece y cómo se generan condiciones para la creación de empleo”.

Mieres cuestionó la medida

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, cuestionó la medida adoptada por el PIT-CNT y dijo que se trata de “un paro contra la política del gobierno en general, y no una medida gremial por una decisión concreta”. Si bien para el jerarca la central sindical tiene “todo el derecho del mundo” de realizar un paro, la consigna le parece “totalmente injusta”: “Desigualdad ha habido durante todo este tiempo anterior al actual gobierno. En el mundo la pobreza aumentó en más de 100 millones de personas. Hay una situación mundial y en Uruguay ha sido mucho menos grave que en otros países del mundo”. Según Mieres, en la medida que el propio PIT-CNT ha dicho que las soluciones adoptadas por el gobierno son “correctas pero insuficientes”, esa misma calificación “no está en proporción con esta consigna de ahora”.

La Diaria

Más notas sobre el tema