Diputados aprobó la restitución del voto obligatorio y pasa al Senado

789

Cámara de Diputados aprueba restitución de voto obligatorio: proyecto avanza al Senado

Ayer por la tarde, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que restablece el voto obligatorio en las elecciones populares. Ahora, pasará al Senado para continuar su tramitación.

La iniciativa recibió 105 votos a favor, 13 más de los que necesitaba para cumplir con el quorum requerido. Además, contó con 33 votos en contra y 9 abstenciones.

En concreto, el proyecto modifica el Artículo 15 de la Constitución Política que define la forma en que se realizarán las votaciones populares. Hoy, la norma expresa que el sufragio será personal, igualitario, secreto y voluntario. Por efecto de la presente reforma, se cambia el término “voluntario” por “obligatorio”.

La propuesta ya había sido aprobada en general el pasado 26 de mayo, ocasión en que fue objeto de indicaciones que obligaron a una nueva revisión por parte de la Comisión de Gobierno Interior. Dicha instancia optó por rechazar o declarar inadmisibles las diversas enmiendas propuestas al articulado, manteniendo, por tanto, el mismo texto previo que ayer ratificó la Sala.

El documento original eximía de la obligatoriedad del voto a mayores de 75 años, a personas con algún grado de discapacidad y a los extranjeros avecindados en el país con derecho sufragio. Sin embargo, estas disposiciones fueron eliminadas del texto que fue despachado al Senado.

Para garantizar la participación ciudadana, algunos parlamentarios plantearon la necesidad de avanzar en medidas complementarias como, por ejemplo, transporte gratuito y garantía de voto cercano al lugar de residencia.

El proyecto se aprobó en calidad de reforma constitucional, por lo que no podrá ser modificado. Es por esto que no se presentaron indicaciones a esta propuesta.

A raíz de lo anterior, el establecimientos de multas y la posibilidad de ingresar o salir del padrón electoral deberán estudiarse como proyectos complementarios en la comisión de Gobierno Interior, que trabajara durante esta semana.

El debate se da en un escenario de baja participación ciudadana durante las últimas elecciones. En el caso de la segunda vuelta de gobernadores regionales, llevada a cabo este domingo, menos del 20% de los votantes depositó su voto en las urnas.

Por ejemplo, las tres regiones con más baja participación fueron Antofagasta (12,21%); Atacama (12,66%); y Los Lagos (12,77%).

Bio Bio


Proyecto de Voto Obligatorio | ¿En qué etapa se encuentra la medida y que falta para su aprobación?

Por Rodrigo Cantillana Matus

Por 135 votos a favor, 33 en contra y 9 abstenciones la Cámara de Diputadas y Diputados despachó al Senado el proyecto de ley que busca reestablecer el voto obligatorio en el país.

De esta manera, luego de nueve años donde rigió el voto voluntario, podría retornar el sufragio obligatorio.

Y es que los resultados de la medida fueron realmente deplorables y quedan a la vista en las elecciones de este 13 de junio, donde votó solo el 19,61% del padrón electoral.

En los comicios anteriores, si bien la participación fue un tanto mayor, siempre estuvo marcada por el alto nivel de abstención: en las municipales del 2012, llegó al 57%; en las presidenciales del 2013, al 50,8%.

Mientras que para las municipales del 2016 no votó el 65,1% del padrón y para las presidenciales del 2017, el índice llegó al 51%.

¿Qué falta para su aprobación?

El voto obligatorio ya fue despachado de la Cámara y ahora le toca el segundo trámite legislativo en el Senado, donde se deberá analizar y votar en sala y comisión de Gobierno, tanto de forma general como particular.

Si la iniciativa es aprobada de acuerdo a los plazos establecidos por el Servel, el voto obligatorio podría retornar en las elecciones presidenciales de noviembre.

Red Gol


Gobierno: Obligatoriedad del voto “no puede ser una declaración de papel en la Constitución”

Luego de que el Congreso diera este martes un paso hacia para restablecer el voto obligatorio, tras aprobar la Cámara de Diputados un proyecto que lo restituye nueve años después de su eliminación, el Gobierno planteó algunas aprensiones respecto de la tramitación de la iniciativa, en particular la incorporación de posibles sanciones, ya sean pecuniarias o administrativas.

Aprobado dos días después de la segunda vuelta de la elección de gobernadores en 13 regiones, donde acudió a las urnas apenas el 19,6% del padrón electoral, el articulado de la normativa, que ya había sido visada en general el 26 de mayo por 107 votos a favor, 16 en contra y 23 abstenciones, modifica el artículo 15 de la Constitución y cambia el término de voto “voluntario” por “obligatorio”.

La modificación no alcanza a los ciudadanos chilenos residentes en el extranjero.

