Bolivia | Exministro de facto admitió que gestionaron entrega de armas con el gobierno de Lenín Moreno

1.219

Exministro: Lizárraga reveló que Carlos Sánchez Berzaín gestionó préstamo de gases de Ecuador para reprimir en Bolivia

Mauricio Ordóñez, exministro de Jeanine Añez, reveló ante los fiscales que fue Carlos Sánchez Berzaín, exautoridad que se encuentra en Estados Unidos (EEUU), quien gestionó el préstamo de granadas y proyectiles, por parte del gobierno de Lenín Moreno, en Ecuador, para la represión ocurrida en Bolivia durante el golpe de Estado de 2019.

Ordóñez, exministro de Desarrollo Rural del régimen de Jeanine Añez, declaró ante la comisión de fiscales que investiga el caso “gases lacrimógenos”. Él indicó que fue la exministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, quien se contactó por teléfono con Carlos Sánchez Berzaín, quien se comprometió a contactar a altas autoridades de Ecuador para que presten gases lacrimógenos al gobierno de Añez.

“Lizárraga junto al resto de ministros nos encontrábamos en una reunión de gabinete, existía una desesperación de Arturo Murillo y Fernando López por adquirir gases lacrimógenos. Lizárraga pidió unos minutos en esa reunión de gabinete, salió de la sala de reuniones y volvió a los minutos manifestando ‘asunto arreglado, ya hablé con Carlos Sánchez Berzaín y él hará las gestiones ante Ecuador para que nos envíe los agentes químicos que necesitamos’”, relató Ordóñez en su declaración en la Fiscalía, según la versión web del periódico La Razón que citó al portal Detrás de la Verdad.

Según Ordóñez, la exministra Lizárraga añadió: “Más bien, alisten el avión Hércules para que vaya a recoger ese material y así puedan reprimir a la gente que está protestando en las calles”.

En ese sentido, el sábado, el Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, dijo que, tras las gestiones de Lizárraga (y luego se supo que también intervino Sánchez Berzaín) el 15 de noviembre, el “gobierno de facto solicita a Ecuador el permiso para sobrevolar una aeronave Hércules C130 y el agregado militar de Bolivia en Ecuador, José Luis Frías Cordero, se comunica con el comandante del Ejército, Gral. Inchauste, disponiendo que la aeronave partiera a Ecuador para trasladar proyectiles y granadas”, indica una nota de prensa.

Al día siguiente, el 16 de noviembre, parte el avión a Ecuador para recoger el armamento solicitado en calidad de préstamo.

Tres días más tarde, el 19 de noviembre de 2019, las FFAA y la Policía reprimen una manifestación y ocurre la masacre de Senkata, en la ciudad de El Alto, con un saldo de 11 civiles muertos y al menos 78 heridos.

Tras ello, se consolida el golpe de Estado que duraría hasta noviembre de 2020.

El 27 de mayo de 2020, a través de una carta, Ecuador pidió la devolución del material prestado. Se trata de 5.000 granadas de mano GL-302, 500 granadas de sonido y destello para exteriores, 2.389 proyectiles de largo alcance calibre 37 MM y 560 proyectiles de corto alcance calibre 37 MM.

Hasta antes de este lunes, se desconocía el papel de Sánchez Berzaín en la gestión ante Ecuador para conseguir armamento destinado a la represión en Bolivia. La exautoridad vive en EEUU donde, además de ser director del Interamerican Institute For Democracy, tiene lazos con la élite política estadounidense.

La Época


Áñez dice que su declaración sobre Mesa se basó en el libro “La revolución de las Pititas”

Tras las repercusiones que causó las declaraciones de la expresidenta Jeanine Áñez, quien señaló que el líder opositor Carlos Mesa se opuso a la sucesión constitucional de Adriana Salvatierra si renunciaba Evo Morales a la Presidencia; aclaró que su declaración informativa sobre los hechos antes de su llegada a La Paz estuvo basada en el libro “La revolución de las pititas”.

