Ecuador | Fausto Jarrín, asambleísta que denunció a Moreno por la entrega de armamento al gobierno de facto de Bolivia: “Estos pertrechos militares fueron utilizados para la represión y las masacres de Sacaba y Senkata”

1.984

Entrevista a Fausto Jarrín, asambleísta ecuatoriano de Unión por la Esperanza (UNES) 

Por Nicolás Retamar, de la redacción de NODAL

El triunfo de Luis Arce y la salida del gobierno de facto de Jeanine Áñez, que incluyó la huída de algunos ministros a Estados Unidos, posibilitó hacer una revisión sobre los múltiples hechos de corrupción en ese período. En este marco, en una investigación contra el exministro de gobierno Arturo Murillo, quien fue detenido en EEUU por lavado de dinero y sobornos, se descubrió que Ecuador había a Bolivia gases lacrimógenos y proyectiles de forma irregular apenas iniciada la dictadura, hecho que coincidía en las fechas con las masacres de Sacaba y Senkata.

NODAL dialogó con Fausto Jarrín, asambleísta de UNES que presentó una denuncia ante la Fiscalía General contra Lenín Moreno por peculado ante estos hechos que involucran al expresidente ecuatoriano.

 ¿Cuál es el motivo de la denuncia contra el expresidente Lenín Moreno y la exministra de gobierno María Paula Romo?

La denuncia en contra del expresidente de Ecuador Lenín Moreno Garcés, la exministra de gobierno María Paulo Romo y algunos de los funcionarios encargados de la defensa interna del Estado, se debe básicamente a que, como es de conocimiento internacional, en el mes de abril de este año se detuvo en Estados Unidos a Arturo Murillo, exministro de gobierno de la dictadura de Áñez. El señor Murillo se vio involucrado en una trama de corrupción por la compra de armamento con sobreprecio y es en el desarrollo de estas investigaciones en las cuales se ha podido develar que antes el gobierno ecuatoriano, en noviembre de 2019, “prestó” armamento, gases lacrimógenos y otro sinnúmero de proyectiles al gobierno de facto boliviano. Esta entrega de implementos militares y de defensa fue absolutamente irregular pues no existió ningún instrumento jurídico que la avale y además hay algo muy importante que se debe anotar, estos pertrechos militares fueron utilizados para la represión y las masacres de Sacaba y Senkata que se dieron entre noviembre y diciembre de 2019 en el hermano país de Bolivia. Como es de conocimiento público, incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) habría contabilizado 36 muertes en estas violentas represiones al justo derecho del pueblo boliviano para expresar su inconformidad con el gobierno de facto. De esta manera, se ha decidido en conjunto con los asambleístas de la bancada de la Unión por la Esperanza (UNES) presentar esta denuncia contra Moreno, Romo y algunos funcionarios.

De probarse que Lenín Moreno estuvo involucrado en la entrega de gases lacrimógenos y proyectiles al gobierno de facto de Jeanine Áñez en Bolivia ¿Cuál es la gravedad del asunto?

La denuncia presentada el día 14 de junio en contra del expresidente Moreno, de la exministra Romo y de algunos de los funcionarios encargados de la seguridad interna del país es una denuncia en el ámbito de lo penal ante la Fiscalía General del Estado. Es en tal virtud que la Fiscalía tendrá que iniciar las investigaciones para determinar si existen los elementos para iniciar formalmente el proceso penal y acusar a las personas que en mérito de los actos y hechos que se puedan comprobar, hayan sido las responsables penalmente por actos u omisiones en contra del Estado ecuatoriano. ¿Por qué digo en contra del Estado ecuatoriano? Porque el delito que pretende investigar es el de peculado. Se ha propuesto investigar esto sin perjuicio de que la Fiscalía investigue otros delitos más porque se ha evidenciado que, por parte de la Policía Nacional del Ecuador, se habría armas, gases y proyectiles que son bienes públicos del Estado ecuatoriano sin ningún sustento legal y sin ningún instrumento jurídico pertinente. En caso de que los jueces lo consideren apropiado, se podría llegar a obtener condenas que priven la libertad de quienes sean encontrados autores directos o indirectos de estos hechos.

La asambleísta Victoria Desintonio, quien acompañó a usted en la denuncia, afirmó que no quieren un nuevo Plan Cóndor en América Latina. ¿Qué similitudes y qué diferencias encuentra entre aquel y este momento histórico?

Si bien es cierto que vivimos un contexto muy distinto al que vivía América Latina entre las décadas de los 60, 70 y 80, no es menos cierto que hay muchas cosas que nos tienen que llamar la atención. Fue el mismo presidente Rafael Correa que en su momento denunció la presencia de estructuras internacionales que, a través de financiamiento y otro tipo de apoyos, trataban de desestabilizar a las democracias de los países que tenían gobiernos de corte progresista. También lo que hemos estado denunciando y hoy es noticia internacional, esta confabulación que hubo entre el régimen fascista de Moreno, que se pudo demostrar por la brutal represión que causó en las protestas de octubre de 2019, que apoyó de manera ilegítima a una persona como Jeanine Áñez que, sin ninguna calidad de acuerdo a la Constitución boliviana, finalmente se hizo de la presidencia de Bolivia. Tenemos que estar muy atentos a lo que siga pasando en esta región pues es absolutamente pavoroso que la injerencia internacional sea uno de los factores que hagan correr peligro las democracias de los países de América Latina.


VOLVER

Más notas sobre el tema