La norma se aplicará, en caso de ser ratificada en el Senado, cuando se modifique la ley orgánica constitucional respectiva, expresó la Cámara de Diputados, de modo de regular, por ejemplo, cómo es que este mecanismo se usará, cómo funcionará el sistema de inscripción, qué incentivos se podrán generar y cuáles serán las sanciones aplicables para las y los infractores.

Consultado sobre ese último punto, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, dijo que “si se busca el voto obligatorio, eso no puede ser una declaración de papel en la Constitución”.

“No existe una sanción aparejada a quienes no cumplen con lo que se busca ahora. En ese sentido, no quisiéramos que exista una reforma constitucional que sea de papel. Si de verdad lo que se busca es nuevamente cambiar el paradigma sobre si ir a votar es un deber, entonces tenemos que hacerlo bien, pensarlo bien, hay tiempo todavía en el Senado”, afirmó el secretario de Estado ante la prensa en La Moneda.

Por otro lado, apuntó que “no es algo muy común tener inscripción automática y voto obligatorio. En consecuencia, el llamado es a ver si existirá alguna posibilidad de instaurar mecanismos de desinscripción”.

Además, celebró el rechazo, por separado, de las normas incluidas en el proyecto relativas a excluir de la obligatoriedad del voto a los mayores de 75 años y a personas con discapacidad, que fueron eliminadas del texto despachado al Senado.

“Nos parecía una discriminación muy poco entendible, sobre todo, pensando en que no se puede esperar que una persona mayor de 75 años u otra con algún grado de discapacidad no tenga que cumplir un deber. Nos parecía que eso tenía que ser modificado y así se hizo”, aseveró Ossa.

GOBIERNO QUIERE ENTENDER QUÉ BUSCA EL CONGRESO

De cara a la discusión en la Cámara Alta, y consultado sobre eventuales indicaciones impulsadas por el Ejecutivo, el ministro señaló que “lo primero que queremos saber es cuál es el ambiente en el Senado, en el sentido de qué es lo que se busca: ¿se busca un voto obligatorio de verdad? ¿Se busca una reforma constitucional que después no sepamos bien cómo se implementan leyes especiales? ¿Lo que se busca es sólo una señal? En la medida que recojamos las distintas opiniones, partiendo por las de Chile Vamos, naturalmente el Gobierno va a adoptar la posición que corresponda”.

“Nuestra postura es que cualquier reforma constitucional se haga con un cierto grado de tiempo – no estamos hablando tampoco de dilatarlo ni mucho menos -para evaluar si estamos reaccionando como clase política a un determinado resultado electoral o realmente lo que buscamos es invertir el paradigma de lo que se espera de las elecciones, de los electores, de los deberes de los ciudadanos. Si es lo segundo, por supuesto que la discusión tenemos que darla, no tenemos por qué dilatarla”, sostuvo.

“La invitación es a hacer estas cosas no tan rápido”, sentenció.

OPINIONES CONTRAPUESTAS EN OFICIALISMO

En el oficialismo, en tanto, no hay una postura unificada y en la votación de ayer algunos diputados de Chile Vamos aprobaron, unos rechazaron y otros se abstuvieron.

El RN Andrés Longton argumentó su apoyo al proyecto en que “en la segunda vuelta de gobernadores la votación no superó el 19,6%, hubo regiones donde votó el 12%, y hoy estamos teniendo un problema de legitimidad de nuestras autoridades e instituciones”.

En su opinión, “el voto obligatorio va a fortalecer la democracia y además a nuestras instituciones y nuestro sistema de democracia representativa”.

Por su parte, para el UDI Gustavo Sanhueza, que votó en contra, “es un proyecto mentiroso porque se habla de voto obligatorio, pero no tiene sanción”, en línea con lo planteado por el ministro Ossa.

“Y también -añadió- por otra razón que significa el enriquecimiento que tendrían los partidos políticos al aumentar la cantidad de votantes. Esto es algo que la gente normalmente llama ‘letra chica’, porque no se dice en ninguna parte públicamente que al haber más votación van a aumentar los recursos que llegan a los partidos políticos”.

Como la referida reforma no considera castigos a quienes no cumplan la obligatoriedad del sufragio, la Comisión de Gobierno Interior -que la visó ayer- se comprometió a tramitar en paralelo, en dos o tres semanas, un proyecto de ley orgánica constitucional que explicita sanciones para los infractores, para lo que hay propuestas que consideran multas de entre 0,5 y 3 UTM -26 mil a 156 mil pesos- y otras que incluso apuntan a impedir la postulación a algunos beneficios del Estado.

En el horizonte quedan todavía las primarias presidenciales y parlamentarias el próximo 18 de julio; las presidenciales y parlamentarias (21 de noviembre) y una posible segunda vuelta presidencial el 19 de diciembre.

Cooperativa


VOLVER

Más notas sobre el tema