La exmandataria publicó una aclaración en sus redes sociales, en la que aseguró que proporcionó datos a las autoridades de antes de su llegada a la ciudad La Paz en base a un libro publicado por el periódico Página Siete y una segunda parte de sus declaraciones sobre su propia “vivencia”, tras la renuncia del exmandatario.

“Respecto a mi declaración informativa ante el Ministerio Público, realizada los días 7 y 8 de junio del presente: Aclaro que al empezar mi declaración señalé que la narrativa sobre los antecedentes sucedidos antes de mi llegada a La Paz. Y sobre hechos que no estuve presente, se basan en el libro `La revolución de las Pititas´, publicado por Página Siete; y otra parte de mi declaración desde mi llegada a La Paz el 11 de noviembre sobre mis `vivencias´ en tales hechos”, expresó.

“En todo caso, ambos elementos he pedido y pido investigarlos, para que se manifieste justicia. Ya que en su momento los principales órganos del Estado (Legislativo con 2/3 del MAS. Y Tribunal Constitucional como guardián de la CPE) avalaron mi sucesión como presidenta constitucional transitoria de Bolivia”, indicó.

Añez declaró ante Ministerio Público en el marco de las investigaciones sobre el presunto caso de “golpe de Estado”, denuncia que fue presentada por la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Lidia Patty.

En su declaración informativa, la exjefa de Estado nombró a 28 personas y se prevé que las autoridades de la Fiscalía y la Justicia las convoquen de declarar en el marco de las investigaciones.

Áñez señaló que el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, se opuso a que la senadora Adriana Salvatierra (MAS) u otro senador de ese partido asuma la Presidencia por sucesión constitucional “ante una posible renuncia” de Evo Morales, ya que advirtió que las protestas de la ciudadanía continuarían.

La posición de Mesa habría sido expresada a Antonio Quiroga en el marco de las gestiones que el exministro de Comunicación Manuel Canelas hizo antes de la renuncia del entonces presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera.

Sobre el caso, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, pidió a la Fiscalía que convoque a Mesa, para que declare en el caso “golpe de Estado”.

La Prensa


Evo Morales: La mejor fiscal e informante sobre el golpe de Estado es Jeanine Añez

El expresidente Evo Morales afirmó este lunes que Jeanine Añez es “la mejor fiscal” en las investigaciones del caso denominado “golpe de Estado”.

Morales se pronunció después de que Añez prestó declaraciones ante la Fiscalía y relató cómo había sido llamada para asumir la Presidencia en 2019. Como parte de su comparecencia, la exmandataria señaló –basada en un libro- que Carlos Mesa había objetado que Adriana Salvatierra asuma la Presidencia, porque las protestas de entonces continuarían, de acuerdo a un reporte de Erbol.

“La mejor investigadora, la mejor fiscal, el mejor informante sobre el golpe de Estado se llama Jeanine Añez”, dijo Morales en conferencia de prensa.

El exmandatario señaló que ahora los involucrados en el caso “son golpistas confesos”, que están en manos de la justicia boliviana.

Morales manifestó que, no le corresponde señalar a quiénes se debe convocar en este caso, pero recalcó que: “la señora Añez, presidenta del gobierno de facto es la mejor fiscal”.

Añez en su declaración justificó que haya asumido la Presidencia del Senado y la Presidencia del Estado, debido a que era Vicepresidenta Segunda de la Cámara Alta y ya habían renunciado públicamente tanto la Presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, como el Vicepresidente Primero, Rubén Medinaceli.

En ese entonces, Morales también renunció al cargo de Presidente el 10 de noviembre de 2019.

Al respecto, el exmandatario explicó que había dejado el cargo para cuidar su vida y de otras personas, debido a que ya no contaba con seguridad de la Policía amotinada y de las Fuerzas Armadas que habían pedido su renuncia.

“Eso no es escaparse, es cuidar la vida no solamente de Evo, sino también de los compañeros. Como que igual ha habido enfrentamiento, los muertos no son bajo responsabilidad de Evo”, afirmó el expresidente.

ATB


VOLVER

Más notas sobre el